Información sobre el CBD

¿Cuál es la legalidad del CBD en América Latina?

post-1-head

Introducción

América Latina es una tierra de contrastes. Una veintena de países se agrupa en torno a una identidad cargada de una historia común. La mayoría de sus pueblos, con la excepción de Brasil y Haití, comparten al castellano como lengua, al haber sido hace 200 años colonias españolas. Latinoamérica ha demostrado ser una región de avanzada en muchos sentidos, y la legalización del CBD y del cannabis en general es uno de ellos.

¿Has visto productos con CBD por internet o incluso, en algunas tiendas de tu ciudad? Puede que te sorprenda que ya hay muchos países latinoamericanos que han legalizado a la marihuana medicinal, y el CBD es su principal componente. ¿Qué esperas para informarte y poder comenzar a disfrutar de sus beneficios?

¿Qué es el CBD?

¿Has leído que ya hay productos hechos con marihuana que mejoran la salud de las personas? La verdad es que el CBD no es sinónimo de marihuana, sino tan solo uno de sus componentes. El cannabis sativa tiene dos componentes principales, que son el THC y el CBD. Mientras el THC es el que genera los efectos psicotrópicos que hacen que te drogues, el CBD es el que te permite relejarte, aliviar dolores, entre muchos otros beneficios.

¿Pero es posible separar el CBD del THC? Por supuesto. Hoy en día, gran parte de los productos que se comercializan con CBD provienen del cáñamo, que es una variedad del cannabis que no tiene prácticamente THC. Además, existen otros productos que provienen de marihuana genéticamente modificada, con altas concentraciones de THC. Si el CBD es beneficioso y sirve, ¿por qué hay lugares donde es ilegal?

¿Hay países donde el CBD es ilegal?

Sí. Históricamente, la marihuana y el cannabis en general lleva siendo ilegal por más de un siglo. Esto se debe a que los gobiernos del mundo la han considerado una droga por sus efectos psicotrópicos. Además, los estudios que han determinado las propiedades del CBD son recientes, y las legislaciones no avanzan tan rápido.

Sin embargo, América Latina es una región afortunada en ese sentido. Aunque los sitios donde las legislaciones han avanzado más en la legalización del cannabis medicinal y el CBD son América del Norte y Estados Unidos, ya en Latinoamérica hay muchos países que han regulado su uso. Muy probablemente, tú puedas comprar productos con CBD cerca de tu casa.

Si la marihuana es ilegal, ¿el CBD también lo es?

No necesariamente. Para empezar: el CBD puede provenir del cáñamo, una variante del cannabis casi sin THC, y no de la marihuana. E incluso, cuando proviene de la marihuana, su nivel de THC no es capaz de drogarte. Además, hay muchos países que se liberalizan a través de la aprobación de la marihuana medicinal, que incluye al CBD, antes que la aprobación de la marihuana por motivos recreativos.

En el caso de América Latina, es mucho más probable que el CBD sea legal en el marco de una aprobación de la marihuana medicinal. Sus usos son increíbles y con cada vez más rapidez son reconocidos por las leyes nacionales.

¿Cuál es el estado legal del CBD en los países de América Latina?

Cada país de América Latina es diferente, y tiene leyes que pueden no parecerse entre sí. Es cierto que se ha formado un movimiento importante generador de un efecto dominó entre los países latinoamericanos que ha llevado a aprobar el consumo de marihuana medicinal. No obstante, es conveniente revisar los cambios legislativos más recientes de algunos de los países de la región.

Uruguay

No solo en América Latina: Uruguay es un país pionero a nivel mundial. Aunque parezca increíble, este pequeño país sudamericano consiguió, sin entrar en mayores polémicas ni debates, ser la primera nación a nivel mundial en aprobar todos los ámbitos del cannabis hasta con fines recreativos y autocultivo.

El 10 de diciembre de 2013 y tras la iniciativa del presidente José Mujica, entró en vigencia la ley que despenaliza el consumo y el cultivo de cualquier tipo de cannabis. Esta es una de las más avanzadas a nivel mundial, y permite comercializar cualquier tipo de producto con CBD en el Uruguay. El país oriental se ha convertido en la mejor referencia mundial del cannabis, y el CBD está presente en esos logros.

Colombia

Recientemente, Colombia ha sido un país vanguardista en materia de derechos sociales e individuales. Este país ha conseguido importantes logros como la aprobación del matrimonio igualitario o la eutanasia. El cannabis medicinal también ha sido legalizado en Colombia. Para comenzar, el autocultivo de cáñamo está permitido sin requerir de ninguna licencia. Además, tampoco se necesita licencia para cultivar marihuana con menos de 1% de THC.

Esto deja una situación ventajosa para el CBD en el panorama colombiano. El CBD es completamente legal y las variantes del cannabis ricas en este componente pueden ser cultivadas por cualquier persona sin que haya impedimento legal.

Perú

La República del Perú ha aprobado el uso medicinal y terapéutico del cannabis, y por consiguiente, del CBD. Este país sudamericano es otro de los que se suma en la lista mundial de la legalización de productos con CBD. El Estado peruano regula el consumo a través de un registro del que forman parte los pacientes que requieran cannabis medicinal.

También los distintos productores de CBD podrán encontrar en el Perú un lugar amable, pues en el país también se ha creado un registro destinado a los productores y comercializadores. De igual forma, desde el Estado peruano se invertirá en la investigación para seguir buscando propiedades beneficiosas de componentes como el CBD.

Argentina

La Argentina es uno de los tres grandes de América Latina, y no se ha quedado atrás en la regulación del cannabis medicinal, y del CBD. Este país sureño aprobó en 2017 una ley que ha legalizado el consumo de cannabis con fines medicinales y terapéuticos. Las impulsoras de esta normativa fueron las madres de niños que consumen CBD para paliar diferentes enfermedades.

Una de las vertientes principales de la ley es la proporción directa de aceite de cáñamo o de CBD. Sin embargo, y después de un año de aprobada la normativa no se han puesto en marcha los diferentes mecanismos necesarios para su correcta implementación. A pesar de todo esto, el CBD es legal en Argentina y es gratuito para quienes estén en el plan de salud.

México

Uno de los países más grandes y poblados de América Latina es México. En todos los estados de la República Mexicana desde 2017 está aprobado el uso del cannabis con fines terapéuticos. Eso ha permitido que el CBD se pueda comercializar libremente en el territorio. Además, desde el Estado se regula la producción y la posibilidad de autocultivo que tienen los ciudadanos. Estos deben tener menos de 1% de THC.

Sumado a todo eso, México ha incorporado una interesante novedad. En este país, el CBD podría convertirse en un suplemento, siempre y cuando tenga menos de 1% de THC. Esto masificaría los beneficios que tiene el CBD a millones de mexicanos, volviéndolo más allá de ser un componente recetado por médicos.

Chile

La legislación chilena es bastante confusa en lo que respecta al cannabis en general. No obstante, existe consenso en que el cannabis medicinal está permitido, lo que incluye al CBD. Eso ha generado que en ciudades como Santiago se hayan creado bares y espacios que comercialicen directamente productos basados en CBD, con cantidades mínimas de THC.

Recientemente, la empresa Canopy Growth, trasnacional del cannabis, llegó a Chile para comenzar a comercializar sus diferentes productos. Gran parte de ellos están basados, principalmente, en CBD y servirán para problemas importantes como la ansiedad. Es también un buen momento para el CBD en Chile.

Ecuador

De momento, en Ecuador el consumo de CBD no está permitido, así como tampoco el uso terapéutico y medicinal del cannabis en general. Sin embargo, esta situación está próxima a cambiar. Aunque no haya una ley actualmente, en Ecuador es una realidad que existen personas que utilizan el CBD para tratar sus dolencias.

Todo esto ha generado que ya se esté planteando introducir un cambio legislativo que empareje al Ecuador a los demás países vecinos y permita el consumo de CBD y cannabis medicinal. Seguramente vendrán buenas noticias desde Ecuador en lo que respecta a la legalidad del CBD.

Paraguay

A Paraguay hay que ponerlo en el renglón de países que han legalizado al CBD, en el marco del consumo medicinal del cannabis. A inicios del 2018, Paraguay aprobó una ley que permitió el uso terapéutico del cannabis, que será regulado por el estado. Los pacientes que lo necesiten podrán acceder al aceite de CBD, producido con cáñamo o con marihuana.

Además, y al igual que otros países de la región, el Estado paraguayo ha destinado una parte de la ley a la investigación sobre el cannabis. Esto podrá generar nuevas conclusiones sobre las propiedades del CBD, por parte de investigadores latinoamericanos.

Brasil

Una de las grandes excepciones entre los países más importantes del continente es Brasil, en lo que se refiere al CBD. El gigante sudamericano se ha quedado un poco atrás en lo que a la legalización del cannabis medicinal respecta. No obstante, en enero de 2015 la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autorizó el uso terapéutico del CBD. Esto cambió significativamente la realidad brasileña, autorizando el consumo y la producción.

Además del aceite de CBD, en Brasil también se ha autorizado el consumo del CBD en medicamentos. El primero en ser aprobado fue el Mevatyl, espray utilizado en el tratamiento de la esclerosis múltiple. También se han creado en Brasil clubes de cultivo, en los que se siembran diferentes variedades de cannabis rico en CBD. Probablemente Brasil pueda dar pasos a favor de la legalización del cannabis a nivel federal en poco tiempo.

Panamá

Otro de los países que no mantiene regulaciones sobre el CBD es Panamá. Sin embargo, y al igual que en el caso de Ecuador, la realidad está sobrepasando las normas vigentes. Muchos padres de niños afectados por diferentes enfermedades que pueden ser tratadas con CBD han forzado a los legisladores del país a tomar cartas en el asunto.

En consecuencia, la Asamblea Nacional de Panamá comenzó un proceso por el que han consultado a diferentes sectores de la sociedad, en una normativa que prevé legislar el consumo medicinal y terapéutico del cannabis, y que ya fue aprobada en primera discusión. Esto beneficiaría a miles de pacientes panameños, así como a usuarios del CBD en general.

Venezuela

El que fuera otrora el país más rico de la región por su producción y exportación petrolera, hoy en día se encuentra sumido en una crisis humanitaria con vertientes política y económica. La escasez de medicamentos en Venezuela es enorme, y por la propia situación del país, pensar en debates como la aprobación del cannabis medicinal es bastante complicado.

Aunque probablemente cientos de miles de venezolanos podrían beneficiarse gracias a los productos con CBD, la situación actual impide una legalización de la producción interna o un acceso a CBD importado. Probablemente el cambio legislativo sobre el CBD en Venezuela tenga que esperar al cambio político.

España

Es cierto, España no es un país latinoamericano, pero histórica y culturalmente, esta nación europea ha estado ligada a América por cientos de años. España es un país miembro de la Unión Europea y este continente ha avanzado rápidamente en su legislación sobre el CBD. En el caso específico español, las leyes pueden ser confusas y contradictorias, pero el aumento de productos con CBD es indiscutible.

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios considera que no son estupefacientes todas aquellas presentaciones del cannabis con un THC inferior al 0.2%. Esto haría al CBD legal, aunque deba comercializarse bajo extrañas figuras como suplemento, producto cosmético o de colección.

Este representa uno de los principales problemas actuales del CBD español, porque muchos productos bajo estas figuras no están regulados para consumo humano, a pesar de que se venden con ese fin.

Nada de esto quiere decir que España no sea un país abierto al CBD. Todo lo contrario, pues actualmente es frecuente encontrar productos de todo tipo comercializados en el país, muchos de ellos provenientes del cáñamo. La aspiración es que se concrete una regulación a nivel nacional sobre el cannabis y específicamente, sobre el CBD.

¿Y qué hay del resto de países?

Si vives en algún otro país de América Latina, muy probablemente aún no haya legislaciones que permitan el CBD libremente. Esto no quiere decir que la realidad del consumo de CBD no sea la que predomine, y que, por consiguiente, las legislaciones terminarán adaptándose tarde o temprano. La presión y el trabajo hará que pronto muchos productos de CBD puedan llegar a millones de latinoamericanos.

¿Qué depara el futuro en la legalidad del CBD en América Latina?

Si hay algo cambiante en el mundo, son las nomas sobre el cannabis medicinal. Aunque países como Venezuela, Cuba y muchos de Centroamérica y el Caribe no estén pendientes aún de dar el debate en esta materia, es cuestión de tiempo para que la legalización del cannabis acabe consolidándose.

En pocos años, la legalidad del CBD en América del Sur se ha vuelto algo masivo. El caso de la legalización de la marihuana en Uruguay dejó de ser aislado y ahora, al menos desde el punto de vista medicinal, se ha convertido en una realidad continental. El futuro próximo deparará un continente lleno de productos de CBD, sin prejuicios y limitaciones.

Conclusión

La realidad del CBD en Latinoamérica es mucho mejor de lo que era hace unos años. La región ha demostrado una actualización efectiva y constante sobre los desafíos que presenta la legalización del consumo de CBD, a través de la normativización de la marihuana medicinal. Además, desde los diferentes gobiernos se está promoviendo el aceite de CBD de cáñamo y la investigación de la materia.

El movimiento científico y social que está llevando a apoyar la legalización del CBD en el mundo no tiene quien lo detenga. América Latina ha llevado la bandera, para que millones puedan disfrutar de los beneficios del CBD. Y tú, ¿qué esperas para aprender del CBD?

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario