Información sobre el CBD

¿Es efectivo el CBD para el TDAH?

1

Introducción

Mucho se ha hablado del cannabis, sus efectos y también sus propiedades medicinales. No obstante, por más que se haya desglosado una lista de sus múltiples cannabinoides y que algunos de ellos, como el CBD demuestren tener grandes beneficios sin el colocón característico que genera el THC, todavía hay muchas dudas sobre su seguridad. Es por esto que la gente sigue preocupada sobre las posibilidades de dárselo a los niños. Ahora, ¿podría el cannabis ayudar a tratar el TDAH?

Este trastorno caracterizado por falta de atención, hiperactividad, o incluso ambos, suele ser diagnosticado y tratado durante la infancia, aunque también hay adultos que lo padecen. Por estar relacionado con los niños, es muy poco lo que se ha experimentado con marihuana medicinal. Sin embargo, los estudios revelan que ciertos cannabinoides como el CBD pueden mitigar o reducir muchos de los síntomas del TDAH de forma natural.

Esto se debe a que al actuar directamente sobre el sistema endocannabinoide, permitiéndole mantenerse en equilibrio, el CBD puede conllevar mejorías significativas en cuanto a los niveles de ansiedad, hiperactividad, trastornos del sueño y concentración. Si quieres saber más, este artículo es para ti.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol, o CBD, es un cannabinoide que está presente en la marihuana. Fue descubierto en 1960 por el químico israelí Raphael Mechoulam, lo cual dio paso a más investigaciones sobre este y otros cannabinoides, entre los que se encuentran el THC o tetrahidrocannabinol.

El CBD es uno de los cannabinoides que más predominan en la planta de cannabis y últimamente ha sido el protagonista de muchos estudios médicos, gracias a su variedad de beneficios para la salud. Lo más importante es que este componente no es adictivo ni tóxico y no tiene efectos psicoactivos, es decir, no te deja drogado, como lo haría su colega el THC.

A pesar de que siguen siendo pocos, los estudios realizados hasta el momento muestran que el CBD tiene una amplia lista de propiedades, sirviendo como un potente antiinflamatorio, ansiolítico, antidepresivo y puede ayudar a aliviar convulsiones y frenar el crecimiento de tumores. Por esto y más, gobiernos de todo el mundo están reconsiderando el uso de la marihuana medicinal como alternativa para ciertas afecciones de salud.

¿Se recomienda el CBD para niños?

Si bien hay evidencia de que la marihuana causa más efectos perjudiciales en la infancia y adolescencia que en la adultez, por lo que se podría pensar que no es recomendable que los niños la consuman, esto no es tan exacto. Es importante destacar que, si se trata de un producto rico en CBD, con nula o mínima concentración de THC, no habría en principio de qué preocuparse, pero la consulta a un profesional de la salud siempre es ideal.

Se han realizado varios estudios administrando cannabidiol en niños, para evaluar cómo actúa en casos de trastornos como autismo, TDA y TDAH, así como en algunos casos de epilepsia infantil y los resultados han sido muy prometedores. Además, el hecho de no ser psicotrópico y no causar adicción, hace del CBD una buena alternativa natural para el tratamiento de estas y otras patologías infantiles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también publicó un informe en el que señala que hasta los momentos no se ha encontrado ningún riesgo perjudicial del CBD. Al contrario, cada vez son más las propiedades que se le atribuyen, por lo que, consultando previamente con el médico especialista, no debería haber inconvenientes en el uso de CBD para niños y jóvenes.

¿Qué es el TDAH?

¿Tus hijos se distraen fácilmente? ¿Son hiperactivos y habladores? Puede que tengan entonces Trastorno de atención con hiperactividad o TDAH, que es una condición neurológica que suele manifestarse en los niños desde antes de los seis años. De no tratarse adecuadamente, podría generar mayores complicaciones en la adultez.

Este trastorno se presenta de diferentes formas en cada persona y pueden padecerlo tanto niños como adultos. Se caracteriza principalmente por la falta de atención, dificultad para concentrarse y a veces, comportamientos inadecuados.

Se cree que esta condición puede originarse al haber una falta de dopamina en el cerebro desde el momento de su formación en el feto. La dopamina es un neurotransmisor que, entre otras cosas, está relacionado con la memoria, los procesos de pensamiento y la atención, por lo que al haber alguna irregularidad puede generar trastornos como el TDAH.

Síntomas del TDAH

Hay tres tipos de TDAH y aunque todos tienen en común los déficits de atención y memoria, existen características específicas que permiten identificar cada tipo:

El primer tipo de TDAH es predominantemente inatento, sin los síntomas de hiperactividad. Las personas que son diagnosticadas de esta manera, por lo general se distraen y se desconcentran fácilmente, tienden a ser desorganizadas y les cuesta seguir instrucciones, así como realizar tareas por mucho tiempo.

En cambio, el segundo tipo de TDAH es predominantemente hiperactivo e impulsivo. Estas personas suelen ser hiperactivos e impulsivos, pero, a diferencia de la primera forma descrita, no sufren de inatención. Entre sus síntomas está la inquietud y parloteo excesivo, dificultad para mantenerse tranquilo e interrupción en las conversaciones.

Finalmente, el llamado TDAH combinado es la tercera forma de este trastorno, caracterizado por inatención, poco o ningún sentido de peligro, así como hiperactividad e impulsividad combinados.

Tratamiento del TDAH con cannabinoides

Algunas investigaciones han sugerido que el sistema endocannabinoide (SEC) cumple un papel importante en el tratamiento del TDAH. Recuerda que este sistema es el encargado de regular y mantener en equilibrio los procesos del cuerpo de una forma saludable. En una investigación que se hizo con ratas, se observó que las que presentaban síntomas de impulsividad solían tener poca densidad en los receptores CB1 del SEC, uno de los síntomas del TDAH.

Como el TDAH es documentado por la evaluación de niños en su mayoría, los efectos de esta condición durante la adultez no son tan conocidos. Sin embargo, se han realizado algunos estudios en pacientes adultos, para comprobar la respuesta de estas personas con TDAH al recibir un tratamiento de cannabinoides.

Los resultados de estos estudios han demostrado que los niveles de hiperactividad y falta de atención disminuyeron. Además, potra parte demostraron que la impulsividad y los malos comportamientos mejoraron, gracias a los efectos ansiolíticos del CBD y el THC, como componentes principales del cannabis. Y lo mejor, sin efectos secundarios negativos a nivel cognitivo.

¿Cómo puedo usar CBD para tratar el TDAH?

El TDAH es una condición que no tiene una cura específica y si no se trata desde que se diagnostica, se puede complicar y causar mayores dificultades al paciente dentro de su entorno.  La buena noticia es que con ciertos medicamentos, apoyo educativo y terapia, se puede controlar y mejorar el bienestar psicológico.

Entre los tratamientos alternativos que se pueden encontrar para este trastorno, el CBD ha demostrado ser de gran ayuda para mitigar los síntomas. Este cannabinoide se puede conseguir en diferentes presentaciones, aunque la más popular es en aceite, que puede aplicarse debajo de la lengua para mayor absorción.

Como a los niños muchas veces no les gusta el sabor del aceite puro, dificultando que lo ingieran, se les puede mezclar con las comidas o bebidas favoritas de los chicos, para disimular el sabor. Otra opción más fácil de ingerir para los jóvenes, son las cápsulas de CBD, que además de este componente, incluyen vitaminas y minerales, ofreciendo todas las propiedades del cannabidiol y sin efectos psicotrópicos ni secundarios.

Dosis de CBD para tratar el TDAH

¿En qué cantidad puedo darle CBD a mi hijo? Si esa pregunta te inquieta, no te preocupes, porque, así como ocurre con otros trastornos y enfermedades, las dosis dependen del nivel de los síntomas. Es por eso que la cantidad de CBD debe ajustarse a la gravedad del TDAH. Normalmente, cuando es un caso leve, después de tres semanas unos 40 mg al día pueden dar buenos resultados, mientras que, si es un caso grave, puede que sean necesarios unos 100 mg.

En este punto, las dosis pueden ser divididas en dos o tres tomas diarias y luego reducir las cantidades a medida que van mejorando los síntomas o que desaparezcan completamente. Si los síntomas persisten, se puede aumentar nuevamente la dosis y continuar por otras tres semanas. Luego para mantenerse normal, una dosis de 20 a 25 mg diarios puede bastar.

Un aspecto muy importante antes de comenzar a darles CBD a los niños con TDAH, es contar con la autorización y supervisión de un médico, preferiblemente uno con experiencia. Esto es porque normalmente, el TDAH no es tratado con cannabis, por lo que los resultados son en muchos casos anecdóticos y requieren de la evaluación constante por parte de un especialista.

Beneficios del CBD para los niños

Se han estudiado pacientes infantiles con hiperactividad o trastornos de déficit de atención (TDAH y TDA), autismo y epilepsia a los cuales se les ha suministrado cierta dosis de CBD. De estos estudios se ha obtenido muy buenos resultados, como:

  • El CBD ayuda a mejorar los problemas de comunicación
  • Según la percepción de los padres, en estos estudios los niños presentan una disminución de estrés
  • El CBD, al actuar como calmante, genera también una significativa mejora en el comportamiento
  • En los casos de niños con trastorno del espectro autista, el cannabidiol resulta ser una alternativa prometedora para los problemas conductuales refractarios
  • Gracias a sus efectos relajantes y ansiolíticos, el CBD puede tratar la ansiedad y los problemas de sueño que son frecuentes en los niños
  • Este cannabinoide ha demostrado ser un potente anticonvulsivo

¿Puedo combinar CBD con otros medicamentos?

Si conoces personas que sufran de TDAH, es probable que sepas que muchas veces el tratamiento consiste en fármacos específicos que regulan ciertas funciones. Aunque por sí solo el CBD tiene pocos efectos secundarios leves, puede que afecte la efectividad de otros tratamientos si éstos son metabolizados por el hígado.

Esto sucede porque hay una enzima llamada citocromo P450 que es producida en el hígado y que ayuda a metabolizar el CBD, así como más del 50% de los medicamentos.  Al consumir CBD, el hígado deja de metabolizar otros fármacos que utilizan la misma enzima, razón por la cual es necesario revisar muy bien las dosis de las otras medicinas y de CBD en caso de añadirlo al tratamiento convencional, para que todos puedan actuar adecuadamente en el cuerpo y brindar los efectos deseados.

Es de recalcar entonces la importancia de consultarlo con el médico especialista antes de comenzar una automedicación o un suministro de cannabis o productos con CBD para los más pequeños de la casa. Estar bien informado y prevenir situaciones incómodas, es la clave para obtener buenos resultados y contribuir con la mayor aceptación del CBD dentro de la comunidad médica en general.

 Conclusión

Cada vez es mayor la evidencia que indica que el CBD puede mejorar la calidad de vida de las personas, en más de un sentido. Esto ha ayudado a que la industria del cannabis y específicamente la del cáñamo surjan y que incluso cuenten con apoyo legal en muchos países, ya que al tener una mayor concentración de CBD y ser bajo en THC, se le ha comenzado a considerar un elemento terapéutico y medicinal, a diferencia de la marihuana.

En este sentido, hay muchas más ventajas en la utilización de cáñamo que en la de la marihuana. En lo que respecta al consumo infantil, las investigaciones realizadas siguen apoyando la utilización del CBD para tratar distintas patologías y trastornos como el TDAH, que, si bien todavía está en proceso de estudio, ya ha arrojado resultados positivos en este campo.

Todo parece indicar que el CBD llegó para ofrecer una vasta lista de posibilidades medicinales para personas de todas las edades y con los más diversos trastornos, siempre y cuando se cuente con el apoyo y supervisión de los especialistas.

 

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario