Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Información sobre el CBD

Dosis de CBD: importancia y efectos

post-8-head

Introducción

Seguramente ya conoces la innumerable cantidad de beneficios que el CBD es capaz de proporcionarle a tu vida a través de diferentes productos. Este componente del cannabis es conocido en el tratamiento de enfermedades importantes como la epilepsia, así como también por sus propiedades antiinflamatorias o su contribución a la relajación y el alivio en general. Sin embargo, una de las inquietudes que más se presentan es, ¿cuánto CBD debo usar?

Como bien te imaginarás, no siempre es igual. Para saber cuánto CBD puedes usar, en primer lugar, debes definir para qué lo deseas usar. Aunado a eso, debes tener en cuenta cuál es el tipo de producto de tu preferencia para consumirlo, así como tus aspiraciones. Además, debes tener en cuenta que cada cuerpo es un mundo y el CBD, como cualquier otro componente natural, puede aplicar de una forma diferente en cada organismo. ¿Quieres aprender a elegir la mejor dosis de CBD? Sigue leyendo este artículo.

¿Qué es el CBD?

¿Has escuchado hablar de que el CBD es la parte buena de la marihuana que puede tratar muchas enfermedades? La verdad es que llamarlo bueno o malo es una consideración que no tiene cabida en el mundo de lo biológico. El estudio y la investigación sobre el cannabis ha permitido identificar a sus componentes, y el CBD es uno de los más importantes.

El CBD es el encargado de proporcionar alivio a las personas que lo consuman, así como la relajación en general y un sinnúmero de propiedades. El THC, en cambio, es el componente del cannabis que crea todos los efectos psicotrópicos en el cuerpo. Cuando se habla de productos con CBD, se refiere a aquellos que apenas contienen trazas de THC, por lo que no generarán ninguna alteración de los estados mentales.

Mucho del CBD que se consume proviene incluso del cáñamo, una de las variedades del cannabis que prácticamente no tiene THC, por lo que resulta ideal para la producción de CBD. Sin embargo, existe marihuana modificada genéticamente para que sus concentraciones de THC sean muy pequeñas y así poder concentrar todos sus efectos en el CBD.

¿Para qué puedo tomar el CBD?

¿Es el CBD el nuevo remedio de los mil males? Si no lo es, se parece bastante. El estudio del cannabis ha dejado de ser un tema tabú en los últimos años, y de esta forma han podido identificarse las propiedades del CBD y los cannabinoides en general. Una gran cantidad de países actualmente ya tiene permitida y legalizada plenamente la marihuana medicinal, que ayuda en el tratamiento a millones de pacientes de enfermedades de diferente tipo.

Por ejemplo, los pacientes de las enfermedades inflamatorias tienen en el CBD un gran aliado en el tratamiento. Además, los productos para el cuidado de la piel con CBD se han vuelto muy comunes. Enfermedades graves como la esclerosis múltiple o la epilepsia infantil han encontrado en el CBD un tratamiento que proporcione alivio y tranquilidad.

Pero no hace falta tener una dolencia específica para utilizar el CBD. Todo lo contrario: millones de personas comienzan a usar el CBD porque quieren una vida más relajada. Bien sea porque anteriormente usaban la marihuana, pero no están conformes con los efectos del THC o porque simplemente necesitan algo que calme su ansiedad social, el CBD ha llegado como una solución inteligente. Sin embargo, muchos tienen dudas de cómo consumirlo y en qué dosis.

¿Cómo puedo consumir el CBD?

¿Has visto en el supermercado, en las estanterías o por internet cualquier cantidad de productos con CBD? Todos ellos tienen, en mayor o menor medida, CBD, que puede relajarte en tu día a día. Pero, ¿cómo consumir el CBD? Todo dependerá de tus hábitos o lo que busques de este componente. Por ejemplo, si antes te relajabas fumando cannabis, podría ser una buena alternativa que uses el CBD vapeado, porque generará unos efectos similares en tu organismo.

Por otra parte, si sufres de dolores crónicos de tipo muscular puede que optes por alguna loción con CBD que apliques sobre tu piel. Esto también serviría si lo que quieres es rejuvenecer tu piel, pues el CBD tiene propiedades en este sentido.

Sin embargo, el método más común de consumir el CBD es el aceite. Este es el que se suele ingerir a través de algunas gotas o diluido en otra bebida, y es común entre las personas que buscan relajarse puntualmente ante una situación; aunque también puede formar parte de un tratamiento mucho más extensivo.

¿Cuánto CBD puedo usar?

La dosis de CBD más importante que debes tener es el sentido común. Es cierto que no corres ningún peligro por tomar CBD, pues no te generará dependencia ni podrás tener una sobredosis. Pero nada de eso implica dejar de ser precavido, pues no sabes bien cómo actuará el CBD en ti, y menos si es primera vez.

En Estados Unidos, la agencia de alimentos y drogas FDA no ha establecido dosis recomendadas de CBD, lo que deja a los consumidores en una situación bastante abierta. Muchos siguen las recomendaciones de las marcas de los productos que naturalmente estarán orientadas a consumir más, mientras que otros pueden seguir dudosos consejos de amistades que no deben aplicar igualmente en tu organismo. Entonces, ¿qué dosis puedo usar?

¿Cómo puedo calcular mi dosis de CBD?

Al momento de calcular la dosis de CBD, todo influye. Para comenzar, el CBD no es siempre igual. El tipo de producto variará enormemente, y de él influirá su concentración. Los aceites pueden ser muy concentrados o estar, por el contrario, muy diluidos. Lo mismo funciona en el CBD vapeado: aunque pueda parecer muy concentrado, en ocasiones, diferentes sabores lo diluyen. Si quieres calcular tu dosis, debes saber cuánto CBD tienes y a qué concentración.

Además, todo depende precisamente de quién lo va a consumir: tú. Para saber aproximadamente qué dosis podía convenirte, debes tomar en consideración tu peso. Siempre teniéndolo en cuenta como aproximado, podrías considerar tomar entre 1 y 6 mg de CBD por cada 5 kilos que peses.

Es recomendable siempre comenzar con poco, independientemente del tipo de producto que hayas escogido. Cantidades mínimas es lo aconsejable hasta que tu cuerpo y el CBD se entiendan bien y puedas lograr los efectos queridos. En caso de que tu consumo de CBD corresponda a un tratamiento de prescripción médica, procura tomar la dosis al pie de la letra, porque probablemente sus efectos generados sean los que necesites.

¿Cómo influye el tipo de tratamiento en mi dosis?

Concentración de CBD, peso individual, tipo de producto… Son muchos elementos los que debes tener en cuenta, pero también hay uno de suprema importancia: el tipo de tratamiento. Si usas el CBD para tratar el dolor crónico probablemente lo mejor sea ingerir entre 2.5 y 20 mg por un mes, pero en el caso de que la utilices para enfermedades como la epilepsia probablemente suba hasta 200 o 300 mg al día.

En cualquier caso, ten en cuenta que tu cuerpo es la mejor señal. Si estás ingiriendo muchos miligramos de CBD, tu organismo te lo hará saber, pues te sentirás incómodo o excesivamente relajado y fuera de foco. Quedará de ti hacerle caso a tu cuerpo.

Efectos positivos del CBD en tu organismo

Hoy estamos aquí hablando del CBD porque es un componente bueno. Ya nadie pone en duda que el CBD puede resultar ampliamente beneficioso para tu salud. Hay que saberlo utilizar en su justa medida por sus dosis, pero sus efectos positivos son innegables y pueden conseguirse en poco tiempo. Algunos de ellos son:

1. Relajamiento

La mayoría de las personas que llegan al CBD buscan relajación. No se trata de tener el CBD para abstraerse ni olvidarse del mundo, sino para poder sortear situaciones complicadas de ansiedad o simplemente concentrarse más en las actividades que requieran atención.

El relajamiento que te proporciona el CBD no es ni mucho menos adictivo ni representa un compromiso de tu salud. Este se genera debido a que controla y reduce la respuesta automática de activación del sistema nervioso en determinados momentos, evitando así que proliferen síntomas como el aumento del ritmo cardíaco.

2. ¡Fuera los malos sentimientos!

Tratar de no pensar en lo malo es otro de los motivos principales por el que las personas deciden consumir CBD. En efecto, esto es uno de sus principales efectos directos en caso de que sea ingerido o vapeado. La investigación sobre CBD sugiere que entre sus efectos más directos tras la consumición está en que no extrapola otros síntomas que el THC sí, como la ansiedad o el dolor.

La experiencia de tranquilidad y relajación del CBD hace que, en buena parte de las ocasiones, los malos sentimientos queden aparcados y se proceda de lleno en la concentración o la quietud.

3. Disminución de las náuseas

Hay pocos sentimientos tan molestos como las náuseas. Las ganas de vomitar te llevan a una situación incómoda que se presenta en cualquier momento. El CBD podría tener una respuesta efectiva a este problema, pues las investigaciones indican que es probable que contribuya en la disminución de las náuseas.

Es común que uno de los primeros síntomas del CBD tras ingerirlo sea, precisamente, la disminución de las náuseas en caso de que hubiera. El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos registra que cannabinoides como el CBD tienen propiedades en contra de las náuseas, que es uno de los síntomas más comunes entre pacientes de quimioterapia. La efectividad del CBD aplica en muchos casos y circunstancias.

¿El CBD funciona igual en todos los cuerpos?

No, de ninguna manera. Como lo vimos previamente, pensar que el CBD tiene un comportamiento homogéneo entre las personas es ingenuo, independientemente de si pesan y miden lo mismo. Además, no todos tenemos las mismas reacciones ante diferentes elementos químicos.

Para algunos el CBD funcionará rapidísimo; en otros casos demorará mucho más. Acá influye la genética, la tolerancia de tu organismo, tu salud en general, entre otras cosas. Si tienes consciente eso, tu experiencia con el CBD será más llevadera y tranquila.

¿Ha habido sobredosis de CBD?

No tienes nada que temer en este sentido. De momento, no se ha registrado ninguna muerte en el mundo por sobredosis de CBD. Además, se ha demostrado que una persona podría consumir hasta 1500 miligramos de CBD en un día y no verse afectado.

Esto no implica que debas tomar al CBD como un asunto meramente recreativo, sin considerar sus dosis. Nada que ver. La responsabilidad es muy importante para la preservación de tu organismo y tu bienestar. Si tan solo unas gotas de aceite de CBD pueden relajarte, ¿qué vas a ganar con excederte?

¿Por qué es importante no excederse de la dosis de CBD?

Es frecuente que muchas personas que están iniciándose en el CBD incurran en excesos en el consumo para tratar de buscar una relajación más profunda. Lo bueno del CBD es que cuando la dosis se excede, no hay riesgo de sobredosis. Sin embargo, los efectos secundarios pueden recrudecerse y actuar con mucha más fuerza, dejando una pésima experiencia.

Efectos secundarios del CBD

Como con cualquier producto natural, el CBD genera en el organismo diferentes efectos secundarios que pueden ir en contra del normal desenvolvimiento del cuerpo. Estos se hacen más frecuentes entre personas que consumen CBD por primera vez o que han excedido de la dosis recomendada. En cualquier caso, siempre es importante tenerlos en cuenta para saberlos identificar y poder actuar en consecuencia.

1. Cambios de apetito

Uno de los efectos secundarios más frecuentes causados por el CBD son todos aquellos que involucran el ciclo alimenticio. Este se altera principalmente con cambios de apetito, desarrollando mucha hambre, descubriendo ganas de probar nuevos sabores o creando una situación de disminución del apetito.

Las primeras veces que se tienen cambios de apetito puede ser muy incómodo, más aún si estás en la calle. Sin embargo, esto no tiene consecuencias de salud más allá de la sensación.

2. Diarrea

Como con prácticamente cualquier cosa que se ingiera, siempre habrá riesgo de que te caiga mal. El CBD también, y especialmente si nunca lo has probado, puede generarte malestar estomacal que acabe en diarrea. Esta, por increíble que parezca, no suele ser causada por el CBD propiamente, sino por los demás elementos con los que se elaboran los productos.

3. Boca seca

El cannabis en general tiene entre sus síntomas uno muy afamado: el de boca seca. Este efecto secundario se presenta generalmente cuando el cannabis o el CBD se fuma o se vapea. Su origen es que el propio cannabis disminuye la secreción de la saliva, generando este malestar. La solución suele ser fácil y llega a través de un vaso de agua o de otro líquido.

4. Interacciones

El tema más importante entre los efectos secundarios del CBD es la interacción que este componente puede llegar a hacer con diferentes medicamentos. Por ejemplo, en el caso del hígado, el CBD interactúa con enzimas que metabolizan fármacos, como los del citocromo P450. Hay algunas drogas que inhiben a esta enzima, lo que haría que el propio efecto del CBD fuera más prolongado. Con otros fármacos, podría pasar lo contrario.

Aunque el CBD se usa para la epilepsia infantil, este componente también ha registrado ciertas interacciones con algunas drogas usadas para el tratamiento de la epilepsia en general. En caso de tener un tratamiento de este tipo, lo mejor es consultar con el médico responsable.

¿Cómo verifico la calidad del producto?

¿Has leído casos de algunas personas que tras tomar algún producto con CBD acabaron drogados? No, no fue culpa del CBD. Es imposible que propiamente el elemento del CBD pueda drogarte. Entonces, ¿qué pudo pasar? Muy probablemente, la calidad de los productos era sumamente defectuosa y la cantidad de THC era superior a los porcentajes permitidos.

Cuando esto sucede, en efecto, podrían presentarse efectos alucinógenos. Debes siempre verificar el etiquetado del producto, que garantice que sea apto para consumo humano y no de tipo decorativo. Además, trata de leer en su etiquetado la cantidad de THC existente, que no debería ser superior al 1%. Si quieres librarte de estos temores, puedes comprar CBD hecho a base de cáñamo, que tiene cantidades mínimas de THC en su estado natural.

¿Debo consultar con mi médico?

Los médicos son aliados, no obstáculos. Si tienes un tratamiento médico en el que crees que el CBD pueda ayudarte, la primera persona que debería saberlo es un profesional de la salud que lo considere y te oriente. Solo en este caso, es recomendable que te recete una dosis de CBD que puedes consumir según la presentación aconsejada.

En cambio, si lo que quieres es tratar tu ansiedad social o poder tranquilizarte, estar más concentrado, no está demás preguntarle a tu médico, especialmente si tienes dudas sobre qué dosis utilizar. Esto también aplica en los tratamientos tópicos, siempre teniendo en cuenta que debe comenzarse con poco para que el organismo interactúe favorablemente con el CBD.

Conclusión

¿Quieres probar el CBD pero te da miedo cuánto puedes tomar? Ese temor es cosa del pasado. Hoy en día está más que demostrado que el CBD es un componente seguro que no daña en ninguna circunstancia al organismo. Los beneficios del CBD son innumerables, y aunque cada cuerpo es diferente, los efectos secundarios que pueden generarse no son graves.

Siempre es aconsejable escoger una dosis de CBD con asesoría médica, especialmente si existen tratamientos farmacológicos previos. No obstante, es importante que nada de eso te detenga si tienes la voluntad de hacerte con el CBD en tu vida. Este componente del cannabis no es nocivo y poder determinar una dosis no es complicado: estás a solo unos pocos pasos de tener una vida más tranquila.

Información sobre el CBD

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

post-9-head

Introducción

El mundo de la biología siempre se visualiza como complejo y complicado, especialmente cuando se trata con un público no especializado. Puede que alguna vez, mientras interactuabas con el cannabis, te hayas preguntado qué tipo de reacciones genera en tu cuerpo y cómo ellas se producen. ¿Y si te dijéramos que hay un sistema entero en el cuerpo que produce cannabinoides y controla los que ingieres?

El sistema endocannabinoide se encuentra dentro del cuerpo humano y está compuesto principalmente por dos receptores (CB1 y CB2) que se sitúan en muchas células en distintas áreas del organismo como el cerebro y el sistema nervioso. Además, en este sistema participan dos cannabinoides producidos por el cuerpo humano: anandamida y 2-AG. El sistema endocannabinoide es muy complejo y está actuando todo el tiempo en tu organismo. Su funcionamiento e historia tiene mucho que ver con el cannabis. Descubre más en este artículo.

¿Qué son los cannabinoides?

¿Sabes que existe cualquier cantidad de componentes que interactúan con la naturaleza todo el tiempo? Los cannabinoides no son más que un grano en ese vasto mar de arena. Sencillamente, estos son compuestos orgánicos que se identifican por activar los receptores del sistema endocannabinoide (CB1 y CB2). Los cannabinoides pertenecen al grupo de los terpenofenoles y se suelen clasificar en tres tipos según su origen.

Para comenzar, existen los fitocannabinoides, que son de origen natural. Estos suelen provenir de la planta de cannabis, principal fuente de los cannabinoides. Por este motivo, son los más conocidos, comercializados y usados con fines terapéuticos y recreativos.

Por otra parte, existen los endocannabinoides. Estos son los que produce el cuerpo humano y que constituyen el funcionamiento del sistema endocannabinoide. Aunque existen varios, los más frecuentes son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol, que activan los receptores cannabinoides del cuerpo.

Finalmente, existen los cannabinoides sintéticos. Estos suelen asemejarse a los humanos, con la diferencia de que son producidos en laboratorios con fines científicos.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Los cannabinoides no andan por rienda suelta con un funcionamiento aleatorio. Todo lo contrario: dentro de cada cuerpo humano hay un sistema que los regula y que activa los receptores. Este es el sistema endocannabinoide. Su complejo funcionamiento influye en diferentes procesos fisiológicos del cuerpo humano, regulándolos con los endocannabinoides que produce el cuerpo.

Este sistema modula el consumo de energía y también se encarga del transporte, el metabolismo y el almacenamiento de nutrientes. Todo esto lo hace gracias a los endocannabinoides, que interactúan con una de las partes más importantes del sistema: los receptores cannabinoides. Los cannabinoides son los únicos capaces de activar los receptores CB1 y CB2, que se encuentran esparcidos entre las células del cerebro y otros órganos del cuerpo.

En principio, el sistema funciona autónomamente con los endocannabinoides, y en este sentido, el proceso contribuye con la percepción de dolor, así como la aceleración del ritmo cardíaco, entre muchos otros. Cuando el organismo ingiere algún fitocannabinoide, estos también entran en contacto con los receptores, pero su respuesta es distinta, al haber un impulso externo. Por eso es que cuando consumes THC o CBD tu cuerpo comienza a percibir diferentes síntomas.

¿Cómo está conformado el sistema endocannabinoide?

Pero entonces, ¿el sistema endocannabinoide está dentro del cuerpo y es el que regula a los endocannabinoides, pero también a los fitocannabinoides? Parece un trabalenguas, pero es así. Este complejo sistema es el único en el cuerpo que contiene receptores destinados exclusivamente a la asimilación y proceso de los cannabinoides en general. De ahí radica su importancia.

Su conformación es bastante sencilla. Por un lado, están los endocannabinoides que el cuerpo produce, entre los que destacan dos tipos. Por el otro se encuentran los receptores cannabinoides, que son la llave de todo el proceso del sistema.

¿Cuáles son los receptores cannabinoides?

Sin los receptores no hubiera sistema endocannabinoide. Estos funcionan como si fuera una llave, al activarse solo tras entrar en contacto con los cannabinoides. Los receptores cannabinoides funcionan principalmente en el cerebro, aunque tienen extensión en gran parte del cuerpo humano. Son muchas las células que trabajan con estos receptores, y en ellas la información se traslada desde las neuronas presinápticas a las postsinápticas. Los dos receptores más importantes son:

1. Receptor CB1

Este tipo de receptor metabotrópico es el más frecuente en el organismo. Su mayor ámbito de extensión es en el cerebro, donde es sumamente común y en el que centra su actuación. Específicamente es común en el hipocampo y el cerebelo, además de los ganglios basales. También este receptor se consigue, aunque en menor medida, en el hipotálamo, las amígdalas y la médula espinal, además de otras zonas cerebrales.

Otro de los lugares donde el CB1 se presenta es en los pulmones, el hígado y el sistema reproductivo, además de los nervios sensoriales. Estos son los receptores más importantes del sistema endocannabinoide, por su extensión y respuesta.

2. Receptor CB2

Además de los receptores CB1 se encuentran los receptores CB2, segundos en importancia y que fungen de protector. La distribución y extensión de este tipo de receptor en el organismo es muy diferente a la del CB1, pues el CB2 se concentra más en zonas periféricas. Estos receptores se encuentran en el sistema inmunitario, en células de la importancia de los linfocitos y los neutrocilos. También está en las células óseas y en las hepáticas, así como en las referidas a la somatostatina pancreática.

Las fibras de la piel también son territorio del receptor cannabinoide CB2, así como en el sistema nervioso central, especialmente en la parte superior. En este caso, las células microgliales son las que más destacan, con presencia en el cráneo. Aún se estudia si el ámbito del llega hasta las neuronas. En este sentido, el CB2 podría influir en los comportamientos de enfermedades de ámbito mental como la depresión o la esquizofrenia, además de crisis como las de ansiedad: el CBD es uno de los principales tratamientos para estos casos.

¿Qué son los endocannabinoides?

Pocos se imaginan verdaderamente que dentro del cuerpo humano existen cannabinoides producidos por el organismo. Como es lógico, los denominados endocannabinoides constituyen una parte imprescindible para el funcionamiento del sistema cannabinoide. En términos químicos, son ácidos grasos de tipo poliinsaturados de cadena larga. Más sencillamente, son ligandos fisiológicos que trabajan de su unión y contacto con los receptores cannabinoides.

Principalmente, existen dos tipos de endocannabinoides que han sido descubiertos e investigados. Estos son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol.

1. Anandamida

También conocida como araquidonoiletanolamida o AEA, la anandamida es un neurotransmisor que se sintetiza desde la membrana celular para luego liberarse hasta llegar a los receptores cannabinoides. Este compuesto fue sintetizado en un laboratorio por primera vez en el año 1992 por el químico Lumir Ondřej Hanuš y el farmacéutico William Devane.

Este endocannabinoide es una sustancia débil de rápida descomposición. Esto no quiere decir que su impacto en el organismo sea escaso. Todo lo contrario: influye en la memoria, pero también en el placer, el apetito y el dolor. La motivación es un aspecto que ha entrado en el estudio de la anandamida, debido a que parece que este cannabinoide la estimula.

En el caso de las mujeres, la anandamida ha demostrado ser el endocannabinoide que mayor repercusión tiene en el proceso de ovulación, pues mientras más alta esté, podrá existir una ovulación exitosa. El embarazo es otro tema donde la AEA puede verse involucrada activamente, al subir sus niveles entre la cuarta y la quinta semana de gestación para garantizar un buen desarrollo del feto.

2. 2-araquidonilglicerol

Si estás buscando un endocannabinoide en el cerebro, ese es el 2-araquidonilglicerol. Conocido más simplemente como 2-AG, este componente se encuentra en una concentración mucho mayor a nivel cerebral en comparación con la anandamida. Su creación y movimiento en el organismo es bastante similar al de su compañera, la anandamida.

En lo que respecta al impacto en el cuerpo, el 2-AG es también uno de los que más reacciones y cambios genera. Esto se debe a que influye en la regulación del apetito, además del tratamiento del dolor. También se encuentran en estudio diferentes funciones que estarían relacionadas con la parte inmunológica, incluida la inhibición del surgimiento de células malignas.

¿Cómo se descubrió el sistema endocannabinoide?

Por milenios, el cannabis ha sido un tema tabú en muchas latitudes. Principalmente debido a los efectos alucinógenos que genera el consumo de marihuana, muchas legislaciones acogieron su prohibición. Sin embargo, la investigación sobre el cannabis ha sido muy reciente, a pesar de que ha sido usada milenariamente como una planta medicinal.

El estudio científico moderno del cannabis comenzó con el químico israelí Raphael Mechoulam. A mediados del siglo XX, los científicos se interesaban más por los opiáceos o incluso, por las hojas de coca, mientras el cannabis no era un objeto de estudio interesante. Mechoulam fue el primero que en la década de 1960 se dedicó al estudio de la planta y sus componentes, y así logró aislar el componente más famoso del cannabis: el THC. De esta forma, pudo analizar sus propiedades individualmente.

Mechoulam siguió con la investigación y poco después aisló al CBD, principal componente no psicoactivo del cannabis y que tiene gran aplicación en la marihuana medicinal. Esto generó que la investigación siguiera su curso habiendo ya definido las propiedades de cada componente. Junto con la neurocientífica Allyn Howlett, descubrieron que el cuerpo humano tenía receptores específicos para los cannabinoides (CB1), algo muy poco común. Esto los llevó a concluir que si el cuerpo humano tenía estos receptores era porque producía cannabinoides.

No fue hasta 1992 que Mechoulam confirmó su hipótesis y descubrió la anandamida. Posteriormente se descubrió el CB2 y así quedó constituido el sistema endocannabinoide, que aún para Mechoulam parece una incógnita por todas las funciones que no se han descubierto.

¿Cuáles son los efectos del sistema endocannabinoide?

Raphael Mechoulam, científico israelí considerado como el padre del cannabis, dice que el sistema endocannabinoide tiene que ver con absolutamente todo. Mechoulam afirmó que hay pocos sistemas que tienen que ver con todas las enfermedades, pero que el endocannabinoide es uno de esos y de ahí su intriga.

A partir de ahí, podemos comprender que los efectos del sistema endocannabinoide involucran a todo el cuerpo. Hasta ahora, solo conocemos una pequeña parte de sus verdaderos efectos. Algunos de ellos son:

1. Estabilidad corporal

Basados en la declaración del padre del cannabis, se ha descubierto que mientras los niveles de endocannabinoides se mantengan estables, el cuerpo también está. Las funciones orgánicas suelen funcionar correctamente cuando los niveles de anandamida y 2-AG, y de ahí se puede concluir que cuando estos se desequilibran surgen problemas.

La naturaleza ofrece fitocannabinoides que podrían ser capaces de compensar cuando alguno de los endocannabinoides falte. Todo es cuestión de seguir con las investigaciones clínicas y poder discernir cómo el sistema endocannabinoide es capaz de resolver muchos problemas de salud.

2. Apetito

¿Has visto que la marihuana o el CBD pueden despertar el apetito? Como has podido leer en todo este artículo, de eso también se encarga el sistema endocannabinoide. Específicamente, es posible tener en cuenta que el apetito esté regulado por este sistema y sus endocannabinoides. Hay diversos estudios que han abordado esta materia.

Con ratones se ha podido observar que cuando los endocannabinoides están altos, la petina está baja y eso genera un aumento de peso. Sin el CB1, los animales tendrían menos hambre y bajarían de peso. Todo esto relaciona al propio funcionamiento del sistema endocannabinoide con la estimulación o no del apetito.

3. Sueño

Los trastornos de sueño son otro tema común de estudio entre los investigadores de cannabis. En el caso del sistema endocannabinoide, parece que también tiene mucho que aportar en su solución. Diferentes investigaciones han sugerido que mientras más cantidad de endocannabinoides exista, mayor será el sueño generado. La anandamida sería responsable de la disminución del insomnio y de la excitación que este trae.

Conclusión

El cuerpo humano está lleno de misterios y elementos a descubrir. El sistema endocannabinoide tiene poco más de dos décadas de descubierto, y está cambiando por completo el panorama de la comprensión de los procesos en el cuerpo. En él podrían estar las respuestas a múltiples enfermedades que hoy aquejan a los humanos, y que, además, enfrentan sin una cura definida.

El sistema endocannabinoide maneja múltiples funciones a cada segundo en el cuerpo humano. Solo a través de la investigación clínica sobre su funcionamiento, así como la de los fitocannabinoides, se podrá comprender aún más su composición y dinámica. Esto permitirá apuntar todas las sugerencias y conclusiones en pro de la salud humana. Aún está todo por descubrir en el sistema endocannabinoide.

Información sobre el CBD

CBD y cuidado de la piel: ¿cómo te puedes beneficiar?

post-7-head

Introducción

Mantener un óptimo cuidado de la piel es una de las prioridades en la vida de millones de personas. En el mercado existen todo tipo de productos que permiten hidratar a la piel, además de revitalizarla y sanar cualquier daño que tenga. La novedad es que el CBD, uno de los principales componentes del cannabis, se está utilizando en muchos productos de belleza gracias a sus increíbles propiedades.

Con mayor frecuencia el CBD se utiliza en el tratamiento de muchas enfermedades y dolencias. Sin embargo, las investigaciones científicas han arrojado resultados asombrosos que han demostrado la vinculación del CBD con los diferentes tratamientos en la salud de la piel. Lo que hasta hace pocos años era solo un indicio científico, hoy en día se ve en muchos productos que puedes comprar con facilidad. ¿Qué esperas para conocer todo lo que puede hacer el CBD en tu piel?

¿Qué es el CBD?

El cannabis no es solo la marihuana que se fuma para drogarse. Esta planta se utiliza desde hace milenios por diferentes culturas para tatar diferentes problemas de salud. Sin embargo, ha sido en las últimas décadas que se ha avanzado en la investigación y el estudio de qué es el cannabis, cuáles son sus componentes y cómo se aplican sus propiedades. En este sentido, surge el CBD, que es el componente usado en la marihuana medicinal.

Es importante saber que el cannabis tiene dos componentes principales: CBD y THC. Mientras el THC es el que produce los efectos psicotrópicos propios de cuando las personas están drogadas, el CBD se encarga de la relajación y la sanación. Hoy en día, los productos del CBD vienen de marihuana modificada genéticamente o del cáñamo, una variante del cannabis que prácticamente no tiene THC.

La popularidad del CBD se debe a los múltiples beneficios que les proporciona a millones de personas. Estos están demostrándose con diversas investigaciones, y el mundo del CBD es más amplio cada día.

¿Cómo el CBD puede beneficiar mi vida?

Hoy por hoy nadie tiene dudas de que el CBD es un componente que genera mucho bienestar en la salud de las personas. Tanto en Oriente como en Occidente el CBD beneficia a muchos con sus propiedades, que son tan variadas que permiten tratar enfermedades graves y complicadas hasta simplemente relajarse. Entre sus propiedades ya se ha demostrado que está el cuidado de la piel.

Por ejemplo: el CBD es un magnífico aliado en caso de que tengas dolores crónicos. También es uno de los tratamientos principales para niños con esquizofrenia y pacientes con esclerosis múltiple. También se ha demostrado que puede contribuir en el tratamiento del Alzheimer y del cáncer. Sin embargo, el cuidado de la piel está entre las propiedades de más reciente descubrimiento y que más popular se han hecho. Pero puede que te preguntes, ¿por qué debes consumir CBD si ya hay otros productos muy buenos?

En efecto, en el mercado hay productos geniales de cualquier tipo y origen. Pero el CBD tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudarte a sanar. Además, también se ha demostrado su aplicabilidad para tratar afecciones como la dermatitis. Entonces, ¿por qué no te animas a probarlo?

¿De qué forma el CBD puede ayudar a mi piel?

Ya existen resultados concluyentes de múltiples investigaciones que permiten decir que el CBD es beneficioso para tratar diferentes problemas de la piel. Pero es normal que te preguntes sobre qué asuntos te puede ayudar el CBD. Para comenzar, el acné es uno de los grandes favorecidos. Eb este aspecto se incluye a cualquier inflamación cutánea, debido a que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias.

Enfermedades de mayor gravedad como la dermatitis de contacto alérgica son combatidas y enfrentadas con tratamientos de CBD. También se han reportado distintos estudios que muestran que el CBD puede ser eficiente para combatir la comezón de la piel originada por distintos motivos.

También el CBD, por sus ácidos grasos, se ha convertido en un magnífico humectante y el peor enemigo de la resequedad. Después de saber esto, ¿no crees que es mejor saber con detalle para qué sirve el CBD?

Investigaciones sobre el CBD en la piel

Los conocimientos que manejamos hoy sobre el CBD son el resultado de avanzadas investigaciones que diferentes universidades e institutos han realizado a lo largo de los años. Estas se relacionan directamente con las propiedades del CBD en el cuidado de la piel, pues los estudios suelen ser específicos y tratan de demostrar una hipótesis.

Las conclusiones de muchos estudios han mostrado que el CBD mejora la apariencia de la piel, aunque la investigación continúa en constante crecimiento. A continuación, te mostraremos algunas propiedades del CBD en el cuidado de la piel y su origen científico.

1. Propiedades contra el acné

¿Estás cansado de probar con diferentes tratamientos para combatir y enfrentar tu problema de acné? Puede que el CBD te ayude sólidamente en esto. El acné es uno de los problemas más frecuentes entre millones de personas, especialmente adolescentes. Pero las propiedades antiinflamatorias del CBD han hecho que el acné pueda ser un problema tratado con facilidad.

Recientemente se han hecho estudios que sugieren e indican tratamientos con CBD para el acné. Por ejemplo, en 2014 se analizó el impacto de sebocitos humanos, que acabaron inhibiendo las acciones que generarían la enfermedad. Esto se engloba en el ámbito antiinflamatorio del acné y tiene gran repercusión en la vida de quien puede utilizarlo.

2. Propiedades anti edad

Para muchas personas, el envejecimiento cutáneo es un problema importante. Las arrugas han resultado ser algo incómodo y fastidioso, que muchas personas no aceptan en su cuerpo. Ante eso, las cremas anti edad han surgido con fuerza para poder ayudar a todos aquellos que quieran tener una piel más lisa sin importar el pasar de los años. El CBD tiene grandes noticias en este sentido, porque es un componente antioxidante.

Los estudios en este sentido tienen larga data. Esta propiedad permite que el proceso de envejecimiento se reduzca en la piel, contribuyendo además en el proceso de la pérdida de colágeno y haciendo de tu piel un organismo firme. Existe una patente del gobierno de Estados Unidos que reconoce los efectos antioxidantes de los cannabinoides en general, además de su aplicación en diferentes dolencias.

3. Tratamiento de la dermatitis de contacto alérgica

La dermatitis es una enfermedad que afecta a millones de personas. Muchos están condenados a tener un tratamiento tópico de por vida para mantenerla controlada y así evitar la aparición de molestas ronchas que causan irritación y comezón. Uno de los tipos de dermatitis más frecuentes es la dermatitis de contacto alérgica. Esta se produce después de usar algo sobre la piel, generando una irritación que en ocasiones puede ser grave.

Algo tan simple como ponerse un reloj puede ser imposible para alguien que tenga dermatitis de contacto alérgica. Sin embargo, el CBD ha demostrado ser un aliado en estos casos. El Consejo Nacional de las Investigaciones de Italia, en alianza con la Universidad de Nápoles Federico II y la compañía Epitech Group se dieron a la tarea de estudiar qué efectos podría tener el CBD en el tratamiento de esta enfermedad. Los resultados han sido bastante esclarecedores.

La conclusión del estudio fue que tras la subida de diferentes niveles de AEA, la enfermedad podría comenzar a ceder. La recomendación de los investigadores se orienta en la formulación de tratamientos con CBD.

¿Qué productos de CBD puedo usar para el cuidado de la piel?

El CBD es un componente muy versátil que puede venir en todo tipo de presentaciones y muestras. Afortunadamente, muchas personas pueden consumir el CBD a través muchos productos, como aceites, cremas o incluso vapeado o fumado, como se hace tradicionalmente con la marihuana. No obstante, en el caso del cuidado de la piel, el CBD se suele consumir de forma tópica.

Las personas que lo utilizan suelen aplicárselo sobre la piel con tres productos, principalmente. El aceite, que generalmente es ingerido en gotas, también puede ser aplicado en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, las formas más comunes son las cremas y los bálsamos, así como las lociones. Los jabones son también buenas alternativas, especialmente cuando se aplican para infecciones.

1. Aceite de CBD

El producto con CBD más famoso es el aceite de CBD. Inclusive, para diferentes legislaciones de estados de Estados Unidos, el aceite es el único producto de CBD permitido. En el caso de los productos para el cuidado de la piel con CBD, el aceite es uno de los mejores productos.

El aceite de CBD se suele mezclar con otros productos, como el ácido hialurónico. En este caso, tiene gran aplicación cuando se trata de casos como el acné, psoriasis y otros de carácter inflamatorio.

2. Cremas y bálsamos

Como con cualquier producto que se aplique sobre la piel, las cremas, los bálsamos y las lociones son el medio por excelencia. A través de ellos puede lograrse el alivio de diferentes malestares que puedan presentarse sobre la piel. Las cremas y bálsamos con CBD pueden ayudarte a calmar y tratar diferentes enfermedades como la dermatitis de contacto, además de servirte en tratamientos rejuvenecedores.

También existen lociones capilares de CBD que benefician enormemente al cuero cabelludo, además de cremas de manos y para el cuerpo.

3. Jabón

Sí, aunque parezca increíble, ya hay jabones hechos a base de CBD. Este es uno de los métodos que se ha popularizado más recientemente, y permite beneficiar a la piel de una forma constante y menos invasiva. Los jabones que contienen CBD también pueden ser usados en el tratamiento del acné y de otras afecciones cutáneas, así como también ser una alternativa sana de limpiar tu piel.

¿Qué riesgo tengo al usar un producto con CBD para mi piel?

Lo primero que debes saber es que no hay riesgo alguno de que acabes drogado consumiendo algún producto con CBD. Este componente del cannabis no produce ningún efecto alucinógeno, por lo que no es posible generar esto, a no ser que el producto tenga THC.

En cualquier caso, los riesgos para usar CBD son mínimos. De momento, no se ha registrado ninguna sobredosis por consumo de CBD. En el caso de que te lo administres tópicamente, el riesgo en este sentido es nulo. Lo peor que podría pasarte es que te generase una reacción alérgica, que podría ser ocasionada incluso por componentes del producto que nada tienen que ver con el CBD.

¿Qué puedo esperar del CBD para mi piel y mi vida en general?

Ha quedado demostrado que una de las múltiples propiedades que tiene el CBD es mejorar el estado de tu piel y ayudarte en los problemas que ella enfrenta. El CBD es un componente muy versátil que, además de hacer que tu piel mejore puede ayudarte con diferentes problemas que tengas, como la ansiedad o el estrés, sin afectar tu rutina.

El CBD solo te puede traer beneficios. Independientemente de si tengas o no una enfermedad que lo incluya en su tratamiento o de si lo utilizas sobre tu piel para verte mejor, no hay forma en la que el CBD pueda perjudicarte. Sin embargo, si crees que debes consultar con tu médico antes de aplicarte cualquier producto que lo contenga, puedes hacerlo. El CBD es seguro y su efectividad ha sido estudiada y comprobada.

Conclusión

Muchos productos, muchas aplicaciones, muchas maneras. El CBD es un componente que sirve para beneficiar a tu piel de múltiples formas que probablemente ni sabías. Tengas acné, dermatitis, comezón, resequedad, o simplemente quieras mejorar el aspecto de tu piel, el CBD será un gran aliado en tu vida que podrás usar siempre que te convenga.

La rápida legalización del CBD en muchos países ha permitido que millones lo tengan al alcance de su mano. El conocimiento de sus efectos también ha generado que muchos médicos dejen los prejuicios y comiencen a recetarlo. El CBD y el cuidado de la piel se han dado la mano en un gran sendero: el de mejorar tu salud. Anímate a probar el CBD y verás los cambios en tu piel.

Información sobre el CBD

¿Cuál es la legalidad de CBD en Estados Unidos?

header

Introducción

¿Te has preguntado bajo qué condiciones puede ser usado legalmente el CBD? Gracias a los avances científicos y médicos, la respuesta al tratamiento de muchas enfermedades se ha encontrado en el CBD. Sin embargo, la aceptación de su uso bajo el marco legal ha sido un proceso que ha tomado años. Entonces, ¿cuál es la legalidad del CBD?

En Estados Unidos, bajo la ley federal, el CBD aún es considerado ilegal al ser parte del cannabis. Sin embargo, cada estado maneja sus propias leyes y muchos de ellos han aceptado el uso del CBD. Además, en muchos casos se especifica el porcentaje de THC que está permitido. Enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple y la epilepsia infantil pueden ser tratadas con este cannabinoide.

¿Qué es el CBD?

No, el CBD no es lo mismo que marihuana. Científicamente hablando, el CBD es uno de los principales componentes del cannabis. Sin embargo, su popularidad se debe a que no produce efectos psicotrópicos y que además, se utiliza en la marihuana medicinal. Entonces, ¿estamos hablando de un cannabis que no te droga? Sí, puede verse de esa forma.

El CBD puede consumirse a través de diferentes productos, y ninguno de ellos tendrá la capacidad de drogarte. Esto se debe a que los efectos psicotrópicos son causados por el THC, y cuando el cannabis tiene muy poco de este componente, no te sentirás drogado en ningún sentido. Es indiscutible que el CBD puede mejorar mucho tu vida. Pero entonces, ¿por qué debes preguntarte si es legal o no?

¿Por qué hay lugares donde el CBD es ilegal?

La historia de la ilegalidad del cannabis en el mundo es bastante compleja, y tiene diferentes motivaciones. La simplificación de esta planta, entendida como una droga, ha impedido que las diferentes legislaciones puedan acoger los beneficios de componentes como el CBD. Además, la investigación de las propiedades del CBD tiene apenas algunas décadas, por lo que sus efectos no se han masificado aún.

En la gran mayoría de lugares, como el cannabis es ilegal, el CBD también. Sin embargo, cada vez hay más países que legalizan el CBD y permiten el comercio de sus productos, especialmente con fines medicinales. Estados Unidos es uno de ellos, aunque su legislación varía dependiendo del estado.

¿Cuál es el estado legal del CBD en Estados Unidos a nivel federal?

¿Ves muchos productos con CBD comercializados en Estados Unidos? Esto no quiere decir que el CBD sea completamente legal. Debes tener en cuenta que, a nivel federal, el CBD está prácticamente prohibido, al ser parte del cannabis. Específicamente, existen productos de CBD que no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA- Food and Drug Admnistration).

Estos productos, por consiguiente, son clasificados como drogas de la Lista I, según la Ley de Sustancias Controladas. Eso quiere decir que su producción, distribución y posesión es ilegal según las leyes federales. Por tal razón, el transporte de cannabis entre estado y estado, tenga o no altas concentraciones de CBD, está prohibido. Sin embargo, la gran mayoría de estados le otorga un reconocimiento y legalidad, especialmente en el marco de la marihuana medicinal.

¿Y cuál es la legalidad del CBD en Estados Unidos según su composición y proveniencia?

La legalidad del CBD en los diferentes estados de Estados Unidos es compleja y poco clara. Varios estados cuentan con leyes que limitan la concentración de tetrahidrocannabinol (THC), principal componente psicoactivo del cannabis. Este paso sería necesario comercializar un CBD diferenciado del cannabis tradicional.

Existe marihuana modificada genéticamente para tener altas concentraciones de CBD. Sin embargo, la cantidad de CBD en el cáñamo, que es una variedad del cannabis sativa, es mínima. Por este motivo, el cáñamo es muy utilizado para la preparación de productos con CBD. Entonces, la legalidad dependerá, en muchos casos, de la proveniencia del producto.

¿En qué se diferencia legalmente el CBD de marihuana y el CBD de cáñamo?

Tanto la marihuana como el cáñamo son variantes de la misma planta: el cannabis sativa. No obstante, la diferencia más importante con impacto legal es que la marihuana puede tener hasta un 30% de THC, componente psicotrópico, mientras que el cáñamo no llega a un 0.3% de THC. En resumidas cuentas: la marihuana puede drogarte, pero el cáñamo no.

Aunque a nivel federal el cáñamo también está prohibido al ser parte del cannabis, su uso está más tolerado. Aún existen muchas restricciones para granjeros de cáñamo, pero la comercialización de estos productos tiene menos restricciones. Sin embargo, no aplica la misma situación para la marihuana, incluso si su concentración en THC es escasa y elevada en CBD.

¿En qué estados es legal el cannabis y el CBD en Estados Unidos?

La legalidad del CBD en Estados Unidos está directamente vinculada a muchos factores. Uno de ellos es la proveniencia del cannabis, pues con el cáñamo hay más permisividad, pero con la marihuana no en todos los casos.

La marihuana con fines recreativos es ya legal en diez estados y dos territorios, además de tres reservas indígenas. Sin embargo, el campo de la marihuana medicinal, donde entra el CBD, es aún mayor.

La cifra más importante para el CBD es que 47 estados tienen leyes que permiten el uso de CBD como marihuana medicinal. Esto significa que en al menos 47 estados se pueden consumir productos con CBD hechos con marihuana, aunque existen sus especificaciones.

Principalmente, existen tres categorías. Existen estados donde el consumo de marihuana, incluso con fines recreativos, está permitido. La mayoría de entidades permite la marihuana medicinal y dentro de este grupo, existen estados que solo permiten el aceite de CBD con un determinado porcentaje máximo de THC. Finalmente, hay cinco entidades donde todo tipo de cannabis, incluyendo a los productos con CBD, son ilegales.

A continuación, te presentamos el siguiente cuadro con la información resumida por estado o territorio.

Legalidad del cannabis y el CBD en Estados Unidos
Legalizado para todos los usos Alaska, California, Colorado, Distrito de Columbia, Maine, Marianas del Norte, Massachusetts, Michigan, Nevada, Oregon, Vermont, Washington.
Reservas indígenas de: Flandreau Santee Sioux (Dakota del Sur), Suquamish (Washington), Squaxing Island (Washington).
Legalizado con fines medicinales Cannabis medicinal (CBD) Arizona, Arkansas, Connecticut, Dakota del Norte, Delaware, Florida, Guam, Hawái, Illinois, Luisiana, Maryland, Minnesota, Missouri, Montana, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Puerto Rico, Rhode Island, Utah, Virginia Occidental.
Aceite de CBD Alabama (aceite no psicoactivo), Carolina del Norte, Carolina del Sur (menos de 0.9% de THC), Georgia (menos de 5% de THC), Indiana (menos de 0.3% de THC), Iowa (menos de 3% de THC), Kansas (0% de THC), Kentucky, Mississippi, Tennessee (menos de 0.9% de THC), Texas, Virginia (menos de 5% de THC), Wisconsin, Wyoming.
Ilegal Idaho, Islas Vírgenes Estadounidenses, Nebraska, Dakota del Sur, Samoa Americana.

¿En qué casos se permite el CBD por razones medicinales?

Es bien sabido que el CBD es un útil aliado para el tratamiento de múltiples enfermedades y dolencias. Sin embargo, los criterios para utilizarlo no siempre serán los mismos, especialmente cuando se necesita prescripción médica.

Cada una de las entidades que permiten la marihuana medicinal cuenta con causales específicas para poder prescribirla. Acá también entran los productos con CBD. Sin embargo, entre las enfermedades listadas en la mayoría de los estados se encuentra la epilepsia, el cáncer, la enfermedad de Chron, dolor crónico, glaucoma, entre muchas otras.

¿Puedo comprar un producto de CBD en otro estado?

Esto tampoco debe preocuparte. La accesibilidad del CBD es tal que cualquiera puede comprar por internet un aceite de CBD en cuestión de segundos. La aplicabilidad de las normas federales que teóricamente impiden el traslado de CBD de un estado a otro es bastante laxa. Diferentes productores y distribuidores de CBD basado en cáñamo afirman que el comercio de CBD en el país está tolerado.

¿Qué medicinas con CBD están aprobadas a nivel federal?

¿Si el cannabis está prohibido a nivel federal, hay medicinas con CBD permitidas? Por increíble que parezca, la respuesta es sí. La agencia estadounidense que se encarga de los asuntos de droga y alimentos, la FDA (Food and Drug Administration) ha permitido el uso de cuatro medicamentos basados en CBD. Estos son Marinol, Cesamet, Syndros y Epidiolex.

¿Qué es el Epidiolex y cuál es su estado legal?

En junio de 2018, la FDA aprobó el Epidiolex. Esta solución oral es el primer medicamento a base de cannabis en ser legalizado para el tratamiento de dos tipos de ataques epilépticos. Puede ser usado por niños a partir de dos años de edad. Su fórmula está basada en el CBD y, según el comunicado de la compañía biofarmacéutica británica GW Pharmaceuticals, es el primero de un nuevo tipo de antiepiléptico.

En septiembre de ese mismo año, el Epidiolex fue reprogramado por la FDA e incluido en la Lista V. De esta manera, su uso está permitido con prescripción médica a nivel federal, incluyendo a las cinco entidades donde cualquier tipo de cannabis está prohibido. Este cambio se aplica en productos que contengan menos del 0.1% de THC.

¿Qué fue la Red de Charlotte?

La Red de Charlotte fue un caso presentado por un programa de la CNN en 2013 que atrajo mucha atención al uso de CBD como tratamiento de trastornos convulsivos. Se trataba de una niña llamada Charlotte Fiji que sufría convulsiones de manera frecuente. Luego de un tratamiento con CBD, su salud empezó a mejorar.

La variedad de marihuana que Charlotte utiliza para tratar los síntomas fue nombrada como la Red de Charlotte o Charlotte’s Web. A partir de este momento, varios estados aprobaron leyes que permiten el uso de CBD sin necesidad de prescripción médica.

¿Qué podemos esperar del futuro sobre la legalidad del CBD?

La legalización del CBD, y del cannabis en general en los Estados Unidos avanza a pasos agigantados. Si bien en este momento no se cuenta con el apoyo del gobierno federal, son cada vez más los estados que adaptan sus legislaciones para permitir el uso recreativo y medicinal de la marihuana. La mejor muestra es que actualmente solo hay tres estados y dos territorios que prohíben completamente al cannabis.

Parece que en el Congreso de los Estados Unidos puede crearse un consenso para que el cáñamo se desmarque a nivel federal de la marihuana. El proyecto, conocido como Hemp Farming Act of 2018, tiene el apoyo del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. Este hecho dejaría fuera de la jurisdicción antidrogas al cáñamo y sería un impulso definitivo para el comercio de productos con CBD basado en cáñamo en todo el territorio.

Pero más allá de eso, no resulta descabellado pensar que en unos pocos años, hablar sobre la legalidad del CBD será cosa del pasado. Estados Unidos avanza hacia la legalización total del cannabis en su territorio, y eso no generará más que beneficios a millones de personas que usan CBD para mejorar su salud.

Conclusión

Hoy, solo unos pocos mezquinos pueden negar la efectividad del CBD para el tratamiento de muchas enfermedades por encima de muchos otros medicamentos. Cada vez más diferentes legislaciones recogen la necesidad de muchas personas de acceder al CBD por motivos de salud.

La legalidad del CBD en Estados Unidos es indetenible, pues el número de estados que lo permiten y aprueban es enorme. Es cuestión de tiempo para que este componente, independientemente de su origen, sea legal y esté institucionalizado. Hoy en día, es muy fácil acceder a él, y al consumirlo podrás mejorar tu vida ante diferentes situaciones como la ansiedad social. Entonces, ¿qué esperas para sumarte a la ola del CBD?

Información sobre el CBD

¿Cuál es la legalidad del CBD en América Latina?

post-1-head

Introducción

América Latina es una tierra de contrastes. Una veintena de países se agrupa en torno a una identidad cargada de una historia común. La mayoría de sus pueblos, con la excepción de Brasil y Haití, comparten al castellano como lengua, al haber sido hace 200 años colonias españolas. Latinoamérica ha demostrado ser una región de avanzada en muchos sentidos, y la legalización del CBD y del cannabis en general es uno de ellos.

¿Has visto productos con CBD por internet o incluso, en algunas tiendas de tu ciudad? Puede que te sorprenda que ya hay muchos países latinoamericanos que han legalizado a la marihuana medicinal, y el CBD es su principal componente. ¿Qué esperas para informarte y poder comenzar a disfrutar de sus beneficios?

¿Qué es el CBD?

¿Has leído que ya hay productos hechos con marihuana que mejoran la salud de las personas? La verdad es que el CBD no es sinónimo de marihuana, sino tan solo uno de sus componentes. El cannabis sativa tiene dos componentes principales, que son el THC y el CBD. Mientras el THC es el que genera los efectos psicotrópicos que hacen que te drogues, el CBD es el que te permite relejarte, aliviar dolores, entre muchos otros beneficios.

¿Pero es posible separar el CBD del THC? Por supuesto. Hoy en día, gran parte de los productos que se comercializan con CBD provienen del cáñamo, que es una variedad del cannabis que no tiene prácticamente THC. Además, existen otros productos que provienen de marihuana genéticamente modificada, con altas concentraciones de THC. Si el CBD es beneficioso y sirve, ¿por qué hay lugares donde es ilegal?

¿Hay países donde el CBD es ilegal?

Sí. Históricamente, la marihuana y el cannabis en general lleva siendo ilegal por más de un siglo. Esto se debe a que los gobiernos del mundo la han considerado una droga por sus efectos psicotrópicos. Además, los estudios que han determinado las propiedades del CBD son recientes, y las legislaciones no avanzan tan rápido.

Sin embargo, América Latina es una región afortunada en ese sentido. Aunque los sitios donde las legislaciones han avanzado más en la legalización del cannabis medicinal y el CBD son América del Norte y Estados Unidos, ya en Latinoamérica hay muchos países que han regulado su uso. Muy probablemente, tú puedas comprar productos con CBD cerca de tu casa.

Si la marihuana es ilegal, ¿el CBD también lo es?

No necesariamente. Para empezar: el CBD puede provenir del cáñamo, una variante del cannabis casi sin THC, y no de la marihuana. E incluso, cuando proviene de la marihuana, su nivel de THC no es capaz de drogarte. Además, hay muchos países que se liberalizan a través de la aprobación de la marihuana medicinal, que incluye al CBD, antes que la aprobación de la marihuana por motivos recreativos.

En el caso de América Latina, es mucho más probable que el CBD sea legal en el marco de una aprobación de la marihuana medicinal. Sus usos son increíbles y con cada vez más rapidez son reconocidos por las leyes nacionales.

¿Cuál es el estado legal del CBD en los países de América Latina?

Cada país de América Latina es diferente, y tiene leyes que pueden no parecerse entre sí. Es cierto que se ha formado un movimiento importante generador de un efecto dominó entre los países latinoamericanos que ha llevado a aprobar el consumo de marihuana medicinal. No obstante, es conveniente revisar los cambios legislativos más recientes de algunos de los países de la región.

Uruguay

No solo en América Latina: Uruguay es un país pionero a nivel mundial. Aunque parezca increíble, este pequeño país sudamericano consiguió, sin entrar en mayores polémicas ni debates, ser la primera nación a nivel mundial en aprobar todos los ámbitos del cannabis hasta con fines recreativos y autocultivo.

El 10 de diciembre de 2013 y tras la iniciativa del presidente José Mujica, entró en vigencia la ley que despenaliza el consumo y el cultivo de cualquier tipo de cannabis. Esta es una de las más avanzadas a nivel mundial, y permite comercializar cualquier tipo de producto con CBD en el Uruguay. El país oriental se ha convertido en la mejor referencia mundial del cannabis, y el CBD está presente en esos logros.

Colombia

Recientemente, Colombia ha sido un país vanguardista en materia de derechos sociales e individuales. Este país ha conseguido importantes logros como la aprobación del matrimonio igualitario o la eutanasia. El cannabis medicinal también ha sido legalizado en Colombia. Para comenzar, el autocultivo de cáñamo está permitido sin requerir de ninguna licencia. Además, tampoco se necesita licencia para cultivar marihuana con menos de 1% de THC.

Esto deja una situación ventajosa para el CBD en el panorama colombiano. El CBD es completamente legal y las variantes del cannabis ricas en este componente pueden ser cultivadas por cualquier persona sin que haya impedimento legal.

Perú

La República del Perú ha aprobado el uso medicinal y terapéutico del cannabis, y por consiguiente, del CBD. Este país sudamericano es otro de los que se suma en la lista mundial de la legalización de productos con CBD. El Estado peruano regula el consumo a través de un registro del que forman parte los pacientes que requieran cannabis medicinal.

También los distintos productores de CBD podrán encontrar en el Perú un lugar amable, pues en el país también se ha creado un registro destinado a los productores y comercializadores. De igual forma, desde el Estado peruano se invertirá en la investigación para seguir buscando propiedades beneficiosas de componentes como el CBD.

Argentina

La Argentina es uno de los tres grandes de América Latina, y no se ha quedado atrás en la regulación del cannabis medicinal, y del CBD. Este país sureño aprobó en 2017 una ley que ha legalizado el consumo de cannabis con fines medicinales y terapéuticos. Las impulsoras de esta normativa fueron las madres de niños que consumen CBD para paliar diferentes enfermedades.

Una de las vertientes principales de la ley es la proporción directa de aceite de cáñamo o de CBD. Sin embargo, y después de un año de aprobada la normativa no se han puesto en marcha los diferentes mecanismos necesarios para su correcta implementación. A pesar de todo esto, el CBD es legal en Argentina y es gratuito para quienes estén en el plan de salud.

México

Uno de los países más grandes y poblados de América Latina es México. En todos los estados de la República Mexicana desde 2017 está aprobado el uso del cannabis con fines terapéuticos. Eso ha permitido que el CBD se pueda comercializar libremente en el territorio. Además, desde el Estado se regula la producción y la posibilidad de autocultivo que tienen los ciudadanos. Estos deben tener menos de 1% de THC.

Sumado a todo eso, México ha incorporado una interesante novedad. En este país, el CBD podría convertirse en un suplemento, siempre y cuando tenga menos de 1% de THC. Esto masificaría los beneficios que tiene el CBD a millones de mexicanos, volviéndolo más allá de ser un componente recetado por médicos.

Chile

La legislación chilena es bastante confusa en lo que respecta al cannabis en general. No obstante, existe consenso en que el cannabis medicinal está permitido, lo que incluye al CBD. Eso ha generado que en ciudades como Santiago se hayan creado bares y espacios que comercialicen directamente productos basados en CBD, con cantidades mínimas de THC.

Recientemente, la empresa Canopy Growth, trasnacional del cannabis, llegó a Chile para comenzar a comercializar sus diferentes productos. Gran parte de ellos están basados, principalmente, en CBD y servirán para problemas importantes como la ansiedad. Es también un buen momento para el CBD en Chile.

Ecuador

De momento, en Ecuador el consumo de CBD no está permitido, así como tampoco el uso terapéutico y medicinal del cannabis en general. Sin embargo, esta situación está próxima a cambiar. Aunque no haya una ley actualmente, en Ecuador es una realidad que existen personas que utilizan el CBD para tratar sus dolencias.

Todo esto ha generado que ya se esté planteando introducir un cambio legislativo que empareje al Ecuador a los demás países vecinos y permita el consumo de CBD y cannabis medicinal. Seguramente vendrán buenas noticias desde Ecuador en lo que respecta a la legalidad del CBD.

Paraguay

A Paraguay hay que ponerlo en el renglón de países que han legalizado al CBD, en el marco del consumo medicinal del cannabis. A inicios del 2018, Paraguay aprobó una ley que permitió el uso terapéutico del cannabis, que será regulado por el estado. Los pacientes que lo necesiten podrán acceder al aceite de CBD, producido con cáñamo o con marihuana.

Además, y al igual que otros países de la región, el Estado paraguayo ha destinado una parte de la ley a la investigación sobre el cannabis. Esto podrá generar nuevas conclusiones sobre las propiedades del CBD, por parte de investigadores latinoamericanos.

Brasil

Una de las grandes excepciones entre los países más importantes del continente es Brasil, en lo que se refiere al CBD. El gigante sudamericano se ha quedado un poco atrás en lo que a la legalización del cannabis medicinal respecta. No obstante, en enero de 2015 la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autorizó el uso terapéutico del CBD. Esto cambió significativamente la realidad brasileña, autorizando el consumo y la producción.

Además del aceite de CBD, en Brasil también se ha autorizado el consumo del CBD en medicamentos. El primero en ser aprobado fue el Mevatyl, espray utilizado en el tratamiento de la esclerosis múltiple. También se han creado en Brasil clubes de cultivo, en los que se siembran diferentes variedades de cannabis rico en CBD. Probablemente Brasil pueda dar pasos a favor de la legalización del cannabis a nivel federal en poco tiempo.

Panamá

Otro de los países que no mantiene regulaciones sobre el CBD es Panamá. Sin embargo, y al igual que en el caso de Ecuador, la realidad está sobrepasando las normas vigentes. Muchos padres de niños afectados por diferentes enfermedades que pueden ser tratadas con CBD han forzado a los legisladores del país a tomar cartas en el asunto.

En consecuencia, la Asamblea Nacional de Panamá comenzó un proceso por el que han consultado a diferentes sectores de la sociedad, en una normativa que prevé legislar el consumo medicinal y terapéutico del cannabis, y que ya fue aprobada en primera discusión. Esto beneficiaría a miles de pacientes panameños, así como a usuarios del CBD en general.

Venezuela

El que fuera otrora el país más rico de la región por su producción y exportación petrolera, hoy en día se encuentra sumido en una crisis humanitaria con vertientes política y económica. La escasez de medicamentos en Venezuela es enorme, y por la propia situación del país, pensar en debates como la aprobación del cannabis medicinal es bastante complicado.

Aunque probablemente cientos de miles de venezolanos podrían beneficiarse gracias a los productos con CBD, la situación actual impide una legalización de la producción interna o un acceso a CBD importado. Probablemente el cambio legislativo sobre el CBD en Venezuela tenga que esperar al cambio político.

España

Es cierto, España no es un país latinoamericano, pero histórica y culturalmente, esta nación europea ha estado ligada a América por cientos de años. España es un país miembro de la Unión Europea y este continente ha avanzado rápidamente en su legislación sobre el CBD. En el caso específico español, las leyes pueden ser confusas y contradictorias, pero el aumento de productos con CBD es indiscutible.

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios considera que no son estupefacientes todas aquellas presentaciones del cannabis con un THC inferior al 0.2%. Esto haría al CBD legal, aunque deba comercializarse bajo extrañas figuras como suplemento, producto cosmético o de colección.

Este representa uno de los principales problemas actuales del CBD español, porque muchos productos bajo estas figuras no están regulados para consumo humano, a pesar de que se venden con ese fin.

Nada de esto quiere decir que España no sea un país abierto al CBD. Todo lo contrario, pues actualmente es frecuente encontrar productos de todo tipo comercializados en el país, muchos de ellos provenientes del cáñamo. La aspiración es que se concrete una regulación a nivel nacional sobre el cannabis y específicamente, sobre el CBD.

¿Y qué hay del resto de países?

Si vives en algún otro país de América Latina, muy probablemente aún no haya legislaciones que permitan el CBD libremente. Esto no quiere decir que la realidad del consumo de CBD no sea la que predomine, y que, por consiguiente, las legislaciones terminarán adaptándose tarde o temprano. La presión y el trabajo hará que pronto muchos productos de CBD puedan llegar a millones de latinoamericanos.

¿Qué depara el futuro en la legalidad del CBD en América Latina?

Si hay algo cambiante en el mundo, son las nomas sobre el cannabis medicinal. Aunque países como Venezuela, Cuba y muchos de Centroamérica y el Caribe no estén pendientes aún de dar el debate en esta materia, es cuestión de tiempo para que la legalización del cannabis acabe consolidándose.

En pocos años, la legalidad del CBD en América del Sur se ha vuelto algo masivo. El caso de la legalización de la marihuana en Uruguay dejó de ser aislado y ahora, al menos desde el punto de vista medicinal, se ha convertido en una realidad continental. El futuro próximo deparará un continente lleno de productos de CBD, sin prejuicios y limitaciones.

Conclusión

La realidad del CBD en Latinoamérica es mucho mejor de lo que era hace unos años. La región ha demostrado una actualización efectiva y constante sobre los desafíos que presenta la legalización del consumo de CBD, a través de la normativización de la marihuana medicinal. Además, desde los diferentes gobiernos se está promoviendo el aceite de CBD de cáñamo y la investigación de la materia.

El movimiento científico y social que está llevando a apoyar la legalización del CBD en el mundo no tiene quien lo detenga. América Latina ha llevado la bandera, para que millones puedan disfrutar de los beneficios del CBD. Y tú, ¿qué esperas para aprender del CBD?

Información sobre el CBD

Propiedades antiinflamatorias del CBD: usos y aplicaciones

post-2-head

Introducción

¿Constantemente te preguntas qué solución natural puedes encontrar para las inflamaciones? Las propiedades antiinflamatorias del CBD son cada vez más populares a nivel mundial. El CBD es uno de los principales componentes del cannabis. De él surgen todos los productos de la marihuana medicinal, y millones de personas ya lo usan para tratar diferentes problemas inflamatorios que han surgido en sus vidas.

Científicos de todo el globo terráqueo se han esmerado en estudiar los beneficios que el CBD trae para el cuerpo humano. La definición de las propiedades antiinflamatorias del CBD es cada vez más precisa, y sus productos son mucho más frecuentes. Entonces, ¿por qué no te animas a probar este beneficioso componente?

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los dos principales componentes del cannabis. Mientras el THC es el componente psicotrópico que es capaz de drogarte, el CBD es el que se encarga de relajarte e incluso, curarte. Cuando consumes CBD no estás ingiriendo o aplicándote cantidades significativas de THC, por lo que, si el producto es de buena calidad, no hay riesgo de que acabes colocado.

Hoy en día, la marihuana se puede comercializar con altas concentraciones de CBD, por lo que es posible consumirla sin estar drogado. Sin embargo, es mucho más frecuente que el CBD se use en otras presentaciones.

¿Cuáles son las propiedades del CBD?

El CBD está trayendo una revolución en la sanación de múltiples dolencias. La marihuana medicinal es una elección que va en aumento entre los profesionales de la salud, por sus propiedades para lidiar con el dolor y las enfermedades.

Se ha demostrado la eficiente aplicabilidad del CBD en niños con epilepsia. Además, también los estudios han arrojado que el CBD puede ser muy beneficioso para tratar dolores crónicos o para lidiar con la ansiedad social. Sin embargo, las propiedades antiinflamatorias del CBD son numerosas, y por este motivo muchas personas lo utilizan en sus tratamientos.

¿Por qué podemos decir que el CBD es antiinflamatorio?

¿Realmente puede el CBD ayudarme a tratar mis problemas inflamatorios? La respuesta, categóricamente, es sí. En primer lugar, debes tener en cuenta que las inflamaciones incumben a cualquier parte del cuerpo, sea externa o interna. El CBD puede ayudarte a combatirlas a través de sus diferentes presentaciones, llegando a lugares variados.

Son muchos los estudios que sugieren o afirman que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias. Muchos de ellos se han realizado con ratones, pero también ya hay estudios que han mostrado sus efectos en humanos. Por este motivo, si tienes alguna enfermedad o dolencia que implique inflamación, el CBD podría ayudarte a disminuirla.

¿Cómo se han estudiado las propiedades antiinflamatorias del CBD?

El CBD tiene un gran obstáculo en lo que a la investigación se refiere. Debido a que la marihuana es ilegal en muchos países, las limitaciones de los estudios sobre los efectos positivos del CBD en el cuerpo humano son bastante limitadas. Eso ha impedido que las investigaciones sobre las propiedades antiinflamatorias del CBD avancen con rapidez, aunque ya hay resultados que muestran una tendencia clara.

Seguro te preguntas, ¿cómo puedo beneficiarme de las propiedades antiinflamatorias del CBD? Lo mejor es que le eches un vistazo a alguno de los estudios que se han realizado en la materia. Pero ten en cuenta algo: los efectos del CBD son generales, por lo que muy probablemente pudieran aplicar a tu caso.

1. Parches para enfermedades reumáticas

¿Padeces de enfermedades reumáticas? Con la edad, todas las dolencias reumáticas suelen presentarse o aumentar. Aunque es algo común y no representa en la mayoría de los casos algo grave, sí debe tratarse. Una de las presentaciones más frecuentes de la reumatoide en general es a través de la inflamación. Entonces, ¿podrían las propiedades antiinflamatorias del CBD ayudar?

Según un estudio practicado en ratones, el CBD puede ayudar a combatir la desinflamación en enfermedades reumáticas. Lo que sucede es que su administración por vía oral, especialmente sublingual, ha mostrado resultados variados. Entonces, ¿qué solución propusieron? Aplicación transdérmica, es decir, parches.

Con parches de CBD, el estudio sugiere que podrían tratarse las enfermedades reumáticas. Además, de esta forma podrían disminuirse los riesgos de ingerirlo de cualquier otra forma.

2. Sustituto del ibuprofeno para atletas

El dolor es algo muy común en los atletas. El deporte requiere un esfuerzo físico tan fuerte que es muy frecuente tener dolores musculares y de todo tipo. Ante ello, muchos atletas optan frecuentemente por tomar ibuprofeno, que es el fármaco por excelencia que trata al dolor. Sin embargo, algunos recientemente han optado por el consumo de CBD como sustituto del ibuprofeno.

Las propiedades antiinflamatorias del CBD estarían detrás de su consumo en el deporte. Son muchos los testimonios que indican la efectividad de su uso. Por ejemplo, el ciclista profesional y campeón de los Estados Unidos, Andrew Talansky, declaró que tras consumir CBD, sintió una notable diferencia inmediatamente.

Otro de los ejemplos es el del ciclista mundialmente conocido Floyd Landis, ganador del Tour de Francia del 2006. Landis consume CBD desde 2015 para tratar de manejar el dolor crónico que le genera una lesión permanente de cadera. Entonces, ¿eres atleta y estás lidiando con el dolor? Puede que el CBD tenga mucho en que ayudarte.

3. Efectos antiinflamatorios en el tratamiento de la pancreatitis

Las enfermedades relacionadas con el páncreas son de difícil curación para la medicina. Independientemente de su nivel, tener alguna afección pancreática es un proceso que requiere atención médica. Mientras los médicos tengan más soluciones y alternativas al alcance de su mano, la posibilidad de curación será mayor. Las propiedades antiinflamatorias del CBD han mostrado que pueden actuar de forma eficaz en caso de una pancreatitis.

En un estudio mixto entre la universidad Tongji en China y la universidad Ludwig Maximilians en Alemania, se procedió al estudio de los efectos del CBD en ratones con pancreatitis. Para eso, se les indujo pancreatitis a los animales, para después tratárselas con CBD. Los efectos producidos por este componente del cannabis fueron increíbles.

Los ratones, en primer lugar, disminuyeron su actividad enzimática y mejoraron al tejido pancreático. Pero lo más impresionante: los animales mostraron efectos antiinflamatorios sobre el páncreas, por lo que la dolencia podría comenzar a ceder.

4. Respuesta inflamatoria incluso en cánceres

Muchos profesionales de la salud buscan en el CBD una respuesta específica, precisa y eficiente a la inflamación que generan diferentes enfermedades. La respuesta eficaz en determinados casos y la rapidez con la que se actúa es imprescindible, y el CBD podría ser un colaborador en este sentido. Los cannabinoides en general han mostrado ser buenas opciones para contribuir al tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer.

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Sur, los cannabinoides tienen muchísimo que decir en este aspecto. Este estudio trabaja con los cannabinoides en general, de los que el CBD es parte, y tiene resultados impresionantes y muy claros. Sus conclusiones dicen que los cannabinoides eliminan la inflamación y disminuyen los síntomas de la enfermedad en general. Esto demostraría las propiedades antiinflamatorias del CBD.

Pero este estudio va mucho más allá, porque trata temas específicos. En el caso de los cánceres que se han desarrollado a través de una inflamación crónica, los cannabinoides podrían ser una respuesta rápida y eficiente para el tratamiento de la enfermedad. Además, puede inhibir el crecimiento del tumor y eliminar su inflamación. Entonces, ¿quién puede dudar de las propiedades antiinflamatorias del CBD y su aplicación en diferentes enfermedades?

5. Tratamiento de la dermatitis de contacto alérgica

El uso del CBD sobre la piel está creciendo exponencialmente. Algunos utilizan lociones que se las aplican para combatir los dolores musculares. Otros, inclusive, están considerando utilizar al CBD para el tratamiento del acné, porque podría ayudar a que la piel luzca mejor. Sin embargo, hay enfermedades inmensamente más comunes y que pueden desarrollar una gravedad importante, como la dermatitis. Las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden actuar también en este caso.

¿Sufres de dermatitis de contacto después de usar algún accesorio o al ponerte alguna prenda de ropa? Entonces puede que esta investigación te pueda orientar en el tratamiento. En un estudio italiano conjunto entre el Consejo Nacional de las Investigaciones (Consiglio Nazionale delle Ricerche), la Universidad de Nápoles Federico II y la empresa Epitech Group SpA se han podido estudiar los efectos del CBD sobre la dermatitis de contacto alérgica.

Aunque se trata de un modelo experimental, en este caso el CBD elevó los niveles de AEA e inhibió la dosis inducida de la enfermedad. De esta forma, el estudio pudo concluir que las propiedades antiinflamatorias del CBD tienen aplicación sobre este tipo de dermatitis de contacto.

6. Aplicación en las enfermedades inflamatorias del intestino

Uno de los problemas principales que enfrenta el CBD actualmente se refiere a los tratamientos. Aún, el cannabis en general se mantiene ilegal en muchos países del mundo, y eso incluye al CBD. No obstante, incluso en los países donde es legal, existen muchas dificultades para desarrollar fármacos que lo incluyan como parte de un riguroso tratamiento químico.

Las propiedades antiinflamatorias del CBD podrían ayudar a quienes tienen enfermedades intestinales si se desarrollan ampliamente fármacos de baja toxicidad y bajo costo con CBD. Estos serían complementarios a un tratamiento químico corriente, o incluso, su parte principal. Así piensa un estudio que concluye que el uso del CBD para enfermedades inflamatorias del intestino puede ser altamente favorable.

Además, el estudio reseña que el CBD puede interactuar en determinados sitios gracias a sus receptores. Esto permitiría desarrollar medicamentos contra las enfermedades inflamatorias del intestino, como la colitis. Si estás sufriendo de alguna de estas dolencias, ¿qué esperas para hacerte con el CBD?

¿Cómo puedo percibir el alivio del CBD en la desinflamación?

Cuando se empieza un tratamiento, las personas quieren percibir el cambio de inmediato. Esto no tiene por qué ser así todo el tiempo. Como con cualquier producto, los cambios a largo plazo producidos gracias a las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden tardar. No obstante, el CBD sí tiene efectos inmediatos: relajación y disminución de la ansiedad.

De igual forma, si estás en un tratamiento médico que involucra el consumo de CBD para disminuir la inflamación de alguna parte de tu cuerpo, debes tener paciencia. Los médicos serán los encargados de informarte sobre las novedades de tu caso. No desesperes.

¿Cómo puedo consumir el CBD para desinflamar?

Todo dependerá del tipo de inflamación que presentes. Seguro te has cansado de ver todos los productos en los que se presenta el CBD. Aceites, pomadas, fumada, vapeada. ¿Pero qué forma te beneficiará? Para saberlo, debes primero comprender para qué necesitas el CBD. Si simplemente lo quieres para relajarte, puedes consumirlo como la marihuana tradicional o vapeado, aunque también funciona algunas gotas sublinguales de aceite de CBD.

Si buscas las propiedades antiinflamatorias del CBD para tratar lesiones externas, quizás la mejor opción sea aplicarlo sobre las áreas afectadas a través de pomadas o lociones. En cambio, si tu inflamación es interna, la forma de consumición la deberá decidir un profesional de la salud. Puede ser ingerida en cápsulas o incluso, en parches. Consumir CBD es un mundo impresionante.

¿Consumir CBD es seguro?

No deberías tener nada de qué preocuparte. Sí, el CBD viene del cannabis, pero eso no quiere decir que te estás drogando. Todo lo contrario, su consumo te puede generar efectos de relajación y quietud, pero nunca perderás la razón.

De momento, no se ha registrado el primer caso de sobredosis por consumo de CBD. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todos los productos son de la misma calidad. Por consiguiente, sí ha habido casos de personas que han presentado diferentes cuadros por consumir algún producto que tenía más THC del indicado. La calidad es lo que importa.

Si tienes consejo médico o una inclinación personal latente, podrás consumir CBD sin inconvenientes. Además, en algunos de los casos de lo que respecta las propiedades antiinflamatorias del CBD, la forma de tratarlas es a través de productos de uso tópico, como pomadas. Entonces, ¿qué riesgo podrías correr? El CBD es seguro y sus beneficios son innumerables.

Conclusión

¿Has visto en todo lo que el CBD puede beneficiarte en tu vida? No se trata solo de enfermedades superficiales o de suma gravedad: el CBD es tu mejor aliado para poder aliviar diferentes dolencias que pueden estarte molestando. Incluso, las propiedades antiinflamatorias del CBD están demostrando la capacidad que tiene este componente para aliviar de forma rápida y certera inflamaciones de todo tipo.

Pancreatitis, enfermedades del intestino, cánceres, dermatitis, reumatoide, dolor crónico… Son muchas las aplicaciones que tienen las propiedades antinflamatorias del CBD. Entonces, ¿por qué no te sumas a la ola del CBD?

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD: propiedades y usos en tratamientos

post-4-head

Introducción

¿Te has preguntado si puede existir tal cosa como la marihuana medicinal? Con cada vez más frecuencia en muchos países se aprueba el uso de la marihuana medicinal, y eso es gracias al CBD. Este es uno de los componentes más importantes del cannabis y es el que contribuye a mejorar la salud del cuerpo humano, especialmente en diferentes dolencias.

El CBD ha sido usado por culturas milenarias para tratar diferentes problemas de salud. Pero, ¿cuáles son los beneficios del CBD? ¿Debería comprar algún producto con CBD para aliviar mis dolores? Descubre en este artículo todo sobre los beneficios del CBD.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los componentes de más relevancia del cannabis. Pero, ¿por qué es tan conocido y en qué se diferencia? La marihuana tiene dos componentes muy importantes: el TDH, que es el responsable de los efectos psicotrópicos y el cannabidiol, también conocido como CBD. Este es el se utiliza con mayor frecuencia en la marihuana medicinal.

Los beneficios del CBD en la salud y el tratamiento de enfermedades y dolencias son indiscutibles. Hoy existen muchos productos en el mercado que se componen de CBD, y que pueden ayudarte a mejorar tu vida de una forma increíble.

¿Por qué el CBD te puede beneficiar?

Tras milenios de uso y muchos años de estudio, hoy se puede decir que el consumo de CBD es favorable a la salud en muchos casos. Los beneficios del CBD están registrados por culturas asiáticas y por miles de años, también han sido consumidos en la sociedad occidental.

Millones de pacientes que sufren grandes dolores han encontrado en el CBD un gran alivio gracias a su efecto analgésico. Este es el beneficio más reconocido del CBD: reducir los dolores crónicos y las afecciones de salud relacionadas.

¿Pero si yo no tengo dolores por qué debo consumir CBD? Resulta que sus ventajas no se acaban ahí. Todo lo contrario: el CBD es un derroche de beneficios. Si estás buscando relajarte y tranquilizarte, el CBD te permitirá hacerlo sin tener que sufrir los incómodos efectos del cannabis en general. Entonces, ¿qué esperas?

¿Qué propiedades tiene el CBD?

Puede que ya estés cansado de leer sobre los beneficios que tiene la marihuana medicinal en general. Pero la verdad es que científicos de todo el mundo se han dedicado intensamente a descifrar por qué el CBD puede ser bueno para la salud y en qué casos. Esto es lo que ha permitido que hoy en día existan productos orientados a problemas específicos.

En general, el CBD tiene innumerables propiedades que pueden mejorar la salud de una persona. Los beneficios del CBD están directamente relacionados con cada una de sus propiedades. Pero, ¿cuáles son ellas? Échales un vistazo a continuación.

1. Efectos analgésicos contra el dolor crónico

Para muchas personas, lo primero que se les viene a la mente cuando escuchan marihuana medicinal es el alivio del dolor. Esta característica es una de las que más se comercializan, y por eso, es la razón por la que el CBD es un referente en el alivio del dolor crónico.

Los beneficios del CBD en este caso se han investigado ampliamente. Por ejemplo, estudios han demostrado que pacientes clínicos que han sido sometidos a tratamientos con CBD han reducido el dolor crónico que han sentido.

Es probable que hayas visto en la calle o en internet cualquier cantidad de productos como aceites y pomadas de CBD que se destinan específicamente al alivio del dolor. Ahora sabes el por qué.

2. Efectos antiepiléptico

Otro de los grandes beneficios del CBD de carácter terapéutico es, indiscutiblemente, el tratamiento de los síntomas y las consecuencias de la epilepsia. Esta materia ha sido particularmente estudiada por los efectos que tiene en los niños. Uno de los primeros usos del CBD descubiertos fue este, y sus beneficios se relacionan directamente en el control de las convulsiones.

La epilepsia se presenta cuando una actividad neuronal está alterada. La forma que tiene la enfermedad de manifestarse es a través de las convulsiones, y hacia ellas es que debe ir el tratamiento. En el caso de la epilepsia infantil, los tratamientos no aplican de la misma forma, y ahí es donde entra el CBD.

Utilizado como un complemento al tratamiento médico previamente recetado, el CBD ha demostrado ser un gran aliado terapéutico en diferentes epilepsias infantiles.

3. Efectos contra la artritis reumatoide

La edad trae inevitablemente dolencias y achaques. Si quieres llegar a viejo, deberás llevártela bien con todo aquello que tu edad te va a traer. La artritis reumatoide es una de las dolencias que más afectan a las personas de la tercera edad. Es de tipo crónico y por ende, no tiene cura. Sin embargo, el tratamiento para aliviar la inflamación de las articulaciones tiene muchas vertientes: el CBD es una de ellas.

Los beneficios del CBD se relacionan directamente con la desinflamación de todas las coyunturas del cuerpo que han podido verse perjudicadas como consecuencia de la artritis reumatoide. Para hacerlo, se pueden aplicar geles de uso tópico con CBD por los efectos positivos que tiene su uso a largo plazo en el tratamiento de la enfermedad.

4. Efectos contra la ansiedad

Existen pocos momentos tan angustiantes como tener una crisis de ansiedad. Si la has sufrido, sabes perfectamente que el desasosiego y la sensación de atrapado no se puede describir a menos que la hayas vivido. La investigación sobre el uso y la aplicación del CBD ha arrojado datos interesantes sobre el posible tratamiento de la ansiedad.

Puede que te hayas preguntado, ¿podría relajarme como cuando fumo marihuana sin tener que estar drogado? La respuesta es sí. Los beneficios del CBD permiten reducir los síntomas de la ansiedad con relativa eficacia. Además, como el CBD no tiene ningún elemento psicotrópico, puede utilizarse perfectamente sin riesgo de estar drogado.

Son muchos los tratamientos químicos para la ansiedad que pueden generar dependencia, como aquella a las benzodiacepinas. Diferentes estudios han arrojado resultados positivos en el uso del CBD para tratar la ansiedad social, como uno de la Universidad de São Paulo. Sin embargo, aún queda mucha investigación por realizar para aumentar los resultados concluyentes.

5. Efectos contra el acné

¿Estás harto de tener que lidiar todos los días con el acné y ningún tratamiento te ha dado resultado? Seguro piensas que no hay nada más desagradable que no poder tener una cara lisa. Sin embargo, puede que el CBD te de luces al respecto, porque recientemente han comenzado diferentes investigaciones que llevan a sugerir que este componente del cannabis puede resultar beneficioso en el tratamiento del acné.

La investigación aún es joven y necesita mayor desarrollo, pero existen resultados que hacen ver un sendero claro, que es favorable a que el CBD es bueno para mejorar la apariencia de la piel. Esto se relaciona directamente con sus propiedades antiinflamatorias, lo que lo haría bueno para el acné. En cualquier caso, es recomendable siempre elegir un producto de calidad y con altas concentraciones de CBD.

6. Efectos contra el Alzheimer

Hay pocas enfermedades que preocupan más a las personas y que afectan tanto a una familia como lo es el Alzheimer. Al igual que en muchas otras áreas, las investigaciones sobre los beneficios del CBD han arrojado indicios de que pueden ser útiles en la prevención y el tratamiento del Alzheimer. Esto se debe a que, además de las propiedades analgésicas y antiinflamatorias, el CBD ha demostrado ser un componente muy favorable en el caso de las enfermedades neurodegenerativas.

La prevención y el tratamiento del Alzheimer es aún una materia que requiere una vasta investigación. La enfermedad no tiene cura, pero sus tratamientos son cada vez más avanzados. El CBD podría ser un gran aliciente, y ya se ha demostrado su alta potencialidad como componente activo para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

7. Efectos anticancerígenos

Todos los años se destinan miles de millones de dólares en la investigación sobre el tratamiento y una eventual cura del cáncer. Millones mueren por un diagnóstico tardío o por la fuerza de un cáncer que no se puede derrotar. El CBD ha proporcionado una nueva esperanza para los investigadores, especialmente en el tratamiento de quimioterapia.

Aunque los estudios en humanos han sido bastante escasos, en ratones los resultados sí han sido concluyentes: la tasa de supervivencia en quimioterapia junto al consumo de CBD en ratones se triplicó.

Los estudios en humanos no han sido masivos, por lo que la investigación está comenzando. Pero, probablemente en los próximos años, el tratamiento contra el cáncer estará definitivamente en la lista de los beneficios del CBD.

8. Efectos contra la esclerosis múltiple

Otra enfermedad a la que el CBD puede contribuir a su tratamiento es la esclerosis múltiple, así como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Al igual que en otras enfermedades, el uso del CBD no está aún comprobado como parte íntegra del tratamiento.

Su uso se relacionaría con las propiedades antiinflamatorias del CBD, así como aquellas que afectan a las enfermedades neurodegenerativas. Actualmente, existen estudios como uno que se realizó en Italia que demostró que tras un mes de uso de espray de CBD, han disminuido los espasmos en los pacientes de ELA.

¿Cómo puedo consumir el CBD?

Existen innumerables formas de consumir el CBD, y seguramente lo has visto en la calle: aceites, geles, lociones… Muy probablemente, la más conocida de todas es el aceite. Este es una de las presentaciones más comunes y que tiene más adeptos, porque se suele consumir con apenas unas gotas sublinguales o mezclado en tés.

La marihuana, en general, se puede fumar. También se puede hacer con la marihuana con altos índices de CBD. Especialmente se ha hecho común vapearla, porque se puede hacer con un olor agradable gracias a los aceites. Si estás acostumbrado a fumar, ¿por qué no hacerlo de esta forma?

Otras personas optan por cápsulas de CBD, que suelen ser similares a otros suplementos naturales que se venden como si fueran pastillas. Además, para casos como la artritis, son comunes las lociones que se aplican sobre la piel. Tú podrás decidir cuál es la mejor opción en tu caso.

¿Debo consultar con mi médico antes de consumir CBD?

No puedes jugar con la salud. Siempre es importante que consultes con tu médico cualquier elemento adicional que incorpores a tu tratamiento. El CBD, en cualquier caso, no podrá sustituir a ninguno de los componentes de un tratamiento químico que necesites tomar.

A pesar de esto, debes tener en cuenta que no se ha registrado el primer caso de sobredosis por CBD. Además, consumirlo no puede drogarte. En cualquier caso, el CBD, si es de buena calidad, es un componente seguro y no puede afectar tu salud.

Conclusión

Parece increíble creer que solo un componente de una planta mundialmente conocida y denigrada tenga tantas propiedades. Además, saber que todas estas propiedades están en constante investigación para conocer más sobre los efectos positivos del CBD es increíble.

Muy probablemente en pocos años podremos decir con certeza que el CBD se usa en los tratamientos contra el cáncer y el Alzheimer. Hoy podemos ver los efectos positivos que tiene el CBD en el tratamiento de la epilepsia infantil y el dolor crónico.

Y esto es solo la punta del iceberg: si en apenas tres décadas se han descubierto todos estos beneficios del CBD, ¿te imaginas todo lo que se sabrá en los próximos treinta años?

Información sobre el CBD

¿Qué es el CBD? Guía básica de todo lo que necesitas saber

post-header

Introducción

¿Te ha pasado que cuando sales a la calle ves muchos productos que tienen algo llamado CBD? Seguro que también te comentaron que están hechos con cannabis. Incluso, puede que te hayan dicho que cualquier aceite o cápsula con CBD está hecho de marihuana y que, si lo consumes, acabarás por drogarte.

Pero, ¿qué es el CBD? En este artículo te ofreceremos toda la información que necesitas para dejarle de tener miedo al CBD.

¿Cómo está compuesta la marihuana?

Marihuana, ¿no? Monte, hierba, weed, María, no importa la forma en la que la llames. El nombre científico de esta planta es cannabis sativa, y pertenece a la familia Cannabaceae. El cannabis ha sido cultivado y consumido desde hace milenios por la humanidad, pero hoy en día, gracias a los avances científicos, podemos entender a profundidad cómo está compuesto.

Millones de personas consumen el cannabis con fines recreativos, gracias a sus efectos psicoactivos. Estos se deben a uno de sus componentes, el delta-9-THC. Esta parte del cannabis es la que genera los efectos conocidos por todos: risas, llantos, hambre, incoherencias y diversión.

Pero, ¿y la parte medicinal y terapéutica? Ahí es donde entra el cannabidiol, conocido comúnmente como CBD. Es este el componente que más se utiliza para la marihuana medicinal y para todos los productos que ves en la calle. El CBD es como la parte seria del cannabis, a diferencia del psicotrópico THC.

¿Qué es el CBD?

Como con cualquier planta, el cannabis tiene muchos componentes. Sin embargo, los dos más atractivos y usados son el THC y el CBD. El cannabidiol es estudiado por científicos en todo el mundo, debido a que su consumo proporciona todo tipo de beneficios.

Por ejemplo, se ha comprobado que el CBD es altamente beneficioso en el tratamiento de la epilepsia infantil. No, esto no quiere decir que los niños que lo consuman estarán colocados: el CBD no tiene efectos psicoactivos.

Pero no hace falta tener alguna enfermedad o condición para que puedas consumir productos con CBD. Muchas personas, como cualquiera de nosotros, lo utilizan a diario para mejorar su vida. Tan simple como seguro.

¿Cómo te puede beneficiar el CBD?

Si tienes claro qué es el CBD, puede que te sigas preguntando por qué deberías utilizarlo. Al fin y al cabo, el CBD es solo para los epilépticos y personas con esclerosis múltiple, ¿verdad?

Nada que ver. Los beneficios del CBD pueden llegar a todas las personas que se decidan a consumirlo. ¿Has visto como la gente se relaja después de consumir cannabis? Pues precisamente ese es uno de los principales efectos que el CBD puede traerle a tu vida. Y todo esto sin estar colocado.

El CBD te puede proporcionar lo mejor del cannabis sin necesidad de que tengas que alterar tu rutina. Si tienes crisis de ansiedad o el estrés te consume, el CBD puede relajarte sin que tengas que dejar de conducir, de estudiar o de trabajar.

Son muchos los testimonios de personas que utilizan el CBD en sus vidas desde hace muchos años. El beneficio ha sido claro: una vida más relajada y tranquila.

¿Para qué y quiénes usan el CBD?

Saber qué es el CBD es el primer paso para que puedas descubrir todos sus campos de aplicación y le dejes de tener miedo. En la vida cotidiana, como ya pudiste ver, el CBD contribuye a la relajación y la liberación del estrés. Pero, además de la epilepsia y la esclerosis, hay muchas enfermedades y condiciones que pueden verse beneficiadas y calmadas gracias al CBD.

Por ejemplo: hay estudios que afirman que el CBD ayuda a combatir los efectos de la artritis reumatoide. Esto se debe a que entre sus propiedades tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio. También se ha relacionado en la mejoría de problemas intestinales como la enfermedad de Chron.

Otras enfermedades como el Alzheimer podrían ser tratadas de una mejor forma con CBD, pues reduce a las proteínas que causan este padecimiento. Los pacientes con cáncer se ven beneficiados por los agentes angiogénesis del CBD, que inhiben la creación de condiciones para el desarrollo de nuevos tumores.

El CBD ya se está usando hasta en los animales. El uso veterinario está aprobado para perros y gatos, que se benefician contra dolores, ansiedad, convulsiones y hasta cáncer. Si hasta las mascotas lo consumen, ¿tú qué esperas?

¿El CBD es legal?

¿Cómo un componente con tantos beneficios para la salud podría ser ilegal? Pues… Esa es la situación en muchos países. El cannabis apenas está legalizado de forma recreativa en pocos sitios. En los países hispanohablantes, solo Uruguay mantiene un consumo y autocultivo legal. Pero, ¿es la misma situación para el CBD?

La respuesta más sencilla es que no. Pero esto no es del todo exacto, porque las legislaciones varían en función de los países y regiones. Incluso, la diferenciación entre el cannabis y el CBD en las leyes no siempre es del todo clara.

¿Cuál es el estatus legal en España?

En España, el CBD es en principio legal, aunque la legislación es confusa. El Convenio de Viena prohíbe el cultivo de cannabis como estupefaciente, pero no con otros propósitos. Para eso, la marihuana debe tener menos de un 0.2% de THC. Este se suele obtener a partir del cáñamo, primo de la marihuana y que tiene bajas concentraciones de THC.

¿Pero has visto que se vende CBD como productos decorativos? Este tipo de etiquetas suele ser una forma de evadir la regulación. Pero ten cuidado, porque no ha pasado los controles para un producto de consumo humano.

¿Y qué hay de América Latina?

Si estás del otro lado del charco, la situación puede ser más complicada, aunque hay indicios de mejora. Con la notoria excepción de Uruguay, ningún otro país latinoamericano ha despenalizado el cannabis. Pero en materia de marihuana medicinal se está avanzando rápidamente.

Perú se sumó el año pasado a la aprobación de la marihuana medicinal, con un índice de CBD mucho más alto. Antes, Argentina aprobó una ley que permitió el acceso al cannabis medicinal, pero más de un año después aún el Estado no ha implantado del todo los sistemas necesarios para su aplicación.

México también aprobó el uso terapéutico del cannabis, siempre y cuando la cantidad de THC no supere el 1%. En Chile, a pesar de los vacíos legales, el consumo y venta de CBD ha aumentado notablemente.

También, en Colombia está normado el consumo y producción de cannabis medicinal. El Estado colombiano otorga licencias de transformación, aunque si el cannabis tiene menos de 1% de THC, no es necesario. Solo es cuestión de tiempo para que el CBD se normalice en toda América Latina.

¿De qué forma puedo consumir el CBD?

El CBD está hasta en la sopa. Bueno, no literalmente. Pero, como seguro has visto, cada vez hay más productos que tienen CBD. Uno de los más populares es el aceite. No, no es aceite puro de CBD: generalmente se mezcla un aceite vegetal junto con el CBD. Este producto se puede aplicar con gotas debajo de la lengua o a través de infusiones.

¿Y las pastillas? También hay opciones, pues las cápsulas de gel de CBD son frecuentes. Una de las maneras menos invasivas de consumir CBD es a través de lociones y bálsamos que se aplican en la piel. Esto es genial para los dolores musculares.

Si en cambio estás acostumbrado a fumar, ¿por qué no pruebas vapear con CBD? Vapear es una de las mejores opciones, pues te ahorras todas las sensaciones malas de fumar y los efectos son mayores. Generalmente, el CBD no se vapea solo, sino mezclado con aceites esenciales.

 

¿El CBD genera efectos alucinógenos?

Que no. No te vas a drogar por consumir CBD. Lo peor que te puede pasar es que te relajes o que tus molestias se alivien. Ten en cuenta que el CBD no es una sustancia psicoactiva, por lo que no tienes absolutamente nada por lo que preocuparte en este sentido.

El CBD no interactúa con los receptores CB1 y CB2, a diferencia del THC. Esto hace que no se genere ningún efecto propio de estar colocado. Generalmente, los productos de CBD suelen tener un THC inferior al 0.5%, aunque en Europa se reglamentan a menos de 0.2%.

De lo que sí tienes que cerciorarte es que el producto que estés comprando sea para consumo humano. Además, verifica siempre cuál es el grado de THC que posee.

¿Cómo se produce el cannabis con CBD?

¿Has visto mil veces la imagen de la planta de cannabis con hojas alargadas en forma de triángulo, verdad? Genéticamente esa planta se ha modificado para alterar sus componentes. Pero entonces, ¿qué es el CBD? ¿Un planta independiente?

Las plantas del cannabis tienen muchas variedades. Gran parte de ellas son producto de modificaciones genéticas, derivadas del cruce entre variedades existentes. Ya actualmente se venden muchas variedades de semillas cuyas plantas tendrán menos de 1% de THC.

Cada especie de cannabis con más cantidad de CBD cuenta con muchas especificaciones y diferencias. Algunas de las que destacan son la Chocolate Skunk CBD, con entre 50 y 55 días de floración, o la Early Amnesia CBD, que florece en 60 días. Además, muchos productos de CBD se fabrican a base de cáñamo, que a diferencia de la marihuana, tiene altas concentraciones de CBD.

Si no estás al corriente de todas las características que tienen las semillas con más CBD y te llama la atención el autocultivo, puedes interesarte e investigar. El mundo del cultivo del cannabis es amplio y apasionante.

¿El CBD es realmente seguro?

Cada cuerpo es un mundo, y es imposible determinar qué consecuencias puede traer el consumo de algo en un organismo. Pero, al estar relacionado con el cannabis, la mayor preocupación de muchos es si el CBD no alterará sus capacidades. Esto no pasará.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un informe en el que no encontró reacciones adversas al consumo de CBD. Para la agencia de Naciones Unidas, el CBD está tolerado en humanos y animales. Además, afirman que no está relacionado con consecuencias de salud negativas.

La parte más insegura se refiere a la calidad del producto. Como la marihuana aún se maneja en un ambiente underground, muchos productos son de fabricación dudosa. Encontrar CBD de calidad es la clave para evitar los riesgos.

Por otra parte, si estás embarazada, lo mejor es que suspendas el consumo de CBD. De momento, no existen investigaciones profundas al respecto. Sin embargo, la sociedad estadounidense WebMD recomienda evitar el consumo de CBD durante la gestación. Mejor prevenir que lamentar.

¿El CBD produce efectos secundarios?

Como con todas las medicinas y gran parte de los alimentos, los efectos secundarios son posibles. Aunque propiamente el CBD no ha generado consecuencias y efectos generalizados, sí hay síntomas reportados tras su consumo.

Algunos de ellos se relacionan con el cambio brusco de la tensión arterial o diarrea. También se ha presentado cansancio extremo, cambios de apetito o sequedad en la boca.

¿Puede el CBD causarme una sobredosis?

No está comprobado que así sea. En principio, el CBD por sí mismo no debería ser capaz de generar sobredosis. Sin embargo, hay usuarios que han reportado síntomas negativos después de haber consumido en exceso determinados productos.

Por ende, no se puede afirmar del todo que no puede existir una sobredosis. No obstante, hay estudios que afirman que los humanos podrían consumir hasta un litro y medio de aceite de CBD y no tener una sobredosis.

Pero puedes quedarte tranquilo por otro lado: hasta el momento no se ha registrado ni una sola muerte por sobredosis de CBD, o de cannabis en general. Probablemente las reacciones negativas estén relacionadas con la calidad de los productos y un mal manejo del THC en ellos.

¿Sigues teniendo dudas?

¿Aún no estás convencido de las ventajas de consumir CBD? Es normal. Tantos años estigmatizando al cannabis dan como resultado que muchas personas no puedan acceder a sus beneficios fácilmente. No obstante, si te llama la atención el CBD pero sigues teniendo dudas, puedes consultar con tu médico.

Es importante que no generes expectativas milagrosas en el CBD. Aunque es un componente increíble que beneficia a millones de personas, no es un remedio instantáneo. Y por nada del mundo dejes de consumir tu tratamiento farmacológico para sustituirlo por CBD.

Conclusión

El CBD llegó para quedarse, y así, ayudar a millones de personas con sus beneficios. Tú puedes ser uno de ellos. Los tabúes sobre el cannabis cada vez quedan más relegados y el CBD es el principal beneficiado. Su cultivo y consumo es legal en una lista creciente de países. Los productos con CBD son más diversos cada día. Aunque cuenta con el inconveniente de no tener normas claras que lo regulen, el avance del CBD parece indetenible. Y tú, ¿por qué no te sumas?