Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Información sobre el CBD

Propiedades antiinflamatorias del CBD: usos y aplicaciones

post-2-head

Introducción

¿Constantemente te preguntas qué solución natural puedes encontrar para las inflamaciones? Las propiedades antiinflamatorias del CBD son cada vez más populares a nivel mundial. El CBD es uno de los principales componentes del cannabis. De él surgen muchos de los productos de la marihuana medicinal, y millones de personas ya lo usan para tratar diferentes problemas inflamatorios que han surgido en sus vidas.

Científicos de todo el globo terráqueo se han esmerado en estudiar los beneficios que el CBD trae para el cuerpo humano. La definición de las propiedades antiinflamatorias del CBD es cada vez más precisa, y sus productos son mucho más frecuentes. Entonces, ¿por qué no te animas a probar este beneficioso componente?

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los dos principales componentes del cannabis. Mientras el THC es el componente psicotrópico que es capaz de drogarte, el CBD es el que se encarga de relajarte e incluso, curarte. Cuando consumes CBD no estás ingiriendo o aplicándote cantidades significativas de THC, por lo que, si el producto es de buena calidad, no hay riesgo de que acabes colocado.

Hoy en día, la marihuana se puede comercializar con altas concentraciones de CBD, por lo que es posible consumirla sin estar drogado. Sin embargo, es mucho más frecuente que el CBD se use en otras presentaciones.

¿Cuáles son las propiedades del CBD?

El CBD tiene enormes propiedades que están trayendo una revolución en la sanación de múltiples dolencias. Se ha demostrado la eficiente aplicabilidad del CBD en niños con epilepsia. Además, también los estudios han arrojado que el CBD puede ser muy beneficioso para tratar dolores crónicos o para lidiar con la ansiedad social.

La marihuana medicinal es una elección que va en aumento entre los profesionales de la salud, por sus propiedades para lidiar con el dolor y las enfermedades. En todo eso, se ha podido evidenciar que las propiedades antiinflamatorias del CBD son numerosas, y por este motivo muchas personas lo utilizan en sus tratamientos.

¿Puede ayudar el CBD contra la inflamación?

La respuesta, categóricamente, es sí. El CBD te puede ayudar en tus problemas inflamatorios. En primer lugar, debes tener en cuenta que las inflamaciones incumben a cualquier parte del cuerpo, sea externa o interna. El CBD puede ayudarte a combatirlas a través de sus diferentes presentaciones, llegando a lugares variados.

Son muchos los estudios que sugieren o afirman que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias. Muchos de ellos se han realizado con ratones, pero también ya hay estudios que han mostrado sus efectos en humanos. Por este motivo, si tienes alguna enfermedad o dolencia que implique inflamación, el CBD podría ayudarte a disminuirla.

¿Cómo se han estudiado las propiedades antiinflamatorias del CBD?

El CBD tiene un gran obstáculo en lo que a la investigación se refiere. Debido a que la marihuana es ilegal en muchos países, las limitaciones de los estudios sobre los efectos positivos del CBD en el cuerpo humano son bastante limitadas. Eso ha impedido que las investigaciones sobre las propiedades antiinflamatorias del CBD avancen con rapidez, aunque ya hay resultados que muestran una tendencia clara.

Seguro te preguntas, ¿cómo puedo beneficiarme de las propiedades antiinflamatorias del CBD? Lo mejor es que le eches un vistazo a alguno de los estudios que se han realizado en la materia. Pero ten en cuenta algo: los efectos del CBD son generales, por lo que muy probablemente pudieran aplicar a tu caso.

    1. Parches para enfermedades reumáticas

¿Padeces de enfermedades reumáticas? Con la edad, todas las dolencias reumáticas suelen presentarse o aumentar. Aunque es algo común y no representa en la mayoría de los casos algo grave, sí debe tratarse. Una de las presentaciones más frecuentes de la reumatoide en general es a través de la inflamación. Entonces, ¿podrían las propiedades antiinflamatorias del CBD ayudar?

Según un estudio practicado en ratones, el CBD puede ayudar a combatir la desinflamación en enfermedades reumáticas. Lo que sucede es que su administración por vía oral, especialmente sublingual, ha mostrado resultados variados. Entonces, ¿qué solución propusieron? Aplicación transdérmica, es decir, parches.

Con parches de CBD, el estudio sugiere que podrían tratarse las enfermedades reumáticas. Además, de esta forma podrían disminuirse los riesgos de ingerirlo de cualquier otra forma.

    1. Sustituto del ibuprofeno para atletas

El CBD puede servir para tratar el dolor que surge frecuentemente entre los atletas. El deporte requiere un esfuerzo físico tan fuerte que es muy frecuente tener dolores musculares y de todo tipo. Ante ello, muchos atletas optan frecuentemente por tomar ibuprofeno, que es el fármaco por excelencia que trata al dolor. Sin embargo, algunos recientemente han optado por el consumo de CBD como sustituto del ibuprofeno.

Las propiedades antiinflamatorias del CBD estarían detrás de su consumo en el deporte. Son muchos los testimonios que indican la efectividad de su uso. Por ejemplo, el ciclista profesional y campeón de los Estados Unidos, Andrew Talansky, declaró que tras consumir CBD, sintió una notable diferencia inmediatamente.

Otro de los ejemplos es el del ciclista mundialmente conocido Floyd Landis, ganador del Tour de Francia del 2006. Landis consume CBD desde 2015 para tratar de manejar el dolor crónico que le genera una lesión permanente de cadera. Entonces, ¿eres atleta y estás lidiando con el dolor? Puede que el CBD tenga mucho en que ayudarte.

    1. Efectos antiinflamatorios en el tratamiento de la pancreatitis

Las enfermedades relacionadas con el páncreas son de difícil curación para la medicina, pero el CBD puede ayudar gracias a sus efectos antiinflamatorios. Independientemente de su nivel, tener alguna afección pancreática es un proceso que requiere atención médica. Mientras los médicos tengan más soluciones y alternativas al alcance de su mano, la posibilidad de curación será mayor. Las propiedades antiinflamatorias del CBD han mostrado que pueden actuar de forma eficaz en caso de una pancreatitis.

En un estudio mixto entre la universidad Tongji en China y la universidad Ludwig Maximilians en Alemania, se procedió al estudio de los efectos del CBD en ratones con pancreatitis. Para eso, se les indujo pancreatitis a los animales, para después tratárselas con CBD. Los efectos producidos por este componente del cannabis fueron increíbles.

Los ratones, en primer lugar, disminuyeron su actividad enzimática y mejoraron al tejido pancreático. Pero lo más impresionante: los animales mostraron efectos antiinflamatorios sobre el páncreas, por lo que la dolencia podría comenzar a ceder.

    1. Respuesta ante la inflamación crónica incluso en cánceres

Muchos profesionales de la salud buscan en el CBD una respuesta específica, precisa y eficiente a la inflamación crónica que generan diferentes enfermedades. La respuesta eficaz en determinados casos y la rapidez con la que se actúa es imprescindible, y el CBD podría ser un colaborador en este sentido. Los cannabinoides en general han mostrado ser buenas opciones para contribuir al tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer.

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Sur, los cannabinoides tienen muchísimo que decir en este aspecto. Este estudio trabaja con los cannabinoides en general, de los que el CBD es parte, y tiene resultados impresionantes y muy claros. Sus conclusiones dicen que los cannabinoides eliminan la inflamación y disminuyen los síntomas de la enfermedad en general. Esto demostraría las propiedades antiinflamatorias del CBD.

Pero este estudio va mucho más allá, porque trata temas específicos. En el caso de los cánceres que se han desarrollado a través de una inflamación crónica, los cannabinoides podrían ser una respuesta rápida y eficiente para el tratamiento de la enfermedad. Además, puede inhibir el crecimiento del tumor y eliminar su inflamación. Entonces, ¿quién puede dudar de las propiedades antiinflamatorias del CBD y su aplicación en diferentes enfermedades?

    1. Tratamiento de la dermatitis de contacto alérgica

El uso del CBD sobre la piel está creciendo exponencialmente y no solo en la parte estética, pues enfermedades como la dermatitis de contacto pueden ser aliviadas gracias al CBD.

Algunas personas utilizan lociones que se las aplican para combatir los dolores musculares. Otros, inclusive, están considerando utilizar al CBD para el tratamiento del acné, porque podría ayudar a que la piel luzca mejor. Sin embargo, hay enfermedades inmensamente más comunes y que pueden desarrollar una gravedad importante, como la dermatitis. Las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden actuar también en este caso.

¿Sufres de dermatitis de contacto después de usar algún accesorio o al ponerte alguna prenda de ropa? ¿Te has preguntado cómo se usa el aceite de cannabis para la dermatitis? Entonces puede que esta investigación te pueda orientar en el tratamiento. En un estudio italiano conjunto entre el Consejo Nacional de las Investigaciones (Consiglio Nazionale delle Ricerche), la Universidad de Nápoles Federico II y la empresa Epitech Group SpA se han podido analizar los efectos del CBD sobre la dermatitis de contacto alérgica.

Aunque se trata de un modelo experimental, en este caso el CBD elevó los niveles de AEA e inhibió la dosis inducida de la enfermedad. De esta forma, el estudio pudo concluir que las propiedades antiinflamatorias del CBD tienen aplicación sobre este tipo de dermatitis de contacto. Aunque aún no existen tratamientos sugeridos con consenso médico, el aceite de CBD u otra presentación tópica podría ayudar a aliviar los síntomas.

    1. Aplicación del CBD en las enfermedades del intestino irritable

Las enfermedades que se relacionan con la inflamación intestinal pueden tener un alivio con el CBD. En específico, el síndrome del intestino irritable es una enfermedad que aqueja a millones de personas en el mundo. También abreviado como IBS, esta es una enfermedad que suele tornarse crónica y quienes la padecen no paran de sentir síntomas como malestar estomacal o gases.

El CBD también puede ayudar en este sentido, pues ya se están desarrollando tratamientos que podrían aliviar los espasmos de colon. La Universidad de Wageningen en los Países Bajos está estudiando si una goma de mascar con CBD puede ayudar a reducir estos espasmos y aliviar el síndrome.

Además, las propiedades antiinflamatorias del CBD podrían ayudar a quienes tienen enfermedades del intestino irritable si se desarrollan ampliamente fármacos de baja toxicidad y bajo costo con CBD. Estos serían complementarios a un tratamiento químico corriente, o incluso, su parte principal. Así lo determina un estudio que concluye que el uso del CBD para enfermedades inflamatorias del intestino puede ser altamente favorable

Además, el estudio reseña que el CBD puede interactuar en determinados sitios gracias a sus receptores. Esto permitiría desarrollar medicamentos contra las enfermedades inflamatorias del intestino, como la colitis. Si estás sufriendo de alguna de estas dolencias, ¿qué esperas para hacerte con el CBD?

¿Y el CBD sirve para aliviar la artritis?

Si sufres de artritis, el CBD puede ayudarte. La artritis es una enfermedad crónica que inflama a las articulaciones y al final, puede producir su atrofiamiento. Eso genera mucho dolor, y el CBD tiene qué decir con respecto a eso, debido a que combina propiedades antiinflamatorias, pero también analgésicas.

Los beneficios del CBD con la artritis son innumerables. Generalmente, cuando se usa el CBD para esta dolencia se suelen utilizar productos de aplicación tópica, como cremas y bálsamos. Sin embargo, todo dependerá del tratamiento y la supervisión médica necesaria en estos casos. Lo más importante es que tengas en cuenta que el CBD también estará contigo en los casos de artritis.

¿Cómo puedo percibir el alivio del CBD en la desinflamación?

El CBD no suele producir desinflamación inmediata, aunque no todos los casos son iguales. Cuando se empieza un tratamiento, las personas quieren percibir el cambio de inmediato. Esto no tiene por qué ser así todo el tiempo. Como con cualquier producto, los cambios a largo plazo producidos gracias a las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden tardar. No obstante, el CBD sí tiene efectos inmediatos: relajación y disminución de la ansiedad.

De igual forma, si estás en un tratamiento médico que involucra el consumo de CBD para disminuir la inflamación de alguna parte de tu cuerpo, debes tener paciencia. Los médicos serán los encargados de informarte sobre las novedades de tu caso. No desesperes.

¿Puedo tomar CBD para desinflamar? ¿Cómo?

Todo dependerá del tipo de inflamación que presentes. Seguro te has cansado de ver todos los productos en los que se presenta el CBD. Aceites, pomadas, fumada, vapeada. ¿Pero qué forma te beneficiará? Para saberlo, debes primero comprender para qué necesitas el CBD. Si simplemente lo quieres para relajarte, puedes consumirlo como la marihuana tradicional o vapeado, aunque también funciona algunas gotas sublinguales de aceite de CBD.

Si buscas las propiedades antiinflamatorias del CBD para tratar lesiones externas, quizás la mejor opción sea aplicarlo sobre las áreas afectadas a través de pomadas o lociones. En cambio, si tu inflamación es interna, la forma de consumición la deberá decidir un profesional de la salud. Es importante que respetes la posología indicada. Generalmente, el CBD puede ser ingerido en cápsulas o incluso, en parches. Las formas de consumir CBD constituyen un mundo impresionante.

¿Consumir CBD es seguro?

El CBD es seguro y no deberías tener nada de qué preocuparte. Sí, el CBD viene del cannabis, pero eso no quiere decir que te estás drogando. Todo lo contrario, su consumo te puede generar efectos de relajación y quietud, pero nunca perderás la razón.

De momento, no se ha registrado el primer caso de sobredosis por consumo de CBD. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todos los productos son de la misma calidad. Por consiguiente, sí ha habido casos de personas que han presentado diferentes cuadros por consumir algún producto que tenía más THC del indicado. La calidad es lo que importa.

Si tienes consejo médico o una inclinación personal latente, podrás consumir CBD sin inconvenientes. Además, en algunos de los casos de lo que respecta las propiedades antiinflamatorias del CBD, la forma de tratarlas es a través de productos de uso tópico, como pomadas. Entonces, ¿qué riesgo podrías correr? El CBD es seguro y sus beneficios son innumerables.

Conclusión

¿Has visto en todo lo que el CBD puede beneficiarte en tu vida? No se trata solo de enfermedades superficiales o de suma gravedad: el CBD es tu mejor aliado para poder aliviar diferentes dolencias que pueden estarte molestando. Incluso, las propiedades antiinflamatorias del CBD están demostrando la capacidad que tiene este componente para aliviar de forma rápida y certera inflamaciones de todo tipo.

Pancreatitis, enfermedades del intestino, cánceres, dermatitis, reumatoide, dolor crónico… Son muchas las aplicaciones que tienen las propiedades antinflamatorias del CBD. Entonces, ¿por qué no te sumas a la ola del CBD?

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD para la ansiedad

4

Introducción

Conocer personas nuevas, salir en una cita, tener una reunión con tu jefe o tus compañeros de trabajo, puede resultar un poco intimidante para cualquiera, pero, si cada vez que te encuentras en una de estas situaciones sientes temor, sudoración excesiva, te tiemblan las manos o incluso tienes náuseas o malestar estomacal, puede que sufras de trastorno de ansiedad social (TAS). El cannabis es una planta de la que se descubren cada vez más propiedades gracias a componentes como el CBD, pero, ¿cómo puede ayudarme para tratar mi ansiedad?

No todo está perdido: todavía puedes salir con esa persona que te gusta sin miedo a sentirte como un tonto. En primer lugar, porque se trata de un trastorno común de ansiedad y segundo, porque el mercado te ofrece diferentes alternativas para controlarlo. Una de ellas es el uso de CBD, una sustancia presente en el cannabis, con la cual no te vas a drogar, pero sí te vas a relajar para que todo fluya mejor. Entonces, ¿te animas a probarlo?

¿Qué es el CBD y cuáles son sus beneficios?

De la planta cannabis sativa se ha hablado mucho, tanto por su poder psicoactivo como por su función terapéutica. Eso es porque entre los componentes más destacados se encuentran el THC o tetrahidrocannabinol y el CBD o cannabidiol.

El THC es la sustancia más conocida por sus propiedades psicoactivas entre la variedad de productos obtenidos de esta planta. Es decir: el THC es el que tiene poder de drogarte o colocarte. Por su parte, el CBD no tiene estos efectos, razón por la cual se está estudiando el uso medicinal en el tratamiento de diferentes patologías.

Cada vez son más las investigaciones que demuestran que el CBD es beneficioso en el tratamiento de enfermedades como artritis, depresión, epilepsia, fibromialgia, ansiedad, esclerosis múltiple, esquizofrenia, trastorno por estrés postraumático (TEPT), entre otros desórdenes neurológicos. Lo beneficioso y práctico de esta gran variedad de propiedades suele consistir en que el CBD no es un cannabinoide psicoactivo.

¿Por qué el CBD es bueno para la ansiedad?

Tomando en cuenta que el CBD posee propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas, este cannabinoide es considerado como una de las sustancias que pueden ser utilizadas en el tratamiento de trastornos de ansiedad.

Un aspecto importante de por qué el CDB tiene ventajas en comparación con las alternativas farmacológicas actualmente disponibles para tratar el TAS, es que este cannabinoide actúa rápidamente y sus efectos secundarios parecen no ser fuertes ni generalizados. Además, está demostrado que usar repetidamente el CBD de forma medicinal, tampoco desarrolla tolerancia ni dependencia.

De esta manera, al tener un tratamiento sin efectos psicotrópicos o que altere la realidad, y que a su vez tenga altos perfiles de tolerabilidad y seguridad, es muy posible que el CBD sea el cannabinoide con mayores probabilidades de llegar al uso clínico en el manejo de la ansiedad. Todo esto implica seguridad y confianza.

Propiedades del CBD contra la ansiedad

El CBD tiene como principal función el alivio de la ansiedad, y para ello cuenta con muchas propiedades. Pero cabe preguntarse, ¿puede existir alguna fobia a la sociedad? Digamos que una de las cosas más parecidas a esto, es un problema mental llamado trastorno de ansiedad social o TAS. Es común que las personas que lo padecen, sientan un temor frecuente y bastante intenso de tratar o ser juzgado por los demás, por lo que manifiestan una constante incomodidad y angustia en la vida. Pero puedes encontrar una solución en el CBD.

Entre los más de 60 cannabinoides presentes en esta planta, se sabe que el THC es el que causa más efectos psicotrópicos, ese que te hace a veces alucinar o distorsionar la realidad. Sin embargo, se ha comprobado que el CBD no solo reduce la ansiedad producida por el THC, sino que también regula sus niveles en el cerebro, sirve como analgésico y en procesos inflamatorios, con la ventaja de que no te deja colocado.

Pero, ¿cómo ayuda el CBD específicamente a las diferentes manifestaciones de la ansiedad? Acompáñanos a descubrir los resultados de diferentes investigaciones:

  1. Ansiedad generalizada

Existe el trastorno de ansiedad generalizado (GAD, por sus siglas en inglés), que puede tener diferentes orígenes y que, además, puede ser transversal a diferentes enfermedades neurológicas y psiquiátricas que se estén padeciendo. Las investigaciones más concluyentes arrojan que el CBD puede ser beneficioso para tratar la ansiedad generalizada.

En estudios hechos con animales, el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA) ha determinado que el CBD ha reducido los niveles de ansiedad generalizada en animales. Entre los síntomas que disminuyeron, estuvo la presión cardíaca.

  1. Trastornos de ansiedad

Como ya hemos comentado, el CBD es ideal para tratar la ansiedad social. Pero también el CBD puede servir para tratar el estrés postraumático, así como en múltiples trastornos de ansiedad. Pero, ¿cuáles son ellos? A continuación, podrás leer apartados dedicados a las diferentes caras de estos trastornos y el papel del CBD con ellos.

¿Qué dicen los estudios sobre el tratamiento de la ansiedad social en el CBD?

El alivio de la ansiedad social es el principal beneficio que proporciona el CBD a quienes lo consumen. Por si todavía tienes dudas de la seriedad con la que se considera beneficioso al cannabidiol, ten en cuenta que ya se han realizado una enorme cantidad de estudios sobre las propiedades del CBD. Más allá de asociarlo con la marihuana, la idea es también tumbar el tabú que muchos aún tienen contra esta planta y sus beneficios, y más específicamente, con la diferenciación de sus diferentes componentes.

Así, en el 2017, la Universidad de São Paulo en Brasil, publicó una investigación en la cual se determinó que en aquellos pacientes que sufren de temor o incomodidad en diversas situaciones sociales, el CBD actuó como agente para la disminución de la ansiedad.

También, en otros estudios clínicos, se demostró que el CBD en dosis moderadas puede modificar el flujo sanguíneo sobre ciertas áreas del cerebro. Esto podría causar un efecto ansiolítico en las personas que sufren Trastorno de Ansiedad Social Generalizada.

¿El CBD ayuda en los trastornos de ansiedad? Un caso de estudio

Entonces, ¿el CBD puede ayudarme a sentirme más tranquilo, sereno y sin tantas presiones que me puede generar crisis de ansiedad? Los estudios tienen la respuesta a eso. La Revista Springer Nature, publicó un estudio en el que un grupo de científicos comparó los efectos del cannabidiol (CBD) en una Prueba Simulada de Oratoria (SPST, por sus siglas en inglés) en pacientes con y sin Trastorno de Ansiedad Social (TAS) sin tratamiento. Por razones éticas y económicas, utilizaron una sola dosis de CBD, esperando que este cannabinoide redujera los efectos de la SPST.

Los voluntarios participaron en una sola sesión experimental, que se realizó en un procedimiento doble-ciego, ya que ni los doctores ni los pacientes conocían los componentes suministrados. En la prueba, se midieron de los índices subjetivos de la Escala analógica visual del estado de ánimo (VAMS) y Escala de auto-evaluación negativa (SSPS-N). También se consideraron las medidas fisiológicas como presión sanguínea, frecuencia cardiaca y conductancia de la piel.

El resultado del CBD con el grupo de pacientes patológicos fue la disminución significativa de la ansiedad al momento de hablar en público, el cual es uno de los principales síntomas del trastorno de ansiedad social. Asimismo, la autoevaluación negativa de estos voluntarios fue prácticamente suprimida con el uso del CBD. En el caso de los pacientes que consumieron un placebo, se presentó más ansiedad, molestias y niveles de alerta, en comparación con el otro grupo de pacientes.

¿De qué forma se puede consumir el CBD para la ansiedad?

¿Te ha pasado que la ansiedad no te deja, literalmente, ni respirar? Pues un poco de CBD te puede sacar del aprieto. Hay muchas maneras de consumirlo, pues en el mercado ya se encuentran diversos tipos de productos como vaporizadores, cosméticos, cápsulas, comestibles y aceites.

¿Cómo es el aceite de CBD para la ansiedad?

¿Te has preguntado si el aceite de CBD sirve para la ansiedad? La respuesta en este caso es clara: sí. En efecto, puedes comenzar a consumir CBD a través de su producto más famoso: el aceite de CBD, porque viene mezclado con otro aceite vegetal y basta con disolver un par de gotas en alguna infusión o aplicarlas debajo de la lengua.

De hecho, el aceite de CBD es el método más común que consumen las personas para tratar su problema de ansiedad. Esto se debe a que su efectividad es casi inmediata con apenas unas gotas aplicadas de forma sublingual.

¿Puedo vapear o fumar CBD para la ansiedad?

En cambio, si tu onda es más el fumar, puedes usar un vaporizador con aceite de CBD, bien sea para bajarle la intensidad a los efectos del porro que te dejó alterado o solamente para relajarte un poco. Así también evitas inhalar el humo proveniente de la combustión vegetal.

Fumar o vapear CBD también tiene efectos muy rápidos contra la ansiedad. Si es la forma con la que te sientes cómodo, puedes intentarlo, pero recuerda siempre que eso generará a largo plazo daños irreparables en sus pulmones.

¿De qué otra forma puedo consumir CBD para la ansiedad?

El CBD tiene cualquier cantidad de productos que amparan su versatilidad. Es por eso que también puedes aplicarte una crema o gel de CBD sobre la piel, pues es una forma menos invasiva de utilizar el producto.

Otro punto a favor de estos productos, es que puedes consumirlos en donde te encuentres sin llamar la atención, y en el caso de las cápsulas u otros comestibles, ya contienen una dosis estándar de CBD concentrado y de calidad.

¿Cuál es la dosis de CBD para la ansiedad?

No existe una dosis de CBD generalizada para todas las personas. Puede que te preguntes cuáles son las gotas del CBD para la ansiedad, y cuántas se deben tomar. Esta respuesta no es siempre la misma. Todo dependerá del fin para el que tomes CBD, y de la presentación que escojas.

Sin embargo, sí existen dosis sugeridas, que no son más que recomendaciones. Para el cálculo, es indispensable saber el peso de la persona. Como consecuencia, se podría tomar entre 1 y 6 mg de CBD por cada 5 kilos que pese una persona. En el caso de la ansiedad, es recomendable unas gotas de aceite aplicadas debajo de la lengua para comenzar.

Aunque el CBD es seguro, nunca es bueno exagerar, y menos si estás comenzando y no sabes qué efectos te generará. Recuerda siempre que menos es más y que la mejor arma para tu ansiedad, además del CBD, es la paciencia para ver resultados en muy poco tiempo.

¿Puede tratarse con CBD la ansiedad en niños?

Se ha visto que el CBD tiene muy buenos efectos en el tratamiento de la ansiedad en adultos, pero ¿es seguro su uso en niños? Hasta los momentos, son pocos los estudios que se han hecho de tratamientos con cannabidiol en el campo de la pediatría, por lo que no hay seguridad sobre los efectos que el suministro de esta sustancia pueda causar en los más pequeños de la casa.

No obstante, en algunos países como México y Estados Unidos, se realizaron investigaciones sobre los efectos del CBD en niños con autismo y con epilepsia, obteniendo resultados positivos. Esto es un claro indicio hacia un futuro uso de los cannabinoides para el tratamiento de la ansiedad en todas las edades.

Por otra parte, el CBD puede ser una gran ayuda al momento de la ansiedad, la hiperactividad y déficits de atención, situaciones habituales en muchos niños. Eso sí, antes de pensar en comprarle gomitas con CBD a los chiquillos, consúltalo con el pediatra.

¿El CBD sirve para la ansiedad y depresión?

Cuando la ansiedad es parte de un cuadro depresivo, estamos hablando de una condición diferente. Los cuadros de depresión deben ser tratados con rigor por psicólogos y psiquiatras y requieren en muchas ocasiones tratamiento farmacólogico. Eso no implica que el CBD no puede ayudar en estos casos.

Precisamente, lo que hace el CBD es ayudar a aliviar los síntomas de la depresión, como lo es la ansiedad o la inflamación neurológica. Para ello, el CBD puede ser parte de un tratamiento de los síntomas       que generen más tranquilidad en el paciente.

¿El CBD puede generarme efectos contraproducentes en el organismo?

En principio, el CBD es una sustancia segura que no debe causarte efectos contraproducentes. Siempre que introducimos una sustancia en nuestro cuerpo, existe la posibilidad de que además de los efectos que buscamos, haya otros secundarios. Lo mismo aplica para el CBD, por lo que es importante considerar esta posibilidad.

Pero, ¡que esto no te quite el sueño! A pesar de que se han registrado algunos casos de malestar como somnolencia, diarrea o náuseas después de consumir una dosis muy alta de CBD, los efectos son en su mayoría benéficos y no ha habido consecuencias graves de su uso.

En este sentido, tampoco se ha comprobado que pueda haber casos de sobredosis por CBD, ya que el cuerpo humano tolera bien este cannabinoide. Otras investigaciones demuestran que el consumo por personas sanas no genera efectos secundarios graves o toxicidad.

¿Debería consultar con mi médico antes de consumirlo?

Dado que hay muchos casos en los que los resultados terapéuticos del CBD están más basados en anécdotas que en estudios clínicos, todavía hay lagunas en el conocimiento avanzado de las ventajas de este cannabinoide, por lo que es recomendable consultar al médico antes de autoadministrarse productos que contengan CBD.

¿Estás tomando otro medicamento y deseas experimentar con CBD? Entonces es mejor que primero lo comentes con tu médico o farmacéutico de confianza para que éste pueda evaluar los componentes de los otros fármacos y así indicarte si podría haber algún tipo de interacción negativa con el cannabidiol, además de comparar también la dosis del mismo que podrías utilizar. Esta recomendación es más que necesaria si consumes algún fármaco.

Conclusión

Todo parece indicar que la era del CBD apenas está comenzando y que seguramente será cada vez más próspera. Si con los estudios que se han realizado hasta el momento ya se ha demostrado una lista de beneficios de esta sustancia en el tratamiento de diferentes trastornos y enfermedades, muy probablemente de aquí a unos años y, contando con la legislación y normativa que regule y respalde estos estudios, estemos hablando de los usos del CBD en otros ámbitos.

Hay países como España, los Países Bajos, Colombia y Uruguay en los que el uso del cannabis medicinal ya es legal, pero aún falta que se sumen más países a esta iniciativa y se establezcan normativas generales del uso de los derivados de esta planta. Pero la legalización del CBD para tratar la ansiedad es algo cada vez más común que va bien encaminado.

Si luego de leer este artículo, continúas con curiosidad o dudas sobre el consumo de CBD y las ventajas que puede aportar a tu vida o a la de alguien que conozcas, es cuestión de consultarlo con tu médico y seguir informándote con la gran cantidad de datos que ya se encuentran disponibles en la web sobre esta sustancia que llegó para quedarse.

Información sobre el CBD

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

post-9-head

Introducción

El mundo de la biología siempre se visualiza como complejo y complicado, especialmente cuando se trata con un público no especializado. Puede que alguna vez, mientras interactuabas con el cannabis, te hayas preguntado qué tipo de reacciones genera en tu cuerpo y cómo ellas se producen. ¿Y si te dijéramos que hay un sistema entero en el cuerpo que produce cannabinoides y controla los que ingieres? Entonces, ¿qué es el sistema cannabinoide?

Este sistema se está compuesto principalmente por dos receptores (CB1 y CB2) que se sitúan en muchas células en distintas áreas del organismo como el cerebro y el sistema nervioso. Además, en este sistema participan dos cannabinoides producidos por el cuerpo humano: anandamida y 2-AG. El sistema endocannabinoide es muy complejo y está actuando todo el tiempo en tu organismo. Su funcionamiento e historia tiene mucho que ver con el cannabis. Descubre más en este artículo.

¿Qué son los cannabinoides?

Los cannabinoides son compuestos orgánicos que se identifican por activar los receptores del sistema endocannabinoide (CB1 y CB2). ¿Sabes que existe cualquier cantidad de componentes que interactúan con la naturaleza todo el tiempo? Los cannabinoides no son más que un grano en ese vasto mar de arena. Sencillamente, los cannabinoides pertenecen al grupo de los terpenofenoles y se suelen clasificar en tres tipos según su origen.

¿Qué son los fitocannabinoides? ¿Y los cannabinoides sintéticos?

Para comenzar, existen los fitocannabinoides, que son de origen natural. Estos suelen provenir de la planta de cannabis, principal fuente de los cannabinoides. Por este motivo, son los más conocidos, comercializados y usados con fines terapéuticos y recreativos.

También existen los cannabinoides sintéticos. Estos suelen asemejarse a los humanos, con la diferencia de que son producidos en laboratorios con fines científicos.

¿Qué son los endocannabinoides?

Los endocannabinoides son aquellos cannabinoides producidos por el cuerpo humano y que constituyen el funcionamiento del sistema endocannabinoide. Aunque existen varios, los más frecuentes son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol, que activan los receptores cannabinoides del cuerpo.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide es el sistema biológico que agrupa a los endocannabinoides dentro del cuerpo humano. Los cannabinoides no andan por rienda suelta con un funcionamiento aleatorio. Todo lo contrario: dentro de cada cuerpo humano hay un sistema que los regula y que activa los receptores: el sistema endocannabinoide. Su complejo funcionamiento influye en diferentes procesos fisiológicos del cuerpo humano, regulándolos con los endocannabinoides que produce el cuerpo.

Este sistema modula el consumo de energía y también se encarga del transporte, el metabolismo y el almacenamiento de nutrientes. Todo esto lo hace gracias a los endocannabinoides, que interactúan con una de las partes más importantes del sistema: los receptores cannabinoides.

¿Cómo funciona el sistema endocannabinoide?

El funcionamiento del sistema endocannabinoide está completamente relacionado con los cannabinoides y los receptores CB1 y CB2. Los cannabinoides son los únicos capaces de activar los receptores CB1 y CB2, que se encuentran esparcidos entre las células del cerebro y otros órganos del cuerpo.

En principio, el sistema funciona autónomamente con los endocannabinoides, y en este sentido, el proceso contribuye con la percepción de dolor, así como la aceleración del ritmo cardíaco, entre muchos otros. Cuando el organismo ingiere algún fitocannabinoide, estos también entran en contacto con los receptores, pero su respuesta es distinta, al haber un impulso externo. Por eso es que cuando consumes THC o CBD, tu cuerpo comienza a percibir diferentes síntomas.

¿Cómo está conformado el sistema endocannabinoide?

Pero entonces, ¿el sistema endocannabinoide está dentro del cuerpo y es el que regula a los endocannabinoides, pero también a los fitocannabinoides? Parece un trabalenguas, pero es así. Este complejo sistema es el único en el cuerpo que contiene receptores destinados exclusivamente a la asimilación y proceso de los cannabinoides en general. De ahí radica su importancia.

Su conformación es bastante sencilla. Por un lado, están los endocannabinoides que el cuerpo produce, entre los que destacan dos tipos: anandamida y 2-AG. Por el otro se encuentran los receptores cannabinoides, que son la llave de todo el proceso del sistema.

¿Qué son los receptores cannabinoides CB1 y CB2 ?

Sin los receptores no hubiera sistema endocannabinoide. Estos funcionan como si fuera una llave, al activarse solo tras entrar en contacto con los cannabinoides. Los receptores cannabinoides funcionan principalmente en el cerebro, aunque tienen extensión en gran parte del cuerpo humano.

Son muchas las células que trabajan con estos receptores, y en ellas la información se traslada desde las neuronas presinápticas a las postsinápticas. Los dos receptores más importantes son:

  1. Receptor CB1

Este tipo de receptor metabotrópico es el más frecuente en el organismo. Su mayor ámbito de extensión es en el cerebro, donde es sumamente común y en el que centra su actuación. Específicamente es común en el hipocampo y el cerebelo, además de los ganglios basales. También este receptor se consigue, aunque en menor medida, en el hipotálamo, las amígdalas y la médula espinal, además de otras zonas cerebrales.

Otro de los lugares donde el CB1 se presenta es en los pulmones, el hígado y el sistema reproductivo, además de los nervios sensoriales. Estos son los receptores más importantes del sistema endocannabinoide, por su extensión y respuesta.

  1. Receptor CB2

Además de los receptores CB1 se encuentran los receptores CB2, segundos en importancia y que fungen de protector. La distribución y extensión de este tipo de receptor en el organismo es muy diferente a la del CB1, pues el CB2 se concentra más en zonas periféricas. Estos receptores se encuentran en el sistema inmunitario, en células de la importancia de los linfocitos y los neutrocilos. También está en las células óseas y en las hepáticas, así como en las referidas a la somatostatina pancreática.

Las fibras de la piel también son territorio del receptor cannabinoide CB2, así como en el sistema nervioso central, especialmente en la parte superior. En este caso, las células microgliales son las que más destacan, con presencia en el cráneo. Aún se estudia si el ámbito de los receptores CB2 llega hasta las neuronas. En este sentido, el CB2 podría influir en los comportamientos de enfermedades de ámbito mental como la depresión o la esquizofrenia, además de crisis como las de ansiedad: el CBD es uno de los principales tratamientos para estos casos.

¿Por qué tenemos receptores cannabinoides?

Los receptores cannabinoides del cuerpo no son un mero acompañante con funciones paralelas, sino que tienen un propósito. Al igual que las partes del resto de los sistemas orgánicos, los receptores cannabinoides son los que desbloquean las funciones, solo cuando entran en contacto con los cannabinoides, sean fito o endo.

Lo más importante es tener claro el papel regulador de los receptores endocannabinoides. Los diferentes cannabinoides no serían nada si no tuvieran una forma clara de ser procesados a través de los receptores CB1 o CB2, desde donde se generan las respuestas al cuerpo. La función de los receptores es de control, pero también, de liberación.

¿Cuáles son los endocannabinoides?

Pocos se imaginan verdaderamente que dentro del cuerpo humano existen cannabinoides producidos por el organismo. Como es lógico, los denominados endocannabinoides constituyen una parte imprescindible para el funcionamiento del sistema cannabinoide. En términos químicos, son ácidos grasos de tipo poliinsaturados de cadena larga. Más sencillamente, son ligandos fisiológicos que trabajan de su unión y contacto con los receptores cannabinoides.

Principalmente, existen dos tipos de endocannabinoides que han sido descubiertos e investigados. Estos son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol.

¿Qué es la anandamida?

La anandamida es un neurotransmisor que se sintetiza desde la membrana celular para luego liberarse hasta llegar a los receptores cannabinoides. También conocida como araquidonoiletanolamida o AEA, este compuesto fue sintetizado en un laboratorio por primera vez en el año 1992 por el químico Lumir Ondřej Hanuš y el farmacéutico William Devane.

Este endocannabinoide es una sustancia débil de rápida descomposición. Esto no quiere decir que su impacto en el organismo sea escaso. Todo lo contrario: influye en la memoria, pero también en el placer, el apetito y el dolor. La motivación es un aspecto que ha entrado en el estudio de la anandamida, debido a que parece que este cannabinoide la estimula.

En el caso de las mujeres, la anandamida ha demostrado ser el endocannabinoide que mayor repercusión tiene en el proceso de ovulación, pues mientras más alta esté, podrá existir una ovulación exitosa. El embarazo es otro tema donde la AEA puede verse involucrada activamente, al subir sus niveles entre la cuarta y la quinta semana de gestación para garantizar un buen desarrollo del feto.

¿Qué es el 2-araquidonilglicerol?

El 2-araquidonilglicerol es un endocannabinoide que se encuentra en una concentración mucho mayor a nivel cerebral en comparación con la anandamida. Si estás buscando un endocannabinoide en el cerebro, ese es el 2-araquidonilglicerol, conocido más simplemente como 2-AG, este componente. Su creación y movimiento en el organismo es bastante similar al de su compañera, la anandamida.

En lo que respecta al impacto en el cuerpo, el 2-AG es también uno de los que más reacciones y cambios genera. Esto se debe a que influye en la regulación del apetito, además del tratamiento del dolor. También se encuentran en estudio diferentes funciones que estarían relacionadas con la parte inmunológica, incluida la inhibición del surgimiento de células malignas.

¿Cómo fue el descubrimiento del sistema endocannabinoide?

Por milenios, el cannabis ha sido un tema tabú en muchas latitudes. Principalmente debido a los efectos alucinógenos que genera el consumo de marihuana, muchas legislaciones acogieron su prohibición. Sin embargo, la investigación sobre el cannabis ha sido muy reciente, a pesar de que ha sido usada milenariamente como una planta medicinal.

El estudio científico moderno del cannabis comenzó con el químico israelí Raphael Mechoulam. A mediados del siglo XX, los científicos se interesaban más por los opiáceos o incluso, por las hojas de coca, mientras el cannabis no era un objeto de estudio interesante. Mechoulam fue el primero que en la década de 1960 se dedicó al estudio de la planta y sus componentes, y así logró aislar el componente más famoso del cannabis: el THC. De esta forma, pudo analizar sus propiedades individualmente.

Mechoulam siguió con la investigación y poco después aisló al CBD, principal componente no psicoactivo del cannabis y que tiene gran aplicación en la marihuana medicinal. Esto generó que la investigación siguiera su curso habiendo ya definido las propiedades de cada componente. Junto con la neurocientífica Allyn Howlett, descubrieron que el cuerpo humano tenía receptores específicos para los cannabinoides (CB1), algo muy poco común. Esto los llevó a concluir que si el cuerpo humano tenía estos receptores era porque producía cannabinoides.

No fue hasta 1992 que Mechoulam confirmó su hipótesis y descubrió la anandamida. Posteriormente se descubrió el CB2 y así quedó constituido el sistema endocannabinoide, que aún para Mechoulam parece una incógnita por todas las funciones que no se han descubierto.

¿Cuáles son los efectos del sistema endocannabinoide?

Raphael Mechoulam, científico israelí considerado como el padre del cannabis, dice que el sistema endocannabinoide tiene que ver con absolutamente todo. Mechoulam afirmó que hay pocos sistemas que tienen que ver con todas las enfermedades, pero que el endocannabinoide es uno de esos y de ahí su intriga.

A partir de ahí, podemos comprender que los efectos del sistema endocannabinoide involucran a todo el cuerpo. Hasta ahora, solo conocemos una pequeña parte de sus verdaderos efectos. Algunos de ellos son:

  1. Obesidad o aumento de peso

El sistema endocannabinoide tiene mucho que decir con respecto a la obesidad. Este sistema es capaz de promover procesos metabólicos que permite subir de peso, por lo que diversos estudios apuntan a que el sistema endocannabinoide con algunas características hiperactivas puede crear condiciones para la obesidad o simplemente, para el aumento de peso.

El bloqueo del receptor CB1 es capaz de reducir la obesidad a nivel general. Eso también podría combatirse a través de la ingesta de algún fitocannabinoide. Como todas las condiciones, esto tiene dos caras. El hecho de conocer que el receptor CB1 está involucrado con el aumento de peso permitirá elaborar dietas y tratamientos para las personas que necesiten subir más de peso,

  1. Estabilidad corporal

Basados en la declaración del padre del cannabis, se ha descubierto que mientras los niveles de endocannabinoides se mantengan estables, el cuerpo también lo estará. Las funciones orgánicas suelen funcionar correctamente cuando los niveles de anandamida y 2-AG, y de ahí se puede concluir que cuando estos se desequilibran surgen problemas.

La naturaleza ofrece fitocannabinoides que podrían ser capaces de compensar cuando alguno de los endocannabinoides falte. Todo es cuestión de seguir con las investigaciones clínicas y poder discernir cómo el sistema endocannabinoide es capaz de resolver muchos problemas de salud.

  1. Apetito

¿Has visto que la marihuana o el CBD pueden despertar el apetito? Como has podido leer en todo este artículo, de eso también se encarga el sistema endocannabinoide. Específicamente, es posible tener en cuenta que el apetito esté regulado por este sistema y sus endocannabinoides. Hay diversos estudios que han abordado esta materia.

Con ratones se ha podido observar que cuando los endocannabinoides están altos, la petina está baja y eso genera un aumento de peso. Sin el CB1, los animales tendrían menos hambre y bajarían de peso. Todo esto relaciona al propio funcionamiento del sistema endocannabinoide con la estimulación o no del apetito.

  1. Sueño

Los trastornos de sueño son otro tema común de estudio entre los investigadores de cannabis. En el caso del sistema endocannabinoide, parece que también tiene mucho que aportar en su solución. Diferentes investigaciones han sugerido que mientras más cantidad de endocannabinoides exista, mayor será el sueño generado. La anandamida sería responsable de la disminución del insomnio y de la excitación que este trae.

¿Y qué hay de la interacción del sistema endocannabinoide con las hormonas?

De forma directa, el sistema endocannabinoide afecta e impacta a las hormonas del cuerpo. Para comenzar, el sistema endocannabinoide, a través del procesamiento con sus receptores, es uno de los encargados de regular al sistema endocrino, y, por consiguiente, a las hormonas. Pero también el sistema endocannabinoide tiene impacto en las hormonas sexuales.

Sistema endocrino

Regulación es dar y recibir, controlar lo que sale y lo que entra. El sistema endocrino, con la ayuda del sistema endocannabinoide cuenta con funciones que permiten regular la secreción de hormonas hipofisarias. Todo esto permite controlar el estrés.

El sistema funciona permitiendo la estimulación del eje suprarrenal del hipotálamo como respuesta al estrés, que puede ser dependiente de los receptores CB1. Esas funciones, a su vez, pueden también ser inhibitorias, lo que completa el ciclo regulatorio.

Hormonas sexuales

También, el sistema endocannabinoide tiene bastante que decir sobre las hormonas sexuales. Muchos afirman que las mujeres pueden verse más afectadas que los hombres con respecto a los cannabinoides. Esto podría deberse a la relación entre las gónadas y el sistema endocannabinoide.

En este caso, se parte de que los receptores CB1 recibe constantemente influencia del estrógeno, y eso hace que se aumenten los niveles del principal endocannabinoide: la anandamida. Eso hace que se libere GnRH, que, a la larga, termina produciendo menos estrógeno.

Adicionalmente, las mujeres pueden ver influenciado su ciclo menstrual según la cantidad de anandamida. El sistema endicannabinoide también influye en la fertilidad, e incluso, la anandamida puede aumentar al momento del parto.

La investigación más reciente sugiere que la presencia de cannabinoides en tejidos cancerosos de órganos sexuales pudiera trazar una relación entre el sistema endocannabinoide y algunos cánceres. Se estima que en el futuro la investigación aumente hasta conseguir resultados que permitan nuevas terapias.

Conclusión

El cuerpo humano está lleno de misterios y elementos a descubrir. El sistema endocannabinoide tiene poco más de dos décadas de descubierto, y está cambiando por completo el panorama de la comprensión de los procesos en el cuerpo. En él podrían estar las respuestas a múltiples enfermedades que hoy aquejan a los humanos, y que, además, enfrentan sin una cura definida.

El sistema endocannabinoide maneja múltiples funciones a cada segundo en el cuerpo humano. Solo a través de la investigación clínica sobre su funcionamiento, así como la de los fitocannabinoides, se podrá comprender aún más su composición y dinámica. Esto permitirá apuntar todas las sugerencias y conclusiones en pro de la salud humana. Aún está todo por descubrir en el sistema endocannabinoide.

Información sobre el CBD

¿El cannabis beneficia la salud hepática?

1

Introducción

¿Puede el cannabis ayudarme a mantener la salud hepática? Se pueden encontrar diversidad de artículos y publicaciones en internet que afirman esto, ¡y al parecer es cierto! El sistema endocannabinoide no deja de sorprendernos, está involucrado en muchos de los más importantes procesos en el cuerpo humano. Entre ellos están el sistema nervioso central, y el sistema digestivo, siendo este último del que nos corresponde hablar en esta entrada, más específicamente en lo referente a la salud del hígado, uno de sus órganos principales.

El hígado es uno de los órganos del sistema digestivo que más se ven afectados por el abuso de sustancias como el alcohol. Estas afecciones son potencialmente peligrosas porque a mediano y largo plazo dañan otros órganos y pueden causar el deceso de quien la padece. Lo irónico es que cuidar de nuestra salud hepática no es tan complicado, basta con tener buenos hábitos alimenticios, ser responsable con el consumo de alcohol y realizar actividad física. Y si quieres darle un plus a la prevención de enfermedades en este órgano, puedes incluir productos cannábicos en tu dieta

El THC, la sustancia más conocida y utilizada de la planta, disminuye el riesgo de sufrir enfermedades como la cirrosis o el hígado graso, ¡acompáñanos a descubrir por qué!

¿Qué es el cannabis y cómo puede contribuir a la salud?

El cannabis cuenta con infinidad de variedades, pero todas ellas comparten una composición bastante similar: aparte de los químicos presentes en todas las plantas del planeta, tienen sustancias conocidas como cannabinoides, entre las que destacan el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), que son el compuesto psicoactivo y el compuesto netamente medicinal, respectivamente. Esto no quiere decir que el THC no proporcione beneficios a la salud, de hecho, cuenta con bastantes. El único detalle a tener en cuenta es que te hará ir colocado cuando lo utilices, y no podrás conducir o realizar algunas actividades que requieran plena consciencia.

El THC es muy preciado por su efecto psicoactivo, claro. Pero no se limita a ayudarte a volar en tu imaginación, ya que mientras esto ocurre, la sustancia está activando la regeneración celular en tu cerebro, lo que disminuye el estrés neuronal y te hará sentir mucho más tranquilo después de un día difícil. También ayuda a conciliar el sueño, oxigenar el cuerpo, es desinflamatorio, controla las náuseas y puede utilizarse además para reducir el daño por el síndrome de abstinencia causado por drogas como el alcohol, tabaco, cocaína, entre otras.

Existe la falsa creencia de que el THC es dañino, pero nada más alejado de la realidad. El THC, utilizado responsablemente, es una sustancia completamente segura. Únicamente se considera que debería estar contraindicado a personas hipertensas, dado que puede alterar la presión sanguínea. Para cualquier persona que no sufra alguna afección relacionada a la hipertensión, no hay problema alguno. Además, es una sustancia increíblemente versátil: fumar marihuana es solo una de las maneras más comunes de consumirla. También existen alimentos, dulces y bebidas hechas con THC que pueden resultar una deliciosa y saludable alternativa.

¿Por qué es necesario tener un hígado sano?

El hígado tiene tres funciones principales: desintoxicación, síntesis y almacenamiento. La desintoxicación es, tal como suena, la eliminación de las sustancias tóxicas que ingerimos, como el alcohol. La síntesis consiste por su parte, en la metabolización de carbohidratos, lípidos y proteínas, así como es el responsable de la producción de bilis, sustancia esencial para la digestión. Por último, el hígado almacena vitaminas (A, D, E, K) y glucógeno, los azúcares necesarios para la energía del cuerpo.

Cualquier tipo de daño sobre el hígado hará que estas funciones mermen su efectividad, lo que a su vez desencadenaría problemas en otros órganos. Si el hígado no cumple su función como filtro contra sustancias tóxicas, éstas podrían incluso producir problemas gravísimos e incluso la muerte. Si no metaboliza correctamente, podría producir desórdenes alimenticios, también muy graves. Y si no almacena los azúcares necesarios para el organismo, no tendríamos energía para afrontar el día a día. Está demás extenderse respecto a la importancia de este vital órgano, ¿no crees?

¿Cómo es una buena salud hepática?

Mantener la salud hepática no es una tarea demasiado compleja. Bastará, como te dijimos hace un momento, con mantener hábitos saludables: una dieta variada y nutritiva, que incluya un poco de cada grupo alimenticio. Una buena salud hepática, es aquella que además de variar los tipos de alimentos, equilibra las vitaminas y minerales que estos ofrecen al cuerpo. Esto quiere decir que no debemos caer en excesos, ya que, por ejemplo, abusar de alimentos con vitamina A, podría resultar tóxico para el hígado. Asimismo, el exceso de hierro, fomenta la oxidación del organismo.

El alcohol es el principal factor de riesgo hepático, dado que las personas suelen abusar de esta sustancia al ir de fiesta o en eventos sociales. ¿Sabías que el hígado solo tiene capacidad para metabolizar aproximadamente 10 mililitros de alcohol en un periodo de una hora? Es por esto, que, al consumir más de esa cantidad, empiezas a sentir los efectos de la ebriedad, y es justamente después de ese punto, que el hígado se ve afectado. Con esto no te decimos que no bebas más, sino que lo hagas de forma inteligente: opta por bebidas suaves, con bajo grado alcohólico y toma menos cantidad en ese periodo de una hora, de manera que le permitas al vital órgano hacer su trabajo de forma óptima.

Por último, el ejercicio es esencial. Los humanos no hemos evolucionado para ser sedentarios, todo lo contrario, ¡estamos diseñados para movernos mucho! Sesiones de 30 minutos al día, unas cuantas veces por semana, acompañado de correcta hidratación, serán más que suficientes para mantenerte saludable sin volverte esclavo del gimnasio.

¿En qué nos puede ayudar el cannabis para la salud hepática?

¿Consumir marihuana me ayudará a mantener saludable mi hígado? ¡Sí, señor! Como recordarás, te dijimos que la dieta balanceada y disminuir el consumo de alcohol pueden ser las mejores herramientas para esta tarea, y la esta planta puede ayudarte a conseguir ambas cosas. Por un lado, es bien sabido que el THC estimula el apetito, por lo que puedes emplearla en caso de que no seas demasiado ávido con la comida. Además, el Tetrahidro-Cannabivarin (THCV), otro componente en el cannabis, podría prevenir o reducir la obesidad y regular la glucemia, gracias a que tiene el efecto contrario al primero: reduce el apetito.

La marihuana además es ampliamente utilizada para evitar el consumo de otras sustancias, como el alcohol, así como para tratar la ansiedad y depresión causadas por el síndrome de abstinencia en personas con dependencia a alguna de estas sustancias. ¡Increíble!

Beneficios del cannabis en el hígado.

Existen muchos beneficios del cannabis, y la salud hepática sin duda es uno de ellos. Pero, ¿en qué elementos puede ayudarme específicamente?

1. Podría ayudar a tratar los síntomas del hígado graso

El hígado graso es una enfermedad crónica bastante común en personas con obesidad y diabetes tipo 2. Se produce debido al exceso de grasas o toxinas en el cuerpo. Existen dos tipos: no alcohólico y el alcohólico. En el caso de hígado graso alcohólico, es producido por esta sustancia y consiste en la acumulación de partículas tóxicas dañinas en el hígado, las cuales terminan por dañar este órgano y sus funciones.

Todos los tipos de hígado graso tienen síntomas similares, y no son perceptibles en las etapas tempranas de la enfermedad. Cuando ésta avanza, suele presentarse fatiga, pérdida de apetito, pérdida de peso y dolor abdominal. Este estudio del 2017 revela que, en pruebas preliminares, el cannabis puede reducir los efectos del hígado graso. La marihuana, además, puede estimular el apetito, así como tratar los síntomas más avanzados de la enfermedad, como la inflamación hepática y el dolor abdominal, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

2. Puede controlar algunos síntomas de la cirrosis hepática

La cirrosis hepática es una enfermedad muy grave, que se presenta en pacientes con otras afecciones hepáticas que dañan al hígado y producen cicatrices y diversas lesiones en el órgano. Esto, a su vez genera insuficiencia hepática y, si no es tratado, el riesgo de muerte es elevado.

La cirrosis puede producir mucho dolor, fatiga, falta o exceso de apetito, dependiendo del caso. Principalmente el dolor abdominal puede interrumpir con el estilo de vida de quien la padece. El cannabis, gracias a sus propiedades analgésicas y desinflamatorias, puede ayudar a mejorar esta condición. Lejos de ser una cura, podría contribuir a mejorar la calidad de vida del paciente.

3. Previene la esteatosis causada por hepatitis y/o VIH

La hepatitis viral es un tipo de infección que causa daño e inflamación al hígado. Numerosos virus causan hepatitis. Las hepatitis A y E pueden provocar infecciones agudas, mientras que las hepatitis B, C y D pueden producir enfermedades tanto agudas como crónicas. La hepatitis causa daño al hígado y también puede provocar cirrosis o cicatrización del hígado. La cirrosis puede provocar insuficiencia hepática, cáncer de hígado e incluso la muerte.

La marihuana puede ayudar a prevenir la esteatosis -en pacientes con VIH o hepatitis tipo C-, que es la versión más aguda y peligrosa de cirrosis, según afirma un estudio realizado por una universidad en Quebec. En las pruebas se encontró que los voluntarios que la utilizaban diariamente, contaban con protección hepática ante el daño producido por estas enfermedades.

¿Qué componentes del cannabis en específico pueden ayudar a la salud hepática?

Los tres componentes que se ven más involucrados en el tratamiento y prevención de las enfermedades hepáticas, son el THC, el THCV y el CBD. Los dos primeros por sus propiedades sobre el apetito. Pueden controlarlo, aumentándolo en el caso del THC y disminuyéndolo en el caso del THCV. El THC además combate la fatiga derivada de algunas afecciones como el hígado graso.

El CBD será una gran baza para tratar los síntomas físicos, como el dolor y la inflamación producidas por cualquiera de las enfermedades hepáticas. Además, gracias a que es un efectivo ansiolítico, puede reducir los síntomas psiquiátricos que producen muchas veces las variantes de la hepatitis.

No está demás volver resaltar el potencial de la marihuana como sustituto no-dañino de drogas como el alcohol, el tabaco o la cocaína, además de que es muy útil para calmar el síndrome de abstinencia.

¿De qué forma puedo consumir cannabis medicinal?

Actualmente es cada vez mayor el número de ciudades y países alrededor del mundo que está legalizando el uso medicinal y/o recreativo del cannabis. Bastará con que consultes el tema en tu localidad para enterarte de cómo puedes adquirir productos cannábicos de forma segura.

Para el caso puntual de la salud hepática, te recomendamos incluir sus muchísimos y muy variados productos alimenticios en tu dieta diaria. Podrías adquirir untables como mantequilla láctea, de maní o de almendras. Aceites comestibles para incluir en tus preparaciones, frituras y una inmensa cantidad de postres.

También podrías utilizar vaporizadores de hierbas o pipas de agua, siendo éstas las alternativas para fumar más amigables para tus pulmones. Aunque si eres de la vieja escuela y prefieres mantener los tradicionales cigarrillos de marihuana, los beneficios deberían ser los mismos, aunque con las mismas consecuencias.

¿A qué profesional de la salud debo preguntarle mi caso?

Los médicos hepatólogos son los especialistas indicados para detectar y tratar cualquier tipo de afección en el hígado. En caso de que padezcas alguna enfermedad hepática, consultar con estos será lo ideal, ya que aparte del cannabis, debes emplear la medicación estándar para tratar, por ejemplo, el daño físico en el hígado. La marihuana únicamente sirve como complemento para el tratamiento o como método de prevención.

Sobre este último punto es importante añadir que, si solo quieres prevenir estas enfermedades y mantener una óptima condición en tu hígado, no hay necesidad de acudir al médico. Además, en muchos de los sitios donde el consumo cannábico es legal, puedes adquirir la mayoría de estos productos de forma segura y sin ningún tipo de prescripción.

Conclusión

A pesar de que no abundan estudios sobre el tema, el cannabis ha demostrado ser un gran aliado para mantener la salud hepática en su mejor nivel. Complementar el consumo de ésta, con una dieta variada y balanceada y con un buen régimen de actividad física, sin duda te garantizarán un hígado saludable, así como a prevenir enfermedades como el hígado graso o la cirrosis. La investigación deberá avanzar mucho más, pero con el tiempo, el cannabis será usado en tratamientos para las diferentes enfermedades hepáticas.

Información sobre el CBD

¿Cómo CBD y otros cannabinoides interactúan con nuestro sistema inmunológico?

1

Introducción

Hay personas que tienden a enfermarse con más facilidad y frecuencia que otras, gente que tiene mayor propensión a sufrir gripes o malestares virales, por sólo mencionar algunos ejemplos. Eso se debe posiblemente a que, su sistema inmunológico (SI) se encuentre debilitado o no funcione al cien por ciento. ¿Podría el CBD y otros cannabinoides ayudar a que no se debilite?

Ni hablar de quienes padecen de diabetes, esclerosis múltiple, cáncer o sida. Estas patologías afectan directamente al sistema inmunológico y sus tratamientos son complicados y molestos. Gracias a la invención de los antibióticos, desde que Alexander Fleming descubrió la penicilina, el control de los trastornos del sistema inmunológico es más efectivo, al atacar a los patógenos que producen las enfermedades.

Con todo, a veces los fármacos tradicionales no son suficientes. Ahora se experimenta con el cannabis y sus cannabinoides, pues parecen interactuar muy bien con el sistema inmunitario. Sigue leyendo para que te enteres de qué va esto.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunitario o inmunológico (SI) es el conjunto de órganos, células y procesos bien organizados que son responsables de, entre otras cosas, la defensa natural del cuerpo contra infecciones, como las bacterias y los virus. Estos organismos extraños son llamados antígenos. Los órganos que componen el SI, se llaman órganos linfoides y afectan el desarrollo, crecimiento y producción de linfocitos.

Estos linfocitos son un tipo de glóbulo blanco que combate las infecciones. Se pueden encontrar en órganos como el timo, los adenoides, la médula ósea, los vasos y ganglios linfáticos, el bazo, las placas de Peyer y las amígdalas. Cuando hay un patógeno en el cuerpo, el sistema inmunológico puede responder de forma innata o adaptativa.

Las respuestas innatas ocurren ante los patógenos y el daño e general, sin producir inmunidad a largo plazo. Por otro lado, las respuestas adaptativas son específicas para cada antígeno y generan una memoria inmunológica que permite actuar de forma más eficiente ante otras infecciones. En este punto, los linfocitos B producen anticuerpos y los linfocitos T controlan las respuestas inmunes. Cuando este proceso se ve alterado, nos enfermamos.

¿Qué son los cannabinoides?

Esta denominación se refiere a cierto tipo de sustancias químicas que, sin importar su origen o estructura, se acoplan o enlazan a los receptores cannabinoides del cerebro. Pero ya va, ¿los cannabinoides no vienen del cannabis? Pues estos compuestos tienen efectos similares a los que produce la planta cannabis sativa, y de allí que tengan ese nombre. Se trata de una amplia lista de sustancias, sin embargo, se puede clasificar en tres grupos resumidos:

  • Fitocannabinoides: se encuentran únicamente en la Cannabis sativa. Hasta los momentos se conoce que son más de 100, aunque los más conocidos son el THC, CBG, CBD, CBN, CBC y THCV. Los fitocannabinoides tienen muchos efectos medicinales, por lo que son extraídos y separados para ser usados en diferentes tratamientos.
  • Endocannabinoides: son producidos por casi todos los organismos, actúan sobre los receptores celulares y se enlazan con los receptores cannabinoides. De esta manera, forman el sistema endocannabinoide. Hasta ahora, los endocannabinoides conocidos son la anandamiday 2-araquidonilglicerol.
  • Cannabinoides sintéticos: son sustancias que bien pueden ser similares o completamente diferentes a los endocannabinoides y fitocannabinoides, pero son creados en laboratorios. Algunos son el dronabinol (THC sintético) y la nabilona, ambos usados en la medicina.

¿Cómo influye el sistema endocannabinoide con el inmunológico?

¿Sistema endo-qué? Endocannabinoide. Es el nombre de un sistema presente en nuestro cuerpo, cuya función principal es mantener un equilibrio saludable entre todas las funciones del organismo. Los receptores CB1 y CB2, junto con los endocannabinoides, aquellas sustancias producidas por el propio cuerpo y que se acoplan a los primeros, componen este sistema.

El SEC está relacionado con casi todas las funciones vitales y sus receptores endocannabinoides tienen las iniciales CB y un sub índice que indica el orden en que fueron encontrados. De esta manera, tenemos el CB1 y el CB2, aunque recientemente se han encontrado nuevos receptores. Los CB1 están distribuidos por todo el sistema nervioso central, mientras que los CB2 están localizados en las células y tejidos del sistema inmunológico. A ellos son los que le corresponde actuar en caso de presentarse problemas.

¿Qué hace especial al CBD?

El cannabidiol o CBD, es uno de los fitocannabinoides que más se ha investigado por sus múltiples propiedades medicinales y su nulo efecto psicoactivo. No solo es bueno para tratar enfermedades mentales, cardiacas y de otros tipos, sino que también tiene un excelente efecto en el sistema inmunitario.

Este fitocannabinoide actúa como antagonista del tetrahidrocannabinol (THC), es decir, tiene efectos que en algunos casos pueden oponerse. Uno de ellos es que reduce el high que causa el THC aunque causa un estado de sedación que es conocido como el stone o down corporal.  El CBD reduce también la pérdida de memoria a corto plazo, la desorientación o nerviosismo que puede causar el THC entre sus efectos secundarios.

Las variedades indica del cannabis suelen contener mayor concentración de CBD que las variedades sativa, aunque normalmente este cannabinoide se encuentra en cantidades por debajo de 1% en la mayoría de las plantas. El CBD es también muy estable, que a diferencia del THC, no es sensible a la oxidación. Eso hace que su uso para el sistema inmunitario pueda ser más perdurable.

El CBD y el sistema inmunológico

El CBD ha demostrado ser una muy buena opción para mejorar el desempeño del sistema inmunológico y tratar las enfermedades o afecciones propias del mismo. La respuesta inicial del sistema inmunitario cuando hay alguna infección, es la inflamación, porque de esta manera se logra mantener a raya al patógeno de las células sanas.

Muchos estudios coinciden en que el CBD puede fortalecer el sistema inmunológico. El cannabinoide resulta muy positivo cuando este sistema se debilita o se vuelve hiperactivo, o también en casos de enfermedades autoinmunes, causadas por la inflamación. Esta hiperactividad puede hacer que el sistema inmunológico acabe por causar daños en el sistema nervioso central, como ocurre con la esclerosis múltiple. El CBD puede mitigar el dolor en los pacientes de esta enfermedad, pues mejora la movilidad.

Hay estudios que indican que el cannabis puede suprimir el sistema inmune en personas sanas, pero también existen otras investigaciones que sugieren que, en el caso contrario, cuando el sistema inmunológico está debilitado, los cannabinoides lo pueden fortalecer. Un ejemplo puede ser el caso del VIH/Sida o el cáncer.

CBD en el tratamiento de enfermedades del sistema inmunológico

Cuando hay algún desequilibrio o falla en el sistema inmunológico, es normal que se produzca una serie de enfermedades. Estas pueden ser alergias o hipersensibilidad a ciertas sustancias, o simplemente la supresión del propio sistema. Algunas de estas patologías en las que el CBD es de gran ayuda, son:

Cáncer

Entre las funciones del sistema inmunológico, hay una que es informar a las células enfermas y envejecidas, que deben autodestruirse. Cuando hay cáncer, ocurre que estas células viejas o deterioradas olvidan su capacidad de autorregulación, por lo que la enfermedad se disemina rápidamente por el cuerpo. Este fenómeno es lo que llaman metástasis.

Por fortuna, se ha observado que el CBD ayuda en el proceso de autodestrucción de las células dañadas. Ese suicidio celular se denomina apoptosis y, representa la reducción del crecimiento del tumor o eliminación del mismo. La investigación en la materia es escasa, pero el CBD puede aportar grandes beneficios.

VIH 

El Virus de Inmunodeficiencia Humana afecta al sistema inmunológico, pues hace que el cuerpo pierda su capacidad para enfrentarse al virus. Dado que el CBD es capaz de hacer que el sistema inmunológico funcione mejor, en los últimos años ha sido considerado como una buena opción para tratar el VIH.

Diabetes 

Esta enfermedad autoinmune se origina debido a que el organismo ataca al propio páncreas, buscando eliminar la insulina. Su origen podría ser el resultado de alguna infección o un aspecto relacionado a la nutrición de la persona. El CBD puede ayudar a estabilizar los niveles de glucosa, actuar como desinflamatorio del páncreas y reducir la incidencia y progresión de la enfermedad.

¿Puede el CBD mejorar el sistema inmunológico?

Si bien todavía queda mucho por experimentar y estudiar, los efectos del CBD sobre el sistema inmunitario son cada vez más prometedores. El CBD está íntimamente ligado al sistema endocannaboinoide, en pro del mantenimiento y óptimo funcionamiento del sistema inmune.

Gracias a sus propiedades de neurogénesis, analgesia y antiinflamatorias, entre otras, el CBD estimula los receptores asociados al dolor, mitigando esta sensación, así como las emociones relacionadas con ella. Así mismo, el cannabidiol puede aumentar el recuento de células T en el organismo. Estas células son necesarias para que el sistema inmunológico logre destruir los patógenos.

Se puede decir entonces, que el CBD sí puede estimular al sistema inmunológico y ayudar a mejorar su salud, funciones y capacidad de respuesta, principalmente en casos de debilitamiento o supresión del sistema . Lo mejor de todo es que, sin causar efectos psicoactivos, un remedio a base de CBD es una alternativa natural, segura y saludable.

¿Qué hay de los demás cannabinoides?

Que se le haya dado un tratamiento aparte al CBD, no significa que los demás cannabinoides no afecten al sistema inmunológico. Al contrario, todos ejercen alguna función sobre el SI, sólo que unos actúan de forma más evidente que otros. Además, no todos son psicoactivos, pues esa cualidad es casi exclusiva del THC.

En los estudios realizados hasta ahora, el cannabis en general tiene una aplicación prometedora sobre el sistema inmunológico, en lo que se refiere al tratamiento de enfermedades o desórdenes autoinmunes. Sólo por tomar como ejemplo al VIH/sida, algunas investigaciones han demostrado que los pacientes seropositivos que consumían cannabis, tenían una menor carga viral y un aumento de las células inmunes, en comparación con los que no la consumían.

Cabe destacar que los consumidores habituales de cannabis son más conscientes de sus beneficios potenciales, sea con fines médicos o recreativos. Esto es normal, pues todavía hay muchas preocupaciones sobre el origen de los productos con cannabis, la seguridad, la ilegalidad y los efectos a largo plazo. La investigación sobre los efectos de otros cannabinoides en específico es una deuda pendiente que solo el tiempo y la flexibilización de las ilegalizaciones se encargará de saldar.

Conclusión

Nuestro sistema inmunológico puede describirse como una gran red, formada por células y órganos que protegen al cuerpo de las infecciones. La ciencia ha logrado descifrar, hasta cierto punto, cómo actúa el sistema inmunitario y cómo se puede mejorar cuando hay algún desequilibrio. Sin embargo aún queda mucho camino por recorrer y estudiar, y los cannabinoides pueden ser un aporte ante eso.

El descubrimiento de los cannabinoides y del sistema endocannaboinoide, así como su relación con el sistema inmunitario han significado un gran avance en la medicina. Ahora, el que su efecto sea bueno o malo, es en gran medida, circunstancial y depende de muchas variables, tanto inherentes a la cepa de cannabis que se esté usando como de las condiciones del paciente.

En cualquier caso, antes de comenzar a experimentar por cuenta propia y automedicarse con cannabis o alguno de sus derivados, es sumamente importante consultarlo con un médico especialista. Muchas veces, los efectos adversos son producto de la ignorancia al momento de consumir un medicamento o sustancia, más que por los componentes del mismo, así que evita malos ratos y busca la supervisión de los expertos.

Reseñas de marcas

Reseña de CBDfx

as152

Introducción

Luego de la controversia mundial que se mantuvo por mucho tiempo debido a la inhalación y consumo de marihuana, ha quedado demostrado que también tiene aspectos de gran beneficio al procesarse y utilizarse de una forma diferente, por lo que es útil conocer cómo se hace, en dónde lo hacen y quienes lo hacen.

Empezando por la última pregunta, tenemos que entre la variedad de empresas que han optado por trabajar el CBD, componente cannábico con muchas propiedades medicinales, se encuentra CBDfx, la cual cuenta con una interesante de variedad de artículos a base de cannabidiol.

Historia de la compañía

La compañía CBDfx es una de las principales minoristas en cuanto a la distribución de CBD en los Estados Unidos. Su sede se encuentra en el estado de California y cuenta con más de 50 productos de cannabidiol que aseguran ser de alta calidad. En este sentido, exponen que sus artículos se derivan de plantas de cáñamo totalmente orgánicas que son extraídas en laboratorios del sur de California.

Uno de los aspectos de los que más se sienten orgullosos en CBDfx es la innovación y variedad de artículos, en donde destacan, por ejemplo, los chicles CBD con infusión de terpenos. Otro aspecto que aseguran ser característica fundamental de la empresa es el óptimo servicio al cliente que brinda una experiencia aún más disfrutable, aparte de sencilla.

Buena parte de sus clientes se han mostrado satisfechos con los productos que ofrecen en CBDfx, de los cuales hablaremos un poco en breve.

¿Cuál es la misión de CBDfx?

A ojos de CBDfx, lo que se busca es crear o ayudar a fomentar un mercado mundial de CBD que esté a disposición de todas las personas sin importar la profesión, horarios disponibles o condiciones sociales y sin necesidad de sacrificar la variedad y experiencias agradables.

Su misión es ser el puente entre el CBD y todos los tipos de consumidores de éste, tanto experimentados como iniciados, teniendo como prioridad la innovación y calidad en productos refrescantes que han sido elaborados minuciosamente.

Principales productos de CBDfx

Entendiendo que toda persona tiene diferentes gustos para todo, principalmente para la comida y productos de consumo personal, las empresas deben intentar brindar la mayor variedad posible en estos. CBDfx ha tenido esto muy claro, por lo que ha velado por abarcar un buen repertorio en sus artículos a base de CBD, entre los cuales se encuentran:

  • Jugos de Vape de CBD: combina aceite de cáñamo de alta calidad con glicerina vegetal, propilenglicol y extractos de saborizantes naturales. Se pueden mostrar en botes de 60, 120, 250, 500, ó 1000 mg en nueve sabores.
  • Aceite CBDfx: es un extracto líquido que puede ser vaporizado e inhalado. Viene en presentaciones de 60, 120, 300 y 500 mg.
  • Gomitas CBDfx: elaboradas con ingredientes orgánicos, no transgénicos, 100% veganos. No contienen jarabe de maíz, edulcorantes artificiales ni ningún otro producto químico dañino (de 40 mg y 300 mg de contenido).
  • Tintura al Aceite CBDfx: se ingieren de forma sublingual o se aplican a un alimento o bebida. Estas tinturas, al contar con CBD de espectro completo, proporcionan energía y todos los compuestos curativos que la planta cannabis posee de por sí. Vienen en frascos de 30 ml.
  • Cápsulas CBDfx: estas proporcionan muchos los compuestos curativos que existen naturalmente dentro de la planta y se ingieren fácilmente. Puede ser de 200 ó 750 mg.
  • CBD para mascotas: la compañía ofrece a sus usuarios suplementos alimenticios para animales domésticos, principalmente perros, que sirven para ayudar a aliviar el dolor, ansiedad, pérdida de apetitos, entre otras condiciones. Sus presentaciones entienden los 150, 300 y 600 mg.
  • Edulcorantes CBD: son una manera simple y conveniente para que usted obtenga su dosis diaria de CBD, aparte de brindarle un aliento refrescante de menta. Sus presentaciones son de 15 y 30 mg de contenido.
  • Cremas y bálsamos CBD: le permiten tratar los puntos álgidos de dolor de su cuerpo con los beneficios curativos de CBD, los cuales ayudan a combatir el dolor articular, la artritis, la psoriasis y otras aflicciones. Hay ejemplares de 100, 150 y 250 mg.
  • Bolígrafos vape de CBD: aparte de útiles para escribir, contienen jugo de vape orgánico de espectro completo de CBD, de 30 ó 50 mg. Este es el producto mś atractivo que tiene la compañía.

Cultivo y producción del cáñamo

El cultivo y modo de producción de CBD en CBDfx se encuentra bajo las leyes estadounidenses al realizarse por medio del cultivo de cáñamo industrial. Este proceso extrae aceites esenciales con potencial medicinal. El método de extracción, además, evita la inclusión en cantidades significativas del THC en lo que luego se convertirán en diversos productos.

Métodos de extracción y espectros de CBD en CBDfx

Entre las diferentes formas que existen para extraer el CBD, la utilizada por CBDfx es mediante CO2, que genera muy buenos resultados y además es la más natural conocida hasta ahora, de forma que no afecta casi en su totalidad al medio ambiente. Según los expertos de CBDfx, el CO2 es muy eficaz para eliminar los aceites esenciales del vegetal cuando se está bajo alta presión y además requiere de una cantidad mínima de calor.

Por  medio de este proceso, el CO2 pasa a una fase casi líquida en donde se le añade calor para hacer más sencilla la tarea de liberar los aceites esenciales y aromáticos del material vegetal. Luego, a medida que se extraen estos aceites, se pasa a la siguiente etapa en donde un separador coloca aparte los aromáticos de la mezcla de disolventes del CO2, teniendo como resultado un aceite esencial puro y de muy buena calidad.

En el caso particular de CBDfx, cuenta con un CBD que no involucra THC , el componente que genera efectos psicotrópicos y que da la sensación de estar drogado que genera la marihuana cuando se fuma. Esto también se debe al proceso de extracción del CBD, que es directamente con el cáñamo y no con la marihuana.

Debido al método de extracción por CO2 que lleva a cabo CBDfx, se tiene que su CBD es de espectro completo. Esto se debe a que tiene una alta calidad de extracción que preserva los cannabinoides, aparte de estar acompañado de otros componentes naturales y beneficiosos como los terpenos, flavonoides y ácidos grasos. Otra característica de los CDB de espectro completo es la ausencia de THC.

Pruebas de laboratorio

En cuanto a las pruebas que avalan el proceso y profesionalismo de CBDfx a la hora de realizar su productos y brindar información referentes a éstos, tenemos que la compañía realiza pruebas de laboratorio y publica certificados de análisis independientes junto con cada producto, lo cual no sólo es ético y adecuado, sino que además brinda la seguridad a todas las personas de que lo que van a consumir es justo lo que aparece en la descripción.

Aspectos negativos de CBDfx que resaltar

Sin duda, CBDfx ha logrado satisfacer a gran parte de sus compradores. Sin embargo, existen algunas personas que no han encontrado lo que buscaban en la marca. La mayoría de las personas que no están conformes con CBDfx critican el coste de los productos, considerando que podrían ser más económicos para lo que ofrecen.

Por otra parte, están quienes no han obtenido los efectos que buscaban con el producto de la empresa que eligieron. Tal es el caso de clientes que compraron 500 mg de Jugo de Vape de CBD y que no sintieron efectos.

En algunos portales explican que en la parte inferior de la página hay una nota que señala que es común recibir un error que dice “transacción rechazada por el procesador” a la hora de comprar. En caso de que esto ocurra, se debe llame al banco emisor de la tarjeta de crédito para eliminar las restricciones de compra en línea que posea ésta.

Revisiones en línea

Según las opiniones y consideraciones por parte de las personas que han sido clientes de CBDfx, se trata de una marca con muy buena variedad de productos y que además es óptima. Sin embargo, existen quienes consideran que el costo es un poco elevado. Uno de los aspectos más aplaudidos es la extracción de CBD por medio de CO2, sin dejar por fuera el resultado final, que ha satisfecho a todos, y el envío gratuito a los 50 estados del país norteamericano.

¿Cuáles son los pros y contras?

Ahora, para ser un poco más específicos y dualistas, visualicemos los pros y contras de CBDfx:

Pros:

    • Productos de calidad.
    • Amplia gama de artículos.
    • Se considera que tiene una buena relación calidad-cantidad.
    • Envío gratuito en los Estados Unidos.
    • Realización de pruebas de laboratorio y publicación de los certificados.
    • Productos innovadores, como los nuevos bolígrafos desechables de la marca.
    • Reconocida atención al cliente.
    • Ahorro de dinero, por medio de cupones y ofertas.

Contras:

    • Algunas informaciones de la empresa podrían indicarse mejor y ser más sencillas de conseguir en su página web (como la sección “About Us” / “Acerca de nosotros”).
    • El coste de los productos podrían desanimar a los clientes a la hora de encargar alguno.
    • Hay quienes afirman que alguno de los productos no les ha proporcionado los efectos que esperaban.

Conclusión

Si lo que buscas es variedad y calidad en CBD, entonces CBDfx puede ser una distribuidora a considerar. Se trata de una compañía que te hará llegar tu pedido, si te encuentras en Estados Unidos, de forma totalmente gratuita  y simplemente pagando el producto que, además, es de calidad y no generó un daño grave al medio ambiente durante su acabado. Con esta marca podrás elegir y probar diferentes formas de consumo para el CBD, a un precio razonable y contando con una atención al cliente de primera.

¿Y tú, qué consideras al respecto? ¿Has probado algún artículo de CBDfx? ¿Qué te han parecido? Deja tus impresiones en nuestros comentarios para que otros puedan guiarse y tener una referencia en específico que les ayude a terminar de tomar su decisió

Información sobre el CBD

¿Puede el cannabis ayudar contra la resistencia a los antibióticos?

1

Introducción

Lo que no te mata, te fortalece, o al menos eso reza un dicho popular. Lo impresionante es que aplica para muchas situaciones, como la resistencia que tienen muchas bacterias frente a los antibióticos que pretenden erradicarlas. Se supone que los antibióticos son medicamentos desarrollados para combatir infecciones bacterianas, pero no siempre es así. ¿El cannabis puede tener una respuesta ante eso?

La ciencia ha demostrado que cada vez que se toman antibióticos o antimicrobianos, los gérmenes sensibles mueren. Sin embargo, si hay cepas resistentes, éstas pueden crecer y multiplicarse. Parece historia de una película de terror, pero lamentablemente esto está ocurriendo en este momento en muchos lugares del mundo.

Una buena noticia es que, a pesar de que los esfuerzos médicos por desarrollar antimicrobianos más potentes son un poco lentos, ahora se puede volver a la planta ancestral del cannabis, que puede tener propiedades en este sentido. Existen muchas lagunas al respecto todavía, pero en los estudios de los que se dispone hasta ahora, esta planta ha demostrado una vez más que puede ser el nuevo héroe sin capa de la humanidad.

¿Qué es el cannabis y cuáles son sus beneficios?

En la calle tiene muchos nombres, puede ser maría, mota, hachís o simplemente marihuana. Pero ¿sabías que todas esas denominaciones tienen el mismo origen? Se trata del cannabis, una planta que crece en todo el mundo y que ha sido usada por diversas culturas durante miles de años, por sus variados efectos.

El cannabis tiene un reconocido efecto psicoactivo, gracias a uno de sus componentes, el THC, pero también se usa como terapia alternativa en una serie de patologías y trastornos que cada día va en aumento. Se puede usar y consumir de distintas formas, porque se pueden aprovechar todas las partes de la planta con fines particulares.

Lo que llaman el cáñamo, por ejemplo, tiene el tallo más largo y hojas delgadas, se utiliza mucho en la industria y no es psicoactivo. Por su parte, la marihuana destaca por ser más baja de estatura y tener hojas más grandes, tiene un alto contenido en THC, por lo que sí te va a drogar y es comúnmente aprovechada por este efecto.

Los beneficios comprobados del cannabis medicinal son vastos. Esta planta, con sus diferentes componentes como el THC y especialmente el CBD, puede ayudar a cualquier tipo de dolores y enfermedades como la epilepsia. Pero, ¿realmente puede ayudar ante la grave resistencia a  los antibióticos?

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

¿Alguna vez has visto una película en la que hay un virus letal que muta y se vuelve más fuerte que las medicinas usadas para combatirlo? Seguro que sí. Resulta que se trata de hechos basados en situaciones reales y posibles. Este es un fenómeno que ocurre cuando la bacteria evoluciona y, efectivamente, se torna más resistente frente a los antibióticos que se usan para tratar la infección.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de un millón de personas muere anualmente por enfermedades infecciosas que no dan respuesta positiva a los tratamientos antibióticos. Se estima que esta cifra puede aumentar en los próximos años y que, incluso puede superar el número de muertes causadas por el cáncer.

Si bien el descubrimiento de los antibióticos ha sido uno de los más grandes desarrollos de la historia de la medicina, también se ha convertido en un arma de doble filo. La supervivencia del más fuerte ha significado la evolución y permanencia de las bacterias que causan las infecciones, a pesar del tratamiento. En este punto, la resistencia a los antibióticos se debe principalmente al consumo excesivo de los mismos y a su uso inadecuado.

¿Por qué hay resistencia a los antibióticos?

Hay varias causas posibles para este hecho, entre las que se cuentan las que tienen que ver directamente con la administración del medicamento por el paciente y las que corresponden a las formas de producción y desarrollo del antibiótico. Tenemos entonces:

  • Prescripción excesiva de antibióticos.
  • Administración inadecuada, bien sea por no cumplir con el tiempo completo de tratamiento, o, excederlo.
  • Empleo indiscriminado de antibióticos en la cría de animales para consumo humano.
  • Control inapropiado de las enfermedades e infecciones en hospitales y centros de salud.
  • Higiene y saneamiento deficiente.
  • Desarrollo escaso de nuevos antibióticos y vacunas más fuertes.

Considerando estos aspectos, se entiende entonces que cualquier persona, en cualquier país, puede sufrir una infección resistente a los antibióticos. Esto pasa sobre todo porque la bacteria se resiste naturalmente a los medicamentos, como una forma de luchar contra la intención de erradicarla del organismo. El problema es de suma gravedad, y no se suele descubrir hasta la propia aplicación del antibiótico.

¿Cómo puede ayudar el cannabis en la resistencia a los antibióticos?

Entre muchas de sus propiedades, el cannabis ha demostrado ser un efectivo antibiótico. Esto sucede gracias a algunos de sus fitocannabinoides, como el cannabidiol (CBD), el cannabichromeno (CBC) o el cannabigerol (CBG). Todos ellos han sido estudiados en distintas oportunidades y casos, permitiendo apreciar estos efectos que podrían dar pistas sobre el tratamiento de la resistencia a los antibióticos.

Recordemos que los cannabinoides son compuestos del cannabis, que cumplen distintas funciones e interactúan con los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide (SEC). Entre otras ventajas, consiguen destruir las bacterias malignas de una forma diferente a como lo hacen los antibióticos creados por el hombre.

¿Por qué pueden ayudar a combatir la resistencia a los antibióticos? Pues porque los cannabinoides también tienen sus artimañas para atacar a las “superbacterias”. Es por eso que, muchas veces los tratamientos con antibióticos convencionales no son tan efectivos como podría resultar el cannabis.

Un caso de estudio sobre el cannabis y las “superbacterias”

¿Superbacterias? ¿Acaso tienen poderes especiales? En cierta forma, sí. Son mucho más fuertes y por eso han logrado resistir a los antibióticos que se usan para combatirlas. Ellas son las principales ejecutantes de la resistencia a los antibióticos. Las más conocidas son la MRSA (resistente a la meticilina), MDR TB (micobacteria de tuberculosis resistente a múltiples fármacos) y  CRE (enterobacterias resistentes al carbapenem).

Sin embargo, hay un estudio en el que se encontró que los cannabinoides son potentes antibacterianos, incluso contra MRSA. En él se basa gran parte de la investigación que consigue relacionar al cannabis en general con la resistencia de bacterias.

Para la realización del estudio, se tomaron en cuenta diferentes cannabinoides, con propiedades y funciones distintas. Se evaluó el efecto del CBD, CBC, CBG, CBN y THC sobre una variedad de cepas del Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina y los resultados fueron muy positivos.

También hubo una actividad antibacteriana excepcional contra cepas MDR, que han tenido una gran resistencia a otros fármacos. Todos estos resultados le dan un gran impulso al uso del cannabis como una medicina alternativa para combatir virus altamente resistentes a antibióticos estándar. No obstante, y como puedes ver, la investigación sigue siendo muy escasa, aunque los datos que aporta son cada vez más concluyentes.

¿Cómo interactúa el cannabis con otros medicamentos al mismo tiempo?

Los antibióticos no son los únicos. Cuando se consume cannabis junto con otros medicamentos o antibióticos al mismo tiempo, puede haber cierta interacción, que puede inhibir o inducir los efectos de los fármacos o de los cannabinoides. De esa forma, cuando el medicamento es metabolizado en el hígado, puede actuar de forma más lenta, por la inhibición de la enzima Citocromo P450 (CYP450) por el cannabis. En cualquier caso, ten en cuenta que El CBD no conlleva tolerancia, por lo que no es posible que necesites más para tener menos efecto.

Muchas medicinas pueden estimular o suprimir la producción de esta enzima, causando los mismos efectos en los cannabinoides. De esta manera, los inhibidores del CYP450 pueden aumentar el efecto del THC y viceversa. Con todo, estos son algunos casos en los que no se recomienda el consumo de cannabis con otro medicamento:

  • Medicamentos para controlar la presión sanguínea: el THC junto con estos fármacos puede disminuir en exceso la presión sanguínea.
  • Anticoagulantes: como el cannabis también cumple esta función, podría causar mayor propensión a tener moretones y sangrados o hemorragias.
  • Antidepresivos y sedantes: en combinación con los mismos efectos del cannabis, puede ocasionar una reacción de aturdimiento o sueño intenso.
  • Opioides: ellos pueden aumentar la sedación y la analgesia, lo que generaría efectos contradictorios con el cannabis.
  • Anticonceptivos: aún faltan investigaciones en este punto. Sin embargo, algunos expertos señalan que puede haber una disminución de la efectividad y fiabilidad de las píldoras, cuando contienen estrógenos, ya que el cannabis interfiere con esta hormona.

¿Se puede prevenir o controlar la resistencia a los antibióticos?

Este fenómeno parece difícil de controlar, dado que se origina por diversas causas. No obstante, todos los sectores involucrados pueden hacer aportes para minimizar el riesgo. La población en general, puede comenzar por tomar los antibióticos únicamente bajo prescripción y supervisión médica; manteniendo sus vacunas al día y cuidando la higiene al cocinar y relacionarse con otras personas, sanas o enfermas.

Se deben establecer políticas sanitarias en las que se mejore la vigilancia de las infecciones resistentes a los antibióticos y notificarlas, si las hay; reforzar los programas y aplicación de medidas de prevención y control de infecciones; informar a los pacientes sobre cómo tomar los antibióticos correctamente y cómo prevenir los virus.

Es necesario también, invertir en la investigación y el desarrollo de nuevas vacunas, antibióticos y medicamentos que se diferencien de los convencionales; evitar suministrar antibióticos a los animales sin la supervisión de un veterinario o sólo para prevenir enfermedades en individuos sanos; fomentar la seguridad biológica y aplicar buenas prácticas en granjas, para prevenir el brote de infecciones en animales y plantas.

El cannabis, de momento, es una pista en la investigación de la resistencia a los antibióticos. Es necesario que se flexibilice su ilegalización en muchos países para así poder determinar las capacidades específicas de cada cannabinoide y poderlos aplicar en un tratamiento contra esta complicada situación que roba vidas día tras día.

Conclusión

Gracias a los beneficios que se han obtenido en distintos estudios, cada vez hay más personas que sustituyen sus medicamentos tradicionales por el cannabis medicinal. No es una mala práctica, pero tampoco significa que se deba descartar de forma radical la medicina alopática, por la alternativa natural con cannabis. Además, antes de intentarlo siquiera, es imprescindible consultarlo con un médico especialista.

El consumo de cannabis no se limita a grupos etarios, clases sociales o religiones, y aunque muchas personas ya lo utilizan de forma terapéutica, sigue sin contarse como la primera opción al indicar un tratamiento. Con todo, puede que este panorama comience a cambiar al apreciar con más estudios el potencial para combatir la resistencia de ciertas bacterias a los antibióticos convencionales. Todo está en una fase inicial, pero la relación que propone el cannabis con la resistencia parece consolidarse con el tiempo.

Cuando aparece alguna cepa de virus resistente a los tratamientos, comienza la carrera contra el tiempo en la que se busca una solución efectiva, que retrase el fortalecimiento y propagación de la infección. La industria farmacéutica debe hacer presión en la comunidad internacional para que la despenalización del cannabis sea un hecho cada vez más sólido y se pueda implementar si no como elemento lúdico, por lo menos como medicina natural. Los millones de personas en el mundo con resistencia a los antibióticos esperan por eso.

 

Información sobre el CBD

¿El CBD mejora la salud ósea?

1

Introducción

Desde que el científico israelí Raphael Mechoulam descubrió a los cannabinoides y sus funciones, mucho se ha escrito al respecto. El más conocido es el THC por sus efectos psicotrópicos. Sin embargo, es evidente que este no es el único componente de la planta de cannabis. Existen otros compuestos que, tras ser estudiados en animales, capsulas de Petri y hasta en personas, han dado excelentes resultados.

Uno de esos es el CBD o cannabidiol, un fitocannabinoide que destaca por no ser psicoactivo y ofrecer una importante lista de beneficios terapéuticos. Extraído del cáñamo, el CBD es usado por algunas personas para aliviar los malestares de la artritis crónica, el glaucoma, fibromialgia, enfermedades gastrointestinales y hasta algunos tipos de cáncer. Pero, ¿puede ayudar a mis huesos?

Son recurrentes los informes de nuevos beneficios conocidos de este cannabinoide para distintas patologías y trastornos. Ahora te traemos algunos datos de interés sobre el uso del CBD y sus efectos en el sistema óseo y el tratamiento de sus enfermedades.

¿Qué es el sistema óseo?

En el reino animal, prácticamente todas las criaturas tienen esqueleto. Puede ser interno, como en los mamíferos, o externo, como ocurre en los artrópodos. Lo que importa es que, el esqueleto es el que nos permite movernos con precisión y coordinación, junto con los músculos y las articulaciones.

El sistema óseo de los humanos está compuesto por 206 huesos, pero también contiene cartílagos, tendones y ligamentos que les ayudan a conectarse con los músculos o a otros huesos. Todos estos componentes del sistema óseo tienen diferentes características y funciones, teniendo elementos duros y suaves, rígidos y flexibles.

Los huesos, son las partes más duras y resistentes de los vertebrados. Se componen de calcio y otros minerales, y en su interior se crean glóbulos rojos sanguíneos. Los cartílagos se hallan en los extremos de los huesos, para amortiguarlos y protegerlos. Son flexibles y compuestos de colágeno. Por su parte, los ligamentos y tendones son tejidos gruesos y fibrosos. Los primeros unen a los huesos entre sí con las articulaciones y los segundos los unen a los músculos.

¿Por qué usar CBD?

Entre todos los componentes de la planta del cannabis, que ya son más de 100, el cannabidiol o CBD ha demostrado tener un efecto particularmente eficaz para fortalecer los huesos. Este es el principal compuesto no psicoactivo de la planta y según estudios realizados en ratones, ayuda a regenerar y consolidar los huesos fracturados.

No es que los otros fitocannabinoides no sean efectivos, pero las investigaciones han permitido observar que el CBD no solo ayuda a soldar los huesos fracturados, sino que les brinda más fuerza y resistencia. El THC o tetrahidrocannabinol también se ha estudiado para tratamientos médicos en esta área. Sin embargo, éste no parece tener los mismos resultados en las fracturas, ni siquiera en combinación con otros cannabinoides.

Por su parte, diversos estudios sugieren que el CBD ayuda a formar fibras de colágeno alrededor de la quebradura ósea. Recuerda que el colágeno es una proteína que aporta mucha resistencia y elasticidad a los tejidos que la contienen. De esta manera, cuando el hueso es tratado con CBD, una vez que esté curado, será más difícil de romper y sufrir enfermedades óseas como la artritis.

El sistema endocannabinoide y la salud ósea

Entre los diferentes sistemas que forman parte de nuestro cuerpo, hay uno que fue descubierto recientemente, llamado sistema endocannabinoide (SE). Se encarga de mantener el equilibrio entre diferentes funciones del organismo, desde las más básicas y vitales, hasta aquellas relacionadas con la consciencia. Este sistema también controla el crecimiento de los huesos durante toda la vida.

El sistema endocannabinoide está vinculado directamente con el sistema inmunológico, así que también puede impedir la aparición de enfermedades óseas. Una de sus funciones es regular la cantidad de material óseo que se descompone, la producción de células nuevas en los huesos y la grasa que éstos acumulan en su interior. En esta tarea, los receptores CB1 y CB2 cumplen un importante rol.

Los receptores CB1 y CB2, entre otros, son las componentes principales del sistema endocannabinoide. El receptor CB1 se relaciona durante la vejez con el desarrollo de osteoporosis. Por otro lado, el metabolismo de los huesos, así como su decadencia con el paso del tiempo, corresponde al receptor CB2. Estos receptores son compatibles con los que se encuentran en el cannabis, por eso nuestro cuerpo responde tan bien al consumir esta planta.

¿Cuáles son las principales enfermedades de los huesos?

Parecen lo más resistente del cuerpo, pero no es así. Por muy resistentes que sean, lo huesos se componen de un montón de células vivas en nuestro cuerpo, por lo que pueden desarrollar enfermedades si hay algún desequilibrio en el sistema inmune o endocannabinoide. Algunos casos comunes son:

  • Cáncer: esta enfermedad afecta directamente a las células, por lo que puede generarse en cualquier parte del cuerpo. Cuando se produce en los huesos, resulta muy doloroso y debilita la estructura ósea. El CBD podría frenar el desarrollo de algunos tipos de cáncer, aunque aún falta investigación para saber su relación con los huesos.
  • Osteoporosis: una patología común, asociada a la edad. Se caracteriza por una pérdida crónica del calcio, por lo que debilita los huesos. Éstos se hacen más delgados y frágiles, por lo que se recomiendan tratamientos a base de calcio y ejercicio físico.
  • Enfermedad de Paget: es una dolencia congénita en la que ocurre un engrosamiento y ensanchamiento anormal de los huesos y, por ende, del esqueleto.
  • Raquitismo: es causada por una deficiencia de vitamina D o algún problema interno que impide su absorción. Quienes padecen esta enfermedad, perciben cómo sus huesos se van debilitando progresivamente, tornándose muy frágiles y dolorosos.
  • Artritis: en este caso, la edad no es limitativa, porque esta enfermedad puede aparecer incluso en la juventud. Se distingue porque ocasiona dolor e inflamación en las articulaciones, sobre todo las de las manos y los pies. Otra característica de este padecimiento es la rigidez y pérdida del movimiento en las zonas más afectadas.

Causas de las enfermedades de los huesos

El sistema óseo puede verse afectado por múltiples causas. Muchas veces se trata de defectos congénitos, o puede ser también por influencia de bacterias, o falta de algún nutriente. Entre las causas más comunes de las enfermedades de los huesos, tenemos:

Alteraciones genéticas

En muchos casos, las enfermedades pueden ser hereditarias o simplemente genéticas, como es el caso de la osteogénesis imperfecta y la osteopetrosis. Estas suelen aparecer con el pasar de los años y en grupos etarios específicos.

Déficits nutricionales

La deficiencia de minerales como el calcio y el fósforo o de vitamina D, así como una falta de ejercitación adecuada puede ser causante de enfermedades óseas. La osteomalacia, por ejemplo, es una enfermedad causada por el déficit de vitamina D.

Trastornos hormonales

Alteraciones como el hiperparatiroidismo aumenta el riesgo de fractura, al presentarse déficits en la regulación del calcio, magnesio y fósforo. Generalmente por este motivo es que hay gente que es mucho más propensa a tener huesos rotos.

Medicamentos y otras sustancias

El uso de algunos fármacos como los glucocorticoides es una causa común de enfermedades de los huesos, dada la acción que ejercen sobre el metabolismo y el sistema inmunológico. Por ende, cuando existe un tratamiento de este tipo es necesario contrarrestar con otras prácticas que mantengan el estado de los huesos de forma resistente.

¿Cómo puedo consumir CBD para mejorar la salud de mis huesos?

El cannabidiol goza de la excelente fama que le han creado sus múltiples beneficios para el tratamiento de muchas enfermedades así como para el cuidado general del cuerpo.  Pero va más allá. Actualmente hay gran variedad de productos con CBD en el mercado. En los países en los que el CBD es legal, se puede conseguir  como tintura, elixir, productos de belleza, gomitas, champú, cremas faciales, tónicos, lubricante íntimo, labiales y mucho más. Con todo, las formas más comunes de consumir cannabidiol terapéutico son aceites o cápsulas.

El aceite de CBD suele venderse en gotero y la forma de administración es muy sencilla, consiste en aplicar un par de gotas diarias debajo de la lengua y listo. También puede añadirse a las comidas o batidos, si te resulta desagradable el sabor. O puedes optar por cápsulas. En caso de que lo requieras para mitigar tus malestares óseos, estas opciones resultan las más adecuadas existentes en el mercado.

Queda claro que las lociones no ayudan en este caso, porque la absorción cutánea es mucho más lenta y puede resultar poco efectiva. Dados los beneficios para la salud del sistema óseo y el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el mismo, muchas personas han decidido probar terapias naturales con CBD, siempre con la supervisión de un médico.

¿Es seguro consumir CBD?

Es normal que, sabiendo que el CBD se extrae de la planta del cannabis o marihuana, te preguntes si es seguro su uso. Pues, relájate porque es más lo que puede hacer por tu salud que en su contra. Para empezar, no vas a quedar drogado después de usarlo, no tendrás alucinaciones ni te quedarás pegado al sofá. Eso se debe a que no tiene efectos psicoactivos. Lo peor que te puede pasar es que te relajes mucho. De verdad.

Sin embargo, como es de suponer, toda sustancia que ingresa a nuestro organismo puede causar efectos secundarios. Aunque no se han registrado caos de sobredosis de cannabis o de CBD y mucho menos algún deceso, puede que, si no estás acostumbrado a consumirlo, sientas somnolencia, sequedad de la boca, cansancio, mareos o disminución del apetito. En cualquier caso, con tomar una dosis más baja puedes controlar esos efectos.

Hay estudios realizados en cápsulas de Petri en los que se observó que el CBD podría reducir la capacidad de fertilización, así como inhibir la metabolización de fármacos hepáticos. Esto puede suceder porque el CBD interactúa con la enzima citocromo P450 (CP450), necesaria para metabolizar los medicamentos que pasan por el hígado. Como ves, no se trata de efectos graves. Sin embargo, es mejor consultarlo con un especialista antes de consumir CBD, en especial si lo quieres utilizar para fortalecer tus huesos.

Conclusión

La aplicación del cannabis medicinal no está masivamente extendida por el tema legal a nivel mundial. No obstante, es innegable que cada día más personas de diferentes edades se han inclinado a experimentar con esta planta o sus derivados, independientemente del avance de sus legislaciones. El cannabis ha estado desde hace milenios y el descubrimiento del CBD lo único que ha hecho es potenciar sus beneficios, incluyendo los huesos.

El uso exclusivamente recreativo de la marihuana no ha pasado de moda. Sin embargo, este le ha dado paso a los fines terapéuticos. Hay quienes la usan para aliviar el dolor, conciliar el sueño o reducir los niveles de ansiedad. Incluso las personas de la tercera edad se han sumado a esta experiencia. Acá has podido ver cómo el cannabis y el CBD en específico pueden ayudarte a mejorar la salud de tus huesos.

Bien sea para reducir o tal vez reemplazar los fármacos tradicionales, los cannabinoides pueden ser un complemento de los tratamientos alopáticos, especialmente en dosis bajas. La investigación y difusión de los resultados es la alternativa para luchar contra la marginación y los estereotipos asociados con el cannabis y así abrirle las puertas al mundo de la ciencia y la medicina actual. Tus huesos tienen un gran aliado en el CBD, aunque hay que esperar que las investigaciones y los tratamientos avancen para poderlo usar a plenitud.

 

Reseñas de marcas

Sativida Reseña y Críticas

1

Introducción

Pese a que en España la industria del cannabis medicinal no ha terminado de despegar en veinte años -tiempo que lleva en vigencia la regulación que permite la venta y consumo de productos alimenticios/medicinales con concentraciones de THC inferiores a 0,2%-, Sativida se ha logrado posicionar como uno de los muy pocos referentes en cuanto a calidad y confiabilidad dentro de la comunidad española. El CBD cada vez más deja de ser un tema de tabú en la sociedad española, y empresas como Sativida han adquirido mayor renombre para poder comercial con él y ofrecer más beneficios.

En esta entrada, estaremos dando un recorrido sobre todo lo que necesitas saber antes de adquirir productos de Sativida. ¿Será esta compañía catalana tan buena como se cree? ¿Merece ser catalogada como la mejor compañía cannábica de España? ¡Vamos a descubrirlo!

Calidad, ética e innovación

Tal como comentábamos antes, Sativida es una empresa española, fundada y basada en la comunidad autónoma de Cataluña. Su inicio se dio como respuesta al vacío que había en el sector farmacéutico en cuanto a la producción de medicamentos para tratar condiciones crónicas. Según cuentan ellos mismos, uno de sus principales objetivos es prestar soporte y atención a estos pacientes, así como brindarles asesoría respecto al mundillo del cannabis medicinal. Es decir: Sativida ha sido una pionera en el mundo del cannabis medicinal español, por lo que lleva años siendo reconocida por muchos.

Su principal valor es la ética. Desde Sativida se indica que manejan rigurosos controles científicos sobre sus productos, pero sin dejar de innovar en ningún momento, motivo por el cual, podemos entender por qué ha llegado a ser tomado como referencia dentro de la industria europea del cannabis medicinal.

Médicos entre sus filas

Entre el equipo de la empresa Sativida, podemos encontrar al doctor Albert Estrada, quien se encarga personalmente de atender pacientes que así lo deseen, realizando estudios y revisando cada historia de forma individual, logrando así encontrar las mejores soluciones terapéuticas para cada caso en particular.

Albert Estrada es médico de la Universidad Autónoma de Barcelona, especializado en Bioquímica Clínica, así como miembro de la Sociedad Española de Química Clínica, la Associació Catalana de Ciències del Laboratori Clínic y la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides. Sin duda es un gran aporte contar con su colaboración teniendo en cuenta su tan extenso currículo. El simple hecho de contar con soporte médico es un elemento diferenciador por parte de Sativida con respecto al resto de marcas españolas.

¿Qué nos ofrece Sativida?

En Sativida podremos encontrar un catálogo algo más reducido de lo que suele ser usual en una marca reconocida. No obstante, podemos entender que su énfasis está en ofrecer productos de CBD como materia prima: si estabas buscando un lugar para encontrar derivados de CBD o las típicas y deliciosas gominolas, es mejor que vayas a otro lado. En esta compañía solo encontrarás aceites a diversas concentraciones, cristales de CBD, ungüentos y semillas de marihuana. Eso sí, todos sus productos son revisados en laboratorios de terceros para garantizar la veracidad de las pruebas.

Si clicamos en alguno de sus productos, nos encontraremos con varios datos interesantes, aunque bajo un diseño bastante sencillo, pero que funciona a la perfección para lograr su cometido. Tendremos un par de fotografías del producto, su respectiva descripción, ingredientes, información nutricional y recomendaciones bastante útiles como método de consumo, cómo almacenar el producto correctamente y algún que otro dato relevante.

Su pequeño pero bien nutrido catálogo

Como dijimos antes, su catálogo es más bien reducido, apenas cuenta con cuatro categorías principales:

Sus aceites de CBD se presentan en tres diversas concentraciones, 4%, 10% y 15%. Todos los envases disponibles son de 10 ml, con gotero para aplicación sublingual incluido. También ofrecen una versión para mascotas con concentración del 5%. Junto a estos, se hallan las cremas de CBD, en presentación de 100 ml, es bien conocida y apreciada entre los clientes de Sativida por su efecto hidratante y desinflamante.

Las otras dos categorías del catálogo de Sativida, corresponde a las semillas de cannabis y los cristales de CBD. Las primeras son las semillas de la variedad “Blueberry”, una cepa índica con alta concentración de cannabinoides, lista para que los clientes podamos cultivar nuestro propio material. Por último, encontramos los cristales de CBD, con pureza del 99% que, según Sativida y sus compradores habituales, son excelentes para utilizar en tu vapeador.

Sobre la extracción y los espectros de sus productos de CBD

No tenemos la más remota idea: vaya manera de empezar este importantísimo apartado. Navegando a través del sitio web de Sativida, no hemos sido capaces de encontrar respuesta a nuestra duda sobre los métodos de cultivo o extracción, tampoco dejan en claro el espectro de sus productos, que intuimos -dada las concentraciones y efectividad- son de espectro completo. Los usuarios tampoco han comentado al respecto: es un misterio total que nos gustaría aclarar.

Ellos aseguran que su materia prima es cultivada con sumo respeto por el medioambiente y, según expertos en la materia, los residuos encontrados en sus test de laboratorio avalan esta afirmación. Pero específicamente los métodos de extracción, no los conocemos.

Precios, envíos, disponibilidad

Los precios en Sativida son bastante accesibles para todos los bolsillos, pudiendo encontrar aceites con muy buena relación costo-beneficio. En el caso particular de la crema de CBD se puede comprar por el costo de menos de un almuerzo en la calle y así, estaremos obteniendo un excelente producto. Lo mismo pasa con los cristales.

Sativida maneja una política de envíos regular, ni buena, ni mala, según el juicio de los usuarios. De antemano debes saber que no manejan políticas de devolución por compra no satisfactoria, es decir, no podrás retornar un producto en caso de que, tras probarlo, hayas quedado inconforme. Se limitan a aceptar devoluciones de productos sellados y en su empaque original. Debes saber además que los envíos en compras mayores a los 75 euros, son completamente gratuitos.

Por último, cabe mencionar que puedes adquirir sus productos a través de su portal web, desde la cual envían a todo el país o en alguna de sus sucursales en Barcelona y Madrid. También manejan compras al mayor, ideales para quienes estén deseando vender productos de CBD en sus e-commerce o tiendas físicas, chécalo acá.

Pruebas de laboratorio

En nuestra opinión, este es otro apartado en el que están fallando estrepitosamente. En el sitio web de Sativida no pudimos hallar ningún enlace o fotografía de los test de laboratorio. Solamente los clientes deben conformarse con las afirmaciones que ellos mismos han colocado sobre las descripciones de sus productos. La única garantía que tenemos para estar seguros de que lo que nos cuentan es cierto, es el hecho de que las autoridades reguladoras europeas suelen ser muy meticulosas y, en caso de que sus alegaciones fueran falsas, rápidamente serían intervenidos. ¿Qué crees tú? ¿Es suficiente transparencia?

Opiniones de los clientes

Aunque sea una empresa tan vanagloriada, su presencia en internet es más bien reducida. Tanto en portales cannábicos, como en los foros, hallamos poco o nada de información o experiencias comprando en Sativida. Las únicas opiniones que vemos son las de su propio sitio web y, prácticamente todas, son muy pero que muy positivas. Se alaba sobre todo la efectividad de sus productos.

Hemos podido constatar además que las impresiones sobre la atención al cliente del equipo de Sativida son muy buenas, siempre atentos y respondiendo comentarios, dando recomendaciones y soporte a quien lo necesita. En este apartado no tenemos ninguna observación. ¡Sigan así muchachos!

Pros y contras

Entonces, ¿Sativida es la mejor compañía cannábica de España? ¿Sus aspectos positivos son más que los negativos? ¡Descúbrelo!

Lo bueno

  • Excelente relación costo-beneficio
  • Eficiente servicio de atención al cliente
  • Médicos forman parte del equipo de atención al cliente
  • Diversas concentraciones para distintas necesidades
  • Ventas online y físicas
  • Apoyo a minoristas
  • Respaldo por parte de los entes reguladores de España

Lo malo 

  • Política de devoluciones mejorable
  • Poca variedad de productos
  • Falta de información importante en su página web con pruebas de laboratorio y espectros
  • Desconocemos los métodos de cultivo
  • No explican sus métodos de extracción
  • Las únicas opiniones que se pueden encontrar en Internet, son de su propia página web

Conclusión

A diferencia de los Estados Unidos, España aún no tiene un mercado tan poblado en cuanto a compañías cannábicas, por lo que éstas no se esmeran demasiado en ofrecer cuestiones llamativas a sus clientes para adelantarse a su competencia. Sativida es el perfecto ejemplo de lo que ocurre cuando te catalogan como “la mejor compañía” en un mercado más bien chico: te conformas y te estancas. Afirman ser innovadores, pero no hemos podido ver esta innovación por ningún lado.

Esto no quiere decir que Sativida sea una mala compañía; cumple su propósito entregando productos de buena calidad a buen precio y ya está. Falta algo de gancho: ofertas, promociones, políticas de devolución enfocadas en la satisfacción del cliente y la muy valorada transparencia en cuanto a lo que producción se refiere. Queremos ver pruebas de laboratorio, saber exactamente lo que estamos consumiendo, no solo un empaque bonito y un precio accesible. Entendemos que su enfoque son las enfermedades crónicas, pero eso tampoco se ha visto. ¿Y tú, has consumido productos de Sativida? Déjanos en la caja de comentarios tus impresiones, para así tener en cuenta tu opinión y aumentar nuestro feedback.

 

Información sobre el CBD

¿Puede el cannabis tratar la colitis y la enfermedad de Crohn?

1

Introducción

Todos hemos sentido, por lo menos una vez en la vida, una incomodidad como puede ser el estreñimiento o un dolor abdominal. Estos síntomas son bastante desagradables, pero ahora imagina que se vuelven una situación crónica. Es terrible ¿cierto? Pues hay un par de enfermedades como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, ambas muy parecidas y conocidas en su conjunto como Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), que están causando mucho malestar. El cannabis tiene algo que decir en su tratamiento.

Esta patología no tiene una cura específica, pero sí existe tratamiento para mitigar los síntomas y permitir a los pacientes tener una calidad de vida tan buena como sea posible. Sin embargo, hay quienes no sienten que los fármacos regulares causen el bienestar que se espera de ellos, por lo que han optado por terapias alternativas, como el consumo de cannabis. Veamos cómo puede ayudar esta planta en el tratamiento de la EII.

¿Qué son la colitis y la enfermedad de Crohn?

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es un trastorno crónico que afecta a una gran cantidad de personas a nivel mundial. Puede subdividirse en dos tipos: enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Ambas patologías resultan muy molestas, causando diarrea, dolor abdominal intenso, cansancio y pérdida de peso involuntaria, entre sus síntomas principales.

El primer trastorno, llamado enfermedad de Crohn, provoca una inflamación del tracto gastrointestinal, por lo que puede ir desde la boca al ano. Puede manifestarse en periodos alternos, habiendo temporadas asintomáticas y otras en las que la persona siente mucho malestar.

Por su parte, la colitis ulcerosa es la forma más común de EII. Esta afección no distingue sexo ni edad, aunque es más frecuente en las mujeres. El riesgo de padecerla aumenta si ha habido alguna infección gastrointestinal. Las EII son tratadas con fármacos específicos, dietas y terapias, pero investigaciones recientes han demostrado que la medicina alternativa con cannabis puede dar muy buenos resultados en el tratamiento de estas dolencias.

¿Qué son el cannabis y los canabinoides?

Cannabis sativa es una planta perteneciente a la familia Cannabaceae, que es cultivada en todo el mundo. Tiene múltiples usos, por lo que ha sido utilizada desde hace más de 3000 años por diferentes culturas. Gracias a sus propiedades medicinales, psicotrópicas, industriales y recreativas, ha sido objeto tanto de seguidores entusiastas como de fieros detractores.

Del cannabis se aprovecha todo: el tallo o cáñamo se usa principalmente en la medicina, la industria y en productos alimenticios; por otro lado, las hojas y flores son preferidas por sus componentes alucinógenos y es llamada comúnmente con el nombre de marihuana. Dependiendo de los resultados que se desee obtener, es mejor utilizar una forma u otra.

¿Y qué son los cannabinoides? Pues son los compuestos químicos del cannabis, que le atribuyen todas sus propiedades, siendo el THC, el CBD, CBG, CBN y THCV algunos de los principales, entre los más de 400 que se han descubierto. Estos cannabinoides cumplen distintas funciones por sí solos, pero también actúan muy bien entre sí, de forma sinérgica. El THC es el mayor psicoactivo, pero los otros cannabinoides no tienen este efecto o es muy reducido.

El sistema endocannabinoide y la EII

Seguramente te preguntarás qué tiene que ver el cannabis con las EII, o cómo puede actuar esta planta en el organismo. Pues bien, todo parte del sistema endocannabinoide o SEC. Este sistema presente en el organismo de los mamíferos, es el que regula y mantiene los niveles saludables para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

EL SEC se encarga de controlar actos fisiológicos como comer, dormir, sentir dolor, así como los procesos relacionados con el área cognitiva y emocional. Además, este sistema tiene un importante papel en la función neuromoduladora del aparato gastrointestinal.

La actividad del SEC está determinada por los receptores CB1, CB2 y anandamida, que, al ser activados en el caso de la EII, inhiben la secreción de fluidos y la inflamación en las vías gsatrointestinales. También, al actuar en conjunto con los cannabinoides del cannabis, pueden provocar en el cuerpo respuestas antieméticas, antiinflamatorias y analgésicas.

¿Cuáles son los síntomas de la EII?

Los síntomas que presentan las personas que padecen la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa son muy parecidos entre sí, pero hay algunas diferencias entre cada trastorno.

Por ejemplo, para la enfermedad de Chron el principal síntoma, como es lógico, es la inflamación del tracto intestinal. Esto puede ser del intestino delgado o del colon. La inflamación se manifiesta a través de dolor abdominal, lo que genera fatiga y falta de apetito, además de diarrea con sangre, o incluso, con pus y mucosidad. La fiebre también puede estar presente, así como la sensación de la necesidad de defecar constantemete.

Por su parte, la colitis ulcerosa consiste en úlceras que recubren el colon y lo inflaman. Acá están presentes las náuseas y los gases, además de los dolores tradicionales en el abdomen y algunos calambres. También se toman en cuenta otros síntomas como la diarrea, la pérdida de peso o el sangrado rectal.

¿Por qué el cannabis funciona para tratar la EII?

Según diferentes estudios, el cannabis puede ayudar activamente a contrarrestar los síntomas de las EII, gracias a la acción de dos de sus cannabinoides principales: CBD y THC. Tanto si se usan por separado como si se juntan, pueden proporcionar muy buenos beneficios analgésicos, antiinflamatorios, antibacterianos, calmantes y reguladores del apetito.

Hay investigaciones que demuestran que los fitocannabinoides son una alternativa para las personas con enfermedad inflamatoria intestinal, porque realizan prácticamente las mismas funciones que los endocannabinoides que genera el cuerpo humano. Tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa, los cannabinoides activan los receptores del SEC, aliviando la inflamación y propiciando una mejor calidad de vida.

En el caso del THC, hay estudios que muestran que una dosis baja podría no tener efectos, mientras que, si se une con un poco de CBD, el resultado puede ser mejor que una dosis alta de THC. Así que la efectividad varía en función del cannabinoide utilizado, la dosis y la combinación con otros cannabinoides o medicamentos.

Beneficios del cannabis para la enfermedad de Crohn y la colitis

El cannabis medicinal tiene una gran cantidad de beneficios para controlar y ayudar en la mejoría de muchas enfermedades y trastornos, tanto así, que hasta se ha utilizado como alternativa terapéutica en pacientes de VIH/sida, Parkinson, Alzheimer y cáncer. Los beneficios principales para mitigar las EII son:

Antiinflamatorio 

La inflamación es el síntoma y la causa principal de las EII. El cannabis ha demostrado que activa a los receptores cannabinoides del tracto gastrointestinal ayudando a reducir la inflamación crónica. En este sentido, un tratamiento sostenido podría ayudar a reducir la inflamación.

Antidiarreico 

Se cree que la inflamación de la mucosa intestinal, junto con un aumento de la secreción de fluidos, ocasionan diarrea cuando se padece alguna de las EII. La activación de los receptores CB1 del tracto intestinal, gracias al cannabis, puede reducir la motilidad y emanación de fluidos, mejorando los síntomas de la diarrea.

Analgésico

El dolor abdominal es otra consecuencia de la inflamación y suele ser muy común en los pacientes de alguna de las EII. El cannabis puede mitigar el dolor al reducir la hinchazón y la gravedad de la distensión abdominal. De esta forma, también alivia los síntomas de la diarrea y los espasmos intestinales.

Estimulante del apetito (orexígeno) 

Como una consecuencia de las náuseas crónicas que causa la enfermedad de Crohn, puede haber una marcada pérdida de apetito y, por consiguiente, de peso. El cannabis es conocido por la sensación de apetito que causa después de su consumo, por lo que, además de obtener beneficios antiinflamatorios y analgésicos, puede regular la ingesta alimenticia.

¿Cómo puedo consumir cannabis para tratar la EII?

Hay muchas formas de consumir esta planta, bien sea para obtener sus efectos recreativos o los medicinales. El mercado ofrece actualmente una gran variedad de opciones, desde el tradicional porro, hasta productos comestibles y cosméticos. También hay fármacos cuyos componentes activos son cannabinoides sintéticos y que se han usado en el tratamiento de pacientes de cáncer o sida. Algunos ejemplos son:

  • Sativex: contiene CBD y THC sintético (dronabinol) y viene en la presentación de espray para aplicar de forma sublingual. Ayuda a controlar los dolores y la espasticidad.
  • Marinol y Elevat: el principio activo es el dronabinol y se recomiendan en casos de pérdida de peso y para controlar las náuseas y vómitos. Su presentación es en cápsulas duras. Otros medicamentos similares son la Nabilona y el Cesamet.

Estos fármacos se consiguen en países como España, Estados Unidos, Israel, Canadá y Reino Unido. Sin embargo, puedes buscar alternativas más naturales si tu país las permite. Por ejemplo, puedes usar tinturas o aceite de CBD, o conseguirlo también con THC y aplicar unas gotas debajo de la lengua o disolverlo en otros alimentos. Lo más importante es que, antes de automedicarte, lo consultes con tu médico de confianza, especialmente si lo quieres para tratar tus enfermedades intestinales como Chron o la colitis.

¿En qué países es legal el cannabis medicinal?

Si ya consultaste con un especialista sobre la posibilidad de comenzar un tratamiento alternativo con cannabis, debes saber si es legal en tu país o región. Dado que aún hay mucho tabú y restricciones alrededor de esta planta, principalmente por su potencial efecto estupefaciente, su consumo es ilícito en muchos países.

Vamos por zonas. En el continente americano, hay varios países del cono sur que ya le han abierto las puertas al cannabis. Uruguay dio el primer paso al legalizarlo incluso con fines recreativos. Pero también se puede consumir cannabis, aunque sea sólo con fines terapéuticos en países como Argentina, Colombia, Perú y México.

Estados Unidos y Canadá también han aceptado las ventajas medicinales del cannabis, aunque la legislación pueda variar entre un estado y otro en Estados Unidos. Ahora, en Europa, numerosos países ya toleran el consumo de cannabis medicinal. Otros países en el mundo que ya han añadido formas de aceptar el cannabis medicinal a sus leyes son la India, Australia y Nueva Zelanda. De cualquier manera, la lista de países que aceptan el cannabis está en constante crecimiento.

Efectos secundarios del cannabis

Muy a pesar de los múltiples beneficios para la salud que puede proporcionar el cannabis, es importante destacar que, si se consume descontroladamente, sin la supervisión de un especialista, se pueden obtener resultados negativos y efectos secundarios distantes del placer o el bienestar. Dependiendo de la dosis consumida, el cannabis puede ser tolerado sin mayor síntoma adverso.

Si se trata de un producto con alto contenido de THC y sin prestar atención a la dosis, se puede sufrir de sedación, alucinaciones, euforia, pérdida de control motor, afectación de la memoria y de la percepción del tiempo y hasta depresión. Otros efectos del THC podrían ser relajación muscular, taquicardia, sequedad de la boca, hipotensión o tal vez lipotimia.

Si, por el contrario, se trata de un producto a base de CBD, pero sin THC o con una concentración mínima, baja el nivel de posibilidad de tener granes efectos secundarios. El CBD no es psicoactivo, pero podría causar como efecto adverso excesiva relajación, así como también interrumpir el proceso de metabolización de otros fármacos que sean absorbidos por el hígado. En cualquier caso, antes de pasar un mal rato, es mejor consultar antes en un médico.

Conclusión

Los comentarios y experiencias de los pacientes que han incluido el cannabis como alternativa terapéutica o medicinal a sus vidas, son cada vez más alentadores. Las propiedades de esta planta para tratar algunas enfermedades y trastornos, le han ganado muchos seguidores, tanto en la comunidad médica como farmacéutica en general.

Con todo, todavía queda mucho por estudiar, pues las formas de administración y las dosis adecuadas y tolerables de cannabis varían de un paciente a otro. Otro aspecto a resaltar en este punto, es que como no todo el mundo puede tener acceso al cannabis medicinal, por distintas razones, muchos optan por consumirlo sin supervisión ni control por parte de un especialista. Lo que no queda duda es que el cannabis tiene numerosas propiedades para tratar las enfermedades intestinales, por lo que la investigación solo aumentará en este sentido.

A pesar de eso, existe una brecha de desinformación y de riesgos asociados al cannabis que, en vez de fomentar y promover su uso, acaban por adjudicarle más efectos negativos. Es preciso cuidar entonces las formas de consumo y demostrar con investigaciones que el cannabis, más que una amenaza psicotrópica, es la medicina que el mundo necesita ahora, especialmente en enfermedades intestinales como el Chron y la colitis.