Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Reseñas de marcas

Reseña de Medterra CBD

2

Introducción

Es bien sabido por todos que el cannabis, y todo lo que rodea al tema, ha sido tabú desde el siglo pasado. Actualmente los estereotipos infundados han caído progresivamente y son cada vez más los lugares del mundo donde se ha legalizado su consumo medicinal y/o recreativo. Debido a que esta práctica es relativamente nueva, suele volverse una tarea compleja el dar con las marcas que ofrezcan productos confiables, de calidad y con métodos de producción acordes a los reglamentos de salubridad. El día de hoy estaremos ocupando nuestro espacio para descubrir una de estas marcas: Medterra CBD.

Esta compañía ha representado una vertiente importante entre los productos con CBD. Cada vez existen más consumidores interesados en saber si Medterra CBD será conveniente según sus intereses. ¿Será una opción ideal para mis necesidades? ¡Vamos a descubrirlo!

El equipo detrás de Medterra CBD

Esta compañía se describe a sí misma como un equipo de apasionados por el CBD y su potencial medicinal. Sus integrantes han dedicado su vida a estudiar los mejores procesos de siembra y cosecha, control genético, extracción de cannabinoides para uso alimenticio, entre otras técnicas.

Su sede se encuentra en Kentucky, Estados Unidos, donde tienen sus granjas y tiendas físicas. Sin embargo, no limitan su área de trabajo a esta ciudad, pues han invertido bastante de su tiempo en establecerse en el mercado digital también, abriendo una tienda virtual con envíos a todas partes del país. Los productos que Medterra CBD ofrece provienen del mismo entorno en donde están asentados.

CBD al alcance de todos los bolsillos

Según sus propias palabras, la meta global de la compañía es poder llevar los beneficios del CBD a todo quien lo necesite a un precio manejable para todos los bolsillos. Además de sus actividades comerciales, desde Medterra CBD han invertido gran esfuerzo en campañas educativas y de información entre sus miles de seguidores en las redes sociales y dentro de su propio sitio web.

Debemos destacar además que son parte del Programa Piloto de Cáñamo Industrial, una exclusiva distinción entre la que solo se encuentran unos 250 participantes y que les permite proveer a clientes con productos de CBD en los cincuenta estados de Estados Unidos, lo que habla muy bien de la calidad tanto de sus productos, como de su alabada atención al cliente. ¿Increíble no?

¿Qué productos ofrecen desde Medterra CBD?

Medterra no destaca por tener un catálogo demasiado extenso. Sin embargo, lo que les falta en variedad, lo compensan con creces entregando calidad. Dentro de sus actuales líneas de productos se encuentran tinturas y cápsulas de CBD de espectro aislado libre de THC. Estos productos se enfocan en que a través de poca cantidad consumida se puedan obtener importantes efectos con el CBD.

Lo más interesante de estos es que incluso vienen en presentaciones veterinarias… ¡Sí! venden productos cannábicos saborizados para tu mascota. Cada vez son más los usuarios y compradores que están informándose sobre los crecientes indicios de poderosos efectos terapéuticos en los animales domésticos. Por ese motivo, Medterra CBD cumple con esa necesidad al ofrecer productos para este público.

La otra línea de artículos que ofrecen son lo que ellos llaman suplementos para afrontar las situaciones del día a día. Consta de cuatro productos: un energizante ideal para el consumo matutino, un tratamiento contra el insomnio, una crema analgésica perfecta para tratar los golpes y moretones, y, por último, un tratamiento para aliviar los síntomas de la menstruación. La experiencia de CBD que ofrece Medterra es integral.

Un dato que puede que te resulte bastante grato, es que puedes adquirir sus productos en “bundles”. Esto quiere decir que puedes adquirir varios de estos por un precio algo reducido en comparación a si lo compraras por separado. Esto sería ideal para aquellos usuarios que requieran diferentes presentaciones de CBD para usarlas en varios ámbitos. ¿Qué te parece?

Plantado, extraído y producido por Medterra

Algo que nos ha encantado de esta compañía, es que son ellos quienes están detrás de todo el proceso de producción de sus artículos. Desde el cruce genético, pasando por la siembra, cuidado y cosecha de sus plantas en Kentucky, hasta la extracción de CBD y producción de su medicina. Es válido señalar que el suelo de este estado es uno de los más preciados en el mundillo de la siembra del cannabis, gracias a su riqueza y bondades.

La extracción, realizada con CO2, cumple los estrictos reglamentos de la ley del estado de Kentucky, así como los lineamientos establecidos en el Programa Piloto de Cáñamo Industrial del Departamento de Agricultura de Kentucky, por lo que, si te estabas preguntando por los niveles de higiene y control detrás de sus productos, puedes estar más que tranquilo.

¿Qué dicen sus clientes acerca de Medterra?

En nuestra investigación, no pudimos sino encontrar comentarios positivos por donde quiera que íbamos. En su sitio web tienen un espacio de clasificaciones en el que sus clientes pueden valorar su compra y compartir sus opiniones con la comunidad. Puedes revisar estos comentarios en este enlace para que compruebes esta afirmación.

Al entrar en sus redes sociales, pudimos leer un sinfín de comentarios positivos de parte de quienes decían haber probado sus productos. No solo los medicamentos en sí, sino además el proceso de compra y atención al cliente. Sin duda, esta marca se postula como una de las mejores en América del Norte.

Científicamente hablando, ¿cumple con lo que promete?

Medterra nos deja en su sitio web los test de laboratorio realizados a sus productos, además los actualiza cada cierto tiempo para que podamos echarles un ojo y constatar que los valores que colocan en sus artículos, de hecho, son reales.  Puedes checar tú mismo en este enlace, en aras de la precisión. Eso habla bien de la transparencia de la compañía y permite a sus usuarios otorgarle una confianza aún mayor.

Pero si te da un poco de pereza leer tantos números, te podemos decir que los resultados arrojan 0% en THC, el bien conocido cannabinoide psicoactivo. Por su parte, ¡el CBD sobresale con un increíble 99.30% de concentración! Esto se debe a que el CBD empleado en las fórmulas de Medterra, es uno de espectro aislado con altísimo nivel de pureza, así que puedes tener por seguro que al adquirir cualquiera de los medicamentos de Medterra, obtendrás únicamente su maravilloso efecto medicinal y terapéutico.

Si quieres conocer más sobre el mundo de los espectros en la producción de este cannabinoide, puedes visitar nuestro artículo sobre los espectros del CBD.

Pros y contras

Una forma interesante de poder determinar el comportamiento de una compañía y su posición es a través de la comprensión de sus ventajas y desventajas. En el caso de Medterra CBD, algunas de esas son:

Lo bueno

    • Los productos son probados en laboratorio
    • El sitio web es excelente, fácil de navegar y con mucho contenido educativo
    • La compañía ha recibido muchos comentarios positivos de parte de sus clientes
    • Poseen un catálogo de productos interesante y de muy alta calidad
    • El cáñamo de Kentucky utilizado por la compañía es muy solicitado debido a la temporada de crecimiento más larga y los suelos más ricos disponibles en el estado
    • La compañía es miembro del Programa piloto de cáñamo industrial del Departamento de Agricultura de Kentucky.
    • La empresa utiliza la extracción con CO2.
    • Los productos tienen un precio razonable.
    • Tienen descuentos por comprar diversos productos

Lo malo

Fue bastante difícil encontrar algo negativo que señalar respecto a esta marca. Lo único que encontramos es que su catálogo a pesar de ser de gran calidad, no tiene demasiada diversidad en cuanto a sus productos. Quizás nos hubiese gustado ver productos para otros métodos de consumo, aunque el hecho de que le venda productos para animales marca un matiz diferente. Sin embargo, esta escasa variedad no representa para nada un problema grave, ya que con sus tinturas puedes perfectamente hacer tus propias creaciones.

Conclusión

Debemos decir que Medterra nos ha encantado. Es una increíble empresa que no solo provee productos con los más altos estándares de calidad, sino que además se preocupa por culturizar y educar a su comunidad. Los productos que ofrece, aunque no son los más variados, se manifiestan como una muestra representativa de lo que buscan millones de consumidores de CBD.

Además, Medterra CBD ofrece una excelente atención al cliente y ponen mucho mimo a su identidad como empresa. Resulta evidente que se trata de una compañía que se preocupa por su propia reputación. ¡Se ha ganado con creces nuestro sello de aprobación!

¿Ya has probado productos Medterra? ¡Cuéntanos cómo fue tu experiencia!

Información sobre el CBD

¿Cómo puede el CBD ayudar a tratar la anorexia?

1

Introducción

Los trastornos de alimentación, como la anorexia nerviosa, la bulimia, el atracón y hasta la obesidad, suelen asociarse muchas veces con problemas psicológicos como la depresión y la ansiedad. Este carácter no sólo fisiológico sino también mental, hace que sean enfermedades delicadas, aunque por suerte, tratables. En la actualidad existen numerosos tratamientos farmacológicos, pero los naturales se han ido abriendo caminos. Entonces, ¿puedo usar el CBD para la anorexia?

Además de los tratamientos farmacológicos, es posible encontrar psicoterapias que buscan la causa principal de estos trastornos. En este sentido, parte del tratamiento médico ha incluido en los últimos años el consumo de cannabis, por ser una planta con conocidas propiedades medicinales que pueden solucionar los trastornos alimenticios con pocos o ningún efecto secundario.

Ya se ha abierto un gran debate en la comunidad médica internacional por el uso del cannabis en el tratamiento de diversas enfermedades y patologías, buscando tener más y mejores resultados que permitan impulsar su uso terapéutico en todos los niveles posibles. Sigue leyendo para saber cómo puede ayudar el consumo de cannabis en los trastornos alimenticios.

¿Qué es el CBD?

Seguramente, has escuchado en algún momento que la planta del cannabis está compuesta por cannabinoides como el THC y el CBD entre los principales. Pero, ¿qué son los cannabinoides? Pues son más de 400 químicos que se han encontrado hasta el momento en esta planta y que tienen diversas propiedades, aunque aún están en proceso de investigación.

Los cannabinoides más conocidos son el THC, que es ese es el que te droga y te deja pegado al mueble por horas; otros como el CBN, el THCV, que no son psicotrópicos y el CBD, que además de no drogarte, ha demostrado tener múltiples propiedades terapéuticas.

El CBD o cannabidiol, es un cannabinoide  que, tras ser descubierto en 1960 por el químico israelí Raphael Mechoulam, ha sido utilizado en variedad de experimentos en el área médica. Este cannabinoide es más abundante en el cáñamo que en las hojas y flores del cannabis. Debido a sus propiedades, su uso es principalmente medicinal y terapéutico, incluso en trastornos alimenticios como la anorexia.

¿Cuáles son los trastornos alimentarios más comunes?

Para empezar, un trastorno alimenticio es una preocupación o ansiedad constante al momento de comer, pensando en la imagen y el peso corporal. Lo pueden padecer tanto hombres como mujeres, sin importar la edad, las condiciones sociales o la calidad de los alimentos que posea. Existen diferentes tipos de trastornos alimenticios.

Por ejemplo, la anorexia nerviosa es frecuente sobre todo durante la adolescencia. Se trata de un trastorno psicológico en el que la autoestima está severamente afectada por la percepción de forma y peso corporal. En su aparición, muchas veces influyen los factores socioculturales, por lo que es sumamente común encontrarla en mujeres jóvenes. La persona puede tener la piel seca y amarillenta, letargo y extrema delgadez.

Por su parte, en la bulimia la persona tiende a comer en exceso por frecuencia o cantidad y luego se induce al vómito o ingiere gran cantidad de diuréticos o laxantes, así como aumentar la actividad física.

También existe el trastorno por atracón que, como su nombre lo indica, la persona que lo padece puede perder el control de los hábitos alimenticios y comer excesivamente en períodos cortos de tiempo, incluso sin tener hambre. Sin embargo, no se busca el inducir al vómito y las consecuencias en el organismo son diferentes a las ya planteadas.

¿Qué es la anorexia?

¿Cuántas veces has escuchado de alguna chica linda, que se siente fea o gorda y que con el tiempo resulta ser que sufre de anorexia? Esta situación representa una de las principales causas de mortalidad en adolescentes a nivel mundial, ente los diversos trastornos alimentarios que también incluyen la bulimia y el trastorno por atracón.

La anorexia nerviosa es una condición psiquiátrica que conlleva un trastorno de la alimentación bastante grave, pues se caracteriza por una mínima ingesta de alimentos, al punto de inanición y con una percepción alterada de cómo es el propio cuerpo. Esto puede ocasionar excesiva pérdida de peso y auto infligida, falta de vitaminas, nutrientes y minerales, por lo que, si no hay tratamiento a tiempo, puede ocasionar incluso la muerte.

Es importante recalcar que la anorexia, al igual que la bulimia, son condiciones psiquiátricas, en las que las personas tienen un trastorno de percepción de su imagen, y principalmente de su peso. Su aparición suele ser inducida por factores socioeconómicos y presiones sociales: la estructura machista fuerza a las mujeres a tener un peso bajo obligatoriamente y eso es llevado al extremo por muchas adolescentes. Para superarse, esta enfermedad requiere tratamiento médico, además de constantes terapias.

¿Cómo actúa el sistema endocannabinoide en la ingestión de alimentos?

En nuestro cuerpo hay un sistema llamado endocannabinoide (SEC), que se encarga de mantener el equilibrio de todas las funciones del organismo. Influye en una gran cantidad de comportamientos diarios que tiene el cuerpo. También lo hace en la ingesta de alimentos, por lo que tiene una relación con los diferentes trastornos.

El SEC está formado por unos receptores cannabinoides llamados CB1 y CB2, así como un cannabinoide externo llamado anandamida. Los receptores CB1, específicamente, están relacionados con el apetito, promoviéndolo y asociando la recompensa con la comida. Es por esto, que, si hay alguna deficiencia con los CB1, puede que ocurran trastornos alimenticios.

Cuando se habla de anorexia, como se mencionó previamente, nos referimos a una condición de carácter psiquiátrico. Por consiguiente, se cree que una alteración en los receptores CB1 puede traer como consecuencia el desarrollo de este tipo de patología. Sin embargo, la investigación de la aplicación de la funcionalidad de estos receptores para esta área específica es aún objeto de vasta investigación científica.

¿Cómo puede el CBD ayudar a combatir la anorexia?

La anorexia es un pensamiento que te atormenta. Cuando la sufres, no hay más nada en tu mente, ni en tu cuerpo. Una de las propiedades más apreciadas del CBD, es su efecto ansiolítico, que permite alcanzar un estado de relajación y liberar al paciente de la preocupación al comer. De esta manera, se evita también prestarles demasiada atención a las conductas negativas como inducir al vómito o purgarse. El efecto positivo del CBD en este caso podría ser de tipo disuasorio.

De la misma forma, hay estudios que indican que, luego de activar los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, se puede estimular el apetito. Como ya se ha visto que el CBD puede modular estos receptores del SEC, su uso en el tratamiento de pacientes con trastornos como la anorexia nerviosa se ha considerado más seriamente. El trastorno genera, entre sus consecuencias más devastadoras, la completa pérdida del apetito. El CBD marca el camino una posible colaboración en este sentido.

Dado que la anorexia se considera una enfermedad psiquiátria, los receptores CB1 pueden estar involucrados. El CBD actúa sobre este receptor regulando las deficiencias de cannabinoides que haya en el organismo. De esta forma, este componente del cannabis podría generar nuevamente una respuesta de recompensa y placer en el cuerpo después de la comida.

¿Cómo consumir CBD para combatir la anorexia y trastornos alimenticios?

Si estás pensando que con fumarte un porro al día puedes combatir tus trastornos alimenticios, la cosa no es tan fácil. No porque no se pueda, sino porque según la cantidad de cannabis que consumas y qué tan rico sea en ciertos cannabinoides, puede que antes de sentirte calmado, pases por un viaje de psicodelia. La anorexia no es juego y requiere de tratamiento específico y de ayuda profesional. El CBD puede estar ahí para ayudarte, pero no se trata de una colaboración de tipo recreacional.

Se sabe que el consumo de cannabis medicinal puede aumentar el apetito, gracias al efecto de los cannabinoides sobre las células que se encargan de suprimirlo. Si quieres mejorar tu situación sin drogarte, el CBD te puede ayudar. Lo puedes conseguir en forma de aceite o tinturas, de las que se aplican un par de gotas debajo de la lengua para una mejor absorción. No obstante, esta es la forma más intensa de consumo, por lo que puede que existan algunos efectos secundarios.

También es posible encontrar cápsulas de CBD, más fáciles de ingerir y que además incluyen vitaminas y minerales, por lo que pueden ser de gran ayuda en casos de trastornos alimenticios como la anorexia. Lo importante es, que sea como fuere la forma de consumir CBD, lo consultes antes con tu médico especialista, para que te recomiende las dosis y formas más adecuadas de ingerir este cannabinoide. Recuerda siempre que la anorexia no será jamás algo deseable sino algo que debes combatir.

¿Qué hay del THC en casos de trastornos alimenticios?

Muy interesante el efecto del CBD, pero ¿entonces no puedo consumir THC? Claro que sí. De hecho, este químico también tiene efectos positivos en la regulación de trastornos de alimentación. Cuando se consumen productos que tengan tanto CBD como THC, dependiendo de las concentraciones de cada uno, puede que los resultados sean incluso, mejores.

Esto es porque el THC, además de ponerte high, entre otros efectos, también estimula el apetito. Incluso, pacientes de cáncer lo utilizan para tratar la pérdida de apetito durante la quimioterapia. Mientras esto sucede, el CBD puede ayudar a que el subidón del THC no sea tan fuerte y a que puedas comer luego sin sentir la ansiedad o preocupación característica de la anorexia o la bulimia.

Hay estudios que permiten observar que el THC, junto con otros cannabinoides, puede prevenir la pérdida de peso excesiva causada por la anorexia si hay actividad física involucrada. Por otro lado, el hincapié en controlar las dosis es porque también puede haber efectos opuestos a los deseados. Un ejemplo es el CBD, que, en dosis altas, se utiliza para controlar la obesidad.

En cualquier caso, recuerda que la anorexia es una enfermedad. Si vas a consumir THC antes, es recomendable que consultes con tu médico tratante. Él te dirá si sus efectos alucinógenos pueden perjudicar a tu cuadro o, por el contrario, beneficiarlo.

Conclusión

Entre las variadas causas que pueden generar un trastorno de alimentación como los descritos anteriormente, se pueden encontrar traumas infantiles y el establecimiento de estereotipos de belleza impuestos por la familia y la sociedad en general. Pero, además de eso, también se ha descubierto que hay factores genéticos y neurológicos que influyen en el desarrollo de estas enfermedades. Cuando ambos se combinan, la persona puede ser una potencial víctima de la anorexia.

La medicina ha buscado distintas soluciones a trastornos como la anorexia o la bulimia y la obesidad a través de diferentes medicamentos y terapias, pero siempre hay alguien que se sale de lo convencional y busca otras alternativas. Allí es cuando el cannabis hace su entrada, pues se ha demostrado que sus fitocannabinoides interactúan con los receptores del sistema endocannabinoide y pueden regular el apetito y la alimentación.

Todavía queda mucho por investigar en este campo. Sin embargo, los resultados que se han obtenido hasta los momentos permiten apreciar que ciertos cannabinoides como el CBD y el THC pueden ayudar a combatir casos de anorexia, no sólo por la regulación del apetito, sino también por los efectos antidepresivos y calmantes.

No estamos hablando, ni de lejos, de una cura definitiva para estos trastornos. Hoy en día, son necesarias las terapias convencionales para salir del hueco de la anorexia. Pero innegablemente, el CBD ofrece nuevas alternativas para una mejor calidad de vida, además de la esperanza de poder vivir sin anorexia.

 

Información sobre el CBD

¿Cómo el cannabis afecta nuestra memoria?

shutterstock_570241147_1

Introducción

¿Cuántas veces has escuchado decir que las personas que consumen marihuana pierden la memoria? Seguramente, más de una vez, pues para nadie es un secreto que existe un gran tabú en torno al consumo de esta planta. Muchas de las afirmaciones que se escuchan son ciertas, pero hay otras que hoy en día son un mito, gracias a los diferentes estudios que se han venido realizando.

Ciertamente, el cannabis tiene efectos sobre la memoria de las personas, pero, no es que te vas a quedar sin recuerdos luego de fumarte un porro. Tranquilo. Lo que debes saber es que, dependiendo de la concentración de THC o CBD que tenga la planta que estás consumiendo, tu edad y el tiempo durante el cual consumas cannabis, los efectos pueden ser más o menos evidentes y puedan influir en el correcto cumplimiento de tus funciones cognitivas.

Así como el Ying y el Yang, el cannabis contiene muchos cannabinoides, unos con predominancia de efectos psicoactivos, como es el caso del THC; y otros mejor aceptados por la sociedad, como el CBD. Depende del consumidor la decisión sobre cuál de estos componentes preferir y qué uso darle a la planta, según los resultados que desee obtener.

¿Qué es el cannabis?

El cannabis sativa, o simplemente cannabis, es una planta  perteneciente a la familia Cannabaceae y es popularmente conocida como marihuana. La mayoría de las personas la conoce porque tiene diversas propiedades medicinales y psicoactivas. Es originaria de Asia, donde era utilizada desde hace varios miles de años en preparaciones psicotrópicas, comestibles, medicinales, textiles, entre muchos otros usos.

Esta planta contiene más de 100 fitocannabinoides, es decir, distintos componentes químicos entre los que destacan el tetrahidrocannabinol o THC y el cannabidiol o CBD. El primero es el responsable de que te drogues porque tiene efectos estupefacientes, mientras que el segundo está siendo estudiado desde hace varios años porque ha demostrado que posee propiedades terapéuticas y medicinales, además de ayudar al cuidado corporal.

Si bien la marihuana es principalmente conocida por dejarte colocado, se han realizado diferentes investigaciones que plantean su uso con fines mucho más benéficos, como el tratamiento de ciertas enfermedades. Sin embargo, dado el halo de ilegalidad y peligro que existe a su alrededor, todavía es muy complicado ofrecerla como un tratamiento eficaz.  En cuanto a sus efectos en la memoria y el desarrollo cognitivo, los estudios reflejan conclusiones contradictorias, pero que dejan espacio para seguir investigando.

¿La marihuana afecta a la memoria?

Se sabe que las personas que fuman marihuana con frecuencia y durante un tiempo prolongado, tienden a presentar una pérdida temporal de la memoria a corto plazo. Es como cuando bebes mucho alcohol y la resaca del día siguiente te impide recordar todo lo que sucedió durante esa fiesta descontrolada, pero está la certeza de que este efecto pasa al cabo de unas horas.

Hay investigaciones que muestran que, si el consumo de marihuana comienza a temprana edad y es frecuente, hay más probabilidades de que al llegar a la edad adulta, la persona tenga un daño en la memoria a corto plazo. Esto podría deberse a que las neuronas y otras células implicadas en el proceso de recordar aún están en desarrollo. En cambio, si el consumo de cannabis ocurre en la adultez, el riesgo de olvidar detalles en un lapso de tiempo reciente es menor o incluso nulo.

¿Por qué se te olvidan cosas luego de darle una jalada al porro? Porque el THC de la marihuana entra al torrente sanguíneo y llega al cerebro. Una vez ahí, altera la información que recibe el hipocampo, que crea memorias en esta área. También, los componentes del cannabis interactúan con el sistema endocannabinoide, que tiene gran relación con las áreas que controlan la memoria. Es por esto que, además de colocarte, puede que olvides lo que estabas haciendo antes de fumar.

¿Cómo actúa el cannabis en el cerebro?

¿Sistema endo-qué? Endocannabinoide (SEC). Aunque parezca increíble, nuestro cuerpo produce sus propios cannabinoides. Este sistema está involucrado con el homeostasis, es decir, que es el proceso que mantiene de forma saludable el equilibrio entre todas las funciones de nuestro cuerpo, incluyendo la memoria y capacidad de aprendizaje.

El SEC tiene receptores CB1 y CB2 que responden de forma particular según los diferentes estímulos y se encuentran en el hipocampo, el cual es la región del cerebro donde se almacenan la mayoría de los recuerdos.  El CB1 responde al THC de la marihuana, lo que puede causar problemas para crear nuevos recuerdos o procesar información mientras te encuentras drogado.

Pero, ¿qué hay del CBD? Este otro cannabinoide cumple una función contraria a la del THC, porque, comenzando por el hecho de que no tiene efectos psicoactivos, actúa de manera diferente, ayudando a combatir el deterioro de la memoria y trastornos de la parte cognitiva en algunas personas, ya que tiene propiedades de neuroprotector, sobre todo en individuos de la tercera edad. Entonces, ¿cómo afecta el cannabis a la memoria?

Cannabis y memoria

Es evidente que el cannabis afecta nuestro cerebro y memoria a corto plazo. La pregunta podría ser ¿cómo y por cuánto tiempo es este efecto? Comenzando por aclarar que la memoria es la capacidad que te permite registrar y conservar las experiencias de tu vida, sean ideas, sentimientos, sensaciones, entre otros, es importante indicar también que existen distintos tipos de memoria y que el efecto del cannabis varía entre una y otra.

1. Memoria a corto plazo 

Es una memoria temporal mientras se almacena en un espacio del cual se pueda recuperar. Son las acciones, experiencias, sensaciones y pensamientos recientes, así como la orientación y relación con el entorno cercano. El cannabis puede perjudicar la memoria a corto plazo si se consume una variante rica en THC. Esto se circunscribe generalmente al período en el que estás colocado.

2. Memoria verbal Verbal memory

¿Te ha pasado que olvidas palabras o pierdes el hilo de una conversación tras consumir cannabis con THC? Suele pasar que cuando se usa la marihuana de forma recreativa, los consumidores pueden parecer distraídos o con dificultad para pronunciar bien las palabras o incluso recordarlas por un momento. Esto se encuentra también vinculado con la memoria a corto plazo, que se ve afectada en presencia del cannabis.

3. Memoria funcional 

Así como el punto anterior, en ocasiones, estar colocado con marihuana interfiere con las capacidades cognitivas o de interacción en tiempo real con el entorno. Hay estudios en los que se observó que las personas que realizaban test bajo los efectos del cannabis, solían tener peores resultados que cuando no estaban colocados.

Sin embargo, también están los que aseguran que justamente en ese estado de psicoactividad, son más creativos o tienen un mejor desempeño físico. Obviamente no todo el mundo reacciona de la misma forma al cannabis. También, la propia variedad de esta planta permite tener reacciones diferentes según qué cepa o variante se esté consumiendo. Es un mundo de posibilidades.

4. Memoria espacial 

Seguro has escuchado hablar de la memoria espacial. Esta es la que nos permite recordar detalles del lugar en el que nos encontramos, generalmente a través de imágenes. También es la que falla cuando no recuerdas dónde dejaste las llaves por última vez.

Esta memoria también se ve afectada cuando consumes cannabis, porque puede alterar tu percepción del espacio a tu alrededor o incluso de tu propio cuerpo, haciéndote pensar que tus movimientos son más lentos o que tus dimensiones son desproporcionadas. No obstante, no hay estudios que hagan ver que el daño en esta memoria sea a largo plazo, sino solamente cuando el cannabis está ejerciendo su psicoactividad.

5. Memoria a largo plazo

Aunque la mayoría de los estudios se han hecho en ratas, ya podemos afirmar que por las diferentes interacciones que tiene el cannabis con el hipocampo, la memoria se verá afectada. Sucede que la memoria a largo plazo se ve perjudicada por el consumo de cannabis de forma permanente según el momento en el que se inició a consumir.

Por ejemplo, aquellas ratas que han consumido THC durante su adolescencia han mostrado un deterioro a nivel cognitivo de forma importante. Además, también se ha podido concluir que aquellos que consumen cannabis todo el tiempo no mantienen una conectividad neural como la del resto de las personas, pues algunas funciones cerebrales se debilitan, incluida la memoria.

¿Es igual el efecto del THC y el CBD sobre la memoria?

No. Cada uno actúa de forma distinta, los efectos del THC son totalmente distintos a los del CBD. Los estudios han permitido determinar que no todos los cannabinoides influyen negativamente en la memoria. Ese es el caso del CBD, que puede amortiguar parcialmente los efectos del THC en la memoria, incluso cuando se consume una preparación que tenga ambos cannabinoides. La incidencia de uno o de otro depende de la concentración de THC o CBD que contenga el producto.

El THC altera la forma en la que el hipocampo procesa la información, es decir, incide directamente en el área del cerebro en el que se da la sinapsis neuronal necesaria para que se puedan realizar las actividades cognitivas relacionadas con la memoria. Ese desgaste también sucede cuando envejecemos, como parte de un proceso natural, pero en este caso, el consumo de cannabis rica en CBD puede ayudar en el proceso de neurogénesis.

Otro aspecto a tomar en cuenta, es el de la variedad de la planta. Por ejemplo, la variedad indica suele ralentizar el funcionamiento general del cerebro y causar adormecimiento, mientras que el variante cannabis sativa tiende a provocar estimulación mental.

¿El CBD ayuda a preservar la memoria?

En diversos estudios se ha comprobado que el CBD puede prevenir o retrasar el deterioro de la memoria, gracias a sus propiedades neuroprotectoras. Esto implica que el cannabidiol puede reducir el daño que sufren las funciones cognitivas, bien sea por causa de la edad, enfermedades degenerativas o ciertos traumas.

Según una investigación que realizó la Organización Mundial de la Salud, el CBD demostró prácticamente ser inofensivo para la salud, al no ser adictivo ni tener consecuencias graves incluso en caso de sobredosis. Si bien es importante consultar con el médico cuál es la dosificación apropiada antes de comenzar a consumirlo, hasta el momento no se han registrado casos que pasen de mareos, náuseas o somnolencia leve en ciertas personas que lo han experimentado con CBD por primera vez.

Este aspecto es muy positivo, porque si tu objetivo es aprovechar el cannabis de forma medicinal o terapéutica en vez de recreativa, el CBD es el cannabinoide ideal para combatir y tratar varias patologías y trastornos, sin el riesgo de colocarse o sufrir efectos secundarios indeseados. Se puede consumir de diferentes maneras según la recomendación de tu médico y de esta manera obtener mejores resultados bajo la supervisión de un experto.

¿Qué hay de los efectos secundarios?

Cuando se trata de cannabis, la mayoría de las personas tiende a asociarla inmediatamente con los efectos psicotrópicos y con adicción. Lamentablemente, no están lejos de la realidad, aunque para los más entendidos, las propiedades de la marihuana van mucho más allá, al punto de ser considerada como una alternativa medicinal en muchos países.

Entre las contraindicaciones del consumo de cannabis, las pruebas han demostrado que consumirlo ralentiza la capacidad cognitiva, reflejada en rendimiento deficiente de las personas que han usado marihuana al momento de realizar algún test en comparación con los no consumidores. Esto se ha manifestado con síntomas como dificultades para recordar algunas palabras, así como problemas para prestarle atención a más de un estímulo al mismo tiempo.

Los resultados de las investigaciones han permitido observar que el uso de la marihuana puede generar deterioro cognitivo, pero de nuevo, es importante tener en cuenta que este daño está muy relacionado con la edad de la persona que consume la planta y el tiempo durante el cual lo hizo.

En resumen: quienes durante la juventud y adolescencia son consumidores de cannabis, son propensos a ver perjudicada su memoria a largo plazo. Esto mismo no sucede en personas que comienzan el consumo de marihuana en la edad adulta, todo esto debido al nivel de madurez de las células cerebrales.

Conclusión

Todavía son un misterio para la ciencia los efectos del cannabis y su gran cantidad de cannabinoides sobre el cerebro humano y sobre las funciones cognitivas y relacionadas con la memoria a corto y largo plazo. No obstante, dado que cada vez son más las presentaciones de la marihuana en productos con concentraciones y fines diferentes, puede que el conocimiento de sus efectos esté más al alcance de la mano.

No queda duda de que esta planta afecta la memoria, pero, así como puede ocasionar pérdida temporal de la misma tras los efectos del THC, también puede mejorar esta situación en algunas personas, además de ofrecer otros beneficios terapéuticos y medicinales, como lo hace el CBD.

En vista de los debates y complicaciones que se hacen presentes por temas legales, médicos, éticos y morales, la investigación con cannabis se ha visto frenada en muchos países, causando que una cantidad importante de la información disponible actualmente esté basada en experiencias anecdóticas. Es necesario entonces fomentar el estudio de la planta y sus efectos en aquellos lugares donde se puede trabajar con cannabis medicinal, para así darle mayor visibilidad y oportunidad de ayudar a más personas en el mundo.

 

Información sobre el CBD

¿Puedo consumir cannabis si sufro de hipertensión arterial?

adult-blood-business-220723_1

Introducción

Te das cuenta de que la padeces una vez que causa daños al organismo. Puede ser hereditaria o causada por malos hábitos. Se trata de la pandemia silenciosa. Así es como algunas personas catalogan a la hipertensión arterial, una afección que resulta ser de las principales causas de muerte en países desarrollados. Muchas veces se le ha relacionado con el cannabis, tanto de forma positiva, como no tanto.

Este tema ha sido controversial en muchas ocasiones. Hay quienes afirman que puede tratar esta enfermedad con éxito, otros que dicen lo contrario. Para encontrar una respuesta debemos mirar en profundidad cómo se comporta este padecimiento, y también la forma en la que lo hace el cannabis.

En este artículo recorreremos los mitos y realidades detrás del uso de la marihuana medicinal en el tratamiento de la hipertensión. ¿Qué dice la ciencia respecto a la enfermedad y este potencial tratamiento? ¿Podría ser la medicación predilecta para este padecimiento en el futuro? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es el cannabis y cómo actúa en el organismo?

 El cannabis, con todas su variantes, es una planta considerada sagrada por muchas culturas. Ha sido utilizada con propósitos medicinales, espirituales e incluso de construcción por diversas civilizaciones a lo largo de la historia. Por todo el continente asiático se ha cultivado y empleado en diversas tareas desde que la humanidad comenzó a escribir registros. Se han encontrado cuerdas, papel y ropa hechas con fibras de cannabis. También existen antiguos herbarios que describen sus propiedades medicinales y los efectos sobre el cuerpo.

En esta entrada, nos interesa especialmente su potencial medicinal. Éste viene dado gracias a sus componentes, entre los que destacan el THC y el CBD. El primero es bien conocido por ser el efecto psicoactivo de la planta. En la actualidad, es muy preciado por su uso recreativo. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que a pesar de que te hace estar colocado, también tiene gran valor curativo. Por su parte, el CBD, o cannabidiol, no posee efectos psicoactivos y todas sus propiedades son netamente medicinales.

El CBD es un potente desinflamatorio y relajante muscular, tiene propiedades ansiolíticas y desestresantes. El THC en cambio, aparte de sus cualidades psicoactivas, combate el insomnio, es un relajante tanto muscular como mental y aumenta el apetito en quien lo consume. Ambas sustancias podrían parecer una buena opción a la hora de tratar la hipertensión. Sin embargo, hay varias cosas que tener en cuenta antes de optar por alguna.

¿Qué es la tensión arterial y qué elementos la alteran?

 La tensión -también conocida como presión- arterial, es la presión con la que la sangre apunta a las paredes de los vasos sanguíneos al desplazarse a través de estos. Gracias a la tensión arterial es que es posible que la sangre transporte nutrientes y oxígeno a todas las partes de nuestro cuerpo. A su vez, ésta es consecuencia del trabajo de bombeo realizado por el corazón.

Los niveles de presión se ven alterados por diversidad de factores. El simple hecho de estar acostados en nuestra cama tan solo en reposo, hace que nuestra tensión arterial disminuya. La agitación, cualquiera que sea su causa, tendrá el efecto contrario. Basta con salir a trotar por unos cinco o diez minutos para sentir que nuestro corazón late más rápido. ¿Por qué ocurre esto? Porque el cuerpo necesita que el transporte de oxígeno y nutrientes sea más veloz cuando éste está agitado, que cuando está en reposo.

Sin embargo, también pueden observarse algunas alteraciones peligrosas de la presión sanguínea que ocurren sin causa aparente. A estas condiciones se le conoce como hipotensión o hipertensión, siendo la segunda la más común y riesgosa. La hipertensión arterial es un incremento repentino de la presión sanguínea que puede causar problemas cardiovasculares graves. Suele producirse debido a malos hábitos alimenticios, sedentarismo o consumo excesivo de alcohol. Es, además, una de las principales causas de muerte en países como Estados Unidos, Reino Unido y España.

Otra afección relacionada a este tema es el glaucoma, bien conocido por incrementar la presión sanguínea en el ojo y causar dolor y problemas crónicos en la vista. Este aumento significativo en la presión ocular hace que el nervio óptico termine por dañarse, haciendo necesario un tratamiento que consiste en gotas y, en muchos casos, cirugía.

¿El cannabis influye en la tensión arterial de las personas?

Entre las muchas participaciones que tiene el sistema endocannabinoide en nuestro cuerpo, se encuentra la regulación de la presión arterial. Es por ello que cuando se consume algún compuesto cannábico, la tensión arterial se ve involucrada. Técnicamente hablando, el cannabis altera la tensión, puede tanto elevarla como disminuirla, dependiendo del tipo de planta, el método de consumo y del propio metabolismo del consumidor.

En este estudio se concluyó que los endocannabinoides suprimen las contracciones bruscas del corazón que producen los pacientes con hipertensión. Además, se afirma que el receptor endocanabinoide CB1 está directamente involucrado en la vasodilatación, por lo que estimularlo de forma correcta podría conducir en una mejora de los niveles de presión arterial.

En otro estudio practicado en ratas, se encontró que, al inyectar THC en estos animales, se veía una importante reducción en los niveles de presión sanguínea. Este descubrimiento alentó la realización de un segundo procedimiento que reafirmó los resultados iniciales. A pesar de que no existen estudios en humanos aún, los resultados positivos que revelan las prácticas en otros mamíferos son bastante alentadoras.

Entonces, ¿si consumo cannabis mi tensión subirá o bajará?

Es bien conocido entre los consumidores de THC, que, al principio, durante la primera semana de consumo, es común sentir un ligero aumento en la presión arterial. Sin embargo, se debe tener en cuenta que este incremento, que dura alrededor de entre 10 y 15 minutos dependiendo de la persona, es similar al que se obtiene durante la práctica sexual.

Si bien podría ser riesgoso para pacientes hipertensos, es muy poco probable que desencadene un ataque cardiovascular. No obstante, los propios consumidores del cannabis recreativo aconsejan evitar productos que tengan altos niveles de THC si se padece hipertensión arterial.

Por otro lado, el CBD no produce estos cambios que causa su hermano. Además, resulta muy positivo para mejorar los niveles de tensión cuando el cuerpo está en reposo. Por este motivo, se puede considerar positivo en el caso de que sea empleado cuando el paciente va a dormir o después de alguna actividad de mucho estrés, como un día de trabajo pesado o una larga jornada de ejercicios. En este caso, el CBD actuaría como regulador del organismo, en beneficio de la estabilidad de la presión arterial.

Se debe tener en cuenta que el uso prolongado y desmedido de THC podría causar hipotensión crónica. Es por ello que siempre aconsejamos ser responsables con el uso de esta o cualquier otra sustancia recreativa. Con respecto al CBD, no existen registros de ningún efecto secundario por su uso.

¿Consumir cualquier tipo de cannabis afectará mi tensión arterial?

Cualquier tipo de cannabis afectará la presión arterial. Esto no debería sorprenderte. Quieras o no, gran parte de los productos naturales que consumimos afectan de determinada manera la tensión arterial. La clave, en verdad, está en saber en qué medida la tensión se ve afectada para saber si, en efecto, el organismo se ve perjudicado.

Dependiendo del nivel de THC, el efecto sobre la tensión será mayor o menor. Para concentraciones bajas de menos del 3%, los cambios no serán para nada bruscos, por lo que hay poco que temer y el consumo de cannabis puede hacerse con relativa confianza. En este caso se incluyen también las presentaciones del cáñamo, que es una variante del cannabis que no genera efectos psicoactivos por su composición.

En cambio, para concentraciones altas de más del 3% de THC, el cambio será mucho más intenso. De nuevo, es importante que sepas que las investigaciones científicas no son abundantes, pero que todo parece indicar que el CBD puede tener un efecto perjudicial en la tensión. Por su parte, para las variantes ricas en CBD, o los productos hechos únicamente con base en este componente del cannabis, no existe riesgo cardiovascular de ningún tipo, por lo que cualquier persona puede consumirlo tranquilamente.

Si soy hipertenso, ¿puedo consumir cannabis?

Te recomendamos, en primera instancia, no consumir productos cannábicos ricos en THC, si eres hipertenso. Hay mucha información que debes saber y puede no aplicar a todos los casos. Este componente psicoactivo es capaz de alterar los niveles de presión, por lo que, en principio, está contraindicado, a menos que tu médico diga lo opuesto. Por ese motivo, es importante que en caso de que presentes este cuadro, le hables con sinceridad a tu médico y él te indique los posibles pagos a seguir.

Lo que sí puedes hacer es emplear CBD como estabilizador y relajante, sobre todo por las noches antes de dormir o cuando vayas a tomar un descanso durante el día. Recordemos que, según los pocos estudios realizados en la materia, esta sustancia solo será efectiva mientras tu cuerpo esté en reposo. En principio, el CBD no es capaz de alterar tu tensión arterial, pero es conveniente también consumirlo con moderación hasta que conozcas la reacción posible que tendrá en tu propio organismo.

¿Es mejor preguntarle a mi médico?

¡Por supuesto! Siempre, en todas las circunstancias, preguntar a tu médico no estará de más, más aún si conoce bien la composición del cannabis y no tiene prejuicios en la materia. La tensión arterial es un tema muy delicado, ya que estamos hablando de la calidad del transporte sanguíneo en tu cuerpo. Si sufres alguna afección relacionada a la presión arterial, asegúrate de consultar no solo con tu médico de confianza, sino además con un especialista cardiovascular. Quizás él tenga la información exacta de tu caso y pueda decirte cómo y de qué forma consumir cannabis en caso de que sufras de hipertensión.

En el caso de que solo quieras mejorar tus hábitos para prevenir enfermedades cardiovasculares, puedes adquirir productos de CBD legalmente en cada vez más lugares del mundo. El CBD tiene muy pocos efectos secundarios y parece que la tensión arterial no se ve afectada por ellos. Puedes probarlo con moderación y ver que tal te va, recordando siempre que el CBD es un cannabinoide no psicoactivo, y que, por consiguiente, tu organismo se sentirá mucho más relajado tras su consumo, pero no drogado.

Conclusión

Existe relación directa entre el sistema endocannabinoide y la regulación de la presión arterial. Sin embargo, no existen suficientes estudios que respalden el uso del cannabis como potencial tratamiento para alguna de las afecciones derivadas de los desórdenes en la tensión arterial.

El cannabis es una planta increíble que puede ser empleada para muchísimas tareas, entre ellas medicinales. Sin embargo, no es todopoderosa y hay cosas para las que es mejor dejarla de lado, al menos hasta tener la información suficiente en la materia. Si eres paciente hipertenso, lo ideal en tu caso es seguir la medicación tradicional, dado que, si te sobrepasas con las dosis, o tu cuerpo no tolera correctamente el THC, puede llegar a ser muy peligroso. Una pregunta a tu médico siempre será la mejor opción en este sentido.

Pero recordemos también que el cannabis no solo es el THC y que los cannabinoides te pueden ayudar a mejorar tus hábitos cardiovasculares. El CBD específicamente, es una gran opción para estabilizar tu presión cuando tu cuerpo esté en reposo. Después de una larga jornada laboral, un entrenamiento intenso o un día de mucho estrés, utilizar productos de CBD es una buena idea. La tensión arterial y el cannabis es un asunto que aún requiere de mucha investigación pero que promete traer interesantes conclusiones a futuro.

 

Información sobre el CBD

El CBD y la diabetes. ¿Puede el cannabidiol nivelar la glucemia?

1

Introducción

La diabetes es una enfermedad bastante común en la actualidad, causada por diversos problemas relacionados directamente con la hiperglucemia. Muchos pacientes con diabetes suelen automedicarse con marihuana o productos derivados del cannabis. Algunos afirman que reduce el dolor provocado por algunos de sus síntomas, mientras que otros aseguran que les ayuda a regular el nivel de glucosa en sangre. Incluso existen personas diabéticas que consumen cannabis para controlar su apetito y reducir la obesidad.

Es cierto que la hiperglucemia es producida en muchos casos por malos hábitos alimenticios. De hecho, la gran mayoría de pacientes diabéticos, sufren también de obesidad. En los menos habituales casos de diabetes en personas con un peso saludable, o en cualquiera de los pacientes de diabetes tipo 1, la enfermedad es mucho más complicada de tratar, es por ello que la comunidad científica no para de buscar alternativas para reducir el riesgo de esta afección crónica.

En esta entrada descubriremos la realidad detrás del consumo de cannabis o sus derivados para tratar los padecimientos relacionados con la glucemia. ¿Será el THC el compuesto ideal? ¿O resulta el CBD más efectivo para controlar los niveles de azúcar? ¡Acompáñanos!

¿Qué es el CBD y cómo te puede ayudar?

El CBD o cannabidiol, es uno de los dos compuestos químicos principales dentro de cualquier planta de cannabis. Se trata de una sustancia con increíbles propiedades medicinales que ha sido ampliamente utilizada en años recientes como parte del tratamiento de diversas enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple o el Alzheimer, y para controlar síntomas de problemas psiquiátricos como la ansiedad o los trastornos del sueño.

A diferencia del THC, que es el otro compuesto químico principal de la planta, el CBD no tiene efecto psicoactivo ni mayores contraindicaciones. Este puede ser utilizado por casi cualquier persona bajo cualquier circunstancia, ya que no altera de ninguna manera tu mente. Es por esta razón que se ha vuelto muy valorado para tratar padecimientos en niños y ancianos.

El cannabidiol es mucho más sencillo de conseguir, ya que, en la mayoría de países donde el uso del cannabis medicinal o recreativo es avalado por la ley, no requiere prescripción médica. Existe infinidad de productos con base de CBD, que van desde el aceite, pasando por cremas y ungüentos e incluso en alimentos, dulces y bebidas.

¿Qué es la hiperglucemia y la diabetes?

La hiperglucemia es un incremento, muchas veces desmedido, de la cantidad de glucosa en sangre. La glucosa, proveniente de los azúcares que ingerimos, es en términos simples, el combustible de nuestro cuerpo. El azúcar, además de que nos gusta mucho por su sabor, hace que tengamos energía para realizar cualquiera de nuestras actividades. No obstante, es una sustancia que, si se consume de forma irresponsable, puede ser muy perjudicial para nuestra salud.

La glucosa es procesada en nuestro organismo gracias a una hormona producida por el páncreas: la insulina. Ésta se encarga de metabolizar los azúcares para su correcto aprovechamiento. Entonces, ¿por qué sube mi nivel de azúcar en sangre? Pues resulta que la insulina tiene un límite dentro del cual puede metabolizar glucosa sin problema, pero si superamos ese límite, la hormona no tendrá la capacidad necesaria para hacer el trabajo y el exceso de azúcar en sangre comenzará a afectar nuestro organismo, produciendo a corto plazo, deshidratación, ceguera y cefalea, y a largo plazo diabetes.

¿Cuáles son los tipos de diabetes?

La diabetes por su parte, se divide en dos tipos. La diabetes tipo 1 consiste en la ausencia total o parcial de insulina. Ésta suele ser hereditaria o relacionada a algún problema glandular, generada por fallos en el páncreas. Este tipo de diabetes es menos común que la otra. Sin embargo, es más peligrosa y complicada de tratar, ya que puede afectar a cualquier persona sin distingo de edad e incluso puede afectar a neonatos.

La diabetes tipo 2, por su parte, es la falta de sensibilidad a la insulina. Este déficit se produce por, principalmente, ingerir de forma crónica más azúcar de la que nuestro cuerpo puede procesar, aunque existen condiciones químicas y orgánicas para que esto se produzca. A mediano y largo plazo, la hormona pierde sus capacidades naturales y es necesario recurrir a suplementos o estimulantes de insulina, además de cambios drásticos en el estilo de vida.

¿Cuáles son los niveles saludables de azúcar en sangre?

Los niveles normales o saludables de azúcar en sangre, deben estar comprendidos entre entre 70 y 100 mg/dL. Si se está por encima, se le considera hiperglucemia, si está por debajo, hipoglucemia. Ambos estados son perjudiciales para nuestra salud, sin embargo, la hipoglucemia es más sencilla de tratar, por lo que no suele presentar mayores complicaciones. En muchos casos, basta con ingerir un caramelo o un jugo natural para regular el nivel.

No obstante, la hiperglucemia es más severa y requiere de mejora en los hábitos alimenticios. En la actualidad es muy fácil caer en la tentación de excedernos con el azúcar, ya que lo encontramos en casi todos los productos que comemos en el día a día. El café por la mañana, el jugo, las gaseosas, el pan, todas las harinas procesadas, los caramelos, golosinas… en fin. El azúcar está muy presente en nuestros alimentos, por lo que es importante crear hábitos saludables como el ejercicio y la ingesta de agua. También hay personas que acompañan estos con medicamentos o alternativas naturales como el cannabis.

¿El CBD puede ayudarme en casos de hiperglucemia?

Conforme se van rompiendo los tabúes respecto al uso del cannabis, cada vez más estudios por parte de la comunidad científica velan por demostrar las capacidades medicinales de sus compuestos. El CBD ha demostrado ser muy efectivo en los tratamientos contra el dolor y por sus propiedades ansiolíticas. Pero, ¿podrá ser efectivo para controlar los niveles de azúcar en sangre?

Según este estudio realizado en los Estados Unidos, sí. En la población de casi cinco mil voluntarios se encontró una reducción considerable de los niveles de glucosa, así como un incremento en la sensibilidad del cuerpo a la insulina. No obstante, el estudio indica la efectividad de la marihuana en general, no de sus compuestos por separado.

También existen diversos estudios donde no se encontró evidencia que relacione el uso del cannabis con la regulación de la glucemia. Entre ellos se encuentra uno realizado en Suecia, que indica que la marihuana y todos sus componentes, son neutrales ante niveles de azúcar elevados. A pesar de esto, otro estudio realizado en Brasil, arrojó que el CBD reduce los efectos del neuroinflamación que presentan la mayoría de pacientes diabéticos, lo que ha incentivado estudios directamente enfocados al uso para tratar los síntomas derivados o secundarios de la diabetes.

Beneficios de los cannabinoides para tratar la hiperglucemia y diabetes

El cannabis, y más específicamente el CBD puede ser usado para paliar diferentes síntomas y tratamientos de la hiperglucemia, así como de la diabetes. Algunos de los beneficios, según indican los estudios son:

1.  Desinflamatorio pancreático para los pacientes con diabetes tipo 1 

La diabetes tipo 1 es famosa porque es aquella que no tiene prevención aparente, ya que suele ser consecuencia de problemas pancreáticos o genéticos. De hecho, quienes más las padecen son los niños o jóvenes. Cuando es el páncreas es el responsable de desencadenar la enfermedad, usualmente se debe a un mal funcionamiento de éste, que a su vez es comúnmente ocasionado por una inflamación de la glándula.

En Canadá, se practicó un estudio en una población animal, que demostró notables reducciones en los daños causados por este padecimiento gracias al uso del CBD, dados los efectos desinflamatorios que actúan sobre el páncreas. Esto lo que indica es que la sustancia tiene gran potencial terapéutico en estos casos.

2. Reduce el dolor derivado de la diabetes

La diabetes puede afectar al organismo en gran medida con el paso del tiempo. Uno de los daños más comunes que se observan es a los nervios del cuerpo del paciente o mejor conocida como neuropatía, haciendo que éste sufra de diversos dolores. El CBD es conocido entre otras cosas por sus propiedades analgésicas y desinflamatorias, así que todo apunta a que es un gran tratamiento para esta condición.

Y es que en realidad, el cannabidiol resulta efectivo para reducir el dolor derivado de la neuropatía diabética. Esto podría mejorar la calidad de vida de los pacientes en mediano plazo.

3. Podría reducir la obesidad, regular la glucemia y prevenir la diabetes tipo 2 

Se ha demostrado que el receptor CB1 del sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo, está relacionado con el apetito. De hecho, cuando una persona consume marihuana y siente la famosa necesidad de comer o “munchis”, se debe precisamente a que este receptor se ha activado. Técnicamente hablando, su inhibición tendría el efecto contrario, disminuir o regular el apetito del consumidor.

Tal como intuimos, el Tetrahidro-Cannabivarin (THCV), otro de los cannabinoides presentes en la marihuana, puede inhibir la acción de este receptor, y contribuir a la regulación de la glucemia y por consecuencia, prevenir o disminuir la obesidad y los problemas que conlleva, como la diabetes tipo 2.

¿Puedo usar el CBD como tratamiento de la diabetes?

La diabetes cuenta con diversos tratamientos, que van desde suplementos de insulina, hasta estimulantes de ésta, pasando por analgésicos y demás medicamentos complementarios para los diferentes síntomas de la enfermedad.  El CBD podría estar en esta lista sin ninguna duda, ya que te ayudará a disminuir el dolor, la inflamación pancreática y la neuroinflamación. Es especialmente interesante revisarlo como tratamiento para los niños con diabetes tipo 1, dado que puede ser dosificado en alimentos nutritivos y deliciosos para ellos.

No obstante, el CBD por ningún motivo puede ser utilizado como reemplazo de suplementos insulínicos, dado que estos actúan como lo haría la propia hormona para metabolizar el azúcar. Lo ideal sería hacer del cannabidiol, un complemento de tu actual tratamiento.

Adicionalmente, consumir cannabis con bajo nivel de THC y ricos en CBD y THCV, podría ayudarte a disminuir de peso, si sufres de obesidad e hiperglucemia, ya que inhiben el apetito y será de gran ayuda para controlar la cantidad de comida que ingieres. Siempre recuerda acompañar estos tratamientos con hábitos saludables, como alimentos sanos, orgánicos y naturales y una buena rutina de ejercicios.

¿Cómo puedo saber si el CBD es lo que más me conviene?

Todos los casos de diabetes son particulares y presentan síntomas similares pero diferentes entre sí. Dependerá de la persona, el tipo de diabetes en cuestión y los hábitos que tenga el paciente. Si tu caso es la diabetes tipo 1, el CBD es una gran opción, dado que reduce la inflamación del páncreas y podría ayudarte a estimular la sensibilidad a la insulina.

Por el contrario, si eres diabético tipo 2, o sufres de hiperglucemia con regularidad, podrías considerar comprar productos ricos en CBD y THCV para mejorar tus prácticas alimenticias.

En cualquier caso, no existe ningún efecto secundario al consumir CBD, dado que no se trata de un componente psicoactivo. Por este motivo, incluirlo en tu tratamiento, al menos para probar una alternativa natural, es una buena idea que además es 100% segura.

¿Cómo puedo consumir el CBD en casos de hiperglucemia?

Una de las grandes ventajas del CBD es que es una sustancia increíblemente versátil. Puedes adquirir aceites, alimentos y bebidas con base en cannabidiol en cualquier tienda legalmente registrada. También puedes, si lo prefieres, fumar variedades ricas en CBD. El problema reside en si el cannabis medicinal es legal en tu país o estado, aunque las legislaciones van avanzando a un ritmo acelerado.

En el caso de que quieras controlar la hiperglucemia rápidamente, dada una subida puntual en tu nivel de azúcar en sangre, la forma más efectiva y veloz de consumo, es fumar desde un vaporizador o pipa de agua, que son los métodos menos invasivos. ¿Por qué no funciona un alimento para regular el azúcar rápidamente? Porque debes esperar a que éste llegue al estómago y comience el proceso de digestión, lo que podría tomar al menos unos 30 minutos.

Si eres padre de un pequeño con diabetes tipo 1, es recomendable optar por golosinas sin azúcar hechas con base de CBD. Aunque también puedes optar por cremas y ungüentos, incluso protectores solares que puedes aplicar antes de enviarlos a la escuela. ¡Las posibilidades son infinitas!

¿Sobre qué le debo preguntar a mi médico?

Si sufres de hiperglucemia o alguno de los tipos de diabetes, de seguro te chequeas a menudo con un especialista. Lo que debes preguntar a éste, es sobre las características particulares de tu caso. Las causas, síntomas y cómo actúa tu actual tratamiento sobre estos.

Con esta información en mano, sabrás cómo puede ayudarte el CBD con tu padecimiento. Es importante además que lo converses con tu médico, de manera que él pueda orientarte con respecto a las dosis y formas de consumo ideales para ti. No olvides además revisar la legalidad en tu ciudad o país de residencia.

Conclusión

El CBD es muy buena opción para tratar algunos de los síntomas de la diabetes. Sin embargo, no debes considerarlo como único tratamiento, ya que, si tu caso particular de diabetes requiere, por ejemplo, suplementos de insulina, no puedes dejar de utilizarlos. El cannabidiol únicamente puede ayudarte a sacar mejor provecho de tu tratamiento actual, así como de mejorar tus hábitos alimenticios. También puede ser de ayuda para disminuir el dolor y la inflamación, muy comunes en los casos de diabetes tipo 1.

Aún queda largo camino que recorrer por parte de la comunidad científica. sin embargo, estamos más que seguros que el CBD y el cannabis en general, serán una opción seria, segura y natural, de tratamiento contra ésta y muchas otras afecciones.

 

Información sobre el CBD

¿Qué es el THCV? Guía básica de este cannabinoide

Web

Introducción

Antes de consumir marihuana, ¿piensas en el efecto que realmente estás buscando? Esto es porque más allá de un súper colocón que te deje alucinando por un buen rato, puedes obtener otros beneficios, incluso relacionados con tu salud. El cannabis tiene más de 100 componentes que generan diferentes efectos y actúan sobre distintos aspectos de la salud y el cuidado corporal, entre los cuales se cuentan como principales el THC, CBD, CBG, CBN y THCV.

Todos estos fitocannabinoides se han hecho famosos por sus efectos, siendo que el THC es el que te deja drogado pero que tiene muchos beneficios a la salud, mientras que el CBD ha demostrado tener propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas. Además, el CBG parece ser muy efectivo en el tratamiento del glaucoma, enfermedades de la piel y del sistema digestivo, ambos cannabinoides, sin los efectos psicoactivos del THC.

No obstante, aunque el THCV sí tiene cualidades estupefacientes, también se suma a la lista de potenciales héroes sin capa, pues en los estudios que se han realizado hasta ahora, ha revelado tener beneficios para el tratamiento de distintos trastornos como la diabetes y la osteoporosis. Continúa leyendo para saber de qué va esto.

¿Cannabinoides y cannabis son lo mismo?

No. Son palabras muy parecidas, pero su significado es diferente. El cannabis es una planta originaria de Asia, de la familia Cannabaceae y aunque popularmente se le conoce como marihuana, ésta en realidad es una preparación de la planta de cannabis.

Ajá, pero entonces ¿qué son los cannabinoides? Son compuestos del cannabis, que fueron encontrados en 1964 en el Instituto Científico de Weizmann, Israel, cuando un grupo de científicos consiguieron identificar y aislar al más popular, el THC, momento desde el cual se ha conseguido identificar más de 111 cannabinoides hasta la actualidad.

Desde entonces, se han realizado estudios sobre el THC, CBD, CBG, CBN, THCV, entre otros cannabinoides, buscando los efectos y propiedades que pueda tener cada uno, tanto en el bloque sinérgico (cuando todos actúan en conjunto), como en lo particular, es decir, con el subidón incluido, o sin él, debido a que no todos lo generan.

¿Qué es el THCV?

La tetrahidrocannabivarina o simplemente THCV, es uno de los fitocannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis. Tanto por sus siglas como por sus características químicas, es muy parecido al THC o tetrahidrocannabinol. Sin embargo, sus efectos son distintos y de hecho se considera que puede servir en el tratamiento de enfermedades como el Parkinson o la diabetes.

Aunque la composición molecular del THCV es similar a la del THC y ambos actúan sobre los mismos receptores de nuestro sistema endocannabinoide, que es aquel que nos ayuda a mantener el equilibrio en todas las funciones de nuestro cuerpo, la acción es de forma diferente. Mientras el THC te deja colocado, el THCV limita los efectos de este estado, por lo que la nota puede ser más animada, sin la ansiedad que suele causar el THC.

El THCV, a diferencia de otros cannabinoides como el CBD, el THC o el CBGA no procede de la síntesis del cannabigerol, un compuesto presente en todas las variedades de cáñamo y cannabis. La tetrahidrocannabivarina es el resultado de un proceso químico diferente, y su cantidad en relación con los otros cannabinoides suele ser superior, solo que, por sí mismo, el efecto psicoactivo es muy ligero. Así como el CBD, los efectos del THCV se aprecian mejor en presencia del THC.

¿El THCV tiene beneficios para la salud?

Aunque todavía está en estudio, se considera que el THCV puede resultar una buena alternativa en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, según los resultados que se han obtenido de las investigaciones realizadas en ratas. Todavía están en evaluación los efectos de este cannabinoide en los humanos, pero la evidencia con la que se cuenta deja muy buenas expectativas. En este sentido, el THCV puede ayudar en los siguientes casos:

1. Obesidad 

El THCV disminuye el apetito. En esto se diferencia del THC, que sí lo incrementa, generando el llamado “monchis” o antojo después de fumarte un porro. Pero esta situación sucede por la acción que tienen ambas sustancias sobre los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide. Además de eso, tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también se piensa que puede ser utilizado en tratamiento de personas con obesidad y sobrepeso.

2. Diabetes 

En muchos casos, los remedios naturales son más eficaces que los provenientes de la medicina alopática, ya que pueden consumirse por más tiempo sin temor a los efectos que puedan generar a largo plazo sobre la salud. Los estudios realizados arrojaron entre sus resultados que el THCV puede regular los niveles de azúcar en la sangre, así como reducir la resistencia a la insulina, lo cual lo convierte en una promesa para los pacientes diabéticos.

3. Crecimiento óseo 

En el interior de los huesos también tenemos receptores CB1 y CB2, los cuales tienen que ver con la regeneración de tejidos y la actividad celular ósea. El THCV favorece el crecimiento de estas células, por lo que se piensa que puede ayudar para tratar la osteoporosis, fracturas y demás enfermedades relacionadas con los huesos.

4. Pánico y ansiedad

De la misma forma que el CBD y otros cannabinoides, el THCV ha dado muestras de reducción de la paranoia y ansiedad en casos de pacientes con trastorno de estrés post-traumático (TEPT). Al conseguir esto, la presión arterial también se regula y los estudios han demostrado que también es menor la pérdida de la memoria a corto plazo luego de consumir THCV.

5. Parkinson y Alzheimer 

Tanto el Alzheimer como el Parkinson pueden estar relacionados con la demencia y son dos de las patologías más frecuentes en los adultos mayores. El THCV ha demostrado hasta los momentos ser un importante antioxidante y neuroprotector, reduciendo los temblores y convulsiones. Por este motivo, se cree que puede tratar enfermedades como el Parkinson, la epilepsia y el Alzheimer, retardando los síntomas asociados a ellas.

Contraindicaciones del THCV

¿La THCV me puede drogar? Sí. Pero el colocón no durará tanto como si fumaras solo THC. Todo depende de la dosis y de la variedad de cannabis que tengas a tu disposición. Sin embargo, el secreto está en que el THCV se asocia con el THC para potenciarlo, cargando el viaje de euforia y energía, lo cual está genial si no te interesa quedarte pegado al mueble. Tómalo en cuenta si quieres disfrutar tu marihuana en esa fiesta a la que te invitaron, porque hay un cannabis para cada ocasión.

Si tu preocupación es que puedas resultar intoxicado por una sobredosis, no te preocupes, porque no se han registrado casos de muerte o consecuencias graves por consumo de marihuana, aunque dependiendo de la dosis y de qué tanto la toleres, puede que tengas ciertos malestares como náuseas, vómitos, irritabilidad o ansiedad. Sin embargo, si tienes una concentración alta en CBD o THCV, puede que estos síntomas no te afecten demasiado.

Lo que debes saber, es que, si bien vas a percibir los efectos psicoactivos del THCV, éstos no durarán tanto, pero sí los sentirás más rápido si consumes una dosis alta. Como en todo, las opiniones varían porque cada cuerpo responde de una forma particular a estas sustancias, y los estudios realizados hasta ahora, indican que otro de los efectos del THCV es que reduce el deseo de comerte un elefante que te deja el “monchis” del THC. De esta manera, potenciarás unas sensaciones y disminuirás otras.

¿Dónde puedo conseguir THCV?

Si luego de leer estas características y cualidades del THCV, quieres probarlo, la recomendación es que consigas plantas cannabis sativas africanas, que son las que más porcentaje tienen del mismo. Las demás cepas tienen una cantidad muy baja de THCV, lo que dificulta conseguir los resultados terapéuticos deseados.

No será una tarea fácil, pero puedes intentarlo buscando también cepas con híbridos africanos, preguntando en los lugares donde puedas comprarla o informándote por internet sobre las diferentes marcas que actualmente trabajan con estos productos. Algunas de las más reconocidas actualmente son Durban Poison, Cherry Pie y Jack the Ripper.

Bajo estas marcas, puedes conseguir las flores, o productos comestibles, aceites y vaporizadores que contienen una mayor concentración de cannabinoides, de forma que puedas experimentar THCV. En caso de que quieras vapear, ten presente que el THCV se evapora a 220 ° C, así que tendrás que subirle la temperatura más que para el THC. En cualquier caso, recuerda que, para obtener los mejores resultados, la clave está en que tus opciones sean preferiblemente, sativas africanas.

¿Cómo puedo consumir THCV?

Como se mencionó anteriormente, actualmente hay diferentes formas de consumir marihuana, sea con fines recreativos o medicinales. La manera tradicional es armar un porro, pero si esto no es lo tuyo, puedes optar por un vaporizador o por algún comestible.

Hay personas que temen los efectos adversos del humo de la marihuana al fumar, ya que, al igual que con el cigarrillo, puede conllevar ciertos riesgos para la salud. Es por esto, que al menos en lo que se refiere al consumo con objetivos terapéuticos, vaporizar se ha convertido en una alternativa popular, eficaz y sin riesgos asociados, pues de esta manera se extraen los compuestos básicos de las flores a través del calor, pero sin llegar a quemarlos.

Ahora, si esto de inhalar vapores, sea fumando o no, no es tu rollo, sigues teniendo las opciones como aceites o mantequillas con cannabis, de las cuales puedes escoger la concentración del cannabinoide que prefieras, como THC, CBD y THCV. En cualquier caso, recuerda que antes de consumir cualquiera de estas presentaciones debes consultar con tu médico, porque como aún están siendo estudiados estos cannabinoides, las dosis no se han estandarizado y requieren de la observación en cada paciente.

¿Es legal el THCV?

Dado el carácter ilícito del cannabis en muchos países, lo más normal es que los productos que contengan cannabinoides estén penados también por la ley. Esto dificulta las posibilidades de realizar estudios con dichos compuestos incluso si se trata de fines terapéuticos.

Actualmente, el cannabis medicinal es legal en varios países del mundo, siendo Europa y América los continentes que mayor aceptación le han dado a la marihuana con fines terapéuticos y, en algunos casos, con fines recreativos también.

La legislación varía entre un estado y otro, como es el caso de los Estados Unidos, y también entre países de la misma región. Así que, antes de comenzar a buscar productos con THCV, CBD o algún otro cannabinoide en particular, revisa cuál es el estado legal del cannabis y sus derivados en tu país y la forma de acceder a ellos.

Conclusión

Las investigaciones y estudios en torno a la marihuana y sus componentes siguen en desarrollo, con cierta lentitud porque lamentablemente todavía no hay una legislación internacional que regule el cultivo, distribución, uso y fines de la misma, salvo en ciertos países y regiones.

No obstante, dentro de lo poco que se ha logrado estudiar, se puede predecir que los cannabinoides de los que se tiene conocimiento y que han permitido apreciar sus resultados hasta los momentos, se convertirán con el paso del tiempo en herramientas medicinales para el tratamiento de diversas patologías y, que si ya el mercado de la marihuana tiene un gran campo de acción, al contar con el apoyo legal para el uso de las farmacéuticas internacionales, este mercado crecerá aún más. El THCV apunta a ser un cannabinoide beneficioso en diferentes afecciones de la salud.

Queda entonces seguir de cerca el funcionamiento de estos componentes de la marihuana en el cuerpo humano, frente a distintas enfermedades y en presencia de otras sustancias para determinar las posibles interacciones con medicamentos sintéticos o naturales, así como los posibles efectos que puedan tener sobre el organismo. El THCV, con el tiempo, seguirá dando a conocerse para así, poder ayudar a millones de personas. El camino es largo, pero lo importante es que pinta bien.

Información sobre el CBD

¿Puede el CBD ayudarte a perder peso?

heder1548

Introducción

Mucho se ha dicho de los beneficios del cannabis recreativo y también del medicinal. Gracias a los estudios que se han realizado con esta planta, se ha logrado observar cómo actúan en nuestro cuerpo los dos principales cannabinoides que la conforman, el THC y el CBD. Así mismo, con el descubrimiento de nuestro propio sistema endocannabinoide, se tiene un punto de partida para evaluar en qué forma nos vemos afectados por estas sustancias y cómo podemos aprovecharlas. Recientemente ha surgido la duda de si el CBD puede ser útil para bajar de peso, pero ¿es esto cierto?

Por sorprendente que parezca, a pesar de que el THC está asociado a un aumento del apetito y a dar la sensación de que los olores y sabores de los alimentos son más intensos, el CBD causa un efecto contrario, al provocar en el estómago una impresión de saciedad. Por este motivo, se ha considerado que puede ayudar en tratamientos para bajar de peso de forma moderada y hasta en casos de obesidad.

En este caso, el foco será sobre el CBD, pues, entre sus múltiples propiedades en el tratamiento de trastornos emocionales y del sueño, ansiedad, dolores musculares e incluso cáncer, se ha visto que también puede ser un arma para los problemas de sobre peso y obesidad que afectan a gran parte de la población mundial.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o CBD, es un fitocannabinoide presente en la planta cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana, maría, ganja o weed, ente otras tantas denominaciones. Esta planta tiene más de 100 compuestos que interactúan con nuestro cuerpo, causando diversos efectos.

Los cannabinoides más conocidos son el THC, porque es el que te droga cuando fumas marihuana y el CBD, que no tiene efectos psicoactivos y en cambio te puede ayudar a mejorar la salud. Diversos estudios han demostrado las propiedades benéficas que tiene el CBD en el tratamiento de la ansiedad, depresión, trastornos del sueño, enfermedades como Alzheimer, epilepsia, fibromialgia e incluso el cáncer.

Por esta razón, se está buscando a nivel internacional el apoyo legal y científico para poder usar esta sustancia como alternativa terapéutica. Pero no es solo por su función medicinal que se ha vuelto famoso el CBD, sino también porque ayuda en el cuidado corporal en general, desde el fortalecimiento del cabello y la piel hasta en tratamientos para adelgazar.

¿Hay diferencia entre CBD y THC para bajar de peso?

¿Eres de los que luego de fumar son atacados por el popular “monchis”? Si tu respuesta es positiva, seguramente te preguntarás cómo es que entonces el cannabis puede ayudarte a adelgazar, si el porro te deja unas ganas enormes de comer. Pues esto se le puede adjudicar al THC, o tetrahidrocannabinol.

Así como el CBD, el THC también se encuentra presente en la marihuana, y además de ser el responsable de que te coloques, gracias a sus efectos psicotrópicos, es el que se fija en los receptores del cerebro que activan la Grelina u hormona del hambre, haciendo que aumente el apetito.

Por el contrario, el CBD tiene un efecto supresor del apetito, lo cual no significa que ya no sentirás hambre, sino que te puedes sentir más saciado antes, teniendo como consecuencia, una menor ingesta de alimentos. Todavía es necesario investigar más sobre este efecto, pero básicamente esta es la razón por la cual se considera que el CBD puede ser usado en dietas y planes para bajar de peso.

¿El CBD ayuda a perder peso?

Las investigaciones sugieren que el CBD puede ser tu aliado para que reduzcas la cantidad de alimentos que consumes y puedas comenzar esa dieta que a veces parece tan difícil de cumplir. Esto sucede porque el cannabidiol bloquea los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, inhibiendo el deseo de comer al ocasionar una sensación de saciedad.

El CBD es también rico en nutrientes, por lo que a corto plazo puede ayudarte a evitar los asaltos a la nevera. Una de las formas más comunes de consumirlo es en su presentación en aceite, ya que es muy fácil de utilizar y puede mezclarse con otros alimentos para que resulte más cómodo de usar. Al cabo de algunas semanas, notarás cómo disminuye la ansiedad por comida.

El consumo de CBD también aumenta la inmunidad de nuestro cuerpo, haciendo que reaccione a las sustancias nocivas que en algunos casos puedan generar problemas de peso. Esto sucede porque el cannabidiol actúa sobre el sistema endocannabinoide, ese que se encarga de mantener el equilibrio entre todas las funciones del organismo, y puede crear un efecto de purga de los elementos tóxicos que hacen que el cuerpo tenga una reacción anormal ante ciertos alimentos.

Metabolismo y CBD

Hay un proceso metabólico que ocurre en el tejido adiposo o grasa de nuestro cuerpo, al que se le conoce como “dorado graso”. ¿En qué consiste? Las grasas blancas, que se asocian al riesgo de padecer enfermedades cardíacas o diabetes, pueden convertirse en grasas doradas, que, a diferencia de las blancas, ayudan a quemar calorías y energía, por lo que pueden facilitar la pérdida de peso.

¿Y cómo influye el CBD en este proceso? Pues, según investigaciones realizadas, el CBD tiene tres efectos importantes sobre las reservas de grasa y sobre el dorado graso: incrementa la capacidad del cuerpo para quemar calorías, estimula las proteínas y genes que participan en la descomposición de la grasa y disminuye la formación de nuevas células grasas.

Todo este proceso se regula a través de los receptores B1 de nuestro cuerpo y según los hallazgos de los estudios que se han hecho, los científicos han concluido que el CBD influye directamente en nuestro metabolismo y que puede ser utilizado en tratamientos para adelgazar y contra la obesidad, al participar de forma tan efectiva en la conversión de grasas blancas a doradas y la consecuente quema de calorías.

¿Cómo puedo añadir el CBD a mi dieta?

Actualmente el mercado ofrece gran variedad de productos con CBD, con mayor o menor concentración de este componente y en presentaciones para todos los gustos, por los que es cuestión de ver qué prefieres: gomitas, aceites, suplementos en polvo, vaporizadores, entre otros.  Sea cual fuere tu elección, recuerda que lo primero es consultar con tu médico para que te indique si es aconsejable consumirlo con el fin de bajar de peso y en qué dosis.

Si te decides por ir directo a la planta, es clave que logres conseguir una que contenga algo contenido de CBD, para que puedas añadírsela a tus batidos o smoothies. El detalle es que no es tan fácil conseguir cannabis fresca y de calidad, por lo que la mejor alternativa parece ser el aceite de cáñamo, que es rico en CBD. De esta manera, tendrás todas las propiedades, pero sin el riesgo de drogarte.

El aceite de CBD goza de bastante aceptación por parte de los expertos que fomentan su uso, así como el de otros tratamientos orgánicos para el control de diferentes trastornos y enfermedades, incluida la obesidad y el sobrepeso. Esto se debe a que son altamente efectivos y no tienen efectos secundarios por los cuales preocuparse, siempre tomando en cuenta la dosis y formas de consumo.

¿Los niños también pueden consumir CBD para adelgazar?

En teoría sí, pero, como en todo, aquí también tenemos letras pequeñas. Aunque hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves por consumir CBD, los estudios que se han hecho provienen de pruebas en animales, células preparadas en laboratorios y pacientes adultos que han decidido probar este cannabinoide para contrarrestar algún padecimiento en particular.

En cuanto a los niños, es muy poco lo que se ha investigado sobre los efectos del CBD en casos de obesidad y sobre peso infantil, por lo que no se recomienda su uso sin una consulta previa con el pediatra. Hasta los momentos, el CBD ha demostrado potenciales mejorías en crisis de epilepsia, autismo, ansiedad, hiperactividad y trastornos del sueño en niños, pero no se puede asegurar que los efectos sobre el metabolismo infantil sean iguales que en los adultos.

Antes de arriesgarse a incluir el CBD en a dieta de los más pequeños de la casa, es importante probarlo en el adulto responsable, siempre pajo la supervisión médica, que determine si realmente es necesario su uso y si no hay interacción con otros medicamentos que se estén consumiendo al mismo tiempo. Recuerda que la prevención es la clave para evitar malestares futuros.

¿Cuál es la dosis correcta de CBD?

Cada persona reacciona de forma diferente a una misma dosis de CBD, porque ningún cuerpo es igual y puede que incluso en condiciones muy similares, una persona pueda requerir más o menos cantidad de CBD que otra.

¿Cómo saber cuánto CBD puedo tomar? El primer paso es conversarlo con el médico correspondiente, para que sea quien evalúe tu situación y te dé las mejores recomendaciones sobre la forma de consumo y la cantidad. Estamos hablando de bajar de peso, pero eso no significa que te tienes que volver loco. Normalmente, se comienza con una dosis baja para conocer la reacción de tu cuerpo en presencia de esta sustancia y luego se va aumentando el porcentaje de CBD dependiendo de los efectos que se desee obtener.

Normalmente, los médicos recomiendan comenzar con dosis no mayor de 6 mg de CBD por cada 5 kilogramos que peses. También es cierto que esta cantidad puede aumentar si el especialista lo considera apropiado. Recuerda también que, al tratarse de un método natural, los resultados no serán inmediatos ni iguales en todas las personas. Especialmente si lo que buscas es bajar  de peso, es importante requerir de paciencia y constancia. ¡No te desesperes!

¿El CBD es legal?

¿Si el CBD es un componente de la marihuana, es legal su uso? Esta es una pregunta frecuente, dado que la marihuana es ilegal en muchos países y regiones. También trae como consecuencia que no logres conseguir productos con cannabidiol en tu país si la legislación no lo contempla.

Hay países en los que el uso de la marihuana con fines recreativos está penado por la ley. Sin embargo, la marihuana medicinal goza de ciertos privilegios, y allí entra el CBD. Europa y América Latina han ido aceptando gradualmente el uso de cannabis medicinal.

En países como Estados Unidos, las leyes referentes al CBD y al cannabis en general varían entre un estado y otro. La Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) hasta ahora aprobó el dronabinol y nabilone, dos tipos de marihuana medicinal, ambos presentados en formato de píldora. Los dos son medicamentos sintéticos y se usan para contrarrestar los efectos de la quimioterapia en pacientes oncológicos, entre otras afecciones.

Conclusión

El mundo de la medicina y de la ciencia en general está en constante evolución. Una prueba de eso es el simple hecho de que en tiempos en los que en muchos lugares aún se considera ilegal una planta como el cannabis, se han observado desde hace algunos años la existencia de investigadores que desean devolverle su puesto en el campo de la medicina natural, haciendo estudios sobre sus múltiples beneficios para la salud.

Entre los más de 100 cannabinoides que contiene esta planta, el CBD y el THC siguen siendo los más conocidos, tanto por los efectos psicotrópicos que causa el primero, como por la acción relajante y terapéutica que se le ha asignado al segundo. Eso llega al punto de que cada vez son más los países y personas que se suman a la experimentación y aprobación de estas sustancias con fines medicinales.

En el caso de la obesidad y el sobrepeso, se prevé que, por los resultados obtenidos en diferentes pruebas, el CBD pueda convertirse en un aliado que permita a las personas mantener una dieta saludable y que les permita adelgazar de forma natural. Esto sin olvidar mantener una rutina de ejercicios y una alimentación balanceada que en conjunto con el CBD faciliten el proceso de quema de calorías y, por ende, una mejor calidad de vida.

 

Información sobre el CBD

CBD: ¿Tratamiento efectivo para el autismo?

shutterstock_1023137155_1

Introducción

El espectro autista ha estado en boca de todos en los últimos años. Se trata de una condición cuando menos fascinante que mantiene intrigados a los psiquiatras y preocupados a los padres de los niños que desarrollan alguno de estos desórdenes de comportamiento. Lo más complicado de tratar esta afección, es que no solo no tiene cura, si no tampoco un tratamiento estandarizado. Es por ello que alternativas naturales como el CBD son tan apreciadas por los padres de los infantes y por parte de la comunidad científica.

En este artículo te hablaremos de las cosas más importantes a tener en cuenta en caso de que quieras probar este tratamiento alternativo de CBD en tu pequeño, o incluso, en ti mismo. Descubriremos qué tienen que decir algunos estudios. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el CBD y qué cualidades tiene?

El cannabidiol (CBD) es uno de los componentes activos del cannabis. En los últimos años, se ha demostrado que puede ser una gran herramienta natural para el tratamiento de una variedad de trastornos psiquiátricos.

Y no solo eso. El CBD además es utilizado por un gran número de personas por ser un relajante muy efectivo que no te coloca. A diferencia de sustancias similares, al utilizar CBD, no tienes por qué cambiar tu rutina normal; puedes conducir, estudiar o trabajar sin ningún inconveniente.

Gracias a sus cualidades relajantes y al hecho de que puede ser utilizado por personas de cualquier edad, el CBD coge fuerza dentro de la comunidad psiquiátrica como un medicamento potencialmente efectivo a la hora de controlar los problemas de comportamiento propios del espectro autista.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es un trastorno único y aislado. La realidad es que hay varias afecciones con características similares entre sí, que comparten el nombre de autismo. Es por ello que se le denomina TEA o Trastorno del Espectro Autista, a todo desorden de comportamiento que afecte el cómo se comunica, aprende y, por supuesto, se comporta una persona.

Cada padecimiento del TEA tiene sus propias características marcadas. En casos más leves como el síndrome de Asperger, los síntomas suelen limitarse a la timidez, problemas de comunicación menores, falta de concentración, desmedido interés por un tema en particular, entre otras manifestaciones. También existen afecciones neurológicas más agudas en las que los pacientes con autismo pueden tener graves problemas de conducta, agresividad, ansiedad, depresión, aislamiento, entre muchos otros comportamientos que pueden incluso llegar a ser peligrosos tanto para quien la padece, como para los que le rodean.

No existe un tratamiento estándar para ninguno de los trastornos del espectro autista. El desorden suele desarrollarse durante la niñez, y al ser detectado, tras realizar evaluaciones exhaustivas con diversos especialistas, se inicia un programa de terapia de comunicación, comportamiento y en muchos casos, medicación para controlar los síntomas.

¿Cuál es la relación entre el autismo y el CBD?

El CBD es conocido por sus propiedades relajantes y analgésicas. Es apreciado tanto por médicos como por pacientes que no encontraron soluciones a padecimientos como la ansiedad, epilepsia, dolores por enfermedades crónicas y una amplia variedad de afecciones cuyos síntomas han visto amainados gracias al uso de esta alternativa natural,  según comentan quienes lo utilizan.

Entre los principales síntomas de cualquiera de los trastornos del espectro autista, se encuentran la ansiedad, la agresividad y diversos desórdenes de sueño. Si nos fijamos bien… ¡el CBD es apreciado precisamente por su capacidad para reducir estos problemas! Su efecto relajante es ideal para controlar los ataques de pánico o agresividad que suelen presentar los pacientes con algún TEA, mientras que, con respecto a los problemas para dormir, hay estudios que sugieren que podría mejorar significativamente la calidad del sueño.

Si bien el autismo no es una enfermedad, ¿cómo me puede ayudar el CBD?

Tanto los especialistas en la materia, como los padres y pacientes que padecen algún TEA, no son partidarios de llamar a estos “enfermedad”. Científicamente, el autismo es un desorden de comportamiento que puede afectar a cualquier niño sin causa aparente.

Asimismo, no hay cura para ninguno de los trastornos, lo que hace que la única forma de ayudar a quienes lo padecen, sea con diversas terapias acompañadas de medicación acorde a la severidad del caso. El problema con esta medicación es que suele constar de antipsicóticos, antidepresivos y estimulantes que pueden llegar a ser demasiado fuertes tanto para niños como adultos, o sencillamente generar dependencia.

El CBD es una alternativa que además de ser natural, no existe evidencia de que cree dependencia y tampoco es invasivo, lo que la hace ideal para su uso en niños de diversas edades. Por otro lado, existe el mito de que el cannabidiol te hará sentir drogado si lo consumes, situación desmentida desde hace ya bastante, dado que esta sustancia no contiene ningún componente psicoactivo.

Beneficios del uso del CBD en caso de autismo

Ya sabemos que el CBD figura como una alternativa a los medicamentos tradicionales que se emplean en los casos de trastornos del espectro autista, pero… ¿por qué debería considerarlo para mí o para el tratamiento de mi hijo?

1. Combate exitosamente síntomas del autismo en niños 

Los estudios preliminares realizados en 2018 a sesenta niños con algún TAE arrojaron resultados bastante prometedores para considerar al CBD como una opción fiable de tratamiento para los síntomas que presentan los infantes con alguna de estas afecciones.

Entre los resultados obtenidos se encontró que, para los desórdenes de comportamiento, el 61% de la población de estudio mostró mejoras o mejoras significativas al utilizar cannabis en su tratamiento. Por otra parte, la ansiedad social y los problemas de comunicación vieron mejora en 39% y 41% de los casos, respectivamente.

Además, los comportamientos agresivos se vieron amainados en el 29% de los pacientes. Finalmente, el estrés de los padres de los niños del estudio se vio reducido en al menos 33%. Gracias a estos números tan alentadores, los científicos a cargo continuarán sus pruebas en grupos de control más amplios que permitan que el CBD pueda estar entre las primeras opciones de medicamentos para tratar estos casos. Genial, ¿cierto?

2. El tratamiento con CBD es seguro para personas de cualquier edad 

A pesar de que los estudios clínicos oficiales son escasos, no existe evidencia alguna de efectos secundarios provocados por el uso de cannabidiol. Además, en los estudios que se han realizado a poblaciones de diversas edades, se ha hallado que el uso del cannabis medicinal para cualquiera de las afecciones que se quieran tratar, es completamente seguro para niños, adultos y adultos mayores.

La única evidencia que se tiene respecto al uso del CBD para tratar los trastornos del espectro autista, es la de sus efectos positivos, como la reducción de ansiedad, disminución de la agresividad y aumento en la calidad del sueño. Así que considerarlo como una opción de medicación es una gran idea.

3. Podría ser empleado como sustituto de antidepresivos 

Los antidepresivos son conocidos por lo riesgosos que pueden llegar a ser. La dosis equivocada puede ser bastante riesgosa, por lo que muchos padres de niños con TEA que presentan síntomas de depresión, buscan alternativas menos invasivas para aliviarlos. Estas son desde terapias de comportamiento hasta actividades que fomenten el buen humor en los niños, como los libros, películas o videojuegos.

No obstante, y aunque no se tenga duda alguna de lo efectivo que resulta emplear alguna de estas técnicas, las mismas no estarán disponibles todo el tiempo, o en todo lugar. Por este motivo, es bueno tener un plan de respaldo en caso de que al paciente le ocurra un episodio agudo de depresión.

El CBD induce un rápido efecto antidepresivo en quien lo consume, según afirma un estudio realizado en España, que determinó que el compuesto mejora la transmisión de glutamato en la corteza prefrontal. Este neurotransmisor es poco conocido y entre sus funciones se encuentra la de “excitar” el sistema nervioso central de manera que éste pueda responder correctamente a los estímulos. Por consiguiente, al emplear cannabidiol, hacer que el estado de ánimo del paciente mejore será una tarea más sencilla.

4. Es un tratamiento potencial para los desórdenes relacionados con la ansiedad

La ansiedad nos puede afectar a todos en diversas situaciones tan banales como hablar en público o ver a nuestro equipo favorito en un encuentro importante por la televisión. Sin embargo, para quienes padecen algún desorden del espectro autista, la ansiedad se puede convertir en graves ataques de pánico que les impiden tener una vida normal. Actualmente existen medicamentos que ayudan a controlarla. Sin embargo, estos suelen ser costosos y su uso arriesgado dado que se debe tener extremo cuidado con las dosis.

Se han llevado a cabo diversos estudios para determinar la efectividad del CBD como tratamiento contra la ansiedad. Entre ellos, se realizó uno aplicado en voluntarios con trastorno de ansiedad social generalizada (ASG) que tuvo resultados muy positivos.

A pesar de que estas pruebas aún son insuficientes para que toda la comunidad científica lo respalde completamente, existen testimonios y recomendaciones de expertos en la materia que la hacen bastante atractiva para que cualquier persona. Esto resultaría especialmente interesante para que algún paciente con TEA incluya al CBD en su tratamiento para la ansiedad.

¿El CBD funciona en niños y adultos con trastorno autista?

¡Claro que sí! Como te comentábamos antes, estudios afirman que los infantes con cualquiera de las afecciones listadas entre los TAE han visto notables mejoras en algunos de los síntomas más agudos de sus condiciones.

Con respecto a su uso en adultos, actualmente se está realizando un estudio por parte de un equipo científico israelí en una población de control netamente adulta que padece alguno de los trastornos del espectro autista.

Si soy autista, ¿de qué forma puedo consumir el CBD?

Tanto si padeces alguno de los trastornos, como si tu hijo es el paciente, la forma óptima de consumo sería aquella en la cual sea más sencillo para el consumidor. También debes tener en cuenta el síntoma que quieres aplacar en determinado momento. Para los casos de ansiedad, la crema podría no resultar la mejor opción.

Es importante que tengas en cuenta que, si tu intención es calmar la ansiedad, lo mejor será que consumas unas gotas de aceite de CBD, aunque esto debe hacerse siempre bajo supervisión médica.

El aceite de CBD es conocido por su versatilidad, es muy fácil incluirlo en tus recetas normales; también es bastante sencillo conseguir productos como cremas, snacks o medicamentos en tiendas cannábicas de manera legal en muchas partes del mundo. Simplemente opta por la que sea más fácil de dosificar.

¿Qué hay de la consulta médica antes de consumir CBD?

Lo recomendable, es que visites a tu médico de confianza antes de empezar a utilizar productos cannábicos en tus tratamientos, sobre todo tratándose de una condición tan compleja como el autismo, ya que es él quien puede orientarte mejor respecto a las dosis.

No obstante, puedes conseguir infinidad de productos con base de CBD completamente legal si vives en algún país o ciudad donde su uso medicinal sea libre. Dependerá de tu legislación local la necesidad de una prescripción médica para su adquisición, en caso de que esté permitido.

¿Existe algún factor de riesgo al consumir CBD?

Muy pocas personas afirman haber presentado algún problema al consumir CBD en sus tratamientos. De hecho, algunos de esos casos se deben a la compra de productos no verificados por las autoridades de salubridad. Por este motivo, siempre debes adquirir productos en tiendas que cuenten con todo el registro legal correspondiente a su localidad.

Por otro lado, para pacientes nuevos que consuman dosis por encima de las recomendadas podría causar indigestión o irritabilidad. También es posible que, depende del padecimiento que vayas a tratar y los medicamentos que actualmente estés empleando, pueda haber algún tipo de interferencia entre el CBD y estos últimos al potenciar o inhibir por completo su efecto, por lo que debes acudir a un médico para descartar cualquier inconveniente.

Vale la pena mencionar que la sobredosis de CBD requiere una cantidad exagerada del compuesto en un periodo de tiempo muy breve, y que ésta no resulta mortal para los seres humanos. ¡Esto no quiere decir que debas irrespetar o sobre pasarte con las dosis!

¿Qué expectativas tiene el consumo de CBD en el futuro como tratamiento para el autismo?

Aunque los estudios no abundan, los resultados que se han obtenido nos hace tener muy buenas expectativas sobre el uso del CBD en el autismo. Cada vez más miembros de la comunidad científica están volteando la vista hacia el CBD como una sustancia capaz de mitigar los síntomas más agudos de los trastornos del espectro autista.

Todo depende de los esfuerzos de quienes actualmente utilizan este componente, para que den sus historias a conocer y alienten a los demás a darle una oportunidad a esta maravillosa alternativa natural.

Conclusión

El autismo está rodeado de preguntas, aunque es un trastorno muy complicado de estudiar y más aún de medicar. Por su parte, el CBD va ganando afectos entre los pacientes que lo han considerado en sus tratamientos, aliviando los síntomas más agudos de los TEA, como la ansiedad, agresividad y depresión.

Lo triste es que muchos expertos siguen reticentes ante este medicamento alternativo, por lo que solo con la ayuda de quienes lo consumen y han visto mejora en sus condiciones, se podrá incentivar la realización de estudios más profundos y objetivos respecto a sus posibilidades. En el futuro, pocos podrán atreverse a negar los múltiples beneficios que proporciona el CBD en todo tipo de situaciones, incluyendo al autismo.

 

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD para un cabello sano

freestocks-org-104616-unsplash_1

Introducción

Dicen que la primera impresión es fundamental. Esto no es sólo por la ropa que lleves puesta o tu forma de caminar o pararte: también es determinada por el aspecto de tu piel, uñas y pelo. Hay quienes no se fijan en estos detalles, pero eso se acaba cuando te das cuenta de que el mal estado de tu piel o cabello puede esconder situaciones más graves. Por increíble que parezca, el CBD es un componente del cannabis que puede ayudarte a mejorar la salud de tu cabello, sin salirte del mundo de lo natural.

Si eres de los que no les gusta gastar un montón de dinero en tratamientos capilares, pero aun así quieres cuidar de tu cabello, el cannabis puede ser una opción. Sí, así como lo lees. El CBD es uno de sus principales componentes y tiene muchos usos relacionados con la salud así como también puede aportar a tu pelo los nutrientes y beneficios necesarios para restaurarlo, permitiendo que crezca sano y fuerte.

Lo mejor de todo es que no andarás drogado por la calle luego de haberte aplicado este producto en la cabeza, pues la principal ventaja de este cannabinoide es que no causa efectos psicotrópicos. Así que ¿por qué no arriesgarse a probar con un producto diferente y que te puede dar excelentes resultados?

¿Qué es el CBD?

La planta cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana, está compuesta por una gran cantidad de fitocannabinoides, sustancias entre las cuales se han vuelto especialmente famosas el delta THC o tetrahidrocannabinol y el CBD o cannabidiol. Pero, ¿qué son?

Pues, la primera, es conocida por sus efectos psicoactivos: sí, esa que te droga cuando la fumas. La segunda, porque es todo lo contrario: no te coloca y te ayuda a tratar la ansiedad que te deja el THC, la depresión, los dolores y hasta enfermedades del sistema nervioso.

Este es uno de los aspectos que más seguidores le ha sumado la ciencia al CBD, ya que se ha registrado una cantidad importante de estudios sobre las propiedades que tiene este cannabinoide en el tratamiento de diferentes trastornos y patologías, de forma natural, no tóxica y sin el temor de los efectos psicotrópicos comúnmente asociados al cannabis.  Incluso, la Organización Mundial de la Salud determinó que no es una sustancia peligrosa y que exhortó a aprovechar su potencial terapéutico. Hoy en día, el CBD es también un aliado para la piel y la estética en general, aunque sus propiedades continúan estudiándose.

¿Cómo actúa el CBD en nuestro cuerpo?

Para sorpresa de muchos, nuestro organismo tiene su propio sistema endocannabinoide que se encarga de la homeostasis o equilibrio saludable entre el cuerpo y sus funciones. Este sistema tiene receptores como el CB1 y el CB2, que reciben los compuestos del THC y CBD y al procesarlos, obtenemos los resultados eufóricos (o relajantes) que ya se conocen.

Es por esto que cada vez son más los científicos interesados en realizar pruebas con CBD, ya sean en células en laboratorios, en animales o incluso con algunas personas que han decidido probar en sí mismos los efectos de esta nueva alternativa terapéutica que ofrece la marihuana. Pero, ¿este sistema puede ayudarme a cosas tan precisas como mejorar la salud de mi cabello? La respuesta es clara: sí.

Beneficios del CBD para la estética

¿Te imaginas consumir CBD para tratar ese problema de acné o fortalecer tu cabello? Ahora puedes hacerlo, porque entre los múltiples beneficios de este cannabinoide, se ha observado que también tiene propiedades antioxidantes, combate los radicales libres y reduce la acumulación de grasa en las células de la piel. Resulta entonces un excelente aliado contra los signos de la edad, alivia dolores y problemas cutáneos y te ayuda a tener una piel más limpia y sana.

Para aprovechar estas ventajas, la aplicación suele ser de forma tópica, siendo el aceite de CBD el que mejor actúa sobre la piel y el cabello. Esto se debe a su fácil absorción, mejorando la circulación sanguínea. También se pueden usar cremas con aceite de cannabis, porque contienen también Omega 3 y 6, permitiendo nutrir la piel.

Pero no es solo la piel la que se beneficia con el consumo del cannabidiol, porque el cabello también gana hidratación, elasticidad, fuerza y brillo. Es más, si tu problema es la caspa, el CBD puede ayudarte, porque nutre el cuero cabelludo gracias a su contenido de ácido gamma-linolénico, el cual es muy beneficioso en el tratamiento de resequedad y problemas de piel.

¿Puede el CBD mejorar mi cabello?

Sí. Múltiples investigaciones han puesto en evidencia los beneficios que ofrece el CBD para situaciones de ansiedad, depresión, enfermedades del sistema inmunológico y hasta el cáncer. Pero también resulta un gran aliado para mejorar la salud capilar, protegiendo de los daños ambientales y fortaleciendo el cuero cabelludo. Entre sus propiedades se encuentran:

1. Nutre e hidrata el cabello

Debes evaluar el tipo de daño que tiene tu pelo antes de someterte a un tratamiento reparador. Sin embargo, si lo que buscas es una súper hidratación para controlar ese maltrato al que ha quedado expuesto, tu cabello se verá más luminoso y saludable, estará nutrido e hidratado, gracias a la vitamina E y al ácido gamma-linolénico presentes en el cannabis. De esta manera, tendrás un cabello más elástico y suave, pudiendo también evitar la caspa al eliminar la resequedad del cuero cabelludo.

2. Ayuda al crecimiento del cabello

Debido a la acción de los ácidos grasos que contiene el cannabis y el CBD, el crecimiento del cabello será mayor, y aunado a eso, será saludable y fuerte, lo cual es una de las principales preocupaciones de quienes tener una melena frondosa y bonita.

En este punto, vale acotar que, si aplicas masajes suaves en el cuero cabelludo, puedes estimular su crecimiento. Mientras usas tu producto con aceite de CBD, lo recomendable es que masajees suavemente, porque de hacerlo muy fuerte, puedes obtener el efecto no deseado de estimular demás la producción de sebo y terminar con un cuero cabelludo grasoso.

3. Cabello fuerte

¿Quieres mayor elasticidad para tu cabello? Pues con el aceite de CBD lo puedes conseguir, ya que contiene gran cantidad de proteínas, lo que hará que el cabello sea menos quebradizo, reparándolo y fortaleciendo las cutículas dañadas. Ten en cuenta que también debes secar con suavidad el cabello después de lavarlo, en vez de frotarlo con demasiada fuerza, y también procura usar cepillos de cerdas naturales o mixtas.

4. Acondiciona el cabello

Tener un pelo sedoso y acondicionado es evidencia de una buna salud capilar. Esto se puede conseguir con ayuda del aceite de CBD, el cual, por su contenido de vitamina E y ácidos grasos, es un excelente hidratante, lo que se traduce en la regeneración de las células ciliadas y una mejor apariencia. Los tratamientos acondicionadores que incluyan CBD disminuyen las molestas horquetillas o puntas abiertas y le devuelven al cabello su brillo natural.

¿Cómo puedo usar el CBD para mejorar mi cabello?

La forma más común de usar el CBD es mediante el aceite, que se prepara extrayendo varios cannabinoides del cáñamo en un solvente como el alcohol y al ser evaporado y procesado, deja como resultado un concentrado puro de aceite de CBD. Para que pueda ser apto para el consumo humano, el aceite de CBD se diluye en otros aceites base.

Este aceite concentrado de CBD puede ser inyectado de forma subcutánea, aplicarse de forma tópica o también se puede añadir a las cremas corporales o al champú, para aprovechar sus propiedades en el cuidado corporal, principalmente de la piel y el cabello. Puedes conversar con tu dermatólogo o incluso con tu peluquero para que tengas recomendaciones de profesionales sobre el uso que puedes darle al CBD en tu cabello.

A veces, se puede conseguir extracto de etanol de CBD diluido en aceites portadores como el de oliva o de coco. La presentación suele variar dependiendo de los fines que se tengan con el CBD, el problema a tratar y la cantidad necesaria. En este punto es importante destacar que primero es recomendable consultar con el médico para que sea este quien indique la forma y cantidad de usar el CBD y si lo considera apropiado, aunque sea de uso tópico.

¿Cuáles son los efectos secundarios de usar CBD?

Si tu preocupación en este punto es qué tan drogado puedes quedar luego de aplicarte un poco de CBD en el cabello, pues cálmate, porque este cannabinoide no genera efectos psicotrópicos, a diferencia del THC. Además, los efectos secundarios, tienden a ser leves y aun no se han registrado casos de intoxicación o consecuencias graves por usar cannabidiol. Recuerda que siempre es recomendable la supervisión médica.

Ah, pero, ¿entonces sí hay efectos secundarios? Pues, el CBD por más bueno que resulte para muchos casos, sigue siendo un componente natural, lo que hace común el hecho de que haya efectos secundarios.  Así que existe la posibilidad de que en altas dosis, el aceite de CBD pueda generar somnolencia, náuseas o vómitos o presión arterial baja. Sin embargo, estos efectos no duran mucho y no pasarán de ser un malestar momentáneo.

En todo caso, es bueno considerar que si usas CBD por primera vez o de una forma inapropiada, podrías tener una sensación de cambio de apetito, diarrea causada por malestar estomacal, o sequedad de la boca, aunque esto es más común cuando se fuma. Por último, debes ser cuidadoso si estás tomando otro medicamento, porque las interacciones entre el CBD y otros fármacos aún están siendo estudiadas, así que, volvemos al mismo punto: consulta a tu médico, aunque es importante que no tengas miedo en usarlo, más aún si es de forma tópica.

¿Es legal el CBD?

A pesar de no tener efectos estupefacientes, el CBD todavía es ilegal en muchos países. Por su asociación con el cannabis y sus conocidas propiedades psicotrópicas, la legalización del CBD como herramienta terapéutica se ha visto ralentizada. Es por eso que los productos con CBD pueden encontrarse solo en países donde el cannabis medicinal o recreativo es legal.

No obstante, gracias a los estudios que se han podido realizar en diferentes partes del mundo en los que se reflejan los beneficios del CBD para el tratamiento de enfermedades como epilepsia, fibromialgia, cáncer, ansiedad, entre otras, se están ganando espacios en los que por lo menos la experimentación con este cannabinoide ha sido permitida.

El uso del cannabidiol con objetivos medicinales ya es legal en muchos países, como Australia, Canadá, Dinamarca, Grecia, Italia y Alemania, aunque en Estados Unidos la ley puede cambiar de un estado a otro. En el caso de América Latina, la legalidad del CBD está cada vez más presente si tiene fines terapéuticos.

Conclusión

Luego de leer todo esto, ¿sigues teniendo dudas sobre cómo puede ayudarte el CBD para la salud de tu cabello? Hay muchas fuentes de información en internet, en las que puedes conseguir datos más específicos y detallados sobre los beneficios de CBD, así como otras formas de consumirlo. Recuerda que mientras mejor informado estés, más opciones tendrás al momento de escoger un producto que se adapte a tus necesidades.

Igualmente, la opinión y supervisión de tu médico de confianza es muy importante, porque cada persona responde de forma diferente a una misma dosis de CBD, por lo que automedicarse no es lo más recomendable, incluso cuando no se han registrado casos de intolerancia o consecuencias negativas del CBD.

El CBD cada vez está abarcando más áreas de acción. Inicialmente se evaluaron sus efectos sobre enfermedades del sistema inmunológico, ansiedad, dolores y depresión, pero al llegar al mundo del cuidado estético, muchas más personas aumentarán su interés en este derivado del cannabis, lo cual, sin duda puede ayudar a que las normativas en torno a esta sustancia sean cada vez más flexibles. Ahora que sabes que el CBD puede ayudar a tu cabello, ¿qué esperas para usarlo?

 

Información sobre el CBD

¿Qué es el CBG? Guía de este cannabinoide

4-1244

Introducción

El cannabis es una cuenta interminable de componentes, características, propiedades y beneficios. Esta planta tiene en su haber a un sinnúmero de elementos que pueden tener impactos favorables en la salud de las personas. Uno de sus componentes es el CBG. Aunque no es de los más populares ni frecuentes, ya existe suficiente información para que podamos analizarlo y estudiarlo. Entonces, ¿qué es el CBG?

Los cannabinoides son los componentes principales de la planta, y el CBG es uno de ellos. Este se considera la madre de gran parte de los componentes y recientemente ha podido comenzar a estudiarse por separado. Al no ser psicoactivo, se ha convertido en un potencial terapéutico de enfermedades. Entre sus múltiples beneficios se encuentra el tratamiento de glaucoma, así como de otras condiciones como la psoriasis. Pero el CBG es mucho más que eso, ¿te animas a descubrirlo?

¿Qué son los cannabinoides y cuáles son sus beneficios?

CBD, THC, CBN, CBG… Todo parece un trabalenguas. Aunque muchos tengan la intención de simplificarlo como marihuana, el cannabis es mucho más que gente fumando y drogándose. Desde hace medio siglo son conocidos los efectos favorables del cannabis, y estos se deben principalmente a las propiedades de sus cannabinoides.

Hasta el momento, algunos de los cannabinoides más estudiados son el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Ambos han demostrado poseer diferentes implicaciones en la medicina, razón por la cual, quienes se dedican a cultivar plantas de cannabis, se enfocan principalmente en el contenido de THC y CBD que pueda ser de uso terapéutico.

Sin embargo, los investigadores le están poniendo el ojo desde hace un tiempo al cannabigerol o CBG, para comprenderlo mejor y continuar verificando y descubriendo sus propiedades medicinales para el tratamiento de diferentes enfermedades.

¿Qué es el CBG?

El CBG es un fitocannabinoide presente en la marihuana. Se diferencia de los llamados endocannabinoides, porque éstos son producidos por nuestro sistema endocannabinoide corporal (SEC). El CBG es un cannabinoide no psicoactivo, es decir, no te vas a colocar si lo consumes, cosa que sí pasaría con el THC.

Normalmente, no es muy fácil de encontrar al CBG, porque su proporción estimada es de un 1%, pero una vez que se logra aislarlo o hacerlo más concentrado en otras variedades de marihuana, se le puede sacar mucho provecho en el ámbito terapéutico y medicinal.

Pero, por más que el CBG sea considerado un cannabinoide menor, la realidad es que éste resulta ser el padre de los famosos THC y CBD. Sí, tal como lo lees. Y esto es porque inicialmente, estas sustancias comienzan como derivados del ácido canabigerólico (CBGA), que una vez que se expone al calor, es modificado, se desacidifica y genera al CBG, THC y CBD, entre otros tantos cannabinoides.

¿Cómo actúa el CBG con el sistema endocannabinoide?

¿Sabías que tu cuerpo genera sus propios endocannabinoides? Pues, sí. Son producto del sistema endocannabinoide, el cual se encarga de mantenerte en estado de homeostasis, que, dicho de manera sencilla, no es sino el equilibrio saludable entre tu cuerpo y sus funciones. Este sistema está compuesto por varios receptores CB1 y CB2, los cuales captan y procesan los fitocannabinoides (esos que vienen de la planta) y los endocannabinoides.

Hay estudios que permitieron descubrir que los receptores CB1 del sistema endocannabinoide son activados por el cannabigerol, afectando así al sistema nervioso central. Esto se traduce en que puede reducir algunos de los síntomas desagradables del THC, como la ansiedad o paranoia. En el caso de los receptores CB2, todavía se está evaluando la influencia del CBG. La diferencia con otro cannabinoide como es el CBD, es que éste no tiene acción directa sobre los receptores CB1 y CB2.

Otro dato interesante es que el CBG parece ayudar a mejorar la memoria, regular el apetito y el sueño. Esto se debería a que estimula el aumento de la producción de anandamida, principal endocannabinoide de nuestro organismo.

¿Qué beneficios para la salud trae el CBG?

Si eres de los que considera que la marihuana da para mucho más que irse a viajar por la galaxia con la ayuda de un porro, desde la comodidad de tu cuarto; puede que esto te llame la atención.

No todo es drogarse y olvidarse del mundo: también puedes encontrar usos terapéuticos provenientes de algunos componentes del cannabis, como el CBG, un cannabinoide no psicoactivo que, dependiendo de la variedad de marihuana, puede encontrarse en mayor o menor proporción, y dicho sea de paso, puede ayudar a tratar ciertas enfermedades y mejorar la salud.

Es importante recalcar que todas estas ventajas todavía están siendo evaluadas por la ciencia. No obstante, diferentes estudios han permitido dilucidar los posibles efectos del CBG. He aquí una serie de patologías en las que se ha comprobado que el CBG puede ser de utilidad:

1. Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del globo ocular, que por lo general no presenta síntomas pero que puede reducir gradualmente la visión. El daño comienza en el nervio óptico, pero justamente allí se encuentra una importante cantidad de receptores del sistema endocannabinode, por lo que el CBG puede actuar  de forma bastante efectiva al aliviar en el tratamiento de esta enfermedad. Esto se debe a que el CBG funciona como un vasodilatador, ayuda a drenar el líquido de los ojos y alivia también la presión ocular.

2. Enfermedades inflamatorias del intestino.

Después de haber realizado estudios con ratones, se descubrió que el CBG tiene propiedades anti-inflamatorias, al enfocarse específicamente en las zonas donde se origina el dolor. Es por esto que también se ha considerado su uso en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal  o Enfermedad de Crohn e incluso el cáncer.

3. Efectos antibacteriales.

Hay estudios que indican que el cannabigerol resulta muy efectivo como anti-bacteriano y anti-fúngico, luego de ser administrado de forma tópica para tratar enfermedades e infecciones de la piel. La razón es que el CBG retarda el crecimiento bacteriano o incluso lo elimina. Aunque aún no se han desarrollado los suficientes productos para un tratamiento de este tipo, el CBG puede desarrollarse como una solución a futuro.

4. Enfermedad de Huntington.

La enfermedad de Huntington se trata de un padecimiento a nivel cerebral que se caracteriza por la neurodegeneración progresiva, evidenciada cuando la persona comienza a tener problemas para controlar el movimiento, pérdida de razonamiento o cognitiva y psiquiátrica, así como también problemas emocionales.

Según diferentes investigaciones realizadas, el papel del CBG en este caso ha sido actuar como neuroprotector y antidepresivo. Esto lo haría bien sea combinado con otros fitocannabinoides o de forma independiente.

5. Psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad del sistema inmunológico, que presenta generalmente sarpullido en la piel, formación de escamas, escozor y a veces también ardor, aunque puede tener síntomas diferentes dependiendo del área del cuerpo y de las causas que la originen, como alergias o estrés.

Como se ha dicho anteriormente, el CBG puede actuar como anti-fúngico, anti-inflamatorio y analgésico. Así, puede jugar un papel destacado al momento de recomendar tratamientos para la psoriasis y otras afecciones de la piel.

6. Cáncer.

Según estudios realizados en ratones, el CBG actúa significativamente reduciendo la formación de células cancerígenas en diferentes partes del cuerpo, como la piel, el colon, las mamas, próstata y otros tipos de cáncer.

Esto abre una ventana a un mar de posibilidades para experimentar con alternativas provenientes del hachís que pueden resultar en curas eficaces para diversos tipos de cáncer. No obstante, el enfoque de la investigación científica actual está dirigido a que, por lo menos pueda hacerse más amigable el tratamiento de tales enfermedades.

¿Cómo puedo consumir CBG?

El CBG es un cannabinoide difícil de conseguir porque es uno de los que menos abunda en las variedades de marihuana. Aun así, se encontró que un pequeño conjunto de cepas de África y de la India, tenían niveles ligeramente mayores de CBG que otras. La ventaja de esto es que a partir de esas muestras, se pueden producir más cepas con características similares con el fin de obtener plantas que tengan una mayor concentración de CBG, que haga más fácil la tarea de investigar sus propiedades.

Por otra parte, hay ciertos productos como aceites, cremas y comestibles que son elaborados con mezclas de cannabinoides no psicoactivos y terpenos, entre otros productos, por lo que es altamente probable que se consiga CBG entre sus componentes. La investigación y producción de productos basados exclusivamente en CBG no es común actualmente pero con seguridad, lo será en el futuro.

¿Me voy a drogar al consumir CBG?

No. Como ya hemos mencionado antes, el CBG no es psicotrópico, así que despreocúpate. Este es un cannabinoide muy parecido al CBD, que también ha venido ganando fama como alternativa terapéutica para controlar ciertos trastornos médicos.

Es normal que las personas inicialmente piensen que por tratarse de un componente de la marihuana, inmediatamente se van a drogar al consumirlo. Pero ese pensamiento no es más que el resultado de un tabú que se ha mantenido desde hace años en torno a esta planta.

Para mayor confianza, ten en cuenta que, químicamente, tanto el CBD como el CBG actúan como antagonistas del THC, es decir, que interfieren con el efecto psicotrópico que te puede causar este último. Y tampoco te causará efectos secundarios si la consumes en dosis moderadas, con fines terapéuticos. Hasta ahora no se han registrado resultados negativos relacionados con el consumo de CBG, pero obviamente, cualquier sustancia que se ingiera en exceso puede tener consecuencias desagradables, incluso el agua.

 ¿Cuál es la situación legal del CBG?

A pesar de que el CBG no tiene efectos psicoactivos, por los momentos no hay legislación que contemple su uso, ni siquiera para consumo individual o de forma medicinal. Esto se debe en gran parte al desconocimiento que hay de este fitocannabinoide, ya que a pesar de que se han realizado diferentes investigaciones sobre sus cualidades y beneficios, aún no se cuenta con los permisos ni las pruebas suficientes para determinar que sea permitida su implementación clínica.

Es un caso diferente al del CDB, pues con este otro cannabinoide,  ya sea por un tema comercial o porque simplemente tiene más tiempo bajo la lupa de los investigadores, ya son varios los países que le han otorgado licencia de uso con fines terapéuticos.

En este sentido,  los defensores del CBG tienen esperanza de que en unos años, las leyes incluyan de forma más específica los contenidos referentes a los cannabinoides no psicotrópicos para que su uso esté regulado por las autoridades competentes. Y a nivel internacional, es destacable la iniciativa de varios países de América Latina y Europa que han tomado las riendas en materia de legalización de ciertas sustancias que hasta hace poco estaban restringidas a pesar de sus ventajas que no incluían dejar a la gente drogada.

Lo que sí es seguro es que si estás en un territorio donde el cannabis es legal para uso recreacional, significa que también será legal el CBG, al contemplar todos los usos. Si en cambio, solo el cannabis medicinal es legal, habrá que leer la letra pequeña.

Conclusión

¿Qué se puede esperar del CBG en un futuro? Pues, que los estudios en las próximas cepas de semillas y variedades de marihuana se puedan obtener mayores niveles de CBG para que pueda ser más sencillo el proceso de investigación y permita sacarle más provecho desde el punto de vista medicinal y terapéutico.

Es importante resaltar el hecho de que, gracias a sus propiedades analgésicas, anti-inflamatorias y hasta antidepresivas, este componente puede ayudar a muchas personas que incluso hoy en día no consiguen solucionar sus problemas de salud con los fármacos regulares, por lo que representaría una alternativa natural y novedosa que de seguro brindaría mejores resultados.

Por el camino que va, es muy probable que dentro de poco, este fitocannabinoide se posicione en el lugar que le corresponde en el campo de la medicina natural, bien sea en conjunto con otras sustancias o en lo particular. Asimismo, depende en gran parte del conocimiento que tengan los consumidores sobre las propiedades del CBG para que aumente su demanda y así se pueda producir cepas con una mayor proporción de cannabigerol.