Información sobre el CBD

CBD: ¿Tratamiento efectivo para el autismo?

shutterstock_1023137155_1

Introducción

El espectro autista ha estado en boca de todos en los últimos años. Se trata de una condición cuando menos fascinante que mantiene intrigados a los psiquiatras y preocupados a los padres de los niños que desarrollan alguno de estos desórdenes de comportamiento. Lo más complicado de tratar esta afección, es que no solo no tiene cura, si no tampoco un tratamiento estandarizado. Es por ello que alternativas naturales como el CBD son tan apreciadas por los padres de los infantes y por parte de la comunidad científica.

En este artículo te hablaremos de las cosas más importantes a tener en cuenta en caso de que quieras probar este tratamiento alternativo de CBD en tu pequeño, o incluso, en ti mismo. Descubriremos qué tienen que decir algunos estudios. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el CBD y qué cualidades tiene?

El cannabidiol (CBD) es uno de los componentes activos del cannabis. En los últimos años, se ha demostrado que puede ser una gran herramienta natural para el tratamiento de una variedad de trastornos psiquiátricos.

Y no solo eso. El CBD además es utilizado por un gran número de personas por ser un relajante muy efectivo que no te coloca. A diferencia de sustancias similares, al utilizar CBD, no tienes por qué cambiar tu rutina normal; puedes conducir, estudiar o trabajar sin ningún inconveniente.

Gracias a sus cualidades relajantes y al hecho de que puede ser utilizado por personas de cualquier edad, el CBD coge fuerza dentro de la comunidad psiquiátrica como un medicamento potencialmente efectivo a la hora de controlar los problemas de comportamiento propios del espectro autista.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es un trastorno único y aislado. La realidad es que hay varias afecciones con características similares entre sí, que comparten el nombre de autismo. Es por ello que se le denomina TEA o Trastorno del Espectro Autista, a todo desorden de comportamiento que afecte el cómo se comunica, aprende y, por supuesto, se comporta una persona.

Cada padecimiento del TEA tiene sus propias características marcadas. En casos más leves como el síndrome de Asperger, los síntomas suelen limitarse a la timidez, problemas de comunicación menores, falta de concentración, desmedido interés por un tema en particular, entre otras manifestaciones. También existen afecciones neurológicas más agudas en las que los pacientes con autismo pueden tener graves problemas de conducta, agresividad, ansiedad, depresión, aislamiento, entre muchos otros comportamientos que pueden incluso llegar a ser peligrosos tanto para quien la padece, como para los que le rodean.

No existe un tratamiento estándar para ninguno de los trastornos del espectro autista. El desorden suele desarrollarse durante la niñez, y al ser detectado, tras realizar evaluaciones exhaustivas con diversos especialistas, se inicia un programa de terapia de comunicación, comportamiento y en muchos casos, medicación para controlar los síntomas.

¿Cuál es la relación entre el autismo y el CBD?

El CBD es conocido por sus propiedades relajantes y analgésicas. Es apreciado tanto por médicos como por pacientes que no encontraron soluciones a padecimientos como la ansiedad, epilepsia, dolores por enfermedades crónicas y una amplia variedad de afecciones cuyos síntomas han visto amainados gracias al uso de esta alternativa natural,  según comentan quienes lo utilizan.

Entre los principales síntomas de cualquiera de los trastornos del espectro autista, se encuentran la ansiedad, la agresividad y diversos desórdenes de sueño. Si nos fijamos bien… ¡el CBD es apreciado precisamente por su capacidad para reducir estos problemas! Su efecto relajante es ideal para controlar los ataques de pánico o agresividad que suelen presentar los pacientes con algún TEA, mientras que, con respecto a los problemas para dormir, hay estudios que sugieren que podría mejorar significativamente la calidad del sueño.

Si bien el autismo no es una enfermedad, ¿cómo me puede ayudar el CBD?

Tanto los especialistas en la materia, como los padres y pacientes que padecen algún TEA, no son partidarios de llamar a estos “enfermedad”. Científicamente, el autismo es un desorden de comportamiento que puede afectar a cualquier niño sin causa aparente.

Asimismo, no hay cura para ninguno de los trastornos, lo que hace que la única forma de ayudar a quienes lo padecen, sea con diversas terapias acompañadas de medicación acorde a la severidad del caso. El problema con esta medicación es que suele constar de antipsicóticos, antidepresivos y estimulantes que pueden llegar a ser demasiado fuertes tanto para niños como adultos, o sencillamente generar dependencia.

El CBD es una alternativa que además de ser natural, no existe evidencia de que cree dependencia y tampoco es invasivo, lo que la hace ideal para su uso en niños de diversas edades. Por otro lado, existe el mito de que el cannabidiol te hará sentir drogado si lo consumes, situación desmentida desde hace ya bastante, dado que esta sustancia no contiene ningún componente psicoactivo.

Beneficios del uso del CBD en caso de autismo

Ya sabemos que el CBD figura como una alternativa a los medicamentos tradicionales que se emplean en los casos de trastornos del espectro autista, pero… ¿por qué debería considerarlo para mí o para el tratamiento de mi hijo?

1. Combate exitosamente síntomas del autismo en niños 

Los estudios preliminares realizados en 2018 a sesenta niños con algún TAE arrojaron resultados bastante prometedores para considerar al CBD como una opción fiable de tratamiento para los síntomas que presentan los infantes con alguna de estas afecciones.

Entre los resultados obtenidos se encontró que, para los desórdenes de comportamiento, el 61% de la población de estudio mostró mejoras o mejoras significativas al utilizar cannabis en su tratamiento. Por otra parte, la ansiedad social y los problemas de comunicación vieron mejora en 39% y 41% de los casos, respectivamente.

Además, los comportamientos agresivos se vieron amainados en el 29% de los pacientes. Finalmente, el estrés de los padres de los niños del estudio se vio reducido en al menos 33%. Gracias a estos números tan alentadores, los científicos a cargo continuarán sus pruebas en grupos de control más amplios que permitan que el CBD pueda estar entre las primeras opciones de medicamentos para tratar estos casos. Genial, ¿cierto?

2. El tratamiento con CBD es seguro para personas de cualquier edad 

A pesar de que los estudios clínicos oficiales son escasos, no existe evidencia alguna de efectos secundarios provocados por el uso de cannabidiol. Además, en los estudios que se han realizado a poblaciones de diversas edades, se ha hallado que el uso del cannabis medicinal para cualquiera de las afecciones que se quieran tratar, es completamente seguro para niños, adultos y adultos mayores.

La única evidencia que se tiene respecto al uso del CBD para tratar los trastornos del espectro autista, es la de sus efectos positivos, como la reducción de ansiedad, disminución de la agresividad y aumento en la calidad del sueño. Así que considerarlo como una opción de medicación es una gran idea.

3. Podría ser empleado como sustituto de antidepresivos 

Los antidepresivos son conocidos por lo riesgosos que pueden llegar a ser. La dosis equivocada puede ser bastante riesgosa, por lo que muchos padres de niños con TEA que presentan síntomas de depresión, buscan alternativas menos invasivas para aliviarlos. Estas son desde terapias de comportamiento hasta actividades que fomenten el buen humor en los niños, como los libros, películas o videojuegos.

No obstante, y aunque no se tenga duda alguna de lo efectivo que resulta emplear alguna de estas técnicas, las mismas no estarán disponibles todo el tiempo, o en todo lugar. Por este motivo, es bueno tener un plan de respaldo en caso de que al paciente le ocurra un episodio agudo de depresión.

El CBD induce un rápido efecto antidepresivo en quien lo consume, según afirma un estudio realizado en España, que determinó que el compuesto mejora la transmisión de glutamato en la corteza prefrontal. Este neurotransmisor es poco conocido y entre sus funciones se encuentra la de “excitar” el sistema nervioso central de manera que éste pueda responder correctamente a los estímulos. Por consiguiente, al emplear cannabidiol, hacer que el estado de ánimo del paciente mejore será una tarea más sencilla.

4. Es un tratamiento potencial para los desórdenes relacionados con la ansiedad

La ansiedad nos puede afectar a todos en diversas situaciones tan banales como hablar en público o ver a nuestro equipo favorito en un encuentro importante por la televisión. Sin embargo, para quienes padecen algún desorden del espectro autista, la ansiedad se puede convertir en graves ataques de pánico que les impiden tener una vida normal. Actualmente existen medicamentos que ayudan a controlarla. Sin embargo, estos suelen ser costosos y su uso arriesgado dado que se debe tener extremo cuidado con las dosis.

Se han llevado a cabo diversos estudios para determinar la efectividad del CBD como tratamiento contra la ansiedad. Entre ellos, se realizó uno aplicado en voluntarios con trastorno de ansiedad social generalizada (ASG) que tuvo resultados muy positivos.

A pesar de que estas pruebas aún son insuficientes para que toda la comunidad científica lo respalde completamente, existen testimonios y recomendaciones de expertos en la materia que la hacen bastante atractiva para que cualquier persona. Esto resultaría especialmente interesante para que algún paciente con TEA incluya al CBD en su tratamiento para la ansiedad.

¿El CBD funciona en niños y adultos con trastorno autista?

¡Claro que sí! Como te comentábamos antes, estudios afirman que los infantes con cualquiera de las afecciones listadas entre los TAE han visto notables mejoras en algunos de los síntomas más agudos de sus condiciones.

Con respecto a su uso en adultos, actualmente se está realizando un estudio por parte de un equipo científico israelí en una población de control netamente adulta que padece alguno de los trastornos del espectro autista.

Si soy autista, ¿de qué forma puedo consumir el CBD?

Tanto si padeces alguno de los trastornos, como si tu hijo es el paciente, la forma óptima de consumo sería aquella en la cual sea más sencillo para el consumidor. También debes tener en cuenta el síntoma que quieres aplacar en determinado momento. Para los casos de ansiedad, la crema podría no resultar la mejor opción.

Es importante que tengas en cuenta que, si tu intención es calmar la ansiedad, lo mejor será que consumas unas gotas de aceite de CBD, aunque esto debe hacerse siempre bajo supervisión médica.

El aceite de CBD es conocido por su versatilidad, es muy fácil incluirlo en tus recetas normales; también es bastante sencillo conseguir productos como cremas, snacks o medicamentos en tiendas cannábicas de manera legal en muchas partes del mundo. Simplemente opta por la que sea más fácil de dosificar.

¿Qué hay de la consulta médica antes de consumir CBD?

Lo recomendable, es que visites a tu médico de confianza antes de empezar a utilizar productos cannábicos en tus tratamientos, sobre todo tratándose de una condición tan compleja como el autismo, ya que es él quien puede orientarte mejor respecto a las dosis.

No obstante, puedes conseguir infinidad de productos con base de CBD completamente legal si vives en algún país o ciudad donde su uso medicinal sea libre. Dependerá de tu legislación local la necesidad de una prescripción médica para su adquisición, en caso de que esté permitido.

¿Existe algún factor de riesgo al consumir CBD?

Muy pocas personas afirman haber presentado algún problema al consumir CBD en sus tratamientos. De hecho, algunos de esos casos se deben a la compra de productos no verificados por las autoridades de salubridad. Por este motivo, siempre debes adquirir productos en tiendas que cuenten con todo el registro legal correspondiente a su localidad.

Por otro lado, para pacientes nuevos que consuman dosis por encima de las recomendadas podría causar indigestión o irritabilidad. También es posible que, depende del padecimiento que vayas a tratar y los medicamentos que actualmente estés empleando, pueda haber algún tipo de interferencia entre el CBD y estos últimos al potenciar o inhibir por completo su efecto, por lo que debes acudir a un médico para descartar cualquier inconveniente.

Vale la pena mencionar que la sobredosis de CBD requiere una cantidad exagerada del compuesto en un periodo de tiempo muy breve, y que ésta no resulta mortal para los seres humanos. ¡Esto no quiere decir que debas irrespetar o sobre pasarte con las dosis!

¿Qué expectativas tiene el consumo de CBD en el futuro como tratamiento para el autismo?

Aunque los estudios no abundan, los resultados que se han obtenido nos hace tener muy buenas expectativas sobre el uso del CBD en el autismo. Cada vez más miembros de la comunidad científica están volteando la vista hacia el CBD como una sustancia capaz de mitigar los síntomas más agudos de los trastornos del espectro autista.

Todo depende de los esfuerzos de quienes actualmente utilizan este componente, para que den sus historias a conocer y alienten a los demás a darle una oportunidad a esta maravillosa alternativa natural.

Conclusión

El autismo está rodeado de preguntas, aunque es un trastorno muy complicado de estudiar y más aún de medicar. Por su parte, el CBD va ganando afectos entre los pacientes que lo han considerado en sus tratamientos, aliviando los síntomas más agudos de los TEA, como la ansiedad, agresividad y depresión.

Lo triste es que muchos expertos siguen reticentes ante este medicamento alternativo, por lo que solo con la ayuda de quienes lo consumen y han visto mejora en sus condiciones, se podrá incentivar la realización de estudios más profundos y objetivos respecto a sus posibilidades. En el futuro, pocos podrán atreverse a negar los múltiples beneficios que proporciona el CBD en todo tipo de situaciones, incluyendo al autismo.

 

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario