Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Información sobre el CBD

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

5

Introducción

El CBD se erige como un componente versátil, pero que está en un mundo lleno de bondades y miedos. Pocas personas pueden hoy en día negar la amplia utilidad que tiene el CBD en el tratamiento de diferentes condiciones y enfermedades. Sin embargo, muchas personas siguen rechazándolo por miedo o desconocimiento a los efectos secundarios del CBD. Pero, ¿cuáles son?

Es cierto que el CBD tiene efectos inmediatos en el organismo y que son ellos los que contribuyen a relajarte o aliviar tus dolores. Pero ciertos efectos pueden molestar a las personas, y cada cuerpo es un mundo. Los efectos secundarios del CBD existen como cualquier otros y conocerlos no le quita seriedad a este componente del cannabis. Descúbrelos en este artículo para que así, los tengas en cuenta de forma permanente.

¿Cómo me puedo beneficiar del CBD?

¿Estás cansado de ver al CBD en todas partes? Pues, te tenemos noticias… No va a parar. Eso tiene un único motivo: cada vez son más comunes los diferentes productos basados en CBD, que se usan para todo tipo de problemas de salud. El CBD es simplemente uno de los componentes principales del cannabis que no genera ningún tipo de efecto alucinógeno, sino que, por el contrario, es capaz de relajarte y aliviar tu ansiedad social.

Si tienes dolores crónicos, es muy probable que el CBD te pueda ayudar bastante. Además, el CBD también se usa para tratar enfermedades como la epilepsia o la esclerosis múltiple. Conforme avanza la investigación, se descubren nuevas propiedades del CBD. Pero, ¿hay algo en lo que el CBD pueda perjudicarme? ¿Sus efectos secundarios son tan malos?

¿Puede el CBD afectar mi salud?

¿Estás preocupado por el posible daño que el consumo de CBD puede hacerle a tu organismo? En primera instancia, no tienes por qué preocuparte. El CBD es un cannabinoide que interactúa con el sistema endocannabinoide, que está en el propio organismo. Su consumo interactúa con los receptores de este sistema y genera los tradicionales síntomas. Eso no debería afectar a tu organismo.

Los problemas pueden surgir en caso de que el CBD tenga una interacción contraproducente con algún medicamento que estés consumiendo. Además, especialmente en personas que no estén acostumbradas, pueden constituirse problemas estomacales. No obstante, nada de esto implica una verdadera afectación de la salud del organismo ante el consumo de este cannabinoide natural.

¿Qué efectos genera el CBD?

Unas gotas de aceite de CBD pueden serenarte profundamente. No se trata de estar drogado o perder el juicio, sino todo lo contrario. El CBD permite poder lidiar con situaciones de gran estrés al tener la capacidad de calmar al organismo ante la ansiedad, lo que genera una angustia permanente. En ningún momento, tras ingerir CBD, se pierde el conocimiento o la capacidad de comprensión.

El efecto va más allá, pues para muchas personas el CBD implica un importante aliciente para la concentración y la realización de diferentes actividades. Además, sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas contribuyen a solucionar los diferentes síntomas que el cuerpo presenta en esa materia. En cualquier caso, consumir CBD es, en teoría, sumamente relajante y no interfiere con la realización de actividades de rutina.

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Todas las medicinas, hasta los antigripales, tienen efectos secundarios. Entonces, ¿por qué un cannabinoide como el CBD no podría tenerlos? Todas las personas son diferentes: los gustos y las reacciones pueden ser tan variados como el número de consumidores que tiene el propio CBD. Los efectos secundarios son algo normal en cualquier tratamiento, y más aún, si se trata de un cannabinoide de origen vegetal.

Es importante aclarar que el hecho de que se hayan registrado casos en los que se presenten determinados efectos secundarios no implica que esté comprobado que el CBD afecta al organismo de esa forma. Sin embargo, hay que tener en cuenta estas posibles situaciones son útiles para saber a qué atenerse tras el consumo y así, conocer si los síntomas son normales o si se constituyen en una rareza.

Existen muchos efectos secundarios, como es normal. No obstante, algunos de los más conocidos han sido el cansancio, la diarrea y los cambios de apetito. Échale un vistazo a ellos:

1. Interacción con medicamentos en el hígado 

La contraindicación de ciertos medicamentos con el CBD es real y se debe tener en cuenta en todos los casos, porque puede generar problemas graves de salud. El CBD interactúa con enzimas metabolizadoras como aquellas que pertenecen al grupo del citocromo P450. De consumirse, el CBD podría tardar mucho en descomponerse mientras que los otros fármacos harían justo lo contrario.

La aplicación de este tipo de tratamientos junto con el CBD es algo que debería ser motivo de un consejo médico. Los problemas de tipo hepático, con el pasar del tiempo, afectan de gravedad al organismo. Sin embargo, el CBD no tiene problema con la gran mayoría de enzimas hepáticas, por lo que la consulta debe referirse a con cuál enzima se procesa la medicina que se está consumiendo.

2. Cambios de apetito

El cannabis en general es una planta que genera muchos efectos relacionados con el hambre y el apetito. Uno de sus componentes, el THC, es capaz de aumentar el apetito, ante lo que puede ser usado en diferentes situaciones. Sin embargo, el CBD genera efectos contradictorios en este sentido.

Para algunas personas que lo han consumido, el CBD puede generarle cambios bruscos de apetito, que incluso, tienen que ver con la disminución del hambre. En ese sentido, existen investigaciones que avanzan en el estudio del uso del CBD para la pérdida de peso.

3. Boca seca 

¿Has consumido cannabis y eso te ha dejado la boca irremediablemente seca? Esto puede atribuirse, parcialmente, a los efectos del CBD. Especialmente cuando se fuma, el CBD puede dejar una sensación de boca seca motivada a la disminución de la secreción de saliva que produce el cannabis en general.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide y sus receptores, que también se encuentran en las glándulas salivales. Este contacto genera inmediatamente que la saliva no se produzca con la misma rapidez acostumbrada, formándose así la sensación de boca seca. No obstante, este síntoma en específico suele darse cuando el CBD se consume fumado o vapeado y su síntoma puede paliarse simplemente al beber líquido.

4. Efectos en estudio de trastornos del movimiento 

Los estudios sobre los efectos del CBD en enfermedades que involucran trastornos del movimiento están aún en una fase primaria y no se pueden obtener de ellos conclusiones absolutas. En un estudio que se aplicó a un grupo de pacientes con trastornos distónicos del movimiento se pudieron determinar diferentes efectos secundarios. Entre ellos se incluyeron la hipertensión, la sensación de estar sedado y el mareo constante.

Las dosis, en este estudio, también influyeron. Por ejemplo, el grupo de pacientes que recibió más de 300 mg de CBD diarios tuvo un aumento en los temblores. De ahí se pudo deducir que el CBD sería contraproducente en el tratamiento de enfermedades como el Parkinson. No obstante, ha habido otras investigaciones que sugieren que el CBD podría ser beneficioso en pacientes de esta enfermedad. Aún queda mucha investigación por hacer.

¿Debería preocuparme por alguno de los efectos secundarios del CBD?

Una vez sabido esto, ¿hay motivos de preocupación? De ninguna manera. La información es siempre valiosa y puede ayudarte a decidir y preguntar a los expertos. Si lo que te preocupa es la toxicidad, se han realizado estudios a pacientes epilépticos y con otras condiciones de salud en los que se descarta que el CBD pueda devenir en una sustancia tóxica.

Conocer los efectos secundarios no es motivo de alarma. Saberlo es beneficioso para no verse perjudicado por desconocimiento y no debe generar miedo o rechazo al CBD. Este cannabinoide puede ayudar a tu salud en caso de que así lo quieras o lo necesites, y por ese motivo, unos efectos secundarios no deben ahuyentarte.

¿Hay alguna posibilidad de drogarme al consumir CBD?

¿Tienes miedo de drogarte por error tras consumir CBD? Este no es un asunto del que te debas preocupar de ninguna manera. Si estás comprando un producto basado en CBD, este no te drogará de ninguna manera, porque el CBD no está en capacidad de hacerlo.

Ahora bien, ¿has escuchado casos de personas que se han drogado tras consumir CBD? Aunque es complicado definir la causa específica, es sumamente probable que el producto haya sido de mala calidad y que, por consiguiente, haya tenido un porcentaje de THC más elevado del permitido.

Para prevenir esas situaciones, hay que verificar siempre que el producto de CBD sea apto para consumo humano y no de decoración o similares. Existen muchos productos que se comercializan como CBD para decoración y que no han pasado por los controles necesarios para ser ingeridos por humanos. El consumo de estos debe evitarse a toda costa.

¿Puedo volverme adicto al CBD?

¿Ya tienes claro cuáles son los efectos secundarios del consumo de CBD? Entonces es hora de que dejes tus preocupaciones, porque no te podrás volver adicto a él. El cannabis, planta de donde surge el cannabinoide CBD, es mucho menos adictivo que la nicotina o el alcohol. Solo aproximadamente 10% de los consumidores de marihuana desarrollan dependencia, pero esta situación prácticamente desaparece cuando se habla solo del CBD.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, tras estudiar diferentes aspectos del CBD no se ha detectado potencial de abuso en la población que consume CBD, así como tampoco en los que estuvieron consumiendo placebo. Entonces, ¿le darás una oportunidad al CBD, ahora que sabes que la adicción no está entre sus efectos?

¿Qué puedo tener en cuenta antes de tomar CBD?

¿Cómo saber qué efectos secundarios podrían tocarme? No hay una forma real de determinarlo. Por ese motivo, lo indispensable siempre es comenzar con dosis bajas, especialmente si lo vas a ingerir de forma oral. De esta forma, podrás saber cómo reacciona tu cuerpo ante el CBD y así evitar posibles malos ratos.

También puedes tener en cuenta que, si estás embarazada, el CBD podría generarte problemas. Aunque falta mucho por investigar, algunos estudios sugieren que el cannabis puede aumentar la permeabilidad de la barrera placentaria, lo que podría poner al feto en riesgo.

Si ya identificas los efectos secundarios puedes tenerlos en cuenta en tu tratamiento y decidir si continuar, a pesar de ellos, o suspenderlo. Lo que sí debes saber con anterioridad es todo aquello que se refiere a las contraindicaciones posibles del CBD con diferentes medicamentos. Si debes tomar un tratamiento permanente que se verá afectado por el CBD o por un producto con CBD en específico, no deberías mezclarlos, porque es tu salud la que está en juego.

¿Necesito consultar a mi médico antes de consumir CBD?

Siempre acudir a un profesional de la salud como un médico es un sinónimo de seguridad. Este caso está muy lejos de ser la excepción. Con cada vez mayor frecuencia existen médicos que conocen los efectos y recetan el CBD con diferentes propósitos. Si te sientes más seguro preguntándole a tu médico de cabecera antes de consumir CBD, entonces estarás haciendo lo correcto.
No obstante, ten en cuenta que este paso está muy lejos de ser obligatorio. El CBD es un cannabinoide no psicoactivo por lo que no genera consecuencias de salud. Existen diferentes formas de consumirlo, pero en todas ellas serán productos certificados para consumo humano, reduciendo así el riesgo de falsificación.

En cualquier caso, ¿el CBD es seguro?

Con dosis bajas, tu cuerpo estará bien después de consumir CBD. Hasta el momento, no se ha registrado ninguna muerte por sobredosis de marihuana a nivel mundial. Y te podrás imaginar entonces que el CBD es más seguro aún, al no provocar ningún efecto alucinógeno.

En cualquier caso, la seguridad residirá intransferiblemente en ti. Son innumerables los argumentos que muestran al CBD como un cannabinoide cuyos efectos son asombrosos pero que, en ningún caso, perjudica al cuerpo humano. Si tienes algún problema o situación y crees que el CBD podría ayudarte, solo verifica que el producto que quieres comprar cumpla con las normas.

Conclusión

¿Te has dado cuenta que no hay que tenerle miedo al CBD? Los efectos secundarios de este gran componente del cannabis son mínimos y, como es evidente, no aplican en todos los casos. A los investigadores les ha costado sobremanera encontrar cuáles son los efectos secundarios del CBD, pero conocer nuevas propiedades es algo mucho más común.

El CBD es un cannabinoide que ha llegado a los comercios para proporcionarle a millones de personas en el mundo un alivio necesario. Aunque la investigación aún es escasa, los efectos colaterales de una sustancia no psicotrópica como el CBD no pueden ser un obstáculo para no disfrutar de sus beneficios. ¿Aún sigues con miedo? Anímate a conocer el CBD.

Información sobre el CBD

Efectos del cannabis en el desequilibrio hormonal

post-26-head

Introducción

Pocos sistemas son más complejos que el cuerpo humano. Las hormonas son sustancias que se mueven en el organismo para controlar procesos biológicos de todo tipo. Pero, con el pasar de los años y en determinadas circunstancias se presentan desequilibrios hormonales, que suelen afectar la salud y la estabilidad de todo tipo de personas. El cannabis puede ayudar a regular muchas funciones en el cuerpo, a lo que hay que sumarle los niveles hormonales.

El sistema endocannabinoide está en el cuerpo y los diferentes componentes del cannabis interactúan con él. Componentes del cannabis como el THC están conectados con el hipotálamo, desde donde se conecta el sistema nervioso con el endocrino y se producen las hormonas. Aunque aún continúa en una vasta investigación, el cannabis influye en la regulación hormonal.

Este hecho ha determinado que el cannabis pueda ser utilizado en tratamientos para controlar el desbalance hormonal. Además, también se debe considerar los efectos del cannabis antes de consumirlo para garantizar que no se genere ninguna afectación en el equilibrio hormonal.

¿Qué efectos para la salud tiene el cannabis?

Por décadas, el cannabis ha sido una planta satanizada debido a los efectos psicotrópicos que produce. Por prácticamente todos los países del mundo, el cannabis ha sido declarado una sustancia ilegal y se ha equiparado a las drogas. No obstante, desde mediados del siglo XX comenzó una notable investigación sobre el cannabis y sus efectos medicinales.

Existen al menos 113 componentes descubiertos del cannabis. De ellos, los principales son dos: el THC, que es el que genera los efectos alucinógenos y el CBD, que es el principal que se utiliza en tratamientos de enfermedades como la epilepsia o para calmar la ansiedad. Existen muchos más componentes que tienen efectos positivos directos sobre el cuerpo humano.

La interacción de los cannabinoides, como se le conoce a los componentes del cannabis, con el cuerpo humano, se hace a través de los receptores del sistema endocannabinoide. Este se encuentra en una gran cantidad de células y es el que permite activar diferentes procesos químicos en el organismo.

¿Qué es el desequilibrio hormonal?

Pasa todo el tiempo: los niveles hormonales se alteran en función de las cosas que sucedan, sean rutinarias o no, y en especial pasa cuando afecta al organismo de alguna forma. Pero el desequilibrio hormonal va más allá, pues altera directamente los procesos corporales y puede traer consecuencias visibles en la salud de hombres y mujeres.

Con frecuencia se piensa que el desequilibrio hormonal es algo exclusivo de las mujeres al relacionarlo con el período menstrual. Nada más lejos de la realidad. Los efectos secundarios del desequilibrio hormonal involucran a hombres y mujeres y pueden transformar radicalmente su vida cotidiana. Asuntos como la pérdida o el aumento de peso, el cansancio extremo, la digestión o la ansiedad pueden ser algunas de estas respuestas.

Cuerpos humanos tienen respuestas distintas a cuestiones orgánicas y eso puede generar desequilibrios hormonales. No obstante, este también puede producirse a raíz de situaciones de estrés, mala alimentación, insomnio, sumado al síndrome premenstrual que sufren muchas mujeres.

¿Cómo puede afectarte el desequilibrio hormonal en tu día a día?

Las consecuencias del desequilibrio hormonal pueden ser devastadoras a largo plazo. Por ejemplo: uno de las enfermedades más comunes que se generan a raíz del desbalance hormonal es el insomnio, lo que a su vez genera ansiedad y puede acabar en depresión.

Las mujeres también sufren de manera particular los desequilibrios hormonales, especialmente durante el síndrome premenstrual. Cambios de humor, dolores de cabeza, náuseas son solo algunos de los síntomas recurrentes que, en caso de no tratarse, pueden expandirse aún más. En los peores casos, las personas pueden desarrollar infidelidad o pérdida de memoria, debido a que, si el nivel hormonal baja demasiado, el cuerpo puede responder de esta manera.

¿En qué influye el cannabis a nivel hormonal?

Pero, ¿el cannabis puede ayudar a regular el nivel hormonal? La respuesta a eso está en el sistema endocannabinoide. Hay que entender que el cuerpo humano produce sus propios endocannabinoides que se articulan en un sistema que se ubica en las células. A través de sus receptores, este sistema es el que recibe al THC, al CBD y a muchos otros componentes.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide y este sistema se relaciona con el sistema endocrino, al tener funciones corporales específicas que los vinculan. Además, estudios indican que el THC, otro componente, se relaciona con los neurotransmisores del hipotálamo, que van a su vez al sistema nervioso y de ahí, al endocrino, que es el que acaba produciendo la hormonas.

En resumen: por la relación que mantiene el sistema endocannabinoide con el sistema endocrino que produce hormonas, se puede decir que el cannabis tiene un impacto en esto, en caso de que los cannabinoides entren al organismo. El CBD y el THC tienen influencia directa en el camino que lleva a las hormonas.

Casos en los que el cannabis se involucra con el balance hormonal

Existe un sinnúmero de casos en los que se ha podido determinar que el cannabis interactúa en situaciones de desequilibrio hormonal. Algunos de los que se han registrado y podido estudiar son:

1. Sistema reproductor masculino

La afectación de las hormonas referidas a los órganos sexuales masculinos es una de las manifestaciones principales motivada por los efectivos del cannabis. Hablando prácticamente, diferentes estudios han mostrado que un consumo sostenido del cannabis es capaz de reducir en un 55% el conteo de esperma.

Otras investigaciones muestran también el impacto que tiene el cannabis en la función reproductiva masculina. En el caso de las hormonas reproductivas, el THC previene la liberación de la hormona GnRH, que a su vez es la que estimula la producción de testosterona. A pesar de que el cannabis puede tener influencia sobre la testosterona, eso variará entre cada persona, así como también por el tipo de cannabis consumido.

2. Modificación del nivel de estrógeno 

Las mujeres y su aparato reproductor son protagonistas en la interacción del cannabis con el equilibrio hormonal. Esto estaría motivado a que las mujeres absorberían el cannabis de una forma diferente, basándose en los niveles de estrógeno. En un experimento realizado con ratas, aquellas hembras que estaban ovulando desarrollaron más tolerancia a los efectos del THC.

Las conclusiones de este estudio permiten afirmar que las ratas hembras fueron más fuertes que las ratas machos, y que eso estuvo motivado a la producción de estrógeno. Entonces se podría entender que son las hormonas las que determinarán la potencia y el impacto del cannabis, y específicamente del THC que se está consumiendo.

3. Sistema óseo femenino 

No cabe duda de que el sistema reproductor femenino trabaja de la mano con el sistema endocannabide. La relación que existe entre los desequilibrios hormonales del ciclo menstrual y los receptores de endocannabinoides se ha estudiado y demostrado, al igual que la masculina. Este es un aspecto vital, pero con la madurez, las mujeres entran en la menopausia y con ella, diferentes afecciones.

La osteoporosis es una de las enfermedades más comunes entre las mujeres que comienzan a avanzar en edad. Sin embargo, el receptor CB2 del sistema endocannabinoide puede contribuir disminuir la pérdida ósea, que motiva la osteoporosis. Esto implica que tanto el THC como el CBD podrían interactuar con el receptor CB2 para así poder contrarrestar el debilitamiento de los huesos, causado por el desequilibrio hormonal. La investigación científica en esta área no se ha desarrollado ampliamente en este aspecto, pero los indicios científicos están claros.

4. Cortisol y paranoia 

¿Has escuchado hablar del cortisol? Es muy probable que conozcas a esta hormona por su relación con el estrés. En efecto, el cortisol se libera en situaciones de estrés y su respuesta es el aumento del azúcar en el torrente sanguíneo y acelerar el metabolismo de los alimentos consumidos. Pero, ¿cómo se involucra con el cannabis?

Pues, es simple: el THC aumenta los niveles de cortisol. Como has podido observar, la respuesta del cortisol es tratar de aliviar el estrés. Pero el THC puede aumentarlo en exceso y eso, dependiendo de la persona, generaría respuestas diferentes entre la gente. Por ejemplo, si existe un estrés muy fuerte podría hacer crecer la sensación de paranoia.

¿Por qué el cannabis puede ser usado como tratamiento para el desequilibrio hormonal?

Los desequilibrios hormonales pueden ser puntuales o duraderos, y muchos requieren de tratamiento farmacológico. Sin embargo, cada vez se han demostrado más los efectos del cannabis ante diferentes hormonas y su potencial capacidad para generar un equilibrio hormonal en varias situaciones.

Aunque no es lo mismo hablar de THC y de CBD, el cannabis en su conjunto es beneficioso para el desequilibrio hormonal. No obstante, el desarrollo de tratamientos específicos que consistan en el consumo de cannabis para generar la superación del desequilibrio hormonal aún parece un panorama lejano.

¿Qué tipos de cannabis pueden ser convenientes para eso?

Hay que partir de lo esencial: el cannabis es una planta. Como con cualquier planta, las variedades abundan y no todas aplican en los mismos casos. En cualquier manera, existen cepas del cannabis que pueden ser beneficiosas en específico para tratar el desequilibrio hormonal. Sus diferencias se deben a las concentraciones de sus componentes, así como en la variedad de la planta a la que pertenecen. Algunas de estas cepas son:

1. Sweet and Sour widow

El desequilibrio hormonal, en general, es un asunto en el que tanto CBD como THC pueden contribuir. Por ese motivo, la cepa Sweet and Sour Widow tiene una proporción 1:1 entre THC y CBD. Además, es una variedad obtenida principalmente del cannabis indica, que es usada por excelencia en el cannabis no psicoactivo. Su alta concentración de CBD hace que sea una variedad apta para el consumo de personas no acostumbradas al cannabis.

Esta variedad es usada entre personas que sufren de pérdida de apetito. También puede parecer común entre aquellas que padecen de insomnio, aunque las propiedades del cannabis sobre el sueño son vastas.

2. Jillybean

Una combinación entre euforia y calma posterior de la ansiedad es lo que puede traer la variedad Jillybean a las personas que están teniendo algún desequilibrio hormonal. También proveniente del cannabis indica, Jillybean proporciona los tradicionales efectos alucinógenos motivados por el THC, pero también tiene un componente terapéutico.

Muchos utilizan la variante Jillybean para lidiar con situaciones de ansiedad, estrés e incluso depresión, que pueden estar motivadas por desequilibrios hormonales. Los cólicos menstruales y síntomas similares pueden ser aliviados a través del consumo del Jillybean.

¿Debo consultar a mi médico antes de empezar a usar cannabis?

Los desequilibrios hormonales son un asunto serio. Aunque la mayoría de ellos tiene una solución rápida y efectiva, siempre deben tratarse por consejo médico. Los tratamientos farmacológicos siguen siendo la opción más indicada por la mayoría de los médicos, debido a que las investigaciones científicas lo avalan. Sin embargo, el cannabis cada vez se abre más paso en el gremio médico y al ser un tratamiento natural, podría ser ideal su aplicación y no resultaría nociva.

No obstante, debes siempre saber que como los desequilibrios hormonales son un tema complejo, el cannabis no será beneficioso en todos los casos. Es cierto también que la investigación en la materia es escasa, pero que los efectos del THC y del CBD ya son bastante conocidos y, siempre bajo consejo médico, es posible determinar si te serían útil en tu situación de desequilibrio hormonal.

Conclusión

El desequilibrio hormonal no es un juego de niños. Cuando en el cuerpo algo no está bien regulado, rápidamente el organismo te lo hará saber y puede actuar en tu contra. Existen todo tipo de soluciones farmacológicas para tratar una infinidad de desequilibrios, pero el cannabis se ha erigido como una posible ayuda para el tratamiento y la superación de este problema.
No se trata de un asunto únicamente concerniente a las mujeres y su período menstrual, pues los desequilibrios hormonales se producen todo el tiempo y en diferentes ámbitos. El cannabis, a través de sus componentes y su relación con el sistema endocannabinoide, puede generar efectos positivos en el cuerpo. Nunca descartes a lo natural del cannabis como un aliado en tu vida.

Información sobre el CBD

Efectos en el sueño del CBD, CBN y THC

8

Introducción

Crisis de ansiedad, estrés, falta de concentración… Son innumerables los síntomas que produce el insomnio. Cuando hay una persona que sufre de insomnio, también sufre toda una familia por las terribles consecuencias que eso genera en el día a día. Tomar una enrevesada combinación de pastillas inevitablemente afecta la vida cotidiana, impidiéndole a muchas personas trabajar o estudiar con normalidad. Asimismo, se ha demostrado que cannabinoides como el THC y el CBN pueden contribuir a mejorar el sueño, pero, ¿qué efectos producen?

Los cannabinoides son diferentes componentes que se encuentran en la planta del cannabis, además de en el cuerpo humano. Las propiedades terapéuticas del CBD son ya reconocidas a nivel mundial, y cada vez están más en boga cannabinoides como el CBN, que parece ser el mejor para lidiar con el insomnio. A esto hay que sumarle el THC, que aunque es psicoactivo tiene muchas propiedades positivas. El mundo de las propiedades de los componentes del cannabis está cada vez más explorado y tiene mucho que ofrecer. ¿Quieres saber más?

¿Me pueden beneficiar los cannabinoides?

Pero, ¿el cannabis no es la marihuana? ¿Cómo me va a beneficiar? No todo es tan simple. El cannabis es una planta rica en todo tipo de componentes, que se llaman cannabinoides o fitocannabinoides, para distinguirlos de aquellos que están en el cuerpo humano y de los artificiales. Cada uno de ellos tiene funciones y comportamientos distintos en el cuerpo humano, al interactuar con el sistema endocannabinoide.

Al ser tan diferentes, pueden beneficiar al organismo de las formas más diversas. Algunos son psicoactivos, por lo que son los encargados en generar los efectos tradicionales de cuando la gente fuma marihuana. Otros, en cambio, no lo son en lo absoluto, por lo que resultan ideales en la aplicación del cannabis terapéutico. Desde enfermedades graves hasta asuntos menores, los cannabinoides pueden hacer el día a día de las personas una circunstancia más llevadera.

¿Qué son el CBD, el CBN y el THC?

Actualmente se han descubierto al menos 113 cannabinoides. Sí, 113. Esta increíble cantidad aspira a seguir creciendo conforme avanza la investigación científica. Cada uno de ellos cumple funciones precisas en la planta y, además, generan diferentes efectos y beneficios a quien los consume. A pesar de la gran cantidad, los dos cannabinoides principales son el THC y el CBD.

El más conocido en el mundo terapéutico es el CBD. Este es el componente del cannabis no psicoactivo más común y se utiliza en cientos de tratamientos de todo tipo. Aunque muchos lo usan solo para relajarse y calmarse, tiene vastas propiedades antiinflamatorias y se aplica en el tratamiento de enfermedades como la esquizofrenia.

Por su parte, el THC es el componente psicoactivo del cannabis. Sí, es el que te droga. Eso no significa que sea malo, pues el THC es usado para estimular el apetito, combatir las náuseas, entre muchas otras. Finalmente, el CBN es un componente que se produce a partir de la exposición constante al sol del THC y que pierde prácticamente todo lo que lo hace psiocactivo. Eso lo ha hecho un componente prioritario que sigue apenas dándose a conocer. Pero, ¿cómo pueden contribuir a mi situación de insomnio?

¿Por qué los cannabinoides me podrían ayudar a dormir mejor?

En efecto, los cannabinoides son buenos para poder enfrentar diferentes condiciones de salud. Pero, ¿pueden ayudarme a dormir mejor y contribuir a superar mi proceso de insomnio? La respuesta es un sí categórico, aunque falta demasiada investigación para aseverar qué es lo mejor en estos casos. Sin embargo, especialmente el CBN ha demostrado ser una gran ayuda en tu batalla por dormir mejor, el THC puede ayudarte a profundizar el sueño, mientras que el CBD puede beneficiarte en los efectos adversos.

Ahora, es normal que te preguntes, ¿eso no me puede generar otros efectos? En el caso del CBD, no existe posibilidad de que te drogues ni que tengas otro tipo de sensación. En efecto, mejorar el sueño está entre sus efectos, aunque varía dependiendo de cada persona. Con prudencia y un optimismo moderado, puedes acercarte a los cannabinoides y así ver de qué forma pueden ayudarte a regular tu ciclo del sueño.

Propiedades del THC para el sueño

Pero, ¿no era que el THC drogaba? Pues… sí, pero también puede ayudarte de forma eficaz a dormir mejor. Debes tener en cuenta siempre que la investigación sobre el cannabis no es la más vasta existente, pero hay claros indicios de que los componentes son beneficiosos. ¿No has escuchado de amigos o has experimentado tú mismo que la marihuana con THC puede ser útil para dormir mejor? Es la misma situación.

Por increíble que parezca, el THC es el responsable de activar e inducir el sueño. Esto se debe a que es el componente que interactúa con los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, y ellos son los que se encargan de regular el sueño y aliviar el dolor. El camino hacia un sueño más tranquilo y prolongado pasa por el THC.

Un aspecto que hay que tener en cuenta en lo que se refiere a este cannabinoide es sobre la dosis. Puedes consultar a tu médico si tienes dudas, pero lo más recomendable es que comiences por una dosis baja. Se ha demostrado que consumirlo en altas dosis puede aumentar la ansiedad, lo que podría generar un efecto contraproducente.

¿Qué impacto tiene el THC sobre la fase REM del sueño?

El sueño tiene cinco fases diferentes. De la 1 a la 4, van de la más leve a la más profunda. Sin embargo, existe otra etapa sumamente importante, denominada fase REM o movimiento rápido de ojos. Esta se presenta durante poco tiempo en el sueño, pero es la más intensa y en ella, la actividad cerebral es prácticamente la misma que cuando se está despierto.

La fase de movimiento rápido de ojos recibe ese nombre a partir de su característica más importante: movidas rápidas oculares, que muestran una etapa en la que se está soñando, probablemente. ¿Has escuchado a esas personas que dicen que después de fumar marihuana durmieron bien pero no soñaron? Eso se debe a que el THC se encarga de reducir la fase REM y aumentar la fase 4 del sueño.

Explicándolo sencillamente: a pesar de ser una de las más intensas, en la fase REM casi no se descansa. Uno de los problemas más importantes del insomnio es conseguir un sueño reparador: muchas veces los pacientes duermen por horas y sienten que no han dormido un minuto. El THC permite extender más la fase 4 de sueño profundo y reducir la actividad intensa cerebral de la fase REM, fomentando el descanso.

El sueño profundo permite reconstruir los músculos, favorecer al crecimiento en aquellas personas que se encuentran en esa fase y, además, fortalece el sistema inmunológico. Aunque no es recomendable reducir el sueño REM para el público en general debido a que procesa los recuerdos y estabiliza la memoria, en el caso de pacientes con insomnio es una buena opción a considerar.

Propiedades del CBN para el sueño

¿Has escuchado hablar del CBN? Lo más probable es que no. Aunque se parezcan en su nombre, no es lo mismo que el CBD. Si hay una posible solución efectiva a largo plazo para el problema del insomnio visto desde la perspectiva cannábica, el CBN tiene las respuestas. Este componente del cannabis proviene de la exposición al calor y la luz por tiempo prolongado del THC, lo que le quita su capacidad de drogarte. Pero, ¿por qué es tan bueno?

Es simple: el CBN es un sedante. Y no es cualquier sedante: es un sedante tan fuerte que puede generar el mismo efecto que fármacos como el diazepam con la mitad de sus componentes. El CBN no te drogará propiamente, pero sí puede afectar tu vida cotidiana debido a la fuerza de sus efectos.

La mejor noticia en relación con el insomnio se refiere a que ya comienza a haber un consenso científico que indica que el CBN permitirá aumentar las horas de sueño de las personas. Pero como el problema del insomnio va más allá, el CBN puede también contribuir al alivio de las crisis de ansiedad, tan presentes en muchos pacientes.

¿Y qué hay sobre el CBD?

Hey, ¿y el CBD no tiene nada que decir sobre el insomnio si es tan bueno para relajarse? Resulta que relajarse y dormirse son dos cosas bien distintas en el organismo. Si lo que necesitas es estar más tranquilo, el CBD es lo ideal. Pero el insomnio es un problema grave que no solo genera no dormir, sino situaciones como somnolencia en el día, ante lo que el CBD no es muy conveniente.

¿Eso quiere decir que no se debe usar? Claro que no. El CBD te puede ayudar, precisamente, a calmar esas graves crisis de ansiedad que tienes. Además, el insomnio no es un problema que viene de la nada, sino que proviene de la gran carga de estrés a la que muchos pacientes han estado expuestos. El CBD puede, entonces, contribuir a disminuir ese estrés que, a su vez, genera el insomnio.

¿Y cómo lo hace? Simplemente, el CBD interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide, lo que hace que las funciones cognitivas entren en un estado más calmado. Eso conlleva a que el cerebro entre en un estado de serenidad en el que pueda razonar con calma. Esto hace que el ciclo del estrés se corte, y, por consiguiente, uno de los principales generadores del gran problema del insomnio.

¿Cuál es el cannabinoide más efectivo?

Hablar de efectividad es complicado porque las comparaciones son odiosas y todo tiene sus pros y contras. No existe discusión en que, de los tres componentes del cannabis que estamos estudiando, el CBN es aquel que es más directo y cuyas capacidades sedantes son más fuertes. No obstante, su forma de conseguirlo es complicada.

Para poder tener un sueño más profundo, sin duda, el THC es el mejor, aunque puede venir con consecuencias desagradables como entrar en un estado alucinógeno, en caso de que la persona no quiera estar así. Finalmente, si el problema son las causas del insomnio y sus consecuencias, el CBD puede beneficiar a los pacientes, especialmente a aquellos que sufren de estrés y ansiedad. Todos los componentes son complementarios.

¿De qué forma los puedo tomar?

¿No quieres fumar pero quieres consumir algún componente del cannabis? ¿Se toman juntos o separados? Para responder eso, debes saber que existen diferentes maneras de llegar a ellos. Por ejemplo: el CBD, que es uno de los componentes más populares por número de productos, se puede consumir a través de aceites, lociones, pomadas, vapeadores… Casi que de la forma en que tú quieras. Unas gotas de aceite de CBD podrían relajarte.

El THC es más complicado, porque ya conoces los efectos que produce. Aunque lo más usual sigue siendo fumar marihuana, hoy existen ya productos basados en THC similares a los del CBD. Muchos se ven desde presentaciones accesibles y comestibles como gomitas o brownies, pero el THC también llega a través de productos más condensados.

El más complicado de todos es el CBN. Esto es motivado a la dificultad existente en obtenerlo, pues se debe procesar el THC o dejarlo expuesto ante el calor por mucho tiempo. La forma más rápida es, entonces, consumir marihuana vieja, pero no es del todo seguro que ya que no hay garantía de que el THC se haya diluido lo suficiente. Recientemente se han desarrollado otras maneras de acceder al CBN, pero son bastante experimentales y queda mucho para llevarlo abiertamente al público masivo.

¿Cómo será el futuro del insomnio con los cannabinoides?

El cannabis y sus componentes han tenido un obstáculo desde el comienzo de su investigación: su legalidad. Es difícil avanzar en la legislación de los cannabinoides si es ilegal en los países donde se desea hacer.

Sin embargo, estas barreras están cada vez más superándose, por lo que el futuro parece ser prometedor en lo referente a la cantidad de información que tendremos sobre los cannabinoides para ayudar, entre otras cosas, al insomnio.

Conclusión

Verdaderamente, hay pocas situaciones tan frustrantes en la vida como dormir poco o padecer de insomnio. El hecho de no dormir trastoca por completo la vida de una persona y, en los casos más complicados, puede inhibirla completamente de trabajar o hacer sus actividades usuales. Las soluciones a este problema no son precisas ni se muestran como una receta exacta: cada quien tiene su respuesta.

Cannabinoides como el THC, el CBN y el CBD, a su manera, pueden ser una respuesta. Estos tres componentes pueden ayudar en situaciones donde el insomnio exista o esté propenso a presentarse. Aunque falta mucho trecho por recorrer e investigar, es ya un hecho que los cannabinoides son beneficiosos. Si tienes problemas para dormir, esta puede ser una de tus respuestas.

Información sobre el CBD

Espectros en CBD: ¿a qué se refieren?

post-23-head

Introducción

El CBD ha llegado a los anaqueles de cientos de ciudades y países con productos versátiles que ayudan a la vida de millones de personas. Este componente del cannabis cuenta con numerosas propiedades aplicadas hacia la relajación, a la desinflamación y también a tratamientos de enfermedades complicadas. Sus presentaciones son múltiples, al igual que sus orígenes. Pero, ¿es igual todo el CBD? ¿Has visto que hay productos de CBD con diferente espectro y no sabes qué significa? Descúbrelo en este artículo.

Los espectros de CBD no hacen más que medir qué tanto CBD hay en un producto, además de qué otros componentes lo acompañan. Al provenir del cannabis, es difícil extraer productos con 100% CBD. Sin embargo, existen diferentes rangos para medirlo: espectro completo, amplio espectro y aislado. Esto puede tener influencia en los análisis de detección de drogas, por lo que, si eres una persona que necesita someterse a estas pruebas constantemente, te convendrá saber cuál es el mejor espectro de CBD para ti.

¿Qué es el CBD y cuáles son sus beneficios?

Pocas plantas en el mundo son tan ricas como el cannabis. En poco más de 50 años se han podido determinar 113 componentes de esta planta, y uno de los más comunes es el CBD. Este componente le proporciona al cuerpo humano un sinnúmero de beneficios que apenas comienzan a ser estudiados.

Muchas personas simplemente usan el CBD para relajarse, y calmar su ansiedad. Otros lo usan para combatir sus dolores, a pesar de que sean crónicos. Además, el CBD ha comenzado a usarse como parte del tratamiento médico de enfermedades como la epilepsia, la esclerosis o la fibromialgia. Hoy en día, el CBD es uno de los componentes con más potenciales a descubrir, pero, ¿cómo se obtiene?

¿Cómo se extrae el CBD del cannabis?

Es normal preguntarse cómo se puede separar solo un componente del cannabis. Esta planta tiene dos principales componentes: el THC, que es el principal de tipo psicotrópico, y el CBD. Entonces, ¿cómo se puede separar el CBD del THC y del resto de componentes? Existen diversos métodos.

Uno de los principales es métodos a través de la extracción de alcohol, usando etanol. Aunque este es el más barato, produce un CBD de menor calidad, ya que inevitablemente quedan en el producto final trazas de etanol.

Como consecuencia de la impureza del CBD extraído con etanol, existe el proceso de extracción por dióxido de carbono. Este método que usa CO2 produce un aceite de CBD de mayor calidad al ser más limpio y puro. El CO2 se puede usar de dos formas: con temperatura baja o alta. La mejor forma de extracción parece ser a bajas temperaturas, debido a que se conserva la mayor cantidad de cannabinoides.

¿Cómo se define la pureza del CBD?

Pero, ¿qué tiene que ver los métodos de extracción con la pureza del CBD y sus espectros? Pues, simplemente, que de esos es que se define cuál es la cantidad de CBD y de los otros componentes en los productos. La combinación de cannabinoides en pequeñas cantidades junto con el CBD mayoritario suelen ser muy beneficiosos y efectivos para la salud.

No obstante, por diferentes circunstancias hay personas que necesitan que no haya trazas de THC en su cuerpo, y en ocasiones, de cualquier otro cannabinoide. Ante eso, la pureza se ha mantenido, pero adaptándose en el nivel de concentraciones de los productos que se comercializan. En cualquier caso, debes tener en cuenta que el hecho de que se incluya etanol en el producto final no está relacionado con los productos que cuentan con CBD y otros cannabinoides.

¿Qué son los espectros del CBD?

Dependiendo de qué tipo de cannabis vengan y de cómo sea el proceso de extracción se definirá el espectro del CBD. Este no es más que la cantidad de CBD que está incluido en un determinado producto. La clasificación suele variar en función de si el CBD se encuentra solo o si lo acompañan otros cannabinoides.

En cualquier caso, los espectros permiten poder definir también la pureza del CBD. Para muchas personas es conveniente saber la cantidad específica de lo que están consumiendo, y así determinar su efectividad. Como no todo el CBD es igual ni tiene la misma intensidad, no todas las dosis podrán ser iguales. Acá es donde entra la clasificación entre los espectros.

Clasificación de espectros de CBD

Pero, ¿cuántos espectros de CBD hay? ¿Y cómo se dividen y clasifican? Principalmente, podemos comprender que la clasificación de los espectros de CBD se hace en función de los otros cannabinoides o elementos externos que acompañan (o no) al CBD. Sin embargo, esto no implica que un producto hecho con CBD y trazas de otros cannabinoides sea menos efectivo que uno que solo tiene CBD.

Se puede decir que existen tres tipos, que son los más importantes: el CBD de espectro completo contiene además del CBD diferentes cannabinoides en pequeñas cantidades, por lo que es el tipo más parecido a la planta del cannabis. El CBD de amplio espectro mantiene los cannabinoides pero excluye por completo cualquier traza mínima de THC, componente alucinógeno. Finalmente, el CBD aislado solo se constituye de este componente.

1. CBD de espectro completo

El CBD más parecido al cannabis es el CBD de espectro completo. Si el CBD fue extraído con un método de calidad que logró preservar los cannabinoides, este espectro resulta en muchos casos uno de los más efectivos para los diferentes tratamientos existentes.

Es frecuente que el CBD de espectro completo provenga del cáñamo, una planta que, según la legislación estadounidense vigente, solo puede ser considerada como tal si tiene 0.3% o menos de THC. Esta cantidad de THC en el producto no es capaz de ninguna manera de poder drogarte. Este espectro ha mostrado mayor efectividad para el tratamiento de la epilepsia gracias a su rica composición.

Además, el CBD de espectro completo suele encontrarse con trazas pequeñas de otros componentes del cannabis como el CBC, el CBDV y el CBV. También hacen presencia los terpenos, así como flavonoides y ácidos grasos, sumada a la clorofila. Todo esto aporta un producto enriquecido que es capaz de ofrecerle a quien lo consume una experiencia sumamente natural.

2. CBD de amplio espectro

El THC puede ser un problema para muchas personas. Todos estamos claros y conscientes de que, lo que puede drogar en el cannabis, es este componente. Además: la extracción del CBD de la planta del cannabis se ha masificado para poder comercializarse independiente del THC. Pero, aun así, trazas mínimas de THC pueden quedar en un producto meramente de CBD. Hay una alternativa.

Conocido también en inglés por el nombre broad spectrum, el CBD de amplio espectro es aquel que suele eliminar cualquier cantidad mínima de THC existente en el producto, manteniendo parcialmente al resto de cannabinoides. Por este motivo, el CBD de amplio espectro resulta una de las opciones más convenientes para aquellas personas que no pueden consumir THC de ninguna manera, pero quieren tener una experiencia similar a la del CBD de espectro completo.

El proceso para llegar a formar un CBD de amplio espectro es teniendo como base el CBD de espectro completo. A partir de él, se efectúa una cromatografía destinada a extraer todo el THC de la sustancia.

3. CBD aislado

¿Quieres consumir única y exclusivamente CBD? Eso también es posible. El CBD se puede aislar hasta tener solamente su molécula. Esto se refleja a través de la obtención de un polvo de color blanco, que es la presentación más pura del CBD existente. Las concentraciones de CBD en este polvo son prácticamente absolutas, pues suelen ser superiores al 99%.

El polvo blanco de CBD se ha transformado, además, en un elemento que se le puede agregar a otros productos. Por ejemplo: existen aceites de CBD aislado, en los que se le añade posteriormente el polvo previamente extraído y procesado. Es importante tener en cuenta que el CBD aislado elimina todos los terpenos naturales, por lo que en caso de necesitarse un producto que los requiera deberán agregarse otros artificiales. Aunque este espectro es útil para algunos, su realización elimina otros componentes que pueden ser terapéuticos.

A partir de la sustancia aceitosa que constituye al CBD de espectro completo, el procedimiento para la obtención de CBD aislado comienza por un filtrado para remover algunos componentes. Posteriormente se calienta, para convertir el CBDA en CBD nuevamente. Eso origina que la sustancia se seque y se forme el polvo blanco característico del CBD aislado.

¿Cuál es el espectro de CBD más efectivo?

Hablar de un espectro de CBD mejor que otro puede resultar complicado. Si bien es frecuente poder pensar que el CBD aislado es el más efectivo, estudios recientes han sugerido lo contrario. El Centro Lautenberg para Inmunología Tumoral General de la ciudad de Jerusalén realizó un estudio en el año 2015 en ratones, que determinó que el tratamiento fue más efectivo en aquellos que recibieron CBD de espectro completo.

La creencia de que el CBD es el único componente bueno del cannabis ha hecho crecer la popularidad del CBD aislado. Sin embargo, con el tiempo se ha podido determinar que el CBD de espectro completo es preferible en la mayoría de los casos.

También ha podido comprenderse que tanto el CBD de amplio espectro como el CBD aislado pueden ser efectivos en tratamientos específicos de condiciones más difíciles. Sin embargo, su uso se ha concentrado principalmente entre personas que, por motivos de trabajo o de salud, no pueden consumir THC u otros cannabinoides.

¿Cómo influyen los espectros de CBD en las pruebas de drogas?

¿El escaso THC que hay en el CBD de espectro completo saldrá en una prueba de drogas? Es poco probable, pero puede pasar. Una botella de 1000 mg de solo contiene 3 de THC, por lo que es realmente poco. Aunque no te genere la más mínima sensación de estar drogado y tampoco perjudique en lo absoluto tu salud, los resultados de los exámenes podrían arrojar la presencia de THC, probablemente con una muestra de 0.3% o inferior.

Muchas personas prefieren no arriesgar. Ante esta circunstancia es donde se presentan con frecuencia el CBD de amplio espectro, que mantiene las propiedades del CBD de espectro completo, pero sin THC, y el CBD aislado. Aunque previamente las personas que querían consumir CBD solamente podían usar el su espectro aislado, el CBD de amplio espectro ha venido a manifestarse como un término medio que mantiene los beneficios sin poner en riesgo puestos de trabajo.

¿Cómo saber qué espectro y qué componentes tiene un producto de CBD?

Sí, en gran parte de los casos, muchas compañías fabricantes de CBD indican explícitamente cuál es el espectro de su producto. Lamentablemente, conocer eso no proporciona una información detallada sobre qué componentes están presentes y cuáles son sus concentraciones.

Más recientemente, algunas compañías han optado por publicar los resultados de pruebas de laboratorio efectuadas tras consumir el producto. De esta forma, las personas pueden conocer con la máxima precisión cuánta cantidad de cada componente estarán consumiendo. Lamentablemente, aún no es una realidad masiva el hecho de que las compañías incluyan estas pruebas, por lo que siguen estando presentes muchas dudas.

¿Cuál es el espectro de CBD más seguro?

¿Quieres solo consumir el CBD más seguro? La verdad es que todo el CBD es seguro. No deberías preocuparte por consumir CBD, siempre y cuando estés claro de cuál es la dosis que te conviene. Si aún tienes más dudas, no está nunca de más consultar con tu médico. Sin embargo, es importante que tengas certeza de que los tres tipos de espectros de CBD son seguros.

Además, si lo que te preocupa es el THC, solo necesitas saber que en esas concentraciones es imposible que te genere algún efecto alucinógeno. Y si, aun así, te sigue concerniendo ese asunto, puedes optar por alguno de los otros dos espectros. El CBD solo trae beneficios y no perjudica la salud ni genera ningún tipo de adicción, por lo que temer en ese aspecto no tiene sustento.

Conclusión

¿Estás aturdido de ver tantos tipos y categorías de CBD que no sabes cuál escoger? Ahora tienes claro cuáles y cómo son los espectros de CBD, así como sus beneficios y aplicaciones. El CBD de espectro completo parece ser la mejor opción por su parecido con la misma naturaleza. También, el CBD de amplio espectro mantiene esa pureza solo removiendo el THC para evitar inconvenientes. Es también de apreciar el CBD aislado y su alta concentración.

Sea cual sea tu elección, el CBD en cualquiera de sus espectros es un componente que puede ayudarte a que tengas una vida más saludable y llevadera. La investigación científica crece, y con ella, el conocimiento de las propiedades de este componente del cannabis. Los espectros y sus variedades te permiten acertarte más a este interesante cannabinoide, por lo que este es un buen momento para darle la oportunidad al CBD.

Información sobre el CBD

Conoce los beneficios que trae el THC a tu salud

post-24-head

Introducción

¿Has consumido marihuana en alguna de sus presentaciones? ¿Has disfrutado de sus efectos, o, por el contrario, los has repudiado? Es sencillo: has consumido THC. Este es uno de los componentes más abundantes en el cannabis y es el responsable de que te sientas high, colocado o drogado. Pero, ¿un componente de este tipo puede tener beneficios terapéuticos? Por increíble que parezca, la respuesta es sí.

El tetrahidrocannabinol, nombre científico del THC, es uno de los componentes más importantes del cannabis. Además de ser utilizado para efectos recreativos, su potencial terapéutico lo mantiene como, más allá de los riesgos existentes, una opción medicinal de gran importancia. Los prejuicios sobre este componente se van cayendo cada vez más y su uso ha llegado a aplicarse para diferentes condiciones de salud. Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el THC?

No, no es solo la parte de la marihuana que te droga. El THC es el componente principal más poderoso dentro de la actividad psicoactiva del cannabis. Este es el principal acreedor de los afamados efectos de la marihuana: euforia, reducción de la memoria, pérdida de la coordinación y en algunas oportunidades, hambre.

Es posible separar al THC del resto del cannabis. En estado puro, este constituyente psicoactivo es un sólido a bajas temperaturas, y se torna vistoso y pegajoso al someterlo al calor. Además, es poco soluble en agua y logra disolverse en elementos orgánicos, tales como lípidos y alcoholes.

La presencia del THC ha trascendido los fines recreativos, por lo que se ha convertido en un elemento importante en el campo medicinal. Esto se debe a que ha permitido mitigar dolores crónicos, Parkinson, esclerosis múltiple, además de que es un componente empleado en tratamientos oncológicos y quimioterapia.

¿Es el THC realmente malo como dicen?

No, en serio. El tetrahidrocannabinol es el cannabinoide que genera mayores preocupaciones en el sistema internacional debido a su efecto primario, que afecta el sistema nervioso y genera efectos que intervienen sus funciones. Históricamente, la marihuana se ha considerado una droga como consecuencia de los efectos psicoactivos del THC. Esto es una explicación simplista, debido a que estos efectos nunca han sido adictivos y, además, ya se ha descubierto su efecto positivo en determinadas afecciones de salud.

Más allá de las características que puedan obnubilar el juicio, es imposible no reconocer la capacidad y utilidad terapéutica de sus componentes. En caso de que el THC se use de forma terapéutica, los efectos adversos pueden manejarse con solo reducir la dosis o interrumpir el tratamiento. La precaución y las dosis controladas de manera oportuna permite hacer de este cannabinoide psicoactivo un grandísimo recurso de uso medicinal.

 ¿Si tomo THC, me drogo?

La psicoactividad es el efecto buscado al consumir este cannabinoide. Sí, es evidente que puede causar alucinaciones al consumirla, pero su utilidad medicinal puede cumplir las exigencias farmacológicas necesarias para el tratamiento de enfermedades de alto riesgo. A diferencia del THC, del CBN y de muchos otros componentes, la principal característica del THC es su efecto psicoactivo. El cannabinol y el delta también son psicoactivos del grupo, pero el tetrahidrocannabinol es el más fuerte y el más abundante.

Desde hace muchos años, una gran cantidad de personas han encontrado en este constituyente un bálsamo para aliviar cada una de sus dolencias, hasta lograr una máxima recuperación. El uso moderado y en proporciones aceptadas por un cuerpo médico capacitado no afectará al organismo y mucho menos al sistema nervioso. No hay de qué preocuparse.

¿Para qué tratamientos se utiliza el THC?

El cannabis es la planta que contiene diversos elementos psicoactivos, como el THC, que encienden y apagan procesos químicos en el cerebro, en el que cumple una función similar a la ejecutada por nuestros neurotransmisores. Su condición ilegal en muchos países no ha permitido su estudio en mayor profundidad en cuanto a su utilidad, pero de a poco se ha ido ajustando a una necesidad medicinal necesaria.

Al parecer, con el pasar del tiempo, los tratamientos que lo necesiten tendrán que recurrir al consumo del tetrahidrocannabinol, por lo que su aceptación llegará en un abrir y cerrar de ojos.  Décadas atrás, algunos estudios científicos y médicos apuntaban a la utilidad de los elementos que componen el THC, pero ya es un hecho que sus propiedades analgésicas, antioxidantes, de relajante muscular, entre otras, han ayudado a la creación de nuevas formas de tratar a pacientes con enfermedades realmente complejas.

El THC es empleado en enfermedades relacionadas con la rigidez muscular, dolores neuropáticos y metastásicos, artrosis, epilepsia, entre muchas otras situaciones. Además, su uso tiende a ser destacado para disminuir las náuseas, así como aumentar el apetito, especialmente en enfermedades donde esto se transforme en un problema. Precisamente, el THC es un componente fuerte y potente que permite plantar cara a diferentes escenarios complicados de salud.

¿Qué propiedades tiene el THC?

Como ya habrás visto, el THC no solo sirve para drogarse. Su efectividad se mide en el tratamiento de diferentes condiciones terapéuticas. Estas son las propiedades de carácter medicinal más importantes del THC:

Analgésica

De seguro piensas que nada puede aliviar dolores crónicos y que no existe cura para evitar este tipo de condiciones. Existen miles de medicamentos para ello, pero no todos logran la efectividad inmediata que se requiere. El tetrahidrocannabinol es altamente fuerte y efectivo entre los constituyentes psicoactivos del cannabis.

Los efectos del cannabis dependen de la proporción que pueda tolerar la persona para lograr una relajación completa, bajo el auspicio de un médico. El orden aprobado varía entre 7,5 y 12,54 miligramos de tetrahidrocannabinol, lo que proporcionaría un alivio del dolor considerable. No obstante, esta situación varía dependiendo de la condición que genere el dolor crónico, por lo que es recomendable seguir un consejo médico para tener claridad en la dosis.

Antiinflamatoria

Uno de los elementos más destacados del cannabis se refiere a sus propiedades antiinflamatorias. Estas son compartidas por diferentes componentes, como el CBD. Diferentes investigaciones han sugerido que los cannabinoides en general, y el delta y el tetrahidrocannabinol en específico, tienen propiedades antiinflamatorias.

En el caso del THC, su estudio aún no está desarrollado y normalmente, son empleadas con mayor rigurosidad en enfermedades de alto riesgo. Para condiciones inflamatorias más sencillas, suele combinarse o usarse solamente el CBD.

Orexigénica o estimulación del apetito

¿Temes disminuir de peso? Diversos ensayos clínicos han dejado muy claro que el consumo de la marihuana incrementa el deseo de ingesta calórica. Sin embargo, se ha usado el tetrahidrocannabinol en enfermedades que producen peligrosas pérdidas de peso como en la anorexia, cáncer y en enfermedades de transmisión sexual.

Esta es un de las propiedades más conocidas del THC. Además, su uso tampoco se restringe solo a la pérdida de peso, sino también a condiciones que inhiben el apetito y que vuelven de la alimentación una actividad complicada.

Reductora de la apetencia por cocaína, heroína, alcohol y otras drogas

La marihuana, en general, no es adictiva. El THC tampoco lo es. En personas con situación de dependencia, se ha podido estudiar que el uso del cannabis tiende a reducir el consumo del alcohol y otros estupefacientes. Esto es debido a que cumple la misma función recreativa, pero con una gran cantidad calórica y sin generar situación de adicción y dependencia.

Antináuseas

Uno de los elementos más importantes a tener en cuenta en el área terapéutica del THC se refiere a su potencial antináuseas. El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos sugiere que investigaciones han arrojado la posible utilidad del THC para reducir el vómito generado como efectos secundarios de la quimioterapia.

Esta aplicabilidad también podría tener efecto en otros aspectos de la vida, sin restringirse a tratamientos complicados de enfermedades. A muchas personas, el THC les genera alivio y calma, además de dispersión, por lo que cada quien se adapta a diferentes usos.

¿Cómo actúa el THC?

Al ingerir el tetrahidrocannabinol, el ingrediente activo viaja por el cerebro y el resto del cuerpo generando los efectos propios de estar drogado. Pero, ¿cómo actúa esto en el cuerpo, generando los efectos tradicionales del cannabis? Al llegar al cerebro, el constituyente psicoactivo se adhiere a los receptores cannabinoides ubicados en las células nerviosas, lo que afecta el estado e interacción de estas células. En esta parte del cerebro, se regula el movimiento, la coordinación, el aprendizaje y la memoria.

Al interactuar con los receptores que son parte del sistema endocannabinoide, comienza el proceso donde se liberan y activan todas las propiedades del THC. En ese momento no solo te sentirás drogado, sino que también probablemente se te quiten las náuseas y se alivien tus dolores.

¿De qué forma se puede consumir el THC?

Como te imaginarás, la manera más común es fumar marihuana. Esta tiene gran cantidad de THC y permite poder acceder a sus efectos con rapidez. Sin embargo, la realidad del cannabis, y del THC en específico, es mucho más amplia, pues existen muchas formas de consumir cannabis y THC. No, no solo hablamos de galletas, brownies y gomitas. En usos medicinales, se puede acceder a cualquier tipo de forma. Entre las más comunes está la píldora, bebidas, tintura o zumo.

Dependiendo de la condición que tengas puedes comprar un producto con THC que se adapte aún más a lo que estés buscando. Personas con dolores crónicos optan por lociones. Si el problema es interno, las tinturas suelen ser una gran opción. Todo es cuestión de averiguar cuál es la que más te conviene y con la que te sientes más cómodo.

¿Es legal consumir THC?

En gran parte del mundo, no. El marco legal internacional en torno a la política de drogas recae en la variabilidad en la que se han expresado las diferentes opiniones en cuanto al cannabis como elemento dañino o no para el colectivo. Los regímenes legales varían mucho según el país. Muchas naciones han actuado con la excusa de la salud pública, de derechos humanos y a la reducción de riesgos y daños. Otros han planteado modelos rígidos y poco flexibles, a tal punto de utilizar el derecho penal para sancionar la posesión y el consumo.

En suelo americano, la mayoría de las naciones han prohibido el uso de la marihuana en todas sus acepciones, y el THC es el principal causante de eso. Uruguay y Canadá son las únicas naciones del continente que legalizaron el consumo y distribución del cannabis. Generalmente, los lugares donde la marihuana de carácter recreativo no sea legal mantendrán al THC ilegal.

Al THC le espera una larga lucha para demostrar su gran potencial terapéutico y que este comience a ser aceptado de esta forma. Aunque la legalización total del cannabis se abre espacio en varios países, el THC lleva su propio camino que determinará su aplicación generalizada en la medicina.

¿Qué esperar sobre el uso de THC en el futuro?

El futuro del tetrahidrocannabinol parece prometedor. Es evidente la efectividad e importancia del consumo medicinal de la marihuana para el tratamiento de enfermedades de alto riesgo, además de convertirse en un producto orgánico que se ajusta a la naturalidad del organismo mismo.

De aprobarse su consumo en todas las esferas, podría comenzar a hacerse una investigación continua y constante que, además de demostrar sus propiedades, permitiese elaborar tratamientos específicos basándose específicamente en el componente.

Conclusión

En los últimos años se ha evidenciado el potencial medicinal de los cannabinoides como herramienta u opción principal en ejecuciones terapeúticas. Las propiedades analgésicas, neuroprotectoras, antiinflamatorias, orixigénicas, entre otras, han dejado claro la función y utilidad de la misma en el mundo farmacológico. Su aplicación no solo disminuye los síntomas de enfermedades degenerativas, sino que existe la posibilidad de frenar el proceso decreciente de la dolencia.

El tetrahidrocannabinol, más allá de ser el constituyente más común y psicoactivo del cannabis, funge como un provechoso y promisorio tratamiento medicinal, por lo que su legalización se debe convertir en un asunto público de carácter significativo en la política legal de todas las naciones, bajo condiciones o normas regulares a cualquier actividad.

Este apenas es el comienzo. ¿No te imaginas todo lo que se pudiese lograr con el consumo de este componente psicoactivo? Quizás, en estos componentes estará la cura de epidemias y enfermedades degenerativas del futuro. Sabiendo todo esto, ¿por qué no tener en cuenta al THC como un aliado? Este componente tendrá un gran futuro en la medicina.

Información sobre el CBD

CBD y deporte: efectos en el rendimiento

post-21-head

Introducción

El CBD está por doquier y con mucha más frecuencia vemos como este componente del cannabis llega a mejorar la vida de millones de personas. La investigación científica ha demostrado sus múltiples propiedades, entre las que se encuentran muchas favorables a los deportistas. Ya son conocidos los efectos del CBD en el rendimiento deportivo y los beneficios que proporciona el CBD en la recuperación deportiva de las lesiones.

La aplicación del CBD en el campo deportivo está en boga: deportistas de alto rendimiento y aficionados en general han encontrado en el CBD un compañero en su vida deportiva, al serle útil en el tratamiento del dolor, así como en las inflamaciones y en la sensación de debilidad. Con el tiempo se irán descubriendo muchos más efectos del CBD en el rendimiento deportivo, pero este es el mejor momento para sumarse a la ola del CBD en el deporte. Anímate a conocer más en este artículo.

¿Qué es el CBD y cuáles son sus beneficios?

Desde hace milenios, el cannabis ha sido utilizado por diferentes culturas para tratar enfermedades y dolencias. Esta planta se comenzó a estudiar a mediados del siglo XX cuando se pudieron conocer sus componentes. Mientras el THC es el responsable de los efectos alucinógenos, el CBD se encarga de la relajación y la curación. Hoy sabemos que el CBD es útil para tratar dolencias, enfermedades, pero también para mejorar el día a día.

Ya es normal ver al CBD como la solución a grandes problemas de salud. Aunque no es tan así, la investigación científica ha conseguido precisar múltiples propiedades en las que el CBD puede ser útil. Epilepsia y esclerosis múltiple son dos de las principales enfermedades que usan al CBD en sus tratamientos, pero muchas personas lo buscan por relajación.

Además, el CBD tiene vastas propiedades antiinflamatorias, siendo esta una de sus principales, y que tiene gran repercusión en el deporte. También, el CBD está indicado para abordar el dolor crónico, lo que puede tener implicación en lesiones deportivas. ¿Por qué no te animas a probarlo?

¿Por qué se usa el CBD en el deporte?

La medicina deportiva es un área detallista y precisa. ¿Cuántas veces no hemos visto recuperaciones asombrosas en deportistas de alto rendimiento en tan solo cuestión de semanas? El CBD es un nuevo invitado en esta área, pero ha demostrado contribuir con fuerza a mejorar el rendimiento de los deportistas y, además, ayudarlos a tener una pronta recuperación. Todo esto se debe a que el CBD es capaz de desinflamar, relajar y tratar con el dolor.

Puede que estés pensando, ¿cómo si después de un buen entrenamiento que me mantiene en actividad física voy a consumir un componente del cannabis que me drogue? Debes tener en cuenta que, en cualquier circunstancia, el CBD no será capaz de drogarte, sino solo de relajarte, haciendo que puedas llevar tu vida deportiva como siempre lo has hecho.

¿Para qué se usa el CBD en el deporte?

Después de una rutina de entrenamientos o de cualquier tipo de ejercicios, el cuerpo humano puede reaccionar de formas distintas. Algunas personas sienten profundo dolor muscular, mientras que otros se resienten de inflamaciones y lesiones anteriores. También es común sentir náuseas o un profundo cansancio. Ante eso, el CBD actúa, para que puedas hacer de tus entrenamientos un momento menos incómodo o molesto.

Pero, ¿te has preguntado por qué habrías de necesitar el CBD mientras entrenas o durante una recuperación? Tu rendimiento deportivo puede ser excelente, pero quizás puedas pensar, por ejemplo, cuántas veces has sufrido dolores que hayan ameritado la ingesta de algún Ibuprofeno u otro fármaco. ¿No sería mejor usar un componente completamente natural que no te generara ningún daño a nivel interno? Conoce a continuación alguna de las mejoras que el CBD puede proporcionarle a tu rendimiento deportivo.

1. Dolor crónico

Si hay algo generalizado en el mundo, es el dolor. Por este motivo, es que el alivio del dolor es una de las principales razones por las que las personas se acercan al CBD. En este caso, los deportistas se ven beneficiados. El dolor crónico es una de las dolencias que el CBD puede aliviar y reducir, lo que es de ayuda para atletas de alto rendimiento, especialmente aquellos que tienen lesiones.

¿Pero por qué el CBD es útil para el dolor en deportistas? Simplemente, el CBD cuenta con propiedades analgésicas, que son capaces de atacar el dolor crónico. El CBD interactúa con los receptores CB1 que están en el sistema nervioso central y eso envía señales que hacen que el dolor se inhiba. Un estudio de la Universidad de California junto con otras instituciones de ese estado determinó que el cannabis en general es capaz de disminuir el dolor neuropático en los pacientes.

2. Propiedades antiinflamatorias

Un golpe, una caída, una infección. Las inflamaciones son una de las principales causas presentes en el deporte que generan lesiones de todo tipo. Por ese motivo, los antiinflamatorios son de los fármacos más usados entre atletas. Pero, ¿puede existir una solución natural a todo esto? Las propiedades antiinflamatorias del CBD son ampliamente conocidas y pueden proporcionarles a los atletas una sanación sostenida.

El CBD es considerado como un sustituto del ibuprofeno para los atletas. Este fármaco es el antiinflamatorio más conocido en el mundo, y millones de atletas lo usan para calmar el dolor. Pero el consumo frecuente de ibuprofeno tiene consecuencias graves en la salud, como problemas en el hígado, de circulación sanguínea y úlceras. Ante eso, el CBD es usado por múltiples atletas como antiinflamatorio natural sin consecuencias negativas en el organismo.

3. Náuseas

¿Eres uno de los que siente náuseas después de practicar una actividad deportiva? No estás solo: son muchos los atletas que sufren de náuseas y malestares derivados, aunque no suele hablarse mucho de esto. No obstante, el CBD cuenta con respuestas en este sentido.

Especialmente en el tratamiento de quimioterapia de pacientes con cáncer, el CBD y otros cannabinoides han demostrado su efectividad para aplacar las náuseas. Algunos estudios han concluido que particularmente el CBD es capaz de suprimir las náuseas y los vómitos tras una dosis limitada. Si eres un atleta que sufre de náuseas constantemente, ¿por qué no acercarse al CBD?

4. Relajación general

¿Has tenido crisis de ansiedad o has sufrido de profundo estrés y tensión antes o después de entrenar? Puede que el mejor remedio ante eso sea la concentración en la relajación, pero el CBD puede aportar al respecto. Gran parte de los consumidores de CBD a nivel mundial han llegado a este componente solamente para relajarse más y estar tranquilos ante situaciones que pueden tornarse complicadas. Entonces, ¿por qué los atletas no pueden sumarse a esto?

Innumerables estudios científicos han aportado luces en esta materia, para concluir igualmente que apenas unas gotas de aceite de CBD pueden hacerte superar una irritabilidad constante o una situación de tensión. Los atletas de élite sufren constantemente de estas situaciones, y estar relajado con CBD permite ver las cosas con mayor claridad. Lo mejor de todo es que el CBD es completamente natural y no será capaz de drogarte en ningún momento.

5. Propiedades antiespasmódicas

Entrenar, comer sanamente, dormir lo justo. El régimen de vida del deportista tiene pocas comparaciones con otras profesiones y oficios, pero en ocasiones, los espasmos musculares afectan al cuerpo de forma categórica. No importa en qué aspecto de la vida se encuentren: los espasmos llegan cuando menos te lo esperas. La buena noticia es que el CBD, al igual que otros cannabinoides, tiene propiedades antiespasmódicas, que le permiten a los atletas valorar una nueva alternativa.

El trabajo del CBD con los receptores ayuda a relajar a los músculos y a permitir que se estiren y fortalezcan sin dolor. Esto representa una gran ayuda instantánea para los atletas ante esta molestia recurrente: los espasmos musculares pueden disminuir tras el consumo del CBD por la actuación que este tiene en el organismo. Si sufres de espasmos con frecuencia, ¿por qué no te animas a probarlo?

¿De qué forma sirve el CBD en la recuperación deportiva?

No hay nada peor para un deportista que una lesión. Eso significa dolor, tratamientos, médicos, tiempo sin entrenar y competir y un sinnúmero de traspiés que impiden el normal desarrollo de una carrera deportiva y pueden llevar incluso a truncarla. ¿Te has preguntado qué puedes hacer para que las lesiones deportivas sean más llevaderas y puedan sanar en menor tiempo? El CBD puede ser una de las respuestas que ayuden a tu proceso.

Gracias a sus propiedades antiespasmódicas, el CBD permite la regeneración más rápida y el fortalecimiento de los músculos, en caso de que la lesión sea de ese tipo. El trabajo del CBD directamente con los receptores del sistema endocannabinoide se dirige a reducir la inflamación y relajar a los músculos, para así garantizar una recuperación pronta.

El tratamiento del dolor, tan presente en la recuperación de una lesión, es otro de los elementos en los que el CBD puede contribuir favorablemente. Esto se relaciona con la protección que brinda el CBD al cerebro, especialmente cuando se produce una herida por trauma en el cráneo. El cannabis en general cuenta con esta capacidad de protección que puede quitarle gravedad a una posible lesión.

¿De qué forma se puede consumir el CBD para el deporte?

¿Cuántas formas y presentaciones no has visto que existen para el CBD? En el caso de la aplicación para los deportistas, cada una tiene un uso diferenciado que puede permitirles la sanación en diferentes aspectos. Por ejemplo, para los dolores musculares lo más recomendable es la aplicación de pomadas y lociones de CBD sobre la piel, que puedan proporcionar alivio.

En cambio, si los problemas del deportista se refieren a la parte antiinflamatoria o al sentir náuseas, una de las aplicaciones más comunes es el vapeo, a través de diferentes aparatos en los que pueda introducirse el CBD. Esta destaca sobre las otras por su efectividad en la llegada del alivio. Si lo buscas más por la relajación y el control de la ansiedad, puede que la mejor forma sea el consumo de algunas gotas de aceite de CBD.

¿Hay atletas que consumen CBD con regularidad?

Por supuesto. Cada vez son más los deportistas de alto rendimiento que han vuelto al CBD una parte indispensable en sus carreras deportivas. Es el caso del ciclista estadounidense Floyd Landis, ganador del Tour de France en 2006. Landis usa el CBD desde 2006 tras enfrentarse a una prótesis de cadera. Su intención al usarlo es aliviar el dolor crónico que padece. Además, Landis se convirtió en un empresario del CBD y ahora ha reentrado al mundo del ciclismo gracias al dinero que ha hecho con el cannabis.

El también ciclista y triatleta estadounidense Andrew Talansky buscó alivio muscular en el CBD y encontró mucho más que eso. Tan solo un par de semanas después de comenzar a utilizarlo, Talansky sintió alivio no solo en su cadera: también estaba durmiendo mejor y se mostraba menos ansioso. Este caso se repite en muchos otros deportes: el medallista de oro olímpico en snowboard, Ross Rebagliati consume CBD para tratar músculos inflamados o adoloridos.

¿Es legal usar CBD en competencias de alto rendimiento?

De seguro conoces que, a pesar de sus bondades, el CBD sigue siendo ilegal en muchos países del mundo al ser parte del cannabis. Algo similar pasa en el deporte, pues no todas las disciplinas ya consienten el uso del CBD por parte de sus deportistas. Sin embargo, el paso más grande ya se logró, pues desde 2018 la Agencia Mundial Antidopaje excluye al CBD de su lista de sustancias prohibidas.

A pesar de esto, cada disciplina deportiva tiene sus normas específicas, que varían entre países y regiones. De cualquier manera, el consumo de CBD entre atletas se está abriendo paso y es indetenible su legalización a nivel general.

¿Es seguro para mí usar CBD al practicar deporte?

¿Me puedo descompensar si consumo CBD para mis prácticas deportivas? De ninguna manera. Así como el CBD no es capaz de drogarte, tampoco puede perjudicarte. De momento, no se ha registrado ninguna muerte por consumo de CBD, así como tampoco se ha podido observar ninguna sobredosis por CBD.

Puedes estar seguro de que tu rendimiento deportivo no se verá perjudicado por el CBD. Sin embargo, si es tu primera vez consumiéndolo, lo recomendable es que lo consultes con tu médico deportivo y que la dosis que consumas sea relativamente poca, para que puedas apreciar sus efectos sin ningún contratiempo o incomodidad.

Conclusión

Un mundo tan complejo como el del deporte requiere de soluciones que puedan ayudar ampliamente a sus atletas. El CBD se ha ido conociendo y desmitificando, permitiendo a los deportistas encontrar alivio gracias a sus múltiples propiedades. Inflamaciones, espasmos, ansiedades, náuseas… El CBD ha mostrado gran alivio para los deportistas de élite, por lo que su consumo en el deporte ha aumentado con rapidez.

La investigación científica continúa avanzando y a medida que eso ocurre, el CBD va abriéndose camino en nuevas aplicaciones para el mejoramiento de la salud del cuerpo. Los deportistas son grandes beneficiados, así que, ¿por qué no comienzas a mejorar tu carrera deportiva con el CBD justo ahora?

Información sobre el CBD

¿Qué es el CBN? Guía básica del cannabinoide

post-22-head-01

Introducción

El mundo del cannabis es tan amplio que aún no alcanzan a verse las fronteras. Desde el comienzo del estudio de la planta a mediados del siglo XX, ya se han identificado 113 de sus componentes, llamados cannabinoides. Los más conocidos son el THC, alucinógeno, y el CBD, con propiedades beneficiosas para la salud. Sin embargo, el CBN es un componente del cannabis que es cada vez más escuchado y que puede beneficiar en gran medida a la salud de las personas. Pero, ¿qué es el CBN?

Cada componente del cannabis tiene efectos particulares específicos sobre el cuerpo humano. El CBN, proveniente del THC envejecido, tiene vastos y reconocidos efectos positivos sobre la salud, especialmente en el tratamiento del insomnio. También se ha podido determinar su repercusión sobre las inflamaciones, los huesos y las bacterias del cuerpo. A pesar de esto, conseguir CBN sigue siendo bastante complicado. Sigue leyendo y descubre qué es el CBN y todo en lo que te puede beneficiar este cannabinoide.

¿Cómo se compone el cannabis?

¿Has consumido marihuana para relajarte o divertirte? El cannabis y la marihuana no son lo mismo. Para ser más exactos: la marihuana es solo una preparación de una variedad de la planta de cannabis. Son más de 113 los componentes que se han descubierto del cannabis y los que más destacan en presencia son el THC y el CBD.

Mientras el THC es el que te pone feliz y a reír mucho, el CBD es el que te ayuda a calmar los dolores y la ansiedad, y no tiene efectos psicotrópicos. Más allá de eso, existen muchos otros componentes menores cuyos estudios han mostrado que también pueden presentar efectos positivos en el cuerpo. Este es el caso del CBN, que es un metabolito del THC. En este caso, el CBN no se encuentra en la planta propiamente, sino se presenta cuando el THC se expone al sol por tiempo prolongado.

¿Qué es el CBN?

¿Crees que es muy confuso hablar de THC, CBD, CBN..? La verdad es que cannabinoides es lo que sobra. El estudio de los componentes del cannabis ha permitido identificar a muchos de ellos, y el CBN ha adquirido popularidad recientemente. Pero, ¿qué es el CBN? Simplemente es un cannabinoide que se obtiene a raíz del calentamiento o de la exposición al oxígeno prolongada del THC.

Precisamente, el CBN es el resultado de un proceso químico. El THCA pierde sus moléculas de hidrógeno, por lo que se convierte en CBNA. Cuando este es sometido a mucho calor o exposición solar, pasa a ser CBN. Esto se produce con más frecuencia en la variedad indica del cannabis.

El CBN no se obtiene directamente de la planta, sino que es una modificación posterior de uno de sus componentes, producida de forma natural. Al ser derivado del THC, el CBN es un componente alucinógeno, pero su capacidad en este sentido queda completamente diezmada por la exposición que previamente recibió al calor. Por esta razón, el CBN se usa como un componente sedativo, sin que haya gran riesgo de drogarse al consumirlo.

¿Cómo interactúa el CBN en el sistema endocannabinoide?

¿Sabías que dentro de nuestro cuerpo existe un sistema endocannabinoide? Este sistema se encuentra en muchas células, que tienen receptores denominados CB1 y CB2. Estos reaccionan ante los endocannabinoides, que son cannabinoides producidos por el propio organismo, y por supuesto, ante los fitocannabinoides, de origen vegetal.

El CBN no es de los componentes que tienen mayor interacción con los receptores. Sin embargo, actúa directamente en el sistema endocannabinoide bloqueando la producción de anandamida, uno de los endocannabinoides. Las investigaciones sugieren que el CBN reduce la potencia de la marihuana, pero falta mucho por comprender sobre la interacción con el sistema endocannabinoide del CBN.

¿Cómo te puedes beneficiar del CBN?

Las personas buscan los cannabinoides para mejorar su calidad de vida. Además, estos pueden usarse en tratamientos médicos para poder enfrentar enfermedades y dolencias en general. Pero, ¿por qué elegir el CBN y qué beneficios puede proporcionarme?

Ya sabiendo qué es el CBN, es posible poder determinar las enormes propiedades que este componente le genera a la salud. El efecto más reconocido es el sedativo, por el que se asigna al CBN como un gran aliado para las personas que sufren insomnio y crisis de ansiedad como consecuencia. Pero el CBN y sus efectos van mucho más allá. Sigue leyendo y descubre todo lo que te ofrece el CBN.

1. Insomnio (Insomnia)

El consenso científico ha determinado que el combate al insomnio es la mejor y más conocida propiedad que tiene el CBN. Esto se debe a que el CBN es un potente sedante. Esta categoría se le ha otorgado porque con solo consumir entre 2.5 y 5 miligramos de CBN puede generarse el mismo efecto sedativo que se produciría tras consumir entre 5 y 10 miligramos de diazepam.

Adaptando cada dosis al paciente, el CBN podría inducir en un período de entre cinco y seis horas de sueño. Incluso, estudios han llegado a la conclusión de que el CBN podría aumentar las horas de sueño, lo que sería ideal para los que sufren de insomnio. También, el poder sedativo del CBN permite controlar los efectos colaterales del insomnio, especialmente las crisis de ansiedad.

El problema que presenta el CBN en este caso para el insomnio es el acceso para su consumo. Debido a la dificultad de conseguir el CBN, se ha recomendado el consumo junto con THC para estos casos. Sin embargo, los efectos alucinógenos no son del agrado de todos, por lo que las nuevas alternativas para el consumo del CBN se están desarrollando a través de aceites y otros productos.

2. Alivio del dolor y propiedades antiinflamatorias (Pain relief and anti-inflammatory properties)

Muchas personas cuando piensan en marihuana medicinal lo relacionan con alivio al dolor. En efecto, los cannabinoides se relacionan activamente con la disminución del dolor crónico. El CBN en este sentido es bastante parecido al cannabinoide CBD, debido a que cuenta con propiedades analgésicas, además de que también puede fungir de antiinflamatorio. Esto podría ayudar en diferentes circunstancias como lesiones deportivas o incluso quemaduras, gracias al contacto que hace con los receptores TRPV2.

El CBN estimula la liberación de péptidos hacia los nervios, por lo que de esta forma la sensación de dolor podría disminuir tras su consumo. La investigación científica no ha logrado aún relacionar esta propiedad con los receptores del sistema endocannabinoide, por lo que se presume que pueda estar involucrado con otros receptores no descubiertos.

3. Salud de los huesos (Bone health)

Con los años, los huesos se deterioran y resquebrajan. Además, las fracturas siempre son una posibilidad y un riesgo que se presenta en la cotidianidad. La curación de huesos rotos es un proceso doloroso, tedioso y largo que podría encontrar en el CBN a un estimulador y acelerador. Este cannabinoide sería capaz de reclutar células madre mesenquimales en la médula ósea. Esto haría que las células madre se conviertan en células de muchos tipos, entre esos, las óseas.

En esta conversión de células es que se produce la ayuda del CBN: el cannabimoide produce el aumento de las células de fibroblastos, lo que incide directamente en la sanación del hueso. Esto se traduce en tejidos recuperados en menos tiempo. Si tienes los huesos debilitados o estás atravesando por una fractura o fisura, ¿por qué no tener en cuenta al CBN dentro de tu tratamiento? Sus propiedades completamente naturales intervendrán favorablemente en tu proceso curador.

4. Psoriasis (Psoriasis)

Los problemas dermatológicos son a menudo menospreciados por muchas personas que los padecen, pero llega un momento en el que el tratamiento se vuelve inevitable. La psoriasis es una enfermedad que enrojece y seca la piel, recubriéndola de escamas que suelen causar comezón. El CBN aporta en la disminución de la psoriasis, debido a que disminuye el crecimiento de las células de la piel denominadas queratinocitos.

El CBN entonces podría contribuir a la disminución de la presencia en la psoriasis sobre la piel, al regularse la producción de células y favorecer a la regeneración de la piel en menos tiempo. Para estos efectos, la mejor forma de consumir el CBN es a través de cremas tópicas que se apliquen sobre las áreas lesionadas y así puedan favorecer la curación de este padecimiento.

5. Propiedades anticonvulsivas (Anticonvulsive properties)

Uno de los primeros usos medicinales que se hallaron de los componentes del cannabis ha sido el de anticonvulsivo. A raíz de la identificación del CBD, se han podido desarrollar tratamientos a raíz de las propiedades anticonvulsivas de los cannabinoides. De esta forma, millones de pacientes de enfermedades como epilepsia han podido mejorar su calidad de vida gracias a los cannabinoides. El CBN está entre ellos.

Aunque en menor medida que el CBD y el THC, los estudios científicos han determinado que el CBN también cuenta con esas propiedades anticonvulsivas. Si bien el CBN no ha podido desarrollarse aún en tratamientos científicos y farmacológicos, las propiedades están claras y marcarán el camino para el desarrollo de este cannabinoide como tratamiento.

6. Glaucoma (Glaucoma)

Los problemas de la vista están entre los más preocupantes que afectan a las personas. Especialmente cuando se producen en edades tempranas, las enfermedades visuales pueden perjudicar definitivamente la vida de un individuo. Condiciones como el glaucoma requieren de tratamiento rápido para ralentizar su crecimiento, y el CBN está en plena capacidad de contribuir con ese proceso.

El CBN favorece la vasodilatación, es decir, la relajación de las paredes de los vasos sanguíneos. Esto disminuye la presión arterial ocular, lo que tiene un impacto directo en la presencia del glaucoma. Además, esta disminución de la presión arterial también afecta al resto del cuerpo, por lo que podría ser un remedio conveniente contra la hipertensión.

¿De qué forma puedo consumir CBN?

¿Has visto en la calle productos con CBN? Lo más probable es que no. Aunque el CBD se volvió inmensamente popular, la verdad es que no ha pasado lo mismo con el CBN. La explicación está en su origen, que sigue siendo su fuente principal. El CBN no proviene directamente del cannabis sino de la exposición al oxígeno y al calor del THC. Por ese motivo, la principal fuente de este componente sigue siendo la marihuana muy vieja.

Sin embargo, esto no es una ciencia exacta. Puede que si fumas marihuana vieja te encuentres que el CBN está en sus mayores concentraciones y disfrutes de sus beneficios. Pero el proceso de transformación no es el mismo siempre, por lo que, si no estás dispuesto a tener efectos psicotrópicos, no parece una buena idea. Existen locales de venta de marihuana que se encargan de ofrecerle a los compradores cannabis oxidado con CBN.

Recientemente, diferentes empresas han desarrollado productos con CBN. Estos se han manifestado a través de bebidas en las que el CBN se diluye o, en menor medida, de productos como vaporizadores. No obstante, estos siguen siendo muy escasos y costosos. Conforme a la investigación avance y los tratamientos se sistematicen, con seguridad, aumentarán en cantidad y calidad.

¿Cuál es la situación legal del CBN?

Como pasa en el mundo del cannabis, la legislación es compleja y confusa. Por muchos años, todo el cannabis fue ilegalizado por completo en la inmensa mayoría de los países, motivado a sus efectos alucinógenos. Esta realidad ha cambiado, y ya muchos estados de Estados Unidos han legalizado el CBD e incluso la marihuana con fines recreativos. Esa realidad también se ha repetido en Canadá, mientras que en gran parte de los países latinoamericanos el cannabis medicinal es legal.

Lo malo es que el CBN se encuentra en una situación de limbo. Por ejemplo: en Estados Unidos, a nivel federal, el CBN no está en la lista de sustancias controladas. Sin embargo, podría considerarse análogo al THC o al CBD, por lo que en este caso entrarían entre las sustancias de la Lista I. No obstante, según otras interpretaciones, podría no ser análoga. En cualquier caso, la mayoría de los estados de Estados Unidos permiten la marihuana medicinal, ante lo que podría entrar el CBN.

En la mayoría de los países, al ser un componente tan poco conocido, las legislaciones no recogen una eventual explícita prohibición del CBN. Nada de esto pone en cuestión el avance: será cuestión de tiempo para que el CBN, así como todos los otros componentes del cannabis, sean legales.

¿Me puedo drogar con el CBN?

¿Tienes miedo de acabar drogado por error después de consumir CBN? Existe debate sobre si el CBN es un componente psicotrópico o no. En principio, al estar derivado del THC, debería serlo. Lo que sucede es que sus efectos no son propiamente alucinógenos. No queda duda que este es un gran sedante, pero parece que siempre el THC en la marihuana degradada quedará presente en un 10% aproximadamente.

De cualquier forma, si el CBN que consumes es a través de marihuana vieja, siempre habrá riesgo de que te coloques por haber THC adicionalmente. También ten en cuenta que, si consumes mucho CBN, podrás sentirte atolondrado y desorientado. No parece que con el CBN puedas alucinar, pero en efecto, sí tiene un efecto fuerte en el organismo.

¿Es el CBN seguro? ¿Ha habido sobredosis?

¿Tienes miedo de consumir CBN a pesar de sus beneficios? Es normal. Para comenzar, debes saber que los cannabinoides son elementos naturales que provienen, en el caso de ser vegetales, de la planta del cannabis. Pero lo más importante que debes saber es que no se ha registrado ningún caso de sobredosis por consumo de marihuana. Menos aún por CBN. Por ese lado, puedes quedarte tranquilo.

Conclusión

Los cannabinoides son cada vez más y sus propiedades aumentan conforme avanzan las investigaciones. El CBN es un componente cannábico poco conocido pero muy poderoso, que puede permitirte enfrentar tus problemas de insomnio. También se están estudiando múltiples propiedades con respecto a la sanación de los huesos o al tratamiento del glaucoma, así como el alivio del dolor crónico.

El CBN ya no es un misterio. Muchas personas en poco tiempo comenzarán a usarlo para mejorar su calidad de vida, y pronto se desarrollarán nuevos y mejores productos para tomarlo. ¿Por qué no te animas a conocerlo y usarlo desde ya?

Información sobre el CBD

El cáñamo ya es legal en Estados Unidos. ¿Y ahora?

post-20-head

Introducción

Los Estados Unidos han dado un paso muy importante para la normalización de la utilización del CBD en todo su territorio. El cáñamo, variante del cannabis que no produce efectos alucinógenos, ha sido legalizado. El pasado 20 de diciembre se aprobó la Agriculture Improvement Act of 2018 y eso implicó la retirada del cáñamo de las sustancias prohibidas. Pero, ¿en qué influye eso en el CBD?

El CBD es un componente no alucinógeno del cannabis. El cáñamo es también cannabis, pero sus niveles de componentes alucinógenos son mínimos. Con el cáñamo es posible, entonces, hacer productos con CBD sin necesidad de involucrarse con todo aquello que es capaz de drogar a una persona. Pero, ¿cómo repercute el cambio legal y en qué beneficia específicamente a la industria del CBD? Descubre más en este artículo.

¿Qué es el cáñamo?

No, no todo el cannabis es marihuana. Aunque pueda parecer sorprendente para muchos, el cannabis es una planta rica en versiones y tipos, además de en número de cannabinoides. El cáñamo es una variedad de la planta cannabis sativa que se cultiva específicamente para su procesamiento industrial a través de determinados productos.

Esta variedad del cannabis es una planta que adquiere gran altura, a diferencia de otras. Además, su uso en la industria es vasto y extenso. Desde hace más de 10 mil años, existen registros del uso del cáñamo para la fabricación de fibra, usada para textiles. Con el tiempo, el cáñamo comenzó a ser usado también para papel, plástico biodegradable, comida, pinturas, combustible orgánico, entre muchas otras.

Desde mediados del siglo XX se han podido identificar los diferentes componentes del cannabis. El THC es el principal componente psicoactivo, pero solo se encuentra en cantidades mínimas en el caso del cáñamo. Sin embargo, el cáñamo sí posee altas concentraciones de CBD, que es el componente con mayor uso en el plano medicinal y que tiene innumerables beneficios para la salud. Eso ha hecho que el cáñamo se convierta en la planta ideal para extraer CBD y crear productos basados en este componente.

¿Cuál fue el cambio legal del cáñamo?

Pero, ¿cómo que una planta que no tiene componentes alucinógenos significativos era ilegal en Estados Unidos? Pues… sí, lo fue hasta el 20 de diciembre de 2018, a nivel federal. Pero la realidad es que antes de eso, el cáñamo sí existía y se producía en Estados Unidos, además de importarse. Entonces, ¿qué cambió?

Desde 1937, el cáñamo al igual que todas las variedades del cannabis estaba prohibido a través de la Marihuana Tax Act. Además, desde 1970 fue incluido en Controlled Substances Act, que lo tipificó como una sustancia prohibida en la primera categoría, junto con todo el cannabis.

La legislación de 2018 legalizó el cáñamo en Estados Unidos, a nivel de producción y consumo. Sin embargo, cultivar cáñamo no será como sembrar cualquier otra cosa, pues esta planta debe tener menos de 0.3% de THC. Además, para cultivarlo a nivel industrial se necesitarán diferentes autorizaciones. Los estados, por su parte, establecerán regulaciones conjuntas entre ellos y con las agencias federales. También, la norma promueve la investigación sobre el cáñamo.

¿Si el cáñamo es legal, el CBD también lo es?

Las normas de regulación del cáñamo y del CBD son diferenciadas. Aunque la ley aprobada recientemente legaliza el cáñamo a nivel federal, el CBD sigue estando tipificado como una sustancia prohibida en la Lista I de la lista de la DEA, establecida por la Ley de Sustancias Controladas. En ella, se incluyen sustancias cuyo consumo puede resultar en un potencial abuso. Aunque el CBD no califica para estar ahí, su presencia responde al estatus legal del cannabis en todo el país.

Sin embargo, la situación legal del CBD en Estados Unidos es bastante favorable. Independientemente de la ilegalidad a nivel federal, al menos 47 entidades federales aceptan al CBD en alguna de sus presentaciones. Solamente Idaho, Islas Vírgenes Estadounidenses, Nebraska, Dakota del Sur y Samoa Americana tienen prohibido todo tipo de cannabis, incluido el que sirve para el CBD.

El cambio legislativo del cáñamo permitirá que en estas cinco entidades donde el CBD está prohibido puedan comercializarse sin ninguna limitación aquellos que son producidos con cáñamo, incluso si provienen de otros estados. Más allá de eso, la legalización del cáñamo favorece la difusión y venta del CBD, mas no lo legaliza totalmente.

¿Por qué es beneficioso el cambio legal del cáñamo para la industria del CBD?

El CBD a nivel federal sigue prohibido, pero el impulso que recibirá tras la legalización del cáñamo es indiscutible. Además de permitir la producción y el transporte de productos de CBD hechos con cáñamo en todo el territorio, la industria crecerá enormemente. Según el Brighfield Group, el mercado federal de cáñamo podría alcanzar los 22 mil millones de dólares estadounidenses antes del 2022.

El negocio con cáñamo que más está en boga es el CBD. Aunque el cáñamo también es usado para textiles, la extracción de CBD y la fabricación de productos con él es uno de los negocios más rentables actualmente. La legalización también permitirá una mayor facilidad de acceso al cannabis con fines de investigativos, lo que generará el descubrimiento de nuevos usos y propiedades del CBD, así como el desarrollo de sus tratamientos.

¿Qué establece específicamente la ley aprobada?

La Agriculture Improvement Act of 2018, conocida simplemente como 2018 farm bill, es la nueva ley vigente en Estados Unidos que legalizó el cáñamo a nivel federal, además de aprobar otros asuntos menores. Con respecto al cáñamo, además de legalizarlo, impuso severos controles para su siembra y producción, así como también estableció normas y protecciones a sus granjeros.

1. 0.3% es el límite de THC

Legalización no implica liberalización. Muy por el contrario, la nueva normativa del cáñamo regula estrictamente el cultivo que está permitido y aceptado. Con frecuencia, los gobiernos y las leyes establecen un límite de THC para poder separar al cáñamo o la marihuana medicinal del resto del cannabis psicoactivo.

La nueva ley estadounidense estableció la frontera del cáñamo legal en un límite muy bajo: 0.3% de THC. Esto no representa ningún problema para el cáñamo que se destinará a la producción de textiles, pero podría generar dificultades en el caso del cannabis medicinal.

Existen productos de CBD que incluso contienen niveles cercanos al 1%, sin que esto genere efectos alucinógenos. Sin embargo, existe consenso entre los estados también de que el 0.3% es el límite para ser considerado cáñamo. En caso de ser superior, se trataría de otro producto de marihuana medicinal o recreativa.

2. Transporte entre estados 

Uno de los principales problemas de que el cáñamo no fuera legal a nivel federal está referido al transporte entre estados. Teóricamente, aunque dos estados tuvieran legalmente el cáñamo o la marihuana aprobados, no podrían transportar productos entre sí, al ser eso competencia de la legislación federal.

Esta nueva ley establece específicamente que está permitido el transporte de productos basados en cáñamo entre los estados (https://www.brookings.edu/blog/fixgov/2018/12/14/the-farm-bill-hemp-and-cbd-explainer/), bien sea con fines comerciales u otros propósitos. Además, elimina cualquier restricción en la venta y posesión de cáñamo y sus productos derivados en general. Por esta parte, se acabaron los obstáculos.

3. Derechos de los granjeros

Todos aquellos que cultivan cáñamo en Estados Unidos a partir de la aprobación de la nueva ley tendrán los mismos derechos y facilidades que cualquier otro granjero y sembrador. Esto se produce debido a que el cáñamo se convierte en un producto más a ser sembrado, sin distinciones más allá de las regulaciones de THC.

En este sentido, los granjeros de cáñamo podrán acceder a diferentes protecciones por parte del Estado, como aquellas que se contemplan en la Federal Crop Insurance Act y que suelen usarse en caso de problemas con los cultivos.

4. Investigación científica

Desarrollar investigaciones científicas sobre una planta que está considerada prohibida en los Estados Unidos es, por decir lo mínimo, engorroso. La nueva norma sobre el cáñamo reconoce y apoya la importancia sobre la investigación de esta variedad del cannabis, para poder conocer más sobre lo que aporta y sus beneficios para la salud.

Sin embargo, no queda del todo claro si existen facilidades en el acceso al cannabis para investigación. De momento, para poder hacer una investigación con cannabis hay que proveerse del producto a través del Marijuana Program de la Universidad de Misisipi, debido a que el cannabis es una sustancia de tipo 1 en la lista de la DEA. No obstante, la legalizaciónd el cáñamo podría hacer que este fuera usado más libremente para hacer nuevas investigaciones sin tener que recurrir al Marijuana Program y sus trámites burocráticos.

¿Cómo se logró aprobar la ley?

Fueron varios los intentos que finalmente acabaron con el consenso bipartidista en ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos para aprobar la ley. Aunque hubo varias proposiciones en años anteriores, la norma fue introducida en la Cámara de Representantes por el congresista republicano de Texas Mike Conaway, el 12 de abril de 2018.

La norma se transformó en un esfuerzo bipartidista. De hecho, uno de sus principales promotores fue el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. El 21 de junio, la norma fue aprobada en la Cámara por una pequeña mayoría de 213-211. El consenso se llegó en el Senado, donde se aprobó con 86 votos a favor y 11 en contra el día 28 de junio.

Posteriormente, la norma legal siguió tramitada a través de un comité conjunto. La aprobación final llegó el 10 de diciembre en el Senado con una amplia mayoría de 87-13. Lo mismo se repitió en la Cámara de Representantes el día siguiente, al ser aprobada por 369 votos contra 47. El 20 de diciembre la norma recibió la promulgación presidencial, con lo que entró oficialmente en vigencia.

Perspectiva sobre la influencia de la legalización del cáñamo en la industria del CBD

Ya vimos que la aprobación y legalización del cáñamo no implica la legalización absoluta del CBD en Estados Unidos. Esto no quiere decir que el CBD no se vea beneficiado. Todo lo contrario: el cáñamo legal abre nuevos horizontes para que sepamos más del CBD y que este llegue a más personas. Algunos de los aspectos que más podemos destacar son:

1. Enorme aumento de ventas

El cáñamo legal es directamente una mayor fuente de producción de CBD. Comprendido desde esa óptica, es normal pensar que, en un plazo breve, todos los productos de CBD derivados del cáñamo tendrán un aumento sustancial en sus ventas al público. Además, las ventas podrían realizarse con menos trabas de las hoy existentes, especialmente cuando existen problemas de tipo territorial.

Para el año 2020 se estima que las ventas de CBD en Estados Unidos podrían alcanzar los mil millones de dólares. Eso implicaría un aumento enorme, debido a que para el 2017 las ventas apenas alcanzaban los 350 millones de dólares. El cáñamo legal hace que todo en la industria se mueva más rápido, y permitiendo que las ventas se disparen en los próximos años.

2. Facilidades para las compañías 

Para muchas empresas no era nada conveniente hacer negocios con CBD, debido a la prohibición a nivel federal que existe. El limbo en el que se encuentran temas como el transporte entre estados dificulta el comercio de los productos de este componente del cannabis.

Muchos inconvenientes se reflejan también en problemas con cuentas bancarias y tarjetas de crédito a las compañías que trabajan con CBD. Ahora, con la legalización del cáñamo, las empresas podrán comercial con productos de CBD hechos a base de cáñamo con menos obstáculos legales por todo el país.

3. Más conocimiento, más alcance

La legalización del cáñamo tiene un beneficio que es más importante que cualquier cifra: mientras más gente lo vea, más gente lo conocerá. Mucho podemos saber de las propiedades del CBD, pero si no es fácil conseguirlo, nadie lo comprará. La visibilidad es el factor más importante para la industria del CBD en los próximos años.

Además, con el cáñamo, independientemente de los trámites burocráticos, podrán aumentar las investigaciones sobre el CBD, incluso de tipo particular. Nadie puede dudar que la legalización del cáñamo permitirá saber más del CBD y hacer que llegue a más personas.

Conclusión

Gran parte del CBD que hoy se consume viene del cáñamo. Los Estados Unidos vienen de aprobar una ley para, por fin, darle un estatus legal al cáñamo en todo el territorio. El impulso, en ventas y en expansión, que le proporcionará este cambio legislativo a la industria del CBD será impresionante.

En poco tiempo, comenzaremos a ver las consecuencias de la legalización del cáñamo con el aumento de los productos con CBD, así como de las investigaciones. Ya pensar en la legalización del CBD y su retirada de la lista de sustancias controladas no es imposible, ni mucho menos lejano. Este es el mejor momento para sumarse a la ola del CBD y así, poder disfrutar de sus enormes beneficios.

Información sobre el CBD

Dosis de CBD: importancia y efectos

post-8-head

Introducción

Seguramente ya conoces la innumerable cantidad de beneficios que el CBD es capaz de proporcionarle a tu vida a través de diferentes productos. Este componente del cannabis es conocido en el tratamiento de enfermedades importantes como la epilepsia, así como también por sus propiedades antiinflamatorias o su contribución a la relajación y el alivio en general. Sin embargo, una de las inquietudes que más se presentan es, ¿cuánto CBD debo usar?

Como bien te imaginarás, no siempre es igual. Para saber cuánto CBD puedes usar, en primer lugar, debes definir para qué lo deseas usar. Aunado a eso, debes tener en cuenta cuál es el tipo de producto de tu preferencia para consumirlo, así como tus aspiraciones. Además, debes tener en cuenta que cada cuerpo es un mundo y el CBD, como cualquier otro componente natural, puede aplicar de una forma diferente en cada organismo. ¿Quieres aprender a elegir la mejor dosis de CBD? Sigue leyendo este artículo.

¿Qué es el CBD?

¿Has escuchado hablar de que el CBD es la parte buena de la marihuana que puede tratar muchas enfermedades? La verdad es que llamarlo bueno o malo es una consideración que no tiene cabida en el mundo de lo biológico. El estudio y la investigación sobre el cannabis ha permitido identificar a sus componentes, y el CBD es uno de los más importantes.

El CBD es el encargado de proporcionar alivio a las personas que lo consuman, así como la relajación en general y un sinnúmero de propiedades. El THC, en cambio, es el componente del cannabis que crea todos los efectos psicotrópicos en el cuerpo. Cuando se habla de productos con CBD, se refiere a aquellos que apenas contienen trazas de THC, por lo que no generarán ninguna alteración de los estados mentales.

Mucho del CBD que se consume proviene incluso del cáñamo, una de las variedades del cannabis que prácticamente no tiene THC, por lo que resulta ideal para la producción de CBD. Sin embargo, existe marihuana modificada genéticamente para que sus concentraciones de THC sean muy pequeñas y así poder concentrar todos sus efectos en el CBD.

¿Para qué puedo tomar el CBD?

¿Es el CBD el nuevo remedio de los mil males? Si no lo es, se parece bastante. El estudio del cannabis ha dejado de ser un tema tabú en los últimos años, y de esta forma han podido identificarse las propiedades del CBD y los cannabinoides en general. Una gran cantidad de países actualmente ya tiene permitida y legalizada plenamente la marihuana medicinal, que ayuda en el tratamiento a millones de pacientes de enfermedades de diferente tipo.

Por ejemplo, los pacientes de las enfermedades inflamatorias tienen en el CBD un gran aliado en el tratamiento. Además, los productos para el cuidado de la piel con CBD se han vuelto muy comunes. Enfermedades graves como la esclerosis múltiple o la epilepsia infantil han encontrado en el CBD un tratamiento que proporcione alivio y tranquilidad.

Pero no hace falta tener una dolencia específica para utilizar el CBD. Todo lo contrario: millones de personas comienzan a usar el CBD porque quieren una vida más relajada. Bien sea porque anteriormente usaban la marihuana, pero no están conformes con los efectos del THC o porque simplemente necesitan algo que calme su ansiedad social, el CBD ha llegado como una solución inteligente. Sin embargo, muchos tienen dudas de cómo consumirlo y en qué dosis.

¿Cómo puedo consumir el CBD?

¿Has visto en el supermercado, en las estanterías o por internet cualquier cantidad de productos con CBD? Todos ellos tienen, en mayor o menor medida, CBD, que puede relajarte en tu día a día. Pero, ¿cómo consumir el CBD? Todo dependerá de tus hábitos o lo que busques de este componente. Por ejemplo, si antes te relajabas fumando cannabis, podría ser una buena alternativa que uses el CBD vapeado, porque generará unos efectos similares en tu organismo.

Por otra parte, si sufres de dolores crónicos de tipo muscular puede que optes por alguna loción con CBD que apliques sobre tu piel. Esto también serviría si lo que quieres es rejuvenecer tu piel, pues el CBD tiene propiedades en este sentido.

Sin embargo, el método más común de consumir el CBD es el aceite. Este es el que se suele ingerir a través de algunas gotas o diluido en otra bebida, y es común entre las personas que buscan relajarse puntualmente ante una situación; aunque también puede formar parte de un tratamiento mucho más extensivo.

¿Cuánto CBD puedo usar?

La dosis de CBD más importante que debes tener es el sentido común. Es cierto que no corres ningún peligro por tomar CBD, pues no te generará dependencia ni podrás tener una sobredosis. Pero nada de eso implica dejar de ser precavido, pues no sabes bien cómo actuará el CBD en ti, y menos si es primera vez.

En Estados Unidos, la agencia de alimentos y drogas FDA no ha establecido dosis recomendadas de CBD, lo que deja a los consumidores en una situación bastante abierta. Muchos siguen las recomendaciones de las marcas de los productos que naturalmente estarán orientadas a consumir más, mientras que otros pueden seguir dudosos consejos de amistades que no deben aplicar igualmente en tu organismo. Entonces, ¿qué dosis puedo usar?

¿Cómo puedo calcular mi dosis de CBD?

Al momento de calcular la dosis de CBD, todo influye. Para comenzar, el CBD no es siempre igual. El tipo de producto variará enormemente, y de él influirá su concentración. Los aceites pueden ser muy concentrados o estar, por el contrario, muy diluidos. Lo mismo funciona en el CBD vapeado: aunque pueda parecer muy concentrado, en ocasiones, diferentes sabores lo diluyen. Si quieres calcular tu dosis, debes saber cuánto CBD tienes y a qué concentración.

Además, todo depende precisamente de quién lo va a consumir: tú. Para saber aproximadamente qué dosis podía convenirte, debes tomar en consideración tu peso. Siempre teniéndolo en cuenta como aproximado, podrías considerar tomar entre 1 y 6 mg de CBD por cada 5 kilos que peses.

Es recomendable siempre comenzar con poco, independientemente del tipo de producto que hayas escogido. Cantidades mínimas es lo aconsejable hasta que tu cuerpo y el CBD se entiendan bien y puedas lograr los efectos queridos. En caso de que tu consumo de CBD corresponda a un tratamiento de prescripción médica, procura tomar la dosis al pie de la letra, porque probablemente sus efectos generados sean los que necesites.

¿Cómo influye el tipo de tratamiento en mi dosis?

Concentración de CBD, peso individual, tipo de producto… Son muchos elementos los que debes tener en cuenta, pero también hay uno de suprema importancia: el tipo de tratamiento. Si usas el CBD para tratar el dolor crónico probablemente lo mejor sea ingerir entre 2.5 y 20 mg por un mes, pero en el caso de que la utilices para enfermedades como la epilepsia probablemente suba hasta 200 o 300 mg al día.

En cualquier caso, ten en cuenta que tu cuerpo es la mejor señal. Si estás ingiriendo muchos miligramos de CBD, tu organismo te lo hará saber, pues te sentirás incómodo o excesivamente relajado y fuera de foco. Quedará de ti hacerle caso a tu cuerpo.

Efectos positivos del CBD en tu organismo

Hoy estamos aquí hablando del CBD porque es un componente bueno. Ya nadie pone en duda que el CBD puede resultar ampliamente beneficioso para tu salud. Hay que saberlo utilizar en su justa medida por sus dosis, pero sus efectos positivos son innegables y pueden conseguirse en poco tiempo. Algunos de ellos son:

1. Relajamiento

La mayoría de las personas que llegan al CBD buscan relajación. No se trata de tener el CBD para abstraerse ni olvidarse del mundo, sino para poder sortear situaciones complicadas de ansiedad o simplemente concentrarse más en las actividades que requieran atención.

El relajamiento que te proporciona el CBD no es ni mucho menos adictivo ni representa un compromiso de tu salud. Este se genera debido a que controla y reduce la respuesta automática de activación del sistema nervioso en determinados momentos, evitando así que proliferen síntomas como el aumento del ritmo cardíaco.

2. ¡Fuera los malos sentimientos!

Tratar de no pensar en lo malo es otro de los motivos principales por el que las personas deciden consumir CBD. En efecto, esto es uno de sus principales efectos directos en caso de que sea ingerido o vapeado. La investigación sobre CBD sugiere que entre sus efectos más directos tras la consumición está en que no extrapola otros síntomas que el THC sí, como la ansiedad o el dolor.

La experiencia de tranquilidad y relajación del CBD hace que, en buena parte de las ocasiones, los malos sentimientos queden aparcados y se proceda de lleno en la concentración o la quietud.

3. Disminución de las náuseas

Hay pocos sentimientos tan molestos como las náuseas. Las ganas de vomitar te llevan a una situación incómoda que se presenta en cualquier momento. El CBD podría tener una respuesta efectiva a este problema, pues las investigaciones indican que es probable que contribuya en la disminución de las náuseas.

Es común que uno de los primeros síntomas del CBD tras ingerirlo sea, precisamente, la disminución de las náuseas en caso de que hubiera. El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos registra que cannabinoides como el CBD tienen propiedades en contra de las náuseas, que es uno de los síntomas más comunes entre pacientes de quimioterapia. La efectividad del CBD aplica en muchos casos y circunstancias.

¿El CBD funciona igual en todos los cuerpos?

No, de ninguna manera. Como lo vimos previamente, pensar que el CBD tiene un comportamiento homogéneo entre las personas es ingenuo, independientemente de si pesan y miden lo mismo. Además, no todos tenemos las mismas reacciones ante diferentes elementos químicos.

Para algunos el CBD funcionará rapidísimo; en otros casos demorará mucho más. Acá influye la genética, la tolerancia de tu organismo, tu salud en general, entre otras cosas. Si tienes consciente eso, tu experiencia con el CBD será más llevadera y tranquila.

¿Ha habido sobredosis de CBD?

No tienes nada que temer en este sentido. De momento, no se ha registrado ninguna muerte en el mundo por sobredosis de CBD. Además, se ha demostrado que una persona podría consumir hasta 1500 miligramos de CBD en un día y no verse afectado.

Esto no implica que debas tomar al CBD como un asunto meramente recreativo, sin considerar sus dosis. Nada que ver. La responsabilidad es muy importante para la preservación de tu organismo y tu bienestar. Si tan solo unas gotas de aceite de CBD pueden relajarte, ¿qué vas a ganar con excederte?

¿Por qué es importante no excederse de la dosis de CBD?

Es frecuente que muchas personas que están iniciándose en el CBD incurran en excesos en el consumo para tratar de buscar una relajación más profunda. Lo bueno del CBD es que cuando la dosis se excede, no hay riesgo de sobredosis. Sin embargo, los efectos secundarios pueden recrudecerse y actuar con mucha más fuerza, dejando una pésima experiencia.

Efectos secundarios del CBD

Como con cualquier producto natural, el CBD genera en el organismo diferentes efectos secundarios que pueden ir en contra del normal desenvolvimiento del cuerpo. Estos se hacen más frecuentes entre personas que consumen CBD por primera vez o que han excedido de la dosis recomendada. En cualquier caso, siempre es importante tenerlos en cuenta para saberlos identificar y poder actuar en consecuencia.

1. Cambios de apetito

Uno de los efectos secundarios más frecuentes causados por el CBD son todos aquellos que involucran el ciclo alimenticio. Este se altera principalmente con cambios de apetito, desarrollando mucha hambre, descubriendo ganas de probar nuevos sabores o creando una situación de disminución del apetito.

Las primeras veces que se tienen cambios de apetito puede ser muy incómodo, más aún si estás en la calle. Sin embargo, esto no tiene consecuencias de salud más allá de la sensación.

2. Diarrea

Como con prácticamente cualquier cosa que se ingiera, siempre habrá riesgo de que te caiga mal. El CBD también, y especialmente si nunca lo has probado, puede generarte malestar estomacal que acabe en diarrea. Esta, por increíble que parezca, no suele ser causada por el CBD propiamente, sino por los demás elementos con los que se elaboran los productos.

3. Boca seca

El cannabis en general tiene entre sus síntomas uno muy afamado: el de boca seca. Este efecto secundario se presenta generalmente cuando el cannabis o el CBD se fuma o se vapea. Su origen es que el propio cannabis disminuye la secreción de la saliva, generando este malestar. La solución suele ser fácil y llega a través de un vaso de agua o de otro líquido.

4. Interacciones

El tema más importante entre los efectos secundarios del CBD es la interacción que este componente puede llegar a hacer con diferentes medicamentos. Por ejemplo, en el caso del hígado, el CBD interactúa con enzimas que metabolizan fármacos, como los del citocromo P450. Hay algunas drogas que inhiben a esta enzima, lo que haría que el propio efecto del CBD fuera más prolongado. Con otros fármacos, podría pasar lo contrario.

Aunque el CBD se usa para la epilepsia infantil, este componente también ha registrado ciertas interacciones con algunas drogas usadas para el tratamiento de la epilepsia en general. En caso de tener un tratamiento de este tipo, lo mejor es consultar con el médico responsable.

¿Cómo verifico la calidad del producto?

¿Has leído casos de algunas personas que tras tomar algún producto con CBD acabaron drogados? No, no fue culpa del CBD. Es imposible que propiamente el elemento del CBD pueda drogarte. Entonces, ¿qué pudo pasar? Muy probablemente, la calidad de los productos era sumamente defectuosa y la cantidad de THC era superior a los porcentajes permitidos.

Cuando esto sucede, en efecto, podrían presentarse efectos alucinógenos. Debes siempre verificar el etiquetado del producto, que garantice que sea apto para consumo humano y no de tipo decorativo. Además, trata de leer en su etiquetado la cantidad de THC existente, que no debería ser superior al 1%. Si quieres librarte de estos temores, puedes comprar CBD hecho a base de cáñamo, que tiene cantidades mínimas de THC en su estado natural.

¿Debo consultar con mi médico?

Los médicos son aliados, no obstáculos. Si tienes un tratamiento médico en el que crees que el CBD pueda ayudarte, la primera persona que debería saberlo es un profesional de la salud que lo considere y te oriente. Solo en este caso, es recomendable que te recete una dosis de CBD que puedes consumir según la presentación aconsejada.

En cambio, si lo que quieres es tratar tu ansiedad social o poder tranquilizarte, estar más concentrado, no está demás preguntarle a tu médico, especialmente si tienes dudas sobre qué dosis utilizar. Esto también aplica en los tratamientos tópicos, siempre teniendo en cuenta que debe comenzarse con poco para que el organismo interactúe favorablemente con el CBD.

Conclusión

¿Quieres probar el CBD pero te da miedo cuánto puedes tomar? Ese temor es cosa del pasado. Hoy en día está más que demostrado que el CBD es un componente seguro que no daña en ninguna circunstancia al organismo. Los beneficios del CBD son innumerables, y aunque cada cuerpo es diferente, los efectos secundarios que pueden generarse no son graves.

Siempre es aconsejable escoger una dosis de CBD con asesoría médica, especialmente si existen tratamientos farmacológicos previos. No obstante, es importante que nada de eso te detenga si tienes la voluntad de hacerte con el CBD en tu vida. Este componente del cannabis no es nocivo y poder determinar una dosis no es complicado: estás a solo unos pocos pasos de tener una vida más tranquila.

Información sobre el CBD

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

post-9-head

Introducción

El mundo de la biología siempre se visualiza como complejo y complicado, especialmente cuando se trata con un público no especializado. Puede que alguna vez, mientras interactuabas con el cannabis, te hayas preguntado qué tipo de reacciones genera en tu cuerpo y cómo ellas se producen. ¿Y si te dijéramos que hay un sistema entero en el cuerpo que produce cannabinoides y controla los que ingieres?

El sistema endocannabinoide se encuentra dentro del cuerpo humano y está compuesto principalmente por dos receptores (CB1 y CB2) que se sitúan en muchas células en distintas áreas del organismo como el cerebro y el sistema nervioso. Además, en este sistema participan dos cannabinoides producidos por el cuerpo humano: anandamida y 2-AG. El sistema endocannabinoide es muy complejo y está actuando todo el tiempo en tu organismo. Su funcionamiento e historia tiene mucho que ver con el cannabis. Descubre más en este artículo.

¿Qué son los cannabinoides?

¿Sabes que existe cualquier cantidad de componentes que interactúan con la naturaleza todo el tiempo? Los cannabinoides no son más que un grano en ese vasto mar de arena. Sencillamente, estos son compuestos orgánicos que se identifican por activar los receptores del sistema endocannabinoide (CB1 y CB2). Los cannabinoides pertenecen al grupo de los terpenofenoles y se suelen clasificar en tres tipos según su origen.

Para comenzar, existen los fitocannabinoides, que son de origen natural. Estos suelen provenir de la planta de cannabis, principal fuente de los cannabinoides. Por este motivo, son los más conocidos, comercializados y usados con fines terapéuticos y recreativos.

Por otra parte, existen los endocannabinoides. Estos son los que produce el cuerpo humano y que constituyen el funcionamiento del sistema endocannabinoide. Aunque existen varios, los más frecuentes son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol, que activan los receptores cannabinoides del cuerpo.

Finalmente, existen los cannabinoides sintéticos. Estos suelen asemejarse a los humanos, con la diferencia de que son producidos en laboratorios con fines científicos.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Los cannabinoides no andan por rienda suelta con un funcionamiento aleatorio. Todo lo contrario: dentro de cada cuerpo humano hay un sistema que los regula y que activa los receptores. Este es el sistema endocannabinoide. Su complejo funcionamiento influye en diferentes procesos fisiológicos del cuerpo humano, regulándolos con los endocannabinoides que produce el cuerpo.

Este sistema modula el consumo de energía y también se encarga del transporte, el metabolismo y el almacenamiento de nutrientes. Todo esto lo hace gracias a los endocannabinoides, que interactúan con una de las partes más importantes del sistema: los receptores cannabinoides. Los cannabinoides son los únicos capaces de activar los receptores CB1 y CB2, que se encuentran esparcidos entre las células del cerebro y otros órganos del cuerpo.

En principio, el sistema funciona autónomamente con los endocannabinoides, y en este sentido, el proceso contribuye con la percepción de dolor, así como la aceleración del ritmo cardíaco, entre muchos otros. Cuando el organismo ingiere algún fitocannabinoide, estos también entran en contacto con los receptores, pero su respuesta es distinta, al haber un impulso externo. Por eso es que cuando consumes THC o CBD tu cuerpo comienza a percibir diferentes síntomas.

¿Cómo está conformado el sistema endocannabinoide?

Pero entonces, ¿el sistema endocannabinoide está dentro del cuerpo y es el que regula a los endocannabinoides, pero también a los fitocannabinoides? Parece un trabalenguas, pero es así. Este complejo sistema es el único en el cuerpo que contiene receptores destinados exclusivamente a la asimilación y proceso de los cannabinoides en general. De ahí radica su importancia.

Su conformación es bastante sencilla. Por un lado, están los endocannabinoides que el cuerpo produce, entre los que destacan dos tipos. Por el otro se encuentran los receptores cannabinoides, que son la llave de todo el proceso del sistema.

¿Cuáles son los receptores cannabinoides?

Sin los receptores no hubiera sistema endocannabinoide. Estos funcionan como si fuera una llave, al activarse solo tras entrar en contacto con los cannabinoides. Los receptores cannabinoides funcionan principalmente en el cerebro, aunque tienen extensión en gran parte del cuerpo humano. Son muchas las células que trabajan con estos receptores, y en ellas la información se traslada desde las neuronas presinápticas a las postsinápticas. Los dos receptores más importantes son:

1. Receptor CB1

Este tipo de receptor metabotrópico es el más frecuente en el organismo. Su mayor ámbito de extensión es en el cerebro, donde es sumamente común y en el que centra su actuación. Específicamente es común en el hipocampo y el cerebelo, además de los ganglios basales. También este receptor se consigue, aunque en menor medida, en el hipotálamo, las amígdalas y la médula espinal, además de otras zonas cerebrales.

Otro de los lugares donde el CB1 se presenta es en los pulmones, el hígado y el sistema reproductivo, además de los nervios sensoriales. Estos son los receptores más importantes del sistema endocannabinoide, por su extensión y respuesta.

2. Receptor CB2

Además de los receptores CB1 se encuentran los receptores CB2, segundos en importancia y que fungen de protector. La distribución y extensión de este tipo de receptor en el organismo es muy diferente a la del CB1, pues el CB2 se concentra más en zonas periféricas. Estos receptores se encuentran en el sistema inmunitario, en células de la importancia de los linfocitos y los neutrocilos. También está en las células óseas y en las hepáticas, así como en las referidas a la somatostatina pancreática.

Las fibras de la piel también son territorio del receptor cannabinoide CB2, así como en el sistema nervioso central, especialmente en la parte superior. En este caso, las células microgliales son las que más destacan, con presencia en el cráneo. Aún se estudia si el ámbito del llega hasta las neuronas. En este sentido, el CB2 podría influir en los comportamientos de enfermedades de ámbito mental como la depresión o la esquizofrenia, además de crisis como las de ansiedad: el CBD es uno de los principales tratamientos para estos casos.

¿Qué son los endocannabinoides?

Pocos se imaginan verdaderamente que dentro del cuerpo humano existen cannabinoides producidos por el organismo. Como es lógico, los denominados endocannabinoides constituyen una parte imprescindible para el funcionamiento del sistema cannabinoide. En términos químicos, son ácidos grasos de tipo poliinsaturados de cadena larga. Más sencillamente, son ligandos fisiológicos que trabajan de su unión y contacto con los receptores cannabinoides.

Principalmente, existen dos tipos de endocannabinoides que han sido descubiertos e investigados. Estos son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol.

1. Anandamida

También conocida como araquidonoiletanolamida o AEA, la anandamida es un neurotransmisor que se sintetiza desde la membrana celular para luego liberarse hasta llegar a los receptores cannabinoides. Este compuesto fue sintetizado en un laboratorio por primera vez en el año 1992 por el químico Lumir Ondřej Hanuš y el farmacéutico William Devane.

Este endocannabinoide es una sustancia débil de rápida descomposición. Esto no quiere decir que su impacto en el organismo sea escaso. Todo lo contrario: influye en la memoria, pero también en el placer, el apetito y el dolor. La motivación es un aspecto que ha entrado en el estudio de la anandamida, debido a que parece que este cannabinoide la estimula.

En el caso de las mujeres, la anandamida ha demostrado ser el endocannabinoide que mayor repercusión tiene en el proceso de ovulación, pues mientras más alta esté, podrá existir una ovulación exitosa. El embarazo es otro tema donde la AEA puede verse involucrada activamente, al subir sus niveles entre la cuarta y la quinta semana de gestación para garantizar un buen desarrollo del feto.

2. 2-araquidonilglicerol

Si estás buscando un endocannabinoide en el cerebro, ese es el 2-araquidonilglicerol. Conocido más simplemente como 2-AG, este componente se encuentra en una concentración mucho mayor a nivel cerebral en comparación con la anandamida. Su creación y movimiento en el organismo es bastante similar al de su compañera, la anandamida.

En lo que respecta al impacto en el cuerpo, el 2-AG es también uno de los que más reacciones y cambios genera. Esto se debe a que influye en la regulación del apetito, además del tratamiento del dolor. También se encuentran en estudio diferentes funciones que estarían relacionadas con la parte inmunológica, incluida la inhibición del surgimiento de células malignas.

¿Cómo se descubrió el sistema endocannabinoide?

Por milenios, el cannabis ha sido un tema tabú en muchas latitudes. Principalmente debido a los efectos alucinógenos que genera el consumo de marihuana, muchas legislaciones acogieron su prohibición. Sin embargo, la investigación sobre el cannabis ha sido muy reciente, a pesar de que ha sido usada milenariamente como una planta medicinal.

El estudio científico moderno del cannabis comenzó con el químico israelí Raphael Mechoulam. A mediados del siglo XX, los científicos se interesaban más por los opiáceos o incluso, por las hojas de coca, mientras el cannabis no era un objeto de estudio interesante. Mechoulam fue el primero que en la década de 1960 se dedicó al estudio de la planta y sus componentes, y así logró aislar el componente más famoso del cannabis: el THC. De esta forma, pudo analizar sus propiedades individualmente.

Mechoulam siguió con la investigación y poco después aisló al CBD, principal componente no psicoactivo del cannabis y que tiene gran aplicación en la marihuana medicinal. Esto generó que la investigación siguiera su curso habiendo ya definido las propiedades de cada componente. Junto con la neurocientífica Allyn Howlett, descubrieron que el cuerpo humano tenía receptores específicos para los cannabinoides (CB1), algo muy poco común. Esto los llevó a concluir que si el cuerpo humano tenía estos receptores era porque producía cannabinoides.

No fue hasta 1992 que Mechoulam confirmó su hipótesis y descubrió la anandamida. Posteriormente se descubrió el CB2 y así quedó constituido el sistema endocannabinoide, que aún para Mechoulam parece una incógnita por todas las funciones que no se han descubierto.

¿Cuáles son los efectos del sistema endocannabinoide?

Raphael Mechoulam, científico israelí considerado como el padre del cannabis, dice que el sistema endocannabinoide tiene que ver con absolutamente todo. Mechoulam afirmó que hay pocos sistemas que tienen que ver con todas las enfermedades, pero que el endocannabinoide es uno de esos y de ahí su intriga.

A partir de ahí, podemos comprender que los efectos del sistema endocannabinoide involucran a todo el cuerpo. Hasta ahora, solo conocemos una pequeña parte de sus verdaderos efectos. Algunos de ellos son:

1. Estabilidad corporal

Basados en la declaración del padre del cannabis, se ha descubierto que mientras los niveles de endocannabinoides se mantengan estables, el cuerpo también está. Las funciones orgánicas suelen funcionar correctamente cuando los niveles de anandamida y 2-AG, y de ahí se puede concluir que cuando estos se desequilibran surgen problemas.

La naturaleza ofrece fitocannabinoides que podrían ser capaces de compensar cuando alguno de los endocannabinoides falte. Todo es cuestión de seguir con las investigaciones clínicas y poder discernir cómo el sistema endocannabinoide es capaz de resolver muchos problemas de salud.

2. Apetito

¿Has visto que la marihuana o el CBD pueden despertar el apetito? Como has podido leer en todo este artículo, de eso también se encarga el sistema endocannabinoide. Específicamente, es posible tener en cuenta que el apetito esté regulado por este sistema y sus endocannabinoides. Hay diversos estudios que han abordado esta materia.

Con ratones se ha podido observar que cuando los endocannabinoides están altos, la petina está baja y eso genera un aumento de peso. Sin el CB1, los animales tendrían menos hambre y bajarían de peso. Todo esto relaciona al propio funcionamiento del sistema endocannabinoide con la estimulación o no del apetito.

3. Sueño

Los trastornos de sueño son otro tema común de estudio entre los investigadores de cannabis. En el caso del sistema endocannabinoide, parece que también tiene mucho que aportar en su solución. Diferentes investigaciones han sugerido que mientras más cantidad de endocannabinoides exista, mayor será el sueño generado. La anandamida sería responsable de la disminución del insomnio y de la excitación que este trae.

Conclusión

El cuerpo humano está lleno de misterios y elementos a descubrir. El sistema endocannabinoide tiene poco más de dos décadas de descubierto, y está cambiando por completo el panorama de la comprensión de los procesos en el cuerpo. En él podrían estar las respuestas a múltiples enfermedades que hoy aquejan a los humanos, y que, además, enfrentan sin una cura definida.

El sistema endocannabinoide maneja múltiples funciones a cada segundo en el cuerpo humano. Solo a través de la investigación clínica sobre su funcionamiento, así como la de los fitocannabinoides, se podrá comprender aún más su composición y dinámica. Esto permitirá apuntar todas las sugerencias y conclusiones en pro de la salud humana. Aún está todo por descubrir en el sistema endocannabinoide.