Información sobre el CBD

¿Puedo consumir cannabis si sufro de hipertensión arterial?

adult-blood-business-220723_1

Introducción

Te das cuenta de que la padeces una vez que causa daños al organismo. Puede ser hereditaria o causada por malos hábitos. Se trata de la pandemia silenciosa. Así es como algunas personas catalogan a la hipertensión arterial, una afección que resulta ser de las principales causas de muerte en países desarrollados. Muchas veces se le ha relacionado con el cannabis, tanto de forma positiva, como no tanto.

Este tema ha sido controversial en muchas ocasiones. Hay quienes afirman que puede tratar esta enfermedad con éxito, otros que dicen lo contrario. Para encontrar una respuesta debemos mirar en profundidad cómo se comporta este padecimiento, y también la forma en la que lo hace el cannabis.

En este artículo recorreremos los mitos y realidades detrás del uso de la marihuana medicinal en el tratamiento de la hipertensión. ¿Qué dice la ciencia respecto a la enfermedad y este potencial tratamiento? ¿Podría ser la medicación predilecta para este padecimiento en el futuro? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es el cannabis y cómo actúa en el organismo?

 El cannabis, con todas su variantes, es una planta considerada sagrada por muchas culturas. Ha sido utilizada con propósitos medicinales, espirituales e incluso de construcción por diversas civilizaciones a lo largo de la historia. Por todo el continente asiático se ha cultivado y empleado en diversas tareas desde que la humanidad comenzó a escribir registros. Se han encontrado cuerdas, papel y ropa hechas con fibras de cannabis. También existen antiguos herbarios que describen sus propiedades medicinales y los efectos sobre el cuerpo.

En esta entrada, nos interesa especialmente su potencial medicinal. Éste viene dado gracias a sus componentes, entre los que destacan el THC y el CBD. El primero es bien conocido por ser el efecto psicoactivo de la planta. En la actualidad, es muy preciado por su uso recreativo. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que a pesar de que te hace estar colocado, también tiene gran valor curativo. Por su parte, el CBD, o cannabidiol, no posee efectos psicoactivos y todas sus propiedades son netamente medicinales.

El CBD es un potente desinflamatorio y relajante muscular, tiene propiedades ansiolíticas y desestresantes. El THC en cambio, aparte de sus cualidades psicoactivas, combate el insomnio, es un relajante tanto muscular como mental y aumenta el apetito en quien lo consume. Ambas sustancias podrían parecer una buena opción a la hora de tratar la hipertensión. Sin embargo, hay varias cosas que tener en cuenta antes de optar por alguna.

¿Qué es la tensión arterial y qué elementos la alteran?

 La tensión -también conocida como presión- arterial, es la presión con la que la sangre apunta a las paredes de los vasos sanguíneos al desplazarse a través de estos. Gracias a la tensión arterial es que es posible que la sangre transporte nutrientes y oxígeno a todas las partes de nuestro cuerpo. A su vez, ésta es consecuencia del trabajo de bombeo realizado por el corazón.

Los niveles de presión se ven alterados por diversidad de factores. El simple hecho de estar acostados en nuestra cama tan solo en reposo, hace que nuestra tensión arterial disminuya. La agitación, cualquiera que sea su causa, tendrá el efecto contrario. Basta con salir a trotar por unos cinco o diez minutos para sentir que nuestro corazón late más rápido. ¿Por qué ocurre esto? Porque el cuerpo necesita que el transporte de oxígeno y nutrientes sea más veloz cuando éste está agitado, que cuando está en reposo.

Sin embargo, también pueden observarse algunas alteraciones peligrosas de la presión sanguínea que ocurren sin causa aparente. A estas condiciones se le conoce como hipotensión o hipertensión, siendo la segunda la más común y riesgosa. La hipertensión arterial es un incremento repentino de la presión sanguínea que puede causar problemas cardiovasculares graves. Suele producirse debido a malos hábitos alimenticios, sedentarismo o consumo excesivo de alcohol. Es, además, una de las principales causas de muerte en países como Estados Unidos, Reino Unido y España.

Otra afección relacionada a este tema es el glaucoma, bien conocido por incrementar la presión sanguínea en el ojo y causar dolor y problemas crónicos en la vista. Este aumento significativo en la presión ocular hace que el nervio óptico termine por dañarse, haciendo necesario un tratamiento que consiste en gotas y, en muchos casos, cirugía.

¿El cannabis influye en la tensión arterial de las personas?

Entre las muchas participaciones que tiene el sistema endocannabinoide en nuestro cuerpo, se encuentra la regulación de la presión arterial. Es por ello que cuando se consume algún compuesto cannábico, la tensión arterial se ve involucrada. Técnicamente hablando, el cannabis altera la tensión, puede tanto elevarla como disminuirla, dependiendo del tipo de planta, el método de consumo y del propio metabolismo del consumidor.

En este estudio se concluyó que los endocannabinoides suprimen las contracciones bruscas del corazón que producen los pacientes con hipertensión. Además, se afirma que el receptor endocanabinoide CB1 está directamente involucrado en la vasodilatación, por lo que estimularlo de forma correcta podría conducir en una mejora de los niveles de presión arterial.

En otro estudio practicado en ratas, se encontró que, al inyectar THC en estos animales, se veía una importante reducción en los niveles de presión sanguínea. Este descubrimiento alentó la realización de un segundo procedimiento que reafirmó los resultados iniciales. A pesar de que no existen estudios en humanos aún, los resultados positivos que revelan las prácticas en otros mamíferos son bastante alentadoras.

Entonces, ¿si consumo cannabis mi tensión subirá o bajará?

Es bien conocido entre los consumidores de THC, que, al principio, durante la primera semana de consumo, es común sentir un ligero aumento en la presión arterial. Sin embargo, se debe tener en cuenta que este incremento, que dura alrededor de entre 10 y 15 minutos dependiendo de la persona, es similar al que se obtiene durante la práctica sexual.

Si bien podría ser riesgoso para pacientes hipertensos, es muy poco probable que desencadene un ataque cardiovascular. No obstante, los propios consumidores del cannabis recreativo aconsejan evitar productos que tengan altos niveles de THC si se padece hipertensión arterial.

Por otro lado, el CBD no produce estos cambios que causa su hermano. Además, resulta muy positivo para mejorar los niveles de tensión cuando el cuerpo está en reposo. Por este motivo, se puede considerar positivo en el caso de que sea empleado cuando el paciente va a dormir o después de alguna actividad de mucho estrés, como un día de trabajo pesado o una larga jornada de ejercicios. En este caso, el CBD actuaría como regulador del organismo, en beneficio de la estabilidad de la presión arterial.

Se debe tener en cuenta que el uso prolongado y desmedido de THC podría causar hipotensión crónica. Es por ello que siempre aconsejamos ser responsables con el uso de esta o cualquier otra sustancia recreativa. Con respecto al CBD, no existen registros de ningún efecto secundario por su uso.

¿Consumir cualquier tipo de cannabis afectará mi tensión arterial?

Cualquier tipo de cannabis afectará la presión arterial. Esto no debería sorprenderte. Quieras o no, gran parte de los productos naturales que consumimos afectan de determinada manera la tensión arterial. La clave, en verdad, está en saber en qué medida la tensión se ve afectada para saber si, en efecto, el organismo se ve perjudicado.

Dependiendo del nivel de THC, el efecto sobre la tensión será mayor o menor. Para concentraciones bajas de menos del 3%, los cambios no serán para nada bruscos, por lo que hay poco que temer y el consumo de cannabis puede hacerse con relativa confianza. En este caso se incluyen también las presentaciones del cáñamo, que es una variante del cannabis que no genera efectos psicoactivos por su composición.

En cambio, para concentraciones altas de más del 3% de THC, el cambio será mucho más intenso. De nuevo, es importante que sepas que las investigaciones científicas no son abundantes, pero que todo parece indicar que el CBD puede tener un efecto perjudicial en la tensión. Por su parte, para las variantes ricas en CBD, o los productos hechos únicamente con base en este componente del cannabis, no existe riesgo cardiovascular de ningún tipo, por lo que cualquier persona puede consumirlo tranquilamente.

Si soy hipertenso, ¿puedo consumir cannabis?

Te recomendamos, en primera instancia, no consumir productos cannábicos ricos en THC, si eres hipertenso. Hay mucha información que debes saber y puede no aplicar a todos los casos. Este componente psicoactivo es capaz de alterar los niveles de presión, por lo que, en principio, está contraindicado, a menos que tu médico diga lo opuesto. Por ese motivo, es importante que en caso de que presentes este cuadro, le hables con sinceridad a tu médico y él te indique los posibles pagos a seguir.

Lo que sí puedes hacer es emplear CBD como estabilizador y relajante, sobre todo por las noches antes de dormir o cuando vayas a tomar un descanso durante el día. Recordemos que, según los pocos estudios realizados en la materia, esta sustancia solo será efectiva mientras tu cuerpo esté en reposo. En principio, el CBD no es capaz de alterar tu tensión arterial, pero es conveniente también consumirlo con moderación hasta que conozcas la reacción posible que tendrá en tu propio organismo.

¿Es mejor preguntarle a mi médico?

¡Por supuesto! Siempre, en todas las circunstancias, preguntar a tu médico no estará de más, más aún si conoce bien la composición del cannabis y no tiene prejuicios en la materia. La tensión arterial es un tema muy delicado, ya que estamos hablando de la calidad del transporte sanguíneo en tu cuerpo. Si sufres alguna afección relacionada a la presión arterial, asegúrate de consultar no solo con tu médico de confianza, sino además con un especialista cardiovascular. Quizás él tenga la información exacta de tu caso y pueda decirte cómo y de qué forma consumir cannabis en caso de que sufras de hipertensión.

En el caso de que solo quieras mejorar tus hábitos para prevenir enfermedades cardiovasculares, puedes adquirir productos de CBD legalmente en cada vez más lugares del mundo. El CBD tiene muy pocos efectos secundarios y parece que la tensión arterial no se ve afectada por ellos. Puedes probarlo con moderación y ver que tal te va, recordando siempre que el CBD es un cannabinoide no psicoactivo, y que, por consiguiente, tu organismo se sentirá mucho más relajado tras su consumo, pero no drogado.

Conclusión

Existe relación directa entre el sistema endocannabinoide y la regulación de la presión arterial. Sin embargo, no existen suficientes estudios que respalden el uso del cannabis como potencial tratamiento para alguna de las afecciones derivadas de los desórdenes en la tensión arterial.

El cannabis es una planta increíble que puede ser empleada para muchísimas tareas, entre ellas medicinales. Sin embargo, no es todopoderosa y hay cosas para las que es mejor dejarla de lado, al menos hasta tener la información suficiente en la materia. Si eres paciente hipertenso, lo ideal en tu caso es seguir la medicación tradicional, dado que, si te sobrepasas con las dosis, o tu cuerpo no tolera correctamente el THC, puede llegar a ser muy peligroso. Una pregunta a tu médico siempre será la mejor opción en este sentido.

Pero recordemos también que el cannabis no solo es el THC y que los cannabinoides te pueden ayudar a mejorar tus hábitos cardiovasculares. El CBD específicamente, es una gran opción para estabilizar tu presión cuando tu cuerpo esté en reposo. Después de una larga jornada laboral, un entrenamiento intenso o un día de mucho estrés, utilizar productos de CBD es una buena idea. La tensión arterial y el cannabis es un asunto que aún requiere de mucha investigación pero que promete traer interesantes conclusiones a futuro.

 

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario