Información sobre el CBD

¿Puede el cannabis ayudar contra la resistencia a los antibióticos?

1

Introducción

Lo que no te mata, te fortalece, o al menos eso reza un dicho popular. Lo impresionante es que aplica para muchas situaciones, como la resistencia que tienen muchas bacterias frente a los antibióticos que pretenden erradicarlas. Se supone que los antibióticos son medicamentos desarrollados para combatir infecciones bacterianas, pero no siempre es así. ¿El cannabis puede tener una respuesta ante eso?

La ciencia ha demostrado que cada vez que se toman antibióticos o antimicrobianos, los gérmenes sensibles mueren. Sin embargo, si hay cepas resistentes, éstas pueden crecer y multiplicarse. Parece historia de una película de terror, pero lamentablemente esto está ocurriendo en este momento en muchos lugares del mundo.

Una buena noticia es que, a pesar de que los esfuerzos médicos por desarrollar antimicrobianos más potentes son un poco lentos, ahora se puede volver a la planta ancestral del cannabis, que puede tener propiedades en este sentido. Existen muchas lagunas al respecto todavía, pero en los estudios de los que se dispone hasta ahora, esta planta ha demostrado una vez más que puede ser el nuevo héroe sin capa de la humanidad.

¿Qué es el cannabis y cuáles son sus beneficios?

En la calle tiene muchos nombres, puede ser maría, mota, hachís o simplemente marihuana. Pero ¿sabías que todas esas denominaciones tienen el mismo origen? Se trata del cannabis, una planta que crece en todo el mundo y que ha sido usada por diversas culturas durante miles de años, por sus variados efectos.

El cannabis tiene un reconocido efecto psicoactivo, gracias a uno de sus componentes, el THC, pero también se usa como terapia alternativa en una serie de patologías y trastornos que cada día va en aumento. Se puede usar y consumir de distintas formas, porque se pueden aprovechar todas las partes de la planta con fines particulares.

Lo que llaman el cáñamo, por ejemplo, tiene el tallo más largo y hojas delgadas, se utiliza mucho en la industria y no es psicoactivo. Por su parte, la marihuana destaca por ser más baja de estatura y tener hojas más grandes, tiene un alto contenido en THC, por lo que sí te va a drogar y es comúnmente aprovechada por este efecto.

Los beneficios comprobados del cannabis medicinal son vastos. Esta planta, con sus diferentes componentes como el THC y especialmente el CBD, puede ayudar a cualquier tipo de dolores y enfermedades como la epilepsia. Pero, ¿realmente puede ayudar ante la grave resistencia a  los antibióticos?

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

¿Alguna vez has visto una película en la que hay un virus letal que muta y se vuelve más fuerte que las medicinas usadas para combatirlo? Seguro que sí. Resulta que se trata de hechos basados en situaciones reales y posibles. Este es un fenómeno que ocurre cuando la bacteria evoluciona y, efectivamente, se torna más resistente frente a los antibióticos que se usan para tratar la infección.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de un millón de personas muere anualmente por enfermedades infecciosas que no dan respuesta positiva a los tratamientos antibióticos. Se estima que esta cifra puede aumentar en los próximos años y que, incluso puede superar el número de muertes causadas por el cáncer.

Si bien el descubrimiento de los antibióticos ha sido uno de los más grandes desarrollos de la historia de la medicina, también se ha convertido en un arma de doble filo. La supervivencia del más fuerte ha significado la evolución y permanencia de las bacterias que causan las infecciones, a pesar del tratamiento. En este punto, la resistencia a los antibióticos se debe principalmente al consumo excesivo de los mismos y a su uso inadecuado.

¿Por qué hay resistencia a los antibióticos?

Hay varias causas posibles para este hecho, entre las que se cuentan las que tienen que ver directamente con la administración del medicamento por el paciente y las que corresponden a las formas de producción y desarrollo del antibiótico. Tenemos entonces:

  • Prescripción excesiva de antibióticos.
  • Administración inadecuada, bien sea por no cumplir con el tiempo completo de tratamiento, o, excederlo.
  • Empleo indiscriminado de antibióticos en la cría de animales para consumo humano.
  • Control inapropiado de las enfermedades e infecciones en hospitales y centros de salud.
  • Higiene y saneamiento deficiente.
  • Desarrollo escaso de nuevos antibióticos y vacunas más fuertes.

Considerando estos aspectos, se entiende entonces que cualquier persona, en cualquier país, puede sufrir una infección resistente a los antibióticos. Esto pasa sobre todo porque la bacteria se resiste naturalmente a los medicamentos, como una forma de luchar contra la intención de erradicarla del organismo. El problema es de suma gravedad, y no se suele descubrir hasta la propia aplicación del antibiótico.

¿Cómo puede ayudar el cannabis en la resistencia a los antibióticos?

Entre muchas de sus propiedades, el cannabis ha demostrado ser un efectivo antibiótico. Esto sucede gracias a algunos de sus fitocannabinoides, como el cannabidiol (CBD), el cannabichromeno (CBC) o el cannabigerol (CBG). Todos ellos han sido estudiados en distintas oportunidades y casos, permitiendo apreciar estos efectos que podrían dar pistas sobre el tratamiento de la resistencia a los antibióticos.

Recordemos que los cannabinoides son compuestos del cannabis, que cumplen distintas funciones e interactúan con los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide (SEC). Entre otras ventajas, consiguen destruir las bacterias malignas de una forma diferente a como lo hacen los antibióticos creados por el hombre.

¿Por qué pueden ayudar a combatir la resistencia a los antibióticos? Pues porque los cannabinoides también tienen sus artimañas para atacar a las “superbacterias”. Es por eso que, muchas veces los tratamientos con antibióticos convencionales no son tan efectivos como podría resultar el cannabis.

Un caso de estudio sobre el cannabis y las “superbacterias”

¿Superbacterias? ¿Acaso tienen poderes especiales? En cierta forma, sí. Son mucho más fuertes y por eso han logrado resistir a los antibióticos que se usan para combatirlas. Ellas son las principales ejecutantes de la resistencia a los antibióticos. Las más conocidas son la MRSA (resistente a la meticilina), MDR TB (micobacteria de tuberculosis resistente a múltiples fármacos) y  CRE (enterobacterias resistentes al carbapenem).

Sin embargo, hay un estudio en el que se encontró que los cannabinoides son potentes antibacterianos, incluso contra MRSA. En él se basa gran parte de la investigación que consigue relacionar al cannabis en general con la resistencia de bacterias.

Para la realización del estudio, se tomaron en cuenta diferentes cannabinoides, con propiedades y funciones distintas. Se evaluó el efecto del CBD, CBC, CBG, CBN y THC sobre una variedad de cepas del Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina y los resultados fueron muy positivos.

También hubo una actividad antibacteriana excepcional contra cepas MDR, que han tenido una gran resistencia a otros fármacos. Todos estos resultados le dan un gran impulso al uso del cannabis como una medicina alternativa para combatir virus altamente resistentes a antibióticos estándar. No obstante, y como puedes ver, la investigación sigue siendo muy escasa, aunque los datos que aporta son cada vez más concluyentes.

¿Cómo interactúa el cannabis con otros medicamentos al mismo tiempo?

Los antibióticos no son los únicos. Cuando se consume cannabis junto con otros medicamentos o antibióticos al mismo tiempo, puede haber cierta interacción, que puede inhibir o inducir los efectos de los fármacos o de los cannabinoides. De esa forma, cuando el medicamento es metabolizado en el hígado, puede actuar de forma más lenta, por la inhibición de la enzima Citocromo P450 (CYP450) por el cannabis. En cualquier caso, ten en cuenta que El CBD no conlleva tolerancia, por lo que no es posible que necesites más para tener menos efecto.

Muchas medicinas pueden estimular o suprimir la producción de esta enzima, causando los mismos efectos en los cannabinoides. De esta manera, los inhibidores del CYP450 pueden aumentar el efecto del THC y viceversa. Con todo, estos son algunos casos en los que no se recomienda el consumo de cannabis con otro medicamento:

  • Medicamentos para controlar la presión sanguínea: el THC junto con estos fármacos puede disminuir en exceso la presión sanguínea.
  • Anticoagulantes: como el cannabis también cumple esta función, podría causar mayor propensión a tener moretones y sangrados o hemorragias.
  • Antidepresivos y sedantes: en combinación con los mismos efectos del cannabis, puede ocasionar una reacción de aturdimiento o sueño intenso.
  • Opioides: ellos pueden aumentar la sedación y la analgesia, lo que generaría efectos contradictorios con el cannabis.
  • Anticonceptivos: aún faltan investigaciones en este punto. Sin embargo, algunos expertos señalan que puede haber una disminución de la efectividad y fiabilidad de las píldoras, cuando contienen estrógenos, ya que el cannabis interfiere con esta hormona.

¿Se puede prevenir o controlar la resistencia a los antibióticos?

Este fenómeno parece difícil de controlar, dado que se origina por diversas causas. No obstante, todos los sectores involucrados pueden hacer aportes para minimizar el riesgo. La población en general, puede comenzar por tomar los antibióticos únicamente bajo prescripción y supervisión médica; manteniendo sus vacunas al día y cuidando la higiene al cocinar y relacionarse con otras personas, sanas o enfermas.

Se deben establecer políticas sanitarias en las que se mejore la vigilancia de las infecciones resistentes a los antibióticos y notificarlas, si las hay; reforzar los programas y aplicación de medidas de prevención y control de infecciones; informar a los pacientes sobre cómo tomar los antibióticos correctamente y cómo prevenir los virus.

Es necesario también, invertir en la investigación y el desarrollo de nuevas vacunas, antibióticos y medicamentos que se diferencien de los convencionales; evitar suministrar antibióticos a los animales sin la supervisión de un veterinario o sólo para prevenir enfermedades en individuos sanos; fomentar la seguridad biológica y aplicar buenas prácticas en granjas, para prevenir el brote de infecciones en animales y plantas.

El cannabis, de momento, es una pista en la investigación de la resistencia a los antibióticos. Es necesario que se flexibilice su ilegalización en muchos países para así poder determinar las capacidades específicas de cada cannabinoide y poderlos aplicar en un tratamiento contra esta complicada situación que roba vidas día tras día.

Conclusión

Gracias a los beneficios que se han obtenido en distintos estudios, cada vez hay más personas que sustituyen sus medicamentos tradicionales por el cannabis medicinal. No es una mala práctica, pero tampoco significa que se deba descartar de forma radical la medicina alopática, por la alternativa natural con cannabis. Además, antes de intentarlo siquiera, es imprescindible consultarlo con un médico especialista.

El consumo de cannabis no se limita a grupos etarios, clases sociales o religiones, y aunque muchas personas ya lo utilizan de forma terapéutica, sigue sin contarse como la primera opción al indicar un tratamiento. Con todo, puede que este panorama comience a cambiar al apreciar con más estudios el potencial para combatir la resistencia de ciertas bacterias a los antibióticos convencionales. Todo está en una fase inicial, pero la relación que propone el cannabis con la resistencia parece consolidarse con el tiempo.

Cuando aparece alguna cepa de virus resistente a los tratamientos, comienza la carrera contra el tiempo en la que se busca una solución efectiva, que retrase el fortalecimiento y propagación de la infección. La industria farmacéutica debe hacer presión en la comunidad internacional para que la despenalización del cannabis sea un hecho cada vez más sólido y se pueda implementar si no como elemento lúdico, por lo menos como medicina natural. Los millones de personas en el mundo con resistencia a los antibióticos esperan por eso.

 

Juan Zambrano
Juan Zambrano
Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.
Deja un comentario