Información sobre el CBD

¿Qué es el CBG? Guía de este cannabinoide

4-1244

Introducción

El cannabis es una cuenta interminable de componentes, características, propiedades y beneficios. Esta planta tiene en su haber a un sinnúmero de elementos que pueden tener impactos favorables en la salud de las personas. Uno de sus componentes es el CBG. Aunque no es de los más populares ni frecuentes, ya existe suficiente información para que podamos analizarlo y estudiarlo. Entonces, ¿qué es el CBG?

Los cannabinoides son los componentes principales de la planta, y el CBG es uno de ellos. Este se considera la madre de gran parte de los componentes y recientemente ha podido comenzar a estudiarse por separado. Al no ser psicoactivo, se ha convertido en un potencial terapéutico de enfermedades. Entre sus múltiples beneficios se encuentra el tratamiento de glaucoma, así como de otras condiciones como la psoriasis. Pero el CBG es mucho más que eso, ¿te animas a descubrirlo?

¿Qué son los cannabinoides y cuáles son sus beneficios?

CBD, THC, CBN, CBG… Todo parece un trabalenguas. Aunque muchos tengan la intención de simplificarlo como marihuana, el cannabis es mucho más que gente fumando y drogándose. Desde hace medio siglo son conocidos los efectos favorables del cannabis, y estos se deben principalmente a las propiedades de sus cannabinoides.

Hasta el momento, algunos de los cannabinoides más estudiados son el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Ambos han demostrado poseer diferentes implicaciones en la medicina, razón por la cual, quienes se dedican a cultivar plantas de cannabis, se enfocan principalmente en el contenido de THC y CBD que pueda ser de uso terapéutico.

Sin embargo, los investigadores le están poniendo el ojo desde hace un tiempo al cannabigerol o CBG, para comprenderlo mejor y continuar verificando y descubriendo sus propiedades medicinales para el tratamiento de diferentes enfermedades.

¿Qué es el CBG?

El CBG es un fitocannabinoide presente en la marihuana. Se diferencia de los llamados endocannabinoides, porque éstos son producidos por nuestro sistema endocannabinoide corporal (SEC). El CBG es un cannabinoide no psicoactivo, es decir, no te vas a colocar si lo consumes, cosa que sí pasaría con el THC.

Normalmente, no es muy fácil de encontrar al CBG, porque su proporción estimada es de un 1%, pero una vez que se logra aislarlo o hacerlo más concentrado en otras variedades de marihuana, se le puede sacar mucho provecho en el ámbito terapéutico y medicinal.

Pero, por más que el CBG sea considerado un cannabinoide menor, la realidad es que éste resulta ser el padre de los famosos THC y CBD. Sí, tal como lo lees. Y esto es porque inicialmente, estas sustancias comienzan como derivados del ácido canabigerólico (CBGA), que una vez que se expone al calor, es modificado, se desacidifica y genera al CBG, THC y CBD, entre otros tantos cannabinoides.

¿Cómo actúa el CBG con el sistema endocannabinoide?

¿Sabías que tu cuerpo genera sus propios endocannabinoides? Pues, sí. Son producto del sistema endocannabinoide, el cual se encarga de mantenerte en estado de homeostasis, que, dicho de manera sencilla, no es sino el equilibrio saludable entre tu cuerpo y sus funciones. Este sistema está compuesto por varios receptores CB1 y CB2, los cuales captan y procesan los fitocannabinoides (esos que vienen de la planta) y los endocannabinoides.

Hay estudios que permitieron descubrir que los receptores CB1 del sistema endocannabinoide son activados por el cannabigerol, afectando así al sistema nervioso central. Esto se traduce en que puede reducir algunos de los síntomas desagradables del THC, como la ansiedad o paranoia. En el caso de los receptores CB2, todavía se está evaluando la influencia del CBG. La diferencia con otro cannabinoide como es el CBD, es que éste no tiene acción directa sobre los receptores CB1 y CB2.

Otro dato interesante es que el CBG parece ayudar a mejorar la memoria, regular el apetito y el sueño. Esto se debería a que estimula el aumento de la producción de anandamida, principal endocannabinoide de nuestro organismo.

¿Qué beneficios para la salud trae el CBG?

Si eres de los que considera que la marihuana da para mucho más que irse a viajar por la galaxia con la ayuda de un porro, desde la comodidad de tu cuarto; puede que esto te llame la atención.

No todo es drogarse y olvidarse del mundo: también puedes encontrar usos terapéuticos provenientes de algunos componentes del cannabis, como el CBG, un cannabinoide no psicoactivo que, dependiendo de la variedad de marihuana, puede encontrarse en mayor o menor proporción, y dicho sea de paso, puede ayudar a tratar ciertas enfermedades y mejorar la salud.

Es importante recalcar que todas estas ventajas todavía están siendo evaluadas por la ciencia. No obstante, diferentes estudios han permitido dilucidar los posibles efectos del CBG. He aquí una serie de patologías en las que se ha comprobado que el CBG puede ser de utilidad:

1. Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del globo ocular, que por lo general no presenta síntomas pero que puede reducir gradualmente la visión. El daño comienza en el nervio óptico, pero justamente allí se encuentra una importante cantidad de receptores del sistema endocannabinode, por lo que el CBG puede actuar  de forma bastante efectiva al aliviar en el tratamiento de esta enfermedad. Esto se debe a que el CBG funciona como un vasodilatador, ayuda a drenar el líquido de los ojos y alivia también la presión ocular.

2. Enfermedades inflamatorias del intestino.

Después de haber realizado estudios con ratones, se descubrió que el CBG tiene propiedades anti-inflamatorias, al enfocarse específicamente en las zonas donde se origina el dolor. Es por esto que también se ha considerado su uso en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal  o Enfermedad de Crohn e incluso el cáncer.

3. Efectos antibacteriales.

Hay estudios que indican que el cannabigerol resulta muy efectivo como anti-bacteriano y anti-fúngico, luego de ser administrado de forma tópica para tratar enfermedades e infecciones de la piel. La razón es que el CBG retarda el crecimiento bacteriano o incluso lo elimina. Aunque aún no se han desarrollado los suficientes productos para un tratamiento de este tipo, el CBG puede desarrollarse como una solución a futuro.

4. Enfermedad de Huntington.

La enfermedad de Huntington se trata de un padecimiento a nivel cerebral que se caracteriza por la neurodegeneración progresiva, evidenciada cuando la persona comienza a tener problemas para controlar el movimiento, pérdida de razonamiento o cognitiva y psiquiátrica, así como también problemas emocionales.

Según diferentes investigaciones realizadas, el papel del CBG en este caso ha sido actuar como neuroprotector y antidepresivo. Esto lo haría bien sea combinado con otros fitocannabinoides o de forma independiente.

5. Psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad del sistema inmunológico, que presenta generalmente sarpullido en la piel, formación de escamas, escozor y a veces también ardor, aunque puede tener síntomas diferentes dependiendo del área del cuerpo y de las causas que la originen, como alergias o estrés.

Como se ha dicho anteriormente, el CBG puede actuar como anti-fúngico, anti-inflamatorio y analgésico. Así, puede jugar un papel destacado al momento de recomendar tratamientos para la psoriasis y otras afecciones de la piel.

6. Cáncer.

Según estudios realizados en ratones, el CBG actúa significativamente reduciendo la formación de células cancerígenas en diferentes partes del cuerpo, como la piel, el colon, las mamas, próstata y otros tipos de cáncer.

Esto abre una ventana a un mar de posibilidades para experimentar con alternativas provenientes del hachís que pueden resultar en curas eficaces para diversos tipos de cáncer. No obstante, el enfoque de la investigación científica actual está dirigido a que, por lo menos pueda hacerse más amigable el tratamiento de tales enfermedades.

¿Cómo puedo consumir CBG?

El CBG es un cannabinoide difícil de conseguir porque es uno de los que menos abunda en las variedades de marihuana. Aun así, se encontró que un pequeño conjunto de cepas de África y de la India, tenían niveles ligeramente mayores de CBG que otras. La ventaja de esto es que a partir de esas muestras, se pueden producir más cepas con características similares con el fin de obtener plantas que tengan una mayor concentración de CBG, que haga más fácil la tarea de investigar sus propiedades.

Por otra parte, hay ciertos productos como aceites, cremas y comestibles que son elaborados con mezclas de cannabinoides no psicoactivos y terpenos, entre otros productos, por lo que es altamente probable que se consiga CBG entre sus componentes. La investigación y producción de productos basados exclusivamente en CBG no es común actualmente pero con seguridad, lo será en el futuro.

¿Me voy a drogar al consumir CBG?

No. Como ya hemos mencionado antes, el CBG no es psicotrópico, así que despreocúpate. Este es un cannabinoide muy parecido al CBD, que también ha venido ganando fama como alternativa terapéutica para controlar ciertos trastornos médicos.

Es normal que las personas inicialmente piensen que por tratarse de un componente de la marihuana, inmediatamente se van a drogar al consumirlo. Pero ese pensamiento no es más que el resultado de un tabú que se ha mantenido desde hace años en torno a esta planta.

Para mayor confianza, ten en cuenta que, químicamente, tanto el CBD como el CBG actúan como antagonistas del THC, es decir, que interfieren con el efecto psicotrópico que te puede causar este último. Y tampoco te causará efectos secundarios si la consumes en dosis moderadas, con fines terapéuticos. Hasta ahora no se han registrado resultados negativos relacionados con el consumo de CBG, pero obviamente, cualquier sustancia que se ingiera en exceso puede tener consecuencias desagradables, incluso el agua.

 ¿Cuál es la situación legal del CBG?

A pesar de que el CBG no tiene efectos psicoactivos, por los momentos no hay legislación que contemple su uso, ni siquiera para consumo individual o de forma medicinal. Esto se debe en gran parte al desconocimiento que hay de este fitocannabinoide, ya que a pesar de que se han realizado diferentes investigaciones sobre sus cualidades y beneficios, aún no se cuenta con los permisos ni las pruebas suficientes para determinar que sea permitida su implementación clínica.

Es un caso diferente al del CDB, pues con este otro cannabinoide,  ya sea por un tema comercial o porque simplemente tiene más tiempo bajo la lupa de los investigadores, ya son varios los países que le han otorgado licencia de uso con fines terapéuticos.

En este sentido,  los defensores del CBG tienen esperanza de que en unos años, las leyes incluyan de forma más específica los contenidos referentes a los cannabinoides no psicotrópicos para que su uso esté regulado por las autoridades competentes. Y a nivel internacional, es destacable la iniciativa de varios países de América Latina y Europa que han tomado las riendas en materia de legalización de ciertas sustancias que hasta hace poco estaban restringidas a pesar de sus ventajas que no incluían dejar a la gente drogada.

Lo que sí es seguro es que si estás en un territorio donde el cannabis es legal para uso recreacional, significa que también será legal el CBG, al contemplar todos los usos. Si en cambio, solo el cannabis medicinal es legal, habrá que leer la letra pequeña.

Conclusión

¿Qué se puede esperar del CBG en un futuro? Pues, que los estudios en las próximas cepas de semillas y variedades de marihuana se puedan obtener mayores niveles de CBG para que pueda ser más sencillo el proceso de investigación y permita sacarle más provecho desde el punto de vista medicinal y terapéutico.

Es importante resaltar el hecho de que, gracias a sus propiedades analgésicas, anti-inflamatorias y hasta antidepresivas, este componente puede ayudar a muchas personas que incluso hoy en día no consiguen solucionar sus problemas de salud con los fármacos regulares, por lo que representaría una alternativa natural y novedosa que de seguro brindaría mejores resultados.

Por el camino que va, es muy probable que dentro de poco, este fitocannabinoide se posicione en el lugar que le corresponde en el campo de la medicina natural, bien sea en conjunto con otras sustancias o en lo particular. Asimismo, depende en gran parte del conocimiento que tengan los consumidores sobre las propiedades del CBG para que aumente su demanda y así se pueda producir cepas con una mayor proporción de cannabigerol.

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario