Información sobre el CBD

¿Puede el CBD ayudarte a perder peso?

heder1548

Introducción

Mucho se ha dicho de los beneficios del cannabis recreativo y también del medicinal. Gracias a los estudios que se han realizado con esta planta, se ha logrado observar cómo actúan en nuestro cuerpo los dos principales cannabinoides que la conforman, el THC y el CBD. Así mismo, con el descubrimiento de nuestro propio sistema endocannabinoide, se tiene un punto de partida para evaluar en qué forma nos vemos afectados por estas sustancias y cómo podemos aprovecharlas. Recientemente ha surgido la duda de si el CBD puede ser útil para bajar de peso, pero ¿es esto cierto?

Por sorprendente que parezca, a pesar de que el THC está asociado a un aumento del apetito y a dar la sensación de que los olores y sabores de los alimentos son más intensos, el CBD causa un efecto contrario, al provocar en el estómago una impresión de saciedad. Por este motivo, se ha considerado que puede ayudar en tratamientos para bajar de peso de forma moderada y hasta en casos de obesidad.

En este caso, el foco será sobre el CBD, pues, entre sus múltiples propiedades en el tratamiento de trastornos emocionales y del sueño, ansiedad, dolores musculares e incluso cáncer, se ha visto que también puede ser un arma para los problemas de sobre peso y obesidad que afectan a gran parte de la población mundial.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o CBD, es un fitocannabinoide presente en la planta cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana, maría, ganja o weed, ente otras tantas denominaciones. Esta planta tiene más de 100 compuestos que interactúan con nuestro cuerpo, causando diversos efectos.

Los cannabinoides más conocidos son el THC, porque es el que te droga cuando fumas marihuana y el CBD, que no tiene efectos psicoactivos y en cambio te puede ayudar a mejorar la salud. Diversos estudios han demostrado las propiedades benéficas que tiene el CBD en el tratamiento de la ansiedad, depresión, trastornos del sueño, enfermedades como Alzheimer, epilepsia, fibromialgia e incluso el cáncer.

Por esta razón, se está buscando a nivel internacional el apoyo legal y científico para poder usar esta sustancia como alternativa terapéutica. Pero no es solo por su función medicinal que se ha vuelto famoso el CBD, sino también porque ayuda en el cuidado corporal en general, desde el fortalecimiento del cabello y la piel hasta en tratamientos para adelgazar.

¿Hay diferencia entre CBD y THC para bajar de peso?

¿Eres de los que luego de fumar son atacados por el popular “monchis”? Si tu respuesta es positiva, seguramente te preguntarás cómo es que entonces el cannabis puede ayudarte a adelgazar, si el porro te deja unas ganas enormes de comer. Pues esto se le puede adjudicar al THC, o tetrahidrocannabinol.

Así como el CBD, el THC también se encuentra presente en la marihuana, y además de ser el responsable de que te coloques, gracias a sus efectos psicotrópicos, es el que se fija en los receptores del cerebro que activan la Grelina u hormona del hambre, haciendo que aumente el apetito.

Por el contrario, el CBD tiene un efecto supresor del apetito, lo cual no significa que ya no sentirás hambre, sino que te puedes sentir más saciado antes, teniendo como consecuencia, una menor ingesta de alimentos. Todavía es necesario investigar más sobre este efecto, pero básicamente esta es la razón por la cual se considera que el CBD puede ser usado en dietas y planes para bajar de peso.

¿El CBD ayuda a perder peso?

Las investigaciones sugieren que el CBD puede ser tu aliado para que reduzcas la cantidad de alimentos que consumes y puedas comenzar esa dieta que a veces parece tan difícil de cumplir. Esto sucede porque el cannabidiol bloquea los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, inhibiendo el deseo de comer al ocasionar una sensación de saciedad.

El CBD es también rico en nutrientes, por lo que a corto plazo puede ayudarte a evitar los asaltos a la nevera. Una de las formas más comunes de consumirlo es en su presentación en aceite, ya que es muy fácil de utilizar y puede mezclarse con otros alimentos para que resulte más cómodo de usar. Al cabo de algunas semanas, notarás cómo disminuye la ansiedad por comida.

El consumo de CBD también aumenta la inmunidad de nuestro cuerpo, haciendo que reaccione a las sustancias nocivas que en algunos casos puedan generar problemas de peso. Esto sucede porque el cannabidiol actúa sobre el sistema endocannabinoide, ese que se encarga de mantener el equilibrio entre todas las funciones del organismo, y puede crear un efecto de purga de los elementos tóxicos que hacen que el cuerpo tenga una reacción anormal ante ciertos alimentos.

Metabolismo y CBD

Hay un proceso metabólico que ocurre en el tejido adiposo o grasa de nuestro cuerpo, al que se le conoce como “dorado graso”. ¿En qué consiste? Las grasas blancas, que se asocian al riesgo de padecer enfermedades cardíacas o diabetes, pueden convertirse en grasas doradas, que, a diferencia de las blancas, ayudan a quemar calorías y energía, por lo que pueden facilitar la pérdida de peso.

¿Y cómo influye el CBD en este proceso? Pues, según investigaciones realizadas, el CBD tiene tres efectos importantes sobre las reservas de grasa y sobre el dorado graso: incrementa la capacidad del cuerpo para quemar calorías, estimula las proteínas y genes que participan en la descomposición de la grasa y disminuye la formación de nuevas células grasas.

Todo este proceso se regula a través de los receptores B1 de nuestro cuerpo y según los hallazgos de los estudios que se han hecho, los científicos han concluido que el CBD influye directamente en nuestro metabolismo y que puede ser utilizado en tratamientos para adelgazar y contra la obesidad, al participar de forma tan efectiva en la conversión de grasas blancas a doradas y la consecuente quema de calorías.

¿Cómo puedo añadir el CBD a mi dieta?

Actualmente el mercado ofrece gran variedad de productos con CBD, con mayor o menor concentración de este componente y en presentaciones para todos los gustos, por los que es cuestión de ver qué prefieres: gomitas, aceites, suplementos en polvo, vaporizadores, entre otros.  Sea cual fuere tu elección, recuerda que lo primero es consultar con tu médico para que te indique si es aconsejable consumirlo con el fin de bajar de peso y en qué dosis.

Si te decides por ir directo a la planta, es clave que logres conseguir una que contenga algo contenido de CBD, para que puedas añadírsela a tus batidos o smoothies. El detalle es que no es tan fácil conseguir cannabis fresca y de calidad, por lo que la mejor alternativa parece ser el aceite de cáñamo, que es rico en CBD. De esta manera, tendrás todas las propiedades, pero sin el riesgo de drogarte.

El aceite de CBD goza de bastante aceptación por parte de los expertos que fomentan su uso, así como el de otros tratamientos orgánicos para el control de diferentes trastornos y enfermedades, incluida la obesidad y el sobrepeso. Esto se debe a que son altamente efectivos y no tienen efectos secundarios por los cuales preocuparse, siempre tomando en cuenta la dosis y formas de consumo.

¿Los niños también pueden consumir CBD para adelgazar?

En teoría sí, pero, como en todo, aquí también tenemos letras pequeñas. Aunque hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves por consumir CBD, los estudios que se han hecho provienen de pruebas en animales, células preparadas en laboratorios y pacientes adultos que han decidido probar este cannabinoide para contrarrestar algún padecimiento en particular.

En cuanto a los niños, es muy poco lo que se ha investigado sobre los efectos del CBD en casos de obesidad y sobre peso infantil, por lo que no se recomienda su uso sin una consulta previa con el pediatra. Hasta los momentos, el CBD ha demostrado potenciales mejorías en crisis de epilepsia, autismo, ansiedad, hiperactividad y trastornos del sueño en niños, pero no se puede asegurar que los efectos sobre el metabolismo infantil sean iguales que en los adultos.

Antes de arriesgarse a incluir el CBD en a dieta de los más pequeños de la casa, es importante probarlo en el adulto responsable, siempre pajo la supervisión médica, que determine si realmente es necesario su uso y si no hay interacción con otros medicamentos que se estén consumiendo al mismo tiempo. Recuerda que la prevención es la clave para evitar malestares futuros.

¿Cuál es la dosis correcta de CBD?

Cada persona reacciona de forma diferente a una misma dosis de CBD, porque ningún cuerpo es igual y puede que incluso en condiciones muy similares, una persona pueda requerir más o menos cantidad de CBD que otra.

¿Cómo saber cuánto CBD puedo tomar? El primer paso es conversarlo con el médico correspondiente, para que sea quien evalúe tu situación y te dé las mejores recomendaciones sobre la forma de consumo y la cantidad. Estamos hablando de bajar de peso, pero eso no significa que te tienes que volver loco. Normalmente, se comienza con una dosis baja para conocer la reacción de tu cuerpo en presencia de esta sustancia y luego se va aumentando el porcentaje de CBD dependiendo de los efectos que se desee obtener.

Normalmente, los médicos recomiendan comenzar con dosis no mayor de 6 mg de CBD por cada 5 kilogramos que peses. También es cierto que esta cantidad puede aumentar si el especialista lo considera apropiado. Recuerda también que, al tratarse de un método natural, los resultados no serán inmediatos ni iguales en todas las personas. Especialmente si lo que buscas es bajar  de peso, es importante requerir de paciencia y constancia. ¡No te desesperes!

¿El CBD es legal?

¿Si el CBD es un componente de la marihuana, es legal su uso? Esta es una pregunta frecuente, dado que la marihuana es ilegal en muchos países y regiones. También trae como consecuencia que no logres conseguir productos con cannabidiol en tu país si la legislación no lo contempla.

Hay países en los que el uso de la marihuana con fines recreativos está penado por la ley. Sin embargo, la marihuana medicinal goza de ciertos privilegios, y allí entra el CBD. Europa y América Latina han ido aceptando gradualmente el uso de cannabis medicinal.

En países como Estados Unidos, las leyes referentes al CBD y al cannabis en general varían entre un estado y otro. La Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) hasta ahora aprobó el dronabinol y nabilone, dos tipos de marihuana medicinal, ambos presentados en formato de píldora. Los dos son medicamentos sintéticos y se usan para contrarrestar los efectos de la quimioterapia en pacientes oncológicos, entre otras afecciones.

Conclusión

El mundo de la medicina y de la ciencia en general está en constante evolución. Una prueba de eso es el simple hecho de que en tiempos en los que en muchos lugares aún se considera ilegal una planta como el cannabis, se han observado desde hace algunos años la existencia de investigadores que desean devolverle su puesto en el campo de la medicina natural, haciendo estudios sobre sus múltiples beneficios para la salud.

Entre los más de 100 cannabinoides que contiene esta planta, el CBD y el THC siguen siendo los más conocidos, tanto por los efectos psicotrópicos que causa el primero, como por la acción relajante y terapéutica que se le ha asignado al segundo. Eso llega al punto de que cada vez son más los países y personas que se suman a la experimentación y aprobación de estas sustancias con fines medicinales.

En el caso de la obesidad y el sobrepeso, se prevé que, por los resultados obtenidos en diferentes pruebas, el CBD pueda convertirse en un aliado que permita a las personas mantener una dieta saludable y que les permita adelgazar de forma natural. Esto sin olvidar mantener una rutina de ejercicios y una alimentación balanceada que en conjunto con el CBD faciliten el proceso de quema de calorías y, por ende, una mejor calidad de vida.

 

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario