Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Información sobre el CBD

¿Qué es el THCV? Guía básica de este cannabinoide

Web

Introducción

Antes de consumir marihuana, ¿piensas en el efecto que realmente estás buscando? Esto es porque más allá de un súper colocón que te deje alucinando por un buen rato, puedes obtener otros beneficios, incluso relacionados con tu salud. El cannabis tiene más de 100 componentes que generan diferentes efectos y actúan sobre distintos aspectos de la salud y el cuidado corporal, entre los cuales se cuentan como principales el THC, CBD, CBG, CBN y THCV.

Todos estos fitocannabinoides se han hecho famosos por sus efectos, siendo que el THC es el que te deja drogado pero que tiene muchos beneficios a la salud, mientras que el CBD ha demostrado tener propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas. Además, el CBG parece ser muy efectivo en el tratamiento del glaucoma, enfermedades de la piel y del sistema digestivo, ambos cannabinoides, sin los efectos psicoactivos del THC.

No obstante, aunque el THCV sí tiene cualidades estupefacientes, también se suma a la lista de potenciales héroes sin capa, pues en los estudios que se han realizado hasta ahora, ha revelado tener beneficios para el tratamiento de distintos trastornos como la diabetes y la osteoporosis. Continúa leyendo para saber de qué va esto.

¿Cannabinoides y cannabis son lo mismo?

No. Son palabras muy parecidas, pero su significado es diferente. El cannabis es una planta originaria de Asia, de la familia Cannabaceae y aunque popularmente se le conoce como marihuana, ésta en realidad es una preparación de la planta de cannabis.

Ajá, pero entonces ¿qué son los cannabinoides? Son compuestos del cannabis, que fueron encontrados en 1964 en el Instituto Científico de Weizmann, Israel, cuando un grupo de científicos consiguieron identificar y aislar al más popular, el THC, momento desde el cual se ha conseguido identificar más de 111 cannabinoides hasta la actualidad.

Desde entonces, se han realizado estudios sobre el THC, CBD, CBG, CBN, THCV, entre otros cannabinoides, buscando los efectos y propiedades que pueda tener cada uno, tanto en el bloque sinérgico (cuando todos actúan en conjunto), como en lo particular, es decir, con el subidón incluido, o sin él, debido a que no todos lo generan.

¿Qué es el THCV?

La tetrahidrocannabivarina o simplemente THCV, es uno de los fitocannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis. Tanto por sus siglas como por sus características químicas, es muy parecido al THC o tetrahidrocannabinol. Sin embargo, sus efectos son distintos y de hecho se considera que puede servir en el tratamiento de enfermedades como el Parkinson o la diabetes.

Aunque la composición molecular del THCV es similar a la del THC y ambos actúan sobre los mismos receptores de nuestro sistema endocannabinoide, que es aquel que nos ayuda a mantener el equilibrio en todas las funciones de nuestro cuerpo, la acción es de forma diferente. Mientras el THC te deja colocado, el THCV limita los efectos de este estado, por lo que la nota puede ser más animada, sin la ansiedad que suele causar el THC.

El THCV, a diferencia de otros cannabinoides como el CBD, el THC o el CBGA no procede de la síntesis del cannabigerol, un compuesto presente en todas las variedades de cáñamo y cannabis. La tetrahidrocannabivarina es el resultado de un proceso químico diferente, y su cantidad en relación con los otros cannabinoides suele ser superior, solo que, por sí mismo, el efecto psicoactivo es muy ligero. Así como el CBD, los efectos del THCV se aprecian mejor en presencia del THC.

¿El THCV tiene beneficios para la salud?

Aunque todavía está en estudio, se considera que el THCV puede resultar una buena alternativa en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, según los resultados que se han obtenido de las investigaciones realizadas en ratas. Todavía están en evaluación los efectos de este cannabinoide en los humanos, pero la evidencia con la que se cuenta deja muy buenas expectativas. En este sentido, el THCV puede ayudar en los siguientes casos:

1. Obesidad 

El THCV disminuye el apetito. En esto se diferencia del THC, que sí lo incrementa, generando el llamado “monchis” o antojo después de fumarte un porro. Pero esta situación sucede por la acción que tienen ambas sustancias sobre los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide. Además de eso, tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también se piensa que puede ser utilizado en tratamiento de personas con obesidad y sobrepeso.

2. Diabetes 

En muchos casos, los remedios naturales son más eficaces que los provenientes de la medicina alopática, ya que pueden consumirse por más tiempo sin temor a los efectos que puedan generar a largo plazo sobre la salud. Los estudios realizados arrojaron entre sus resultados que el THCV puede regular los niveles de azúcar en la sangre, así como reducir la resistencia a la insulina, lo cual lo convierte en una promesa para los pacientes diabéticos.

3. Crecimiento óseo 

En el interior de los huesos también tenemos receptores CB1 y CB2, los cuales tienen que ver con la regeneración de tejidos y la actividad celular ósea. El THCV favorece el crecimiento de estas células, por lo que se piensa que puede ayudar para tratar la osteoporosis, fracturas y demás enfermedades relacionadas con los huesos.

4. Pánico y ansiedad

De la misma forma que el CBD y otros cannabinoides, el THCV ha dado muestras de reducción de la paranoia y ansiedad en casos de pacientes con trastorno de estrés post-traumático (TEPT). Al conseguir esto, la presión arterial también se regula y los estudios han demostrado que también es menor la pérdida de la memoria a corto plazo luego de consumir THCV.

5. Parkinson y Alzheimer 

Tanto el Alzheimer como el Parkinson pueden estar relacionados con la demencia y son dos de las patologías más frecuentes en los adultos mayores. El THCV ha demostrado hasta los momentos ser un importante antioxidante y neuroprotector, reduciendo los temblores y convulsiones. Por este motivo, se cree que puede tratar enfermedades como el Parkinson, la epilepsia y el Alzheimer, retardando los síntomas asociados a ellas.

Contraindicaciones del THCV

¿La THCV me puede drogar? Sí. Pero el colocón no durará tanto como si fumaras solo THC. Todo depende de la dosis y de la variedad de cannabis que tengas a tu disposición. Sin embargo, el secreto está en que el THCV se asocia con el THC para potenciarlo, cargando el viaje de euforia y energía, lo cual está genial si no te interesa quedarte pegado al mueble. Tómalo en cuenta si quieres disfrutar tu marihuana en esa fiesta a la que te invitaron, porque hay un cannabis para cada ocasión.

Si tu preocupación es que puedas resultar intoxicado por una sobredosis, no te preocupes, porque no se han registrado casos de muerte o consecuencias graves por consumo de marihuana, aunque dependiendo de la dosis y de qué tanto la toleres, puede que tengas ciertos malestares como náuseas, vómitos, irritabilidad o ansiedad. Sin embargo, si tienes una concentración alta en CBD o THCV, puede que estos síntomas no te afecten demasiado.

Lo que debes saber, es que, si bien vas a percibir los efectos psicoactivos del THCV, éstos no durarán tanto, pero sí los sentirás más rápido si consumes una dosis alta. Como en todo, las opiniones varían porque cada cuerpo responde de una forma particular a estas sustancias, y los estudios realizados hasta ahora, indican que otro de los efectos del THCV es que reduce el deseo de comerte un elefante que te deja el “monchis” del THC. De esta manera, potenciarás unas sensaciones y disminuirás otras.

¿Dónde puedo conseguir THCV?

Si luego de leer estas características y cualidades del THCV, quieres probarlo, la recomendación es que consigas plantas cannabis sativas africanas, que son las que más porcentaje tienen del mismo. Las demás cepas tienen una cantidad muy baja de THCV, lo que dificulta conseguir los resultados terapéuticos deseados.

No será una tarea fácil, pero puedes intentarlo buscando también cepas con híbridos africanos, preguntando en los lugares donde puedas comprarla o informándote por internet sobre las diferentes marcas que actualmente trabajan con estos productos. Algunas de las más reconocidas actualmente son Durban Poison, Cherry Pie y Jack the Ripper.

Bajo estas marcas, puedes conseguir las flores, o productos comestibles, aceites y vaporizadores que contienen una mayor concentración de cannabinoides, de forma que puedas experimentar THCV. En caso de que quieras vapear, ten presente que el THCV se evapora a 220 ° C, así que tendrás que subirle la temperatura más que para el THC. En cualquier caso, recuerda que, para obtener los mejores resultados, la clave está en que tus opciones sean preferiblemente, sativas africanas.

¿Cómo puedo consumir THCV?

Como se mencionó anteriormente, actualmente hay diferentes formas de consumir marihuana, sea con fines recreativos o medicinales. La manera tradicional es armar un porro, pero si esto no es lo tuyo, puedes optar por un vaporizador o por algún comestible.

Hay personas que temen los efectos adversos del humo de la marihuana al fumar, ya que, al igual que con el cigarrillo, puede conllevar ciertos riesgos para la salud. Es por esto, que al menos en lo que se refiere al consumo con objetivos terapéuticos, vaporizar se ha convertido en una alternativa popular, eficaz y sin riesgos asociados, pues de esta manera se extraen los compuestos básicos de las flores a través del calor, pero sin llegar a quemarlos.

Ahora, si esto de inhalar vapores, sea fumando o no, no es tu rollo, sigues teniendo las opciones como aceites o mantequillas con cannabis, de las cuales puedes escoger la concentración del cannabinoide que prefieras, como THC, CBD y THCV. En cualquier caso, recuerda que antes de consumir cualquiera de estas presentaciones debes consultar con tu médico, porque como aún están siendo estudiados estos cannabinoides, las dosis no se han estandarizado y requieren de la observación en cada paciente.

¿Es legal el THCV?

Dado el carácter ilícito del cannabis en muchos países, lo más normal es que los productos que contengan cannabinoides estén penados también por la ley. Esto dificulta las posibilidades de realizar estudios con dichos compuestos incluso si se trata de fines terapéuticos.

Actualmente, el cannabis medicinal es legal en varios países del mundo, siendo Europa y América los continentes que mayor aceptación le han dado a la marihuana con fines terapéuticos y, en algunos casos, con fines recreativos también.

La legislación varía entre un estado y otro, como es el caso de los Estados Unidos, y también entre países de la misma región. Así que, antes de comenzar a buscar productos con THCV, CBD o algún otro cannabinoide en particular, revisa cuál es el estado legal del cannabis y sus derivados en tu país y la forma de acceder a ellos.

Conclusión

Las investigaciones y estudios en torno a la marihuana y sus componentes siguen en desarrollo, con cierta lentitud porque lamentablemente todavía no hay una legislación internacional que regule el cultivo, distribución, uso y fines de la misma, salvo en ciertos países y regiones.

No obstante, dentro de lo poco que se ha logrado estudiar, se puede predecir que los cannabinoides de los que se tiene conocimiento y que han permitido apreciar sus resultados hasta los momentos, se convertirán con el paso del tiempo en herramientas medicinales para el tratamiento de diversas patologías y, que si ya el mercado de la marihuana tiene un gran campo de acción, al contar con el apoyo legal para el uso de las farmacéuticas internacionales, este mercado crecerá aún más. El THCV apunta a ser un cannabinoide beneficioso en diferentes afecciones de la salud.

Queda entonces seguir de cerca el funcionamiento de estos componentes de la marihuana en el cuerpo humano, frente a distintas enfermedades y en presencia de otras sustancias para determinar las posibles interacciones con medicamentos sintéticos o naturales, así como los posibles efectos que puedan tener sobre el organismo. El THCV, con el tiempo, seguirá dando a conocerse para así, poder ayudar a millones de personas. El camino es largo, pero lo importante es que pinta bien.

Información sobre el CBD

¿Puede el CBD ayudarte a perder peso?

heder1548

Introducción

Mucho se ha dicho de los beneficios del cannabis recreativo y también del medicinal. Gracias a los estudios que se han realizado con esta planta, se ha logrado observar cómo actúan en nuestro cuerpo los dos principales cannabinoides que la conforman, el THC y el CBD. Así mismo, con el descubrimiento de nuestro propio sistema endocannabinoide, se tiene un punto de partida para evaluar en qué forma nos vemos afectados por estas sustancias y cómo podemos aprovecharlas. Recientemente ha surgido la duda de si el CBD puede ser útil para bajar de peso, pero ¿es esto cierto?

Por sorprendente que parezca, a pesar de que el THC está asociado a un aumento del apetito y a dar la sensación de que los olores y sabores de los alimentos son más intensos, el CBD causa un efecto contrario, al provocar en el estómago una impresión de saciedad. Por este motivo, se ha considerado que puede ayudar en tratamientos para bajar de peso de forma moderada y hasta en casos de obesidad.

En este caso, el foco será sobre el CBD, pues, entre sus múltiples propiedades en el tratamiento de trastornos emocionales y del sueño, ansiedad, dolores musculares e incluso cáncer, se ha visto que también puede ser un arma para los problemas de sobre peso y obesidad que afectan a gran parte de la población mundial.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o CBD, es un fitocannabinoide presente en la planta cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana, maría, ganja o weed, ente otras tantas denominaciones. Esta planta tiene más de 100 compuestos que interactúan con nuestro cuerpo, causando diversos efectos.

Los cannabinoides más conocidos son el THC, porque es el que te droga cuando fumas marihuana y el CBD, que no tiene efectos psicoactivos y en cambio te puede ayudar a mejorar la salud. Diversos estudios han demostrado las propiedades benéficas que tiene el CBD en el tratamiento de la ansiedad, depresión, trastornos del sueño, enfermedades como Alzheimer, epilepsia, fibromialgia e incluso el cáncer.

Por esta razón, se está buscando a nivel internacional el apoyo legal y científico para poder usar esta sustancia como alternativa terapéutica. Pero no es solo por su función medicinal que se ha vuelto famoso el CBD, sino también porque ayuda en el cuidado corporal en general, desde el fortalecimiento del cabello y la piel hasta en tratamientos para adelgazar.

¿Hay diferencia entre CBD y THC para bajar de peso?

¿Eres de los que luego de fumar son atacados por el popular “monchis”? Si tu respuesta es positiva, seguramente te preguntarás cómo es que entonces el cannabis puede ayudarte a adelgazar, si el porro te deja unas ganas enormes de comer. Pues esto se le puede adjudicar al THC, o tetrahidrocannabinol.

Así como el CBD, el THC también se encuentra presente en la marihuana, y además de ser el responsable de que te coloques, gracias a sus efectos psicotrópicos, es el que se fija en los receptores del cerebro que activan la Grelina u hormona del hambre, haciendo que aumente el apetito.

Por el contrario, el CBD tiene un efecto supresor del apetito, lo cual no significa que ya no sentirás hambre, sino que te puedes sentir más saciado antes, teniendo como consecuencia, una menor ingesta de alimentos. Todavía es necesario investigar más sobre este efecto, pero básicamente esta es la razón por la cual se considera que el CBD puede ser usado en dietas y planes para bajar de peso.

¿El CBD ayuda a perder peso?

Las investigaciones sugieren que el CBD puede ser tu aliado para que reduzcas la cantidad de alimentos que consumes y puedas comenzar esa dieta que a veces parece tan difícil de cumplir. Esto sucede porque el cannabidiol bloquea los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, inhibiendo el deseo de comer al ocasionar una sensación de saciedad.

El CBD es también rico en nutrientes, por lo que a corto plazo puede ayudarte a evitar los asaltos a la nevera. Una de las formas más comunes de consumirlo es en su presentación en aceite, ya que es muy fácil de utilizar y puede mezclarse con otros alimentos para que resulte más cómodo de usar. Al cabo de algunas semanas, notarás cómo disminuye la ansiedad por comida.

El consumo de CBD también aumenta la inmunidad de nuestro cuerpo, haciendo que reaccione a las sustancias nocivas que en algunos casos puedan generar problemas de peso. Esto sucede porque el cannabidiol actúa sobre el sistema endocannabinoide, ese que se encarga de mantener el equilibrio entre todas las funciones del organismo, y puede crear un efecto de purga de los elementos tóxicos que hacen que el cuerpo tenga una reacción anormal ante ciertos alimentos.

Metabolismo y CBD

Hay un proceso metabólico que ocurre en el tejido adiposo o grasa de nuestro cuerpo, al que se le conoce como “dorado graso”. ¿En qué consiste? Las grasas blancas, que se asocian al riesgo de padecer enfermedades cardíacas o diabetes, pueden convertirse en grasas doradas, que, a diferencia de las blancas, ayudan a quemar calorías y energía, por lo que pueden facilitar la pérdida de peso.

¿Y cómo influye el CBD en este proceso? Pues, según investigaciones realizadas, el CBD tiene tres efectos importantes sobre las reservas de grasa y sobre el dorado graso: incrementa la capacidad del cuerpo para quemar calorías, estimula las proteínas y genes que participan en la descomposición de la grasa y disminuye la formación de nuevas células grasas.

Todo este proceso se regula a través de los receptores B1 de nuestro cuerpo y según los hallazgos de los estudios que se han hecho, los científicos han concluido que el CBD influye directamente en nuestro metabolismo y que puede ser utilizado en tratamientos para adelgazar y contra la obesidad, al participar de forma tan efectiva en la conversión de grasas blancas a doradas y la consecuente quema de calorías.

¿Cómo puedo añadir el CBD a mi dieta?

Actualmente el mercado ofrece gran variedad de productos con CBD, con mayor o menor concentración de este componente y en presentaciones para todos los gustos, por los que es cuestión de ver qué prefieres: gomitas, aceites, suplementos en polvo, vaporizadores, entre otros.  Sea cual fuere tu elección, recuerda que lo primero es consultar con tu médico para que te indique si es aconsejable consumirlo con el fin de bajar de peso y en qué dosis.

Si te decides por ir directo a la planta, es clave que logres conseguir una que contenga algo contenido de CBD, para que puedas añadírsela a tus batidos o smoothies. El detalle es que no es tan fácil conseguir cannabis fresca y de calidad, por lo que la mejor alternativa parece ser el aceite de cáñamo, que es rico en CBD. De esta manera, tendrás todas las propiedades, pero sin el riesgo de drogarte.

El aceite de CBD goza de bastante aceptación por parte de los expertos que fomentan su uso, así como el de otros tratamientos orgánicos para el control de diferentes trastornos y enfermedades, incluida la obesidad y el sobrepeso. Esto se debe a que son altamente efectivos y no tienen efectos secundarios por los cuales preocuparse, siempre tomando en cuenta la dosis y formas de consumo.

¿Los niños también pueden consumir CBD para adelgazar?

En teoría sí, pero, como en todo, aquí también tenemos letras pequeñas. Aunque hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves por consumir CBD, los estudios que se han hecho provienen de pruebas en animales, células preparadas en laboratorios y pacientes adultos que han decidido probar este cannabinoide para contrarrestar algún padecimiento en particular.

En cuanto a los niños, es muy poco lo que se ha investigado sobre los efectos del CBD en casos de obesidad y sobre peso infantil, por lo que no se recomienda su uso sin una consulta previa con el pediatra. Hasta los momentos, el CBD ha demostrado potenciales mejorías en crisis de epilepsia, autismo, ansiedad, hiperactividad y trastornos del sueño en niños, pero no se puede asegurar que los efectos sobre el metabolismo infantil sean iguales que en los adultos.

Antes de arriesgarse a incluir el CBD en a dieta de los más pequeños de la casa, es importante probarlo en el adulto responsable, siempre pajo la supervisión médica, que determine si realmente es necesario su uso y si no hay interacción con otros medicamentos que se estén consumiendo al mismo tiempo. Recuerda que la prevención es la clave para evitar malestares futuros.

¿Cuál es la dosis correcta de CBD?

Cada persona reacciona de forma diferente a una misma dosis de CBD, porque ningún cuerpo es igual y puede que incluso en condiciones muy similares, una persona pueda requerir más o menos cantidad de CBD que otra.

¿Cómo saber cuánto CBD puedo tomar? El primer paso es conversarlo con el médico correspondiente, para que sea quien evalúe tu situación y te dé las mejores recomendaciones sobre la forma de consumo y la cantidad. Estamos hablando de bajar de peso, pero eso no significa que te tienes que volver loco. Normalmente, se comienza con una dosis baja para conocer la reacción de tu cuerpo en presencia de esta sustancia y luego se va aumentando el porcentaje de CBD dependiendo de los efectos que se desee obtener.

Normalmente, los médicos recomiendan comenzar con dosis no mayor de 6 mg de CBD por cada 5 kilogramos que peses. También es cierto que esta cantidad puede aumentar si el especialista lo considera apropiado. Recuerda también que, al tratarse de un método natural, los resultados no serán inmediatos ni iguales en todas las personas. Especialmente si lo que buscas es bajar  de peso, es importante requerir de paciencia y constancia. ¡No te desesperes!

¿El CBD es legal?

¿Si el CBD es un componente de la marihuana, es legal su uso? Esta es una pregunta frecuente, dado que la marihuana es ilegal en muchos países y regiones. También trae como consecuencia que no logres conseguir productos con cannabidiol en tu país si la legislación no lo contempla.

Hay países en los que el uso de la marihuana con fines recreativos está penado por la ley. Sin embargo, la marihuana medicinal goza de ciertos privilegios, y allí entra el CBD. Europa y América Latina han ido aceptando gradualmente el uso de cannabis medicinal.

En países como Estados Unidos, las leyes referentes al CBD y al cannabis en general varían entre un estado y otro. La Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) hasta ahora aprobó el dronabinol y nabilone, dos tipos de marihuana medicinal, ambos presentados en formato de píldora. Los dos son medicamentos sintéticos y se usan para contrarrestar los efectos de la quimioterapia en pacientes oncológicos, entre otras afecciones.

Conclusión

El mundo de la medicina y de la ciencia en general está en constante evolución. Una prueba de eso es el simple hecho de que en tiempos en los que en muchos lugares aún se considera ilegal una planta como el cannabis, se han observado desde hace algunos años la existencia de investigadores que desean devolverle su puesto en el campo de la medicina natural, haciendo estudios sobre sus múltiples beneficios para la salud.

Entre los más de 100 cannabinoides que contiene esta planta, el CBD y el THC siguen siendo los más conocidos, tanto por los efectos psicotrópicos que causa el primero, como por la acción relajante y terapéutica que se le ha asignado al segundo. Eso llega al punto de que cada vez son más los países y personas que se suman a la experimentación y aprobación de estas sustancias con fines medicinales.

En el caso de la obesidad y el sobrepeso, se prevé que, por los resultados obtenidos en diferentes pruebas, el CBD pueda convertirse en un aliado que permita a las personas mantener una dieta saludable y que les permita adelgazar de forma natural. Esto sin olvidar mantener una rutina de ejercicios y una alimentación balanceada que en conjunto con el CBD faciliten el proceso de quema de calorías y, por ende, una mejor calidad de vida.

 

Información sobre el CBD

CBD: ¿Tratamiento efectivo para el autismo?

shutterstock_1023137155_1

Introducción

El espectro autista ha estado en boca de todos en los últimos años. Se trata de una condición cuando menos fascinante que mantiene intrigados a los psiquiatras y preocupados a los padres de los niños que desarrollan alguno de estos desórdenes de comportamiento. Lo más complicado de tratar esta afección, es que no solo no tiene cura, si no tampoco un tratamiento estandarizado. Es por ello que alternativas naturales como el CBD son tan apreciadas por los padres de los infantes y por parte de la comunidad científica.

En este artículo te hablaremos de las cosas más importantes a tener en cuenta en caso de que quieras probar este tratamiento alternativo de CBD en tu pequeño, o incluso, en ti mismo. Descubriremos qué tienen que decir algunos estudios. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el CBD y qué cualidades tiene?

El cannabidiol (CBD) es uno de los componentes activos del cannabis. En los últimos años, se ha demostrado que puede ser una gran herramienta natural para el tratamiento de una variedad de trastornos psiquiátricos.

Y no solo eso. El CBD además es utilizado por un gran número de personas por ser un relajante muy efectivo que no te coloca. A diferencia de sustancias similares, al utilizar CBD, no tienes por qué cambiar tu rutina normal; puedes conducir, estudiar o trabajar sin ningún inconveniente.

Gracias a sus cualidades relajantes y al hecho de que puede ser utilizado por personas de cualquier edad, el CBD coge fuerza dentro de la comunidad psiquiátrica como un medicamento potencialmente efectivo a la hora de controlar los problemas de comportamiento propios del espectro autista.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es un trastorno único y aislado. La realidad es que hay varias afecciones con características similares entre sí, que comparten el nombre de autismo. Es por ello que se le denomina TEA o Trastorno del Espectro Autista, a todo desorden de comportamiento que afecte el cómo se comunica, aprende y, por supuesto, se comporta una persona.

Cada padecimiento del TEA tiene sus propias características marcadas. En casos más leves como el síndrome de Asperger, los síntomas suelen limitarse a la timidez, problemas de comunicación menores, falta de concentración, desmedido interés por un tema en particular, entre otras manifestaciones. También existen afecciones neurológicas más agudas en las que los pacientes con autismo pueden tener graves problemas de conducta, agresividad, ansiedad, depresión, aislamiento, entre muchos otros comportamientos que pueden incluso llegar a ser peligrosos tanto para quien la padece, como para los que le rodean.

No existe un tratamiento estándar para ninguno de los trastornos del espectro autista. El desorden suele desarrollarse durante la niñez, y al ser detectado, tras realizar evaluaciones exhaustivas con diversos especialistas, se inicia un programa de terapia de comunicación, comportamiento y en muchos casos, medicación para controlar los síntomas.

¿Cuál es la relación entre el autismo y el CBD?

El CBD es conocido por sus propiedades relajantes y analgésicas. Es apreciado tanto por médicos como por pacientes que no encontraron soluciones a padecimientos como la ansiedad, epilepsia, dolores por enfermedades crónicas y una amplia variedad de afecciones cuyos síntomas han visto amainados gracias al uso de esta alternativa natural,  según comentan quienes lo utilizan.

Entre los principales síntomas de cualquiera de los trastornos del espectro autista, se encuentran la ansiedad, la agresividad y diversos desórdenes de sueño. Si nos fijamos bien… ¡el CBD es apreciado precisamente por su capacidad para reducir estos problemas! Su efecto relajante es ideal para controlar los ataques de pánico o agresividad que suelen presentar los pacientes con algún TEA, mientras que, con respecto a los problemas para dormir, hay estudios que sugieren que podría mejorar significativamente la calidad del sueño.

Si bien el autismo no es una enfermedad, ¿cómo me puede ayudar el CBD?

Tanto los especialistas en la materia, como los padres y pacientes que padecen algún TEA, no son partidarios de llamar a estos “enfermedad”. Científicamente, el autismo es un desorden de comportamiento que puede afectar a cualquier niño sin causa aparente.

Asimismo, no hay cura para ninguno de los trastornos, lo que hace que la única forma de ayudar a quienes lo padecen, sea con diversas terapias acompañadas de medicación acorde a la severidad del caso. El problema con esta medicación es que suele constar de antipsicóticos, antidepresivos y estimulantes que pueden llegar a ser demasiado fuertes tanto para niños como adultos, o sencillamente generar dependencia.

El CBD es una alternativa que además de ser natural, no existe evidencia de que cree dependencia y tampoco es invasivo, lo que la hace ideal para su uso en niños de diversas edades. Por otro lado, existe el mito de que el cannabidiol te hará sentir drogado si lo consumes, situación desmentida desde hace ya bastante, dado que esta sustancia no contiene ningún componente psicoactivo.

Beneficios del uso del CBD en caso de autismo

Ya sabemos que el CBD figura como una alternativa a los medicamentos tradicionales que se emplean en los casos de trastornos del espectro autista, pero… ¿por qué debería considerarlo para mí o para el tratamiento de mi hijo?

1. Combate exitosamente síntomas del autismo en niños 

Los estudios preliminares realizados en 2018 a sesenta niños con algún TAE arrojaron resultados bastante prometedores para considerar al CBD como una opción fiable de tratamiento para los síntomas que presentan los infantes con alguna de estas afecciones.

Entre los resultados obtenidos se encontró que, para los desórdenes de comportamiento, el 61% de la población de estudio mostró mejoras o mejoras significativas al utilizar cannabis en su tratamiento. Por otra parte, la ansiedad social y los problemas de comunicación vieron mejora en 39% y 41% de los casos, respectivamente.

Además, los comportamientos agresivos se vieron amainados en el 29% de los pacientes. Finalmente, el estrés de los padres de los niños del estudio se vio reducido en al menos 33%. Gracias a estos números tan alentadores, los científicos a cargo continuarán sus pruebas en grupos de control más amplios que permitan que el CBD pueda estar entre las primeras opciones de medicamentos para tratar estos casos. Genial, ¿cierto?

2. El tratamiento con CBD es seguro para personas de cualquier edad 

A pesar de que los estudios clínicos oficiales son escasos, no existe evidencia alguna de efectos secundarios provocados por el uso de cannabidiol. Además, en los estudios que se han realizado a poblaciones de diversas edades, se ha hallado que el uso del cannabis medicinal para cualquiera de las afecciones que se quieran tratar, es completamente seguro para niños, adultos y adultos mayores.

La única evidencia que se tiene respecto al uso del CBD para tratar los trastornos del espectro autista, es la de sus efectos positivos, como la reducción de ansiedad, disminución de la agresividad y aumento en la calidad del sueño. Así que considerarlo como una opción de medicación es una gran idea.

3. Podría ser empleado como sustituto de antidepresivos 

Los antidepresivos son conocidos por lo riesgosos que pueden llegar a ser. La dosis equivocada puede ser bastante riesgosa, por lo que muchos padres de niños con TEA que presentan síntomas de depresión, buscan alternativas menos invasivas para aliviarlos. Estas son desde terapias de comportamiento hasta actividades que fomenten el buen humor en los niños, como los libros, películas o videojuegos.

No obstante, y aunque no se tenga duda alguna de lo efectivo que resulta emplear alguna de estas técnicas, las mismas no estarán disponibles todo el tiempo, o en todo lugar. Por este motivo, es bueno tener un plan de respaldo en caso de que al paciente le ocurra un episodio agudo de depresión.

El CBD induce un rápido efecto antidepresivo en quien lo consume, según afirma un estudio realizado en España, que determinó que el compuesto mejora la transmisión de glutamato en la corteza prefrontal. Este neurotransmisor es poco conocido y entre sus funciones se encuentra la de “excitar” el sistema nervioso central de manera que éste pueda responder correctamente a los estímulos. Por consiguiente, al emplear cannabidiol, hacer que el estado de ánimo del paciente mejore será una tarea más sencilla.

4. Es un tratamiento potencial para los desórdenes relacionados con la ansiedad

La ansiedad nos puede afectar a todos en diversas situaciones tan banales como hablar en público o ver a nuestro equipo favorito en un encuentro importante por la televisión. Sin embargo, para quienes padecen algún desorden del espectro autista, la ansiedad se puede convertir en graves ataques de pánico que les impiden tener una vida normal. Actualmente existen medicamentos que ayudan a controlarla. Sin embargo, estos suelen ser costosos y su uso arriesgado dado que se debe tener extremo cuidado con las dosis.

Se han llevado a cabo diversos estudios para determinar la efectividad del CBD como tratamiento contra la ansiedad. Entre ellos, se realizó uno aplicado en voluntarios con trastorno de ansiedad social generalizada (ASG) que tuvo resultados muy positivos.

A pesar de que estas pruebas aún son insuficientes para que toda la comunidad científica lo respalde completamente, existen testimonios y recomendaciones de expertos en la materia que la hacen bastante atractiva para que cualquier persona. Esto resultaría especialmente interesante para que algún paciente con TEA incluya al CBD en su tratamiento para la ansiedad.

¿El CBD funciona en niños y adultos con trastorno autista?

¡Claro que sí! Como te comentábamos antes, estudios afirman que los infantes con cualquiera de las afecciones listadas entre los TAE han visto notables mejoras en algunos de los síntomas más agudos de sus condiciones.

Con respecto a su uso en adultos, actualmente se está realizando un estudio por parte de un equipo científico israelí en una población de control netamente adulta que padece alguno de los trastornos del espectro autista.

Si soy autista, ¿de qué forma puedo consumir el CBD?

Tanto si padeces alguno de los trastornos, como si tu hijo es el paciente, la forma óptima de consumo sería aquella en la cual sea más sencillo para el consumidor. También debes tener en cuenta el síntoma que quieres aplacar en determinado momento. Para los casos de ansiedad, la crema podría no resultar la mejor opción.

Es importante que tengas en cuenta que, si tu intención es calmar la ansiedad, lo mejor será que consumas unas gotas de aceite de CBD, aunque esto debe hacerse siempre bajo supervisión médica.

El aceite de CBD es conocido por su versatilidad, es muy fácil incluirlo en tus recetas normales; también es bastante sencillo conseguir productos como cremas, snacks o medicamentos en tiendas cannábicas de manera legal en muchas partes del mundo. Simplemente opta por la que sea más fácil de dosificar.

¿Qué hay de la consulta médica antes de consumir CBD?

Lo recomendable, es que visites a tu médico de confianza antes de empezar a utilizar productos cannábicos en tus tratamientos, sobre todo tratándose de una condición tan compleja como el autismo, ya que es él quien puede orientarte mejor respecto a las dosis.

No obstante, puedes conseguir infinidad de productos con base de CBD completamente legal si vives en algún país o ciudad donde su uso medicinal sea libre. Dependerá de tu legislación local la necesidad de una prescripción médica para su adquisición, en caso de que esté permitido.

¿Existe algún factor de riesgo al consumir CBD?

Muy pocas personas afirman haber presentado algún problema al consumir CBD en sus tratamientos. De hecho, algunos de esos casos se deben a la compra de productos no verificados por las autoridades de salubridad. Por este motivo, siempre debes adquirir productos en tiendas que cuenten con todo el registro legal correspondiente a su localidad.

Por otro lado, para pacientes nuevos que consuman dosis por encima de las recomendadas podría causar indigestión o irritabilidad. También es posible que, depende del padecimiento que vayas a tratar y los medicamentos que actualmente estés empleando, pueda haber algún tipo de interferencia entre el CBD y estos últimos al potenciar o inhibir por completo su efecto, por lo que debes acudir a un médico para descartar cualquier inconveniente.

Vale la pena mencionar que la sobredosis de CBD requiere una cantidad exagerada del compuesto en un periodo de tiempo muy breve, y que ésta no resulta mortal para los seres humanos. ¡Esto no quiere decir que debas irrespetar o sobre pasarte con las dosis!

¿Qué expectativas tiene el consumo de CBD en el futuro como tratamiento para el autismo?

Aunque los estudios no abundan, los resultados que se han obtenido nos hace tener muy buenas expectativas sobre el uso del CBD en el autismo. Cada vez más miembros de la comunidad científica están volteando la vista hacia el CBD como una sustancia capaz de mitigar los síntomas más agudos de los trastornos del espectro autista.

Todo depende de los esfuerzos de quienes actualmente utilizan este componente, para que den sus historias a conocer y alienten a los demás a darle una oportunidad a esta maravillosa alternativa natural.

Conclusión

El autismo está rodeado de preguntas, aunque es un trastorno muy complicado de estudiar y más aún de medicar. Por su parte, el CBD va ganando afectos entre los pacientes que lo han considerado en sus tratamientos, aliviando los síntomas más agudos de los TEA, como la ansiedad, agresividad y depresión.

Lo triste es que muchos expertos siguen reticentes ante este medicamento alternativo, por lo que solo con la ayuda de quienes lo consumen y han visto mejora en sus condiciones, se podrá incentivar la realización de estudios más profundos y objetivos respecto a sus posibilidades. En el futuro, pocos podrán atreverse a negar los múltiples beneficios que proporciona el CBD en todo tipo de situaciones, incluyendo al autismo.

 

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD para un cabello sano

freestocks-org-104616-unsplash_1

Introducción

Dicen que la primera impresión es fundamental. Esto no es sólo por la ropa que lleves puesta o tu forma de caminar o pararte: también es determinada por el aspecto de tu piel, uñas y pelo. Hay quienes no se fijan en estos detalles, pero eso se acaba cuando te das cuenta de que el mal estado de tu piel o cabello puede esconder situaciones más graves. Por increíble que parezca, el CBD es un componente del cannabis que puede ayudarte a mejorar la salud de tu cabello, sin salirte del mundo de lo natural.

Si eres de los que no les gusta gastar un montón de dinero en tratamientos capilares, pero aun así quieres cuidar de tu cabello, el cannabis puede ser una opción. Sí, así como lo lees. El CBD es uno de sus principales componentes y tiene muchos usos relacionados con la salud así como también puede aportar a tu pelo los nutrientes y beneficios necesarios para restaurarlo, permitiendo que crezca sano y fuerte.

Lo mejor de todo es que no andarás drogado por la calle luego de haberte aplicado este producto en la cabeza, pues la principal ventaja de este cannabinoide es que no causa efectos psicotrópicos. Así que ¿por qué no arriesgarse a probar con un producto diferente y que te puede dar excelentes resultados?

¿Qué es el CBD?

La planta cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana, está compuesta por una gran cantidad de fitocannabinoides, sustancias entre las cuales se han vuelto especialmente famosas el delta THC o tetrahidrocannabinol y el CBD o cannabidiol. Pero, ¿qué son?

Pues, la primera, es conocida por sus efectos psicoactivos: sí, esa que te droga cuando la fumas. La segunda, porque es todo lo contrario: no te coloca y te ayuda a tratar la ansiedad que te deja el THC, la depresión, los dolores y hasta enfermedades del sistema nervioso.

Este es uno de los aspectos que más seguidores le ha sumado la ciencia al CBD, ya que se ha registrado una cantidad importante de estudios sobre las propiedades que tiene este cannabinoide en el tratamiento de diferentes trastornos y patologías, de forma natural, no tóxica y sin el temor de los efectos psicotrópicos comúnmente asociados al cannabis.  Incluso, la Organización Mundial de la Salud determinó que no es una sustancia peligrosa y que exhortó a aprovechar su potencial terapéutico. Hoy en día, el CBD es también un aliado para la piel y la estética en general, aunque sus propiedades continúan estudiándose.

¿Cómo actúa el CBD en nuestro cuerpo?

Para sorpresa de muchos, nuestro organismo tiene su propio sistema endocannabinoide que se encarga de la homeostasis o equilibrio saludable entre el cuerpo y sus funciones. Este sistema tiene receptores como el CB1 y el CB2, que reciben los compuestos del THC y CBD y al procesarlos, obtenemos los resultados eufóricos (o relajantes) que ya se conocen.

Es por esto que cada vez son más los científicos interesados en realizar pruebas con CBD, ya sean en células en laboratorios, en animales o incluso con algunas personas que han decidido probar en sí mismos los efectos de esta nueva alternativa terapéutica que ofrece la marihuana. Pero, ¿este sistema puede ayudarme a cosas tan precisas como mejorar la salud de mi cabello? La respuesta es clara: sí.

Beneficios del CBD para la estética

¿Te imaginas consumir CBD para tratar ese problema de acné o fortalecer tu cabello? Ahora puedes hacerlo, porque entre los múltiples beneficios de este cannabinoide, se ha observado que también tiene propiedades antioxidantes, combate los radicales libres y reduce la acumulación de grasa en las células de la piel. Resulta entonces un excelente aliado contra los signos de la edad, alivia dolores y problemas cutáneos y te ayuda a tener una piel más limpia y sana.

Para aprovechar estas ventajas, la aplicación suele ser de forma tópica, siendo el aceite de CBD el que mejor actúa sobre la piel y el cabello. Esto se debe a su fácil absorción, mejorando la circulación sanguínea. También se pueden usar cremas con aceite de cannabis, porque contienen también Omega 3 y 6, permitiendo nutrir la piel.

Pero no es solo la piel la que se beneficia con el consumo del cannabidiol, porque el cabello también gana hidratación, elasticidad, fuerza y brillo. Es más, si tu problema es la caspa, el CBD puede ayudarte, porque nutre el cuero cabelludo gracias a su contenido de ácido gamma-linolénico, el cual es muy beneficioso en el tratamiento de resequedad y problemas de piel.

¿Puede el CBD mejorar mi cabello?

Sí. Múltiples investigaciones han puesto en evidencia los beneficios que ofrece el CBD para situaciones de ansiedad, depresión, enfermedades del sistema inmunológico y hasta el cáncer. Pero también resulta un gran aliado para mejorar la salud capilar, protegiendo de los daños ambientales y fortaleciendo el cuero cabelludo. Entre sus propiedades se encuentran:

1. Nutre e hidrata el cabello

Debes evaluar el tipo de daño que tiene tu pelo antes de someterte a un tratamiento reparador. Sin embargo, si lo que buscas es una súper hidratación para controlar ese maltrato al que ha quedado expuesto, tu cabello se verá más luminoso y saludable, estará nutrido e hidratado, gracias a la vitamina E y al ácido gamma-linolénico presentes en el cannabis. De esta manera, tendrás un cabello más elástico y suave, pudiendo también evitar la caspa al eliminar la resequedad del cuero cabelludo.

2. Ayuda al crecimiento del cabello

Debido a la acción de los ácidos grasos que contiene el cannabis y el CBD, el crecimiento del cabello será mayor, y aunado a eso, será saludable y fuerte, lo cual es una de las principales preocupaciones de quienes tener una melena frondosa y bonita.

En este punto, vale acotar que, si aplicas masajes suaves en el cuero cabelludo, puedes estimular su crecimiento. Mientras usas tu producto con aceite de CBD, lo recomendable es que masajees suavemente, porque de hacerlo muy fuerte, puedes obtener el efecto no deseado de estimular demás la producción de sebo y terminar con un cuero cabelludo grasoso.

3. Cabello fuerte

¿Quieres mayor elasticidad para tu cabello? Pues con el aceite de CBD lo puedes conseguir, ya que contiene gran cantidad de proteínas, lo que hará que el cabello sea menos quebradizo, reparándolo y fortaleciendo las cutículas dañadas. Ten en cuenta que también debes secar con suavidad el cabello después de lavarlo, en vez de frotarlo con demasiada fuerza, y también procura usar cepillos de cerdas naturales o mixtas.

4. Acondiciona el cabello

Tener un pelo sedoso y acondicionado es evidencia de una buna salud capilar. Esto se puede conseguir con ayuda del aceite de CBD, el cual, por su contenido de vitamina E y ácidos grasos, es un excelente hidratante, lo que se traduce en la regeneración de las células ciliadas y una mejor apariencia. Los tratamientos acondicionadores que incluyan CBD disminuyen las molestas horquetillas o puntas abiertas y le devuelven al cabello su brillo natural.

¿Cómo puedo usar el CBD para mejorar mi cabello?

La forma más común de usar el CBD es mediante el aceite, que se prepara extrayendo varios cannabinoides del cáñamo en un solvente como el alcohol y al ser evaporado y procesado, deja como resultado un concentrado puro de aceite de CBD. Para que pueda ser apto para el consumo humano, el aceite de CBD se diluye en otros aceites base.

Este aceite concentrado de CBD puede ser inyectado de forma subcutánea, aplicarse de forma tópica o también se puede añadir a las cremas corporales o al champú, para aprovechar sus propiedades en el cuidado corporal, principalmente de la piel y el cabello. Puedes conversar con tu dermatólogo o incluso con tu peluquero para que tengas recomendaciones de profesionales sobre el uso que puedes darle al CBD en tu cabello.

A veces, se puede conseguir extracto de etanol de CBD diluido en aceites portadores como el de oliva o de coco. La presentación suele variar dependiendo de los fines que se tengan con el CBD, el problema a tratar y la cantidad necesaria. En este punto es importante destacar que primero es recomendable consultar con el médico para que sea este quien indique la forma y cantidad de usar el CBD y si lo considera apropiado, aunque sea de uso tópico.

¿Cuáles son los efectos secundarios de usar CBD?

Si tu preocupación en este punto es qué tan drogado puedes quedar luego de aplicarte un poco de CBD en el cabello, pues cálmate, porque este cannabinoide no genera efectos psicotrópicos, a diferencia del THC. Además, los efectos secundarios, tienden a ser leves y aun no se han registrado casos de intoxicación o consecuencias graves por usar cannabidiol. Recuerda que siempre es recomendable la supervisión médica.

Ah, pero, ¿entonces sí hay efectos secundarios? Pues, el CBD por más bueno que resulte para muchos casos, sigue siendo un componente natural, lo que hace común el hecho de que haya efectos secundarios.  Así que existe la posibilidad de que en altas dosis, el aceite de CBD pueda generar somnolencia, náuseas o vómitos o presión arterial baja. Sin embargo, estos efectos no duran mucho y no pasarán de ser un malestar momentáneo.

En todo caso, es bueno considerar que si usas CBD por primera vez o de una forma inapropiada, podrías tener una sensación de cambio de apetito, diarrea causada por malestar estomacal, o sequedad de la boca, aunque esto es más común cuando se fuma. Por último, debes ser cuidadoso si estás tomando otro medicamento, porque las interacciones entre el CBD y otros fármacos aún están siendo estudiadas, así que, volvemos al mismo punto: consulta a tu médico, aunque es importante que no tengas miedo en usarlo, más aún si es de forma tópica.

¿Es legal el CBD?

A pesar de no tener efectos estupefacientes, el CBD todavía es ilegal en muchos países. Por su asociación con el cannabis y sus conocidas propiedades psicotrópicas, la legalización del CBD como herramienta terapéutica se ha visto ralentizada. Es por eso que los productos con CBD pueden encontrarse solo en países donde el cannabis medicinal o recreativo es legal.

No obstante, gracias a los estudios que se han podido realizar en diferentes partes del mundo en los que se reflejan los beneficios del CBD para el tratamiento de enfermedades como epilepsia, fibromialgia, cáncer, ansiedad, entre otras, se están ganando espacios en los que por lo menos la experimentación con este cannabinoide ha sido permitida.

El uso del cannabidiol con objetivos medicinales ya es legal en muchos países, como Australia, Canadá, Dinamarca, Grecia, Italia y Alemania, aunque en Estados Unidos la ley puede cambiar de un estado a otro. En el caso de América Latina, la legalidad del CBD está cada vez más presente si tiene fines terapéuticos.

Conclusión

Luego de leer todo esto, ¿sigues teniendo dudas sobre cómo puede ayudarte el CBD para la salud de tu cabello? Hay muchas fuentes de información en internet, en las que puedes conseguir datos más específicos y detallados sobre los beneficios de CBD, así como otras formas de consumirlo. Recuerda que mientras mejor informado estés, más opciones tendrás al momento de escoger un producto que se adapte a tus necesidades.

Igualmente, la opinión y supervisión de tu médico de confianza es muy importante, porque cada persona responde de forma diferente a una misma dosis de CBD, por lo que automedicarse no es lo más recomendable, incluso cuando no se han registrado casos de intolerancia o consecuencias negativas del CBD.

El CBD cada vez está abarcando más áreas de acción. Inicialmente se evaluaron sus efectos sobre enfermedades del sistema inmunológico, ansiedad, dolores y depresión, pero al llegar al mundo del cuidado estético, muchas más personas aumentarán su interés en este derivado del cannabis, lo cual, sin duda puede ayudar a que las normativas en torno a esta sustancia sean cada vez más flexibles. Ahora que sabes que el CBD puede ayudar a tu cabello, ¿qué esperas para usarlo?

 

Información sobre el CBD

¿Qué es el CBG? Guía de este cannabinoide

4-1244

Introducción

El cannabis es una cuenta interminable de componentes, características, propiedades y beneficios. Esta planta tiene en su haber a un sinnúmero de elementos que pueden tener impactos favorables en la salud de las personas. Uno de sus componentes es el CBG. Aunque no es de los más populares ni frecuentes, ya existe suficiente información para que podamos analizarlo y estudiarlo. Entonces, ¿qué es el CBG?

Los cannabinoides son los componentes principales de la planta, y el CBG es uno de ellos. Este se considera la madre de gran parte de los componentes y recientemente ha podido comenzar a estudiarse por separado. Al no ser psicoactivo, se ha convertido en un potencial terapéutico de enfermedades. Entre sus múltiples beneficios se encuentra el tratamiento de glaucoma, así como de otras condiciones como la psoriasis. Pero el CBG es mucho más que eso, ¿te animas a descubrirlo?

¿Qué son los cannabinoides y cuáles son sus beneficios?

CBD, THC, CBN, CBG… Todo parece un trabalenguas. Aunque muchos tengan la intención de simplificarlo como marihuana, el cannabis es mucho más que gente fumando y drogándose. Desde hace medio siglo son conocidos los efectos favorables del cannabis, y estos se deben principalmente a las propiedades de sus cannabinoides.

Hasta el momento, algunos de los cannabinoides más estudiados son el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Ambos han demostrado poseer diferentes implicaciones en la medicina, razón por la cual, quienes se dedican a cultivar plantas de cannabis, se enfocan principalmente en el contenido de THC y CBD que pueda ser de uso terapéutico.

Sin embargo, los investigadores le están poniendo el ojo desde hace un tiempo al cannabigerol o CBG, para comprenderlo mejor y continuar verificando y descubriendo sus propiedades medicinales para el tratamiento de diferentes enfermedades.

¿Qué es el CBG?

El CBG es un fitocannabinoide presente en la marihuana. Se diferencia de los llamados endocannabinoides, porque éstos son producidos por nuestro sistema endocannabinoide corporal (SEC). El CBG es un cannabinoide no psicoactivo, es decir, no te vas a colocar si lo consumes, cosa que sí pasaría con el THC.

Normalmente, no es muy fácil de encontrar al CBG, porque su proporción estimada es de un 1%, pero una vez que se logra aislarlo o hacerlo más concentrado en otras variedades de marihuana, se le puede sacar mucho provecho en el ámbito terapéutico y medicinal.

Pero, por más que el CBG sea considerado un cannabinoide menor, la realidad es que éste resulta ser el padre de los famosos THC y CBD. Sí, tal como lo lees. Y esto es porque inicialmente, estas sustancias comienzan como derivados del ácido canabigerólico (CBGA), que una vez que se expone al calor, es modificado, se desacidifica y genera al CBG, THC y CBD, entre otros tantos cannabinoides.

¿Cómo actúa el CBG con el sistema endocannabinoide?

¿Sabías que tu cuerpo genera sus propios endocannabinoides? Pues, sí. Son producto del sistema endocannabinoide, el cual se encarga de mantenerte en estado de homeostasis, que, dicho de manera sencilla, no es sino el equilibrio saludable entre tu cuerpo y sus funciones. Este sistema está compuesto por varios receptores CB1 y CB2, los cuales captan y procesan los fitocannabinoides (esos que vienen de la planta) y los endocannabinoides.

Hay estudios que permitieron descubrir que los receptores CB1 del sistema endocannabinoide son activados por el cannabigerol, afectando así al sistema nervioso central. Esto se traduce en que puede reducir algunos de los síntomas desagradables del THC, como la ansiedad o paranoia. En el caso de los receptores CB2, todavía se está evaluando la influencia del CBG. La diferencia con otro cannabinoide como es el CBD, es que éste no tiene acción directa sobre los receptores CB1 y CB2.

Otro dato interesante es que el CBG parece ayudar a mejorar la memoria, regular el apetito y el sueño. Esto se debería a que estimula el aumento de la producción de anandamida, principal endocannabinoide de nuestro organismo.

¿Qué beneficios para la salud trae el CBG?

Si eres de los que considera que la marihuana da para mucho más que irse a viajar por la galaxia con la ayuda de un porro, desde la comodidad de tu cuarto; puede que esto te llame la atención.

No todo es drogarse y olvidarse del mundo: también puedes encontrar usos terapéuticos provenientes de algunos componentes del cannabis, como el CBG, un cannabinoide no psicoactivo que, dependiendo de la variedad de marihuana, puede encontrarse en mayor o menor proporción, y dicho sea de paso, puede ayudar a tratar ciertas enfermedades y mejorar la salud.

Es importante recalcar que todas estas ventajas todavía están siendo evaluadas por la ciencia. No obstante, diferentes estudios han permitido dilucidar los posibles efectos del CBG. He aquí una serie de patologías en las que se ha comprobado que el CBG puede ser de utilidad:

1. Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del globo ocular, que por lo general no presenta síntomas pero que puede reducir gradualmente la visión. El daño comienza en el nervio óptico, pero justamente allí se encuentra una importante cantidad de receptores del sistema endocannabinode, por lo que el CBG puede actuar  de forma bastante efectiva al aliviar en el tratamiento de esta enfermedad. Esto se debe a que el CBG funciona como un vasodilatador, ayuda a drenar el líquido de los ojos y alivia también la presión ocular.

2. Enfermedades inflamatorias del intestino.

Después de haber realizado estudios con ratones, se descubrió que el CBG tiene propiedades anti-inflamatorias, al enfocarse específicamente en las zonas donde se origina el dolor. Es por esto que también se ha considerado su uso en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal  o Enfermedad de Crohn e incluso el cáncer.

3. Efectos antibacteriales.

Hay estudios que indican que el cannabigerol resulta muy efectivo como anti-bacteriano y anti-fúngico, luego de ser administrado de forma tópica para tratar enfermedades e infecciones de la piel. La razón es que el CBG retarda el crecimiento bacteriano o incluso lo elimina. Aunque aún no se han desarrollado los suficientes productos para un tratamiento de este tipo, el CBG puede desarrollarse como una solución a futuro.

4. Enfermedad de Huntington.

La enfermedad de Huntington se trata de un padecimiento a nivel cerebral que se caracteriza por la neurodegeneración progresiva, evidenciada cuando la persona comienza a tener problemas para controlar el movimiento, pérdida de razonamiento o cognitiva y psiquiátrica, así como también problemas emocionales.

Según diferentes investigaciones realizadas, el papel del CBG en este caso ha sido actuar como neuroprotector y antidepresivo. Esto lo haría bien sea combinado con otros fitocannabinoides o de forma independiente.

5. Psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad del sistema inmunológico, que presenta generalmente sarpullido en la piel, formación de escamas, escozor y a veces también ardor, aunque puede tener síntomas diferentes dependiendo del área del cuerpo y de las causas que la originen, como alergias o estrés.

Como se ha dicho anteriormente, el CBG puede actuar como anti-fúngico, anti-inflamatorio y analgésico. Así, puede jugar un papel destacado al momento de recomendar tratamientos para la psoriasis y otras afecciones de la piel.

6. Cáncer.

Según estudios realizados en ratones, el CBG actúa significativamente reduciendo la formación de células cancerígenas en diferentes partes del cuerpo, como la piel, el colon, las mamas, próstata y otros tipos de cáncer.

Esto abre una ventana a un mar de posibilidades para experimentar con alternativas provenientes del hachís que pueden resultar en curas eficaces para diversos tipos de cáncer. No obstante, el enfoque de la investigación científica actual está dirigido a que, por lo menos pueda hacerse más amigable el tratamiento de tales enfermedades.

¿Cómo puedo consumir CBG?

El CBG es un cannabinoide difícil de conseguir porque es uno de los que menos abunda en las variedades de marihuana. Aun así, se encontró que un pequeño conjunto de cepas de África y de la India, tenían niveles ligeramente mayores de CBG que otras. La ventaja de esto es que a partir de esas muestras, se pueden producir más cepas con características similares con el fin de obtener plantas que tengan una mayor concentración de CBG, que haga más fácil la tarea de investigar sus propiedades.

Por otra parte, hay ciertos productos como aceites, cremas y comestibles que son elaborados con mezclas de cannabinoides no psicoactivos y terpenos, entre otros productos, por lo que es altamente probable que se consiga CBG entre sus componentes. La investigación y producción de productos basados exclusivamente en CBG no es común actualmente pero con seguridad, lo será en el futuro.

¿Me voy a drogar al consumir CBG?

No. Como ya hemos mencionado antes, el CBG no es psicotrópico, así que despreocúpate. Este es un cannabinoide muy parecido al CBD, que también ha venido ganando fama como alternativa terapéutica para controlar ciertos trastornos médicos.

Es normal que las personas inicialmente piensen que por tratarse de un componente de la marihuana, inmediatamente se van a drogar al consumirlo. Pero ese pensamiento no es más que el resultado de un tabú que se ha mantenido desde hace años en torno a esta planta.

Para mayor confianza, ten en cuenta que, químicamente, tanto el CBD como el CBG actúan como antagonistas del THC, es decir, que interfieren con el efecto psicotrópico que te puede causar este último. Y tampoco te causará efectos secundarios si la consumes en dosis moderadas, con fines terapéuticos. Hasta ahora no se han registrado resultados negativos relacionados con el consumo de CBG, pero obviamente, cualquier sustancia que se ingiera en exceso puede tener consecuencias desagradables, incluso el agua.

 ¿Cuál es la situación legal del CBG?

A pesar de que el CBG no tiene efectos psicoactivos, por los momentos no hay legislación que contemple su uso, ni siquiera para consumo individual o de forma medicinal. Esto se debe en gran parte al desconocimiento que hay de este fitocannabinoide, ya que a pesar de que se han realizado diferentes investigaciones sobre sus cualidades y beneficios, aún no se cuenta con los permisos ni las pruebas suficientes para determinar que sea permitida su implementación clínica.

Es un caso diferente al del CDB, pues con este otro cannabinoide,  ya sea por un tema comercial o porque simplemente tiene más tiempo bajo la lupa de los investigadores, ya son varios los países que le han otorgado licencia de uso con fines terapéuticos.

En este sentido,  los defensores del CBG tienen esperanza de que en unos años, las leyes incluyan de forma más específica los contenidos referentes a los cannabinoides no psicotrópicos para que su uso esté regulado por las autoridades competentes. Y a nivel internacional, es destacable la iniciativa de varios países de América Latina y Europa que han tomado las riendas en materia de legalización de ciertas sustancias que hasta hace poco estaban restringidas a pesar de sus ventajas que no incluían dejar a la gente drogada.

Lo que sí es seguro es que si estás en un territorio donde el cannabis es legal para uso recreacional, significa que también será legal el CBG, al contemplar todos los usos. Si en cambio, solo el cannabis medicinal es legal, habrá que leer la letra pequeña.

Conclusión

¿Qué se puede esperar del CBG en un futuro? Pues, que los estudios en las próximas cepas de semillas y variedades de marihuana se puedan obtener mayores niveles de CBG para que pueda ser más sencillo el proceso de investigación y permita sacarle más provecho desde el punto de vista medicinal y terapéutico.

Es importante resaltar el hecho de que, gracias a sus propiedades analgésicas, anti-inflamatorias y hasta antidepresivas, este componente puede ayudar a muchas personas que incluso hoy en día no consiguen solucionar sus problemas de salud con los fármacos regulares, por lo que representaría una alternativa natural y novedosa que de seguro brindaría mejores resultados.

Por el camino que va, es muy probable que dentro de poco, este fitocannabinoide se posicione en el lugar que le corresponde en el campo de la medicina natural, bien sea en conjunto con otras sustancias o en lo particular. Asimismo, depende en gran parte del conocimiento que tengan los consumidores sobre las propiedades del CBG para que aumente su demanda y así se pueda producir cepas con una mayor proporción de cannabigerol.

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD para la ansiedad

4

Introducción

Conocer personas nuevas, salir en una cita, tener una reunión con tu jefe o tus compañeros de trabajo, puede resultar un poco intimidante para cualquiera, pero, si cada vez que te encuentras en una de estas situaciones sientes temor, sudoración excesiva, te tiemblan las manos o incluso tienes náuseas o malestar estomacal, puede que sufras de trastorno de ansiedad social (TAS). El cannabis es una planta de la que se descubren cada vez más propiedades gracias a componentes como el CBD, pero, ¿cómo puede ayudarme para tratar mi ansiedad?

No todo está perdido: todavía puedes salir con esa persona que te gusta sin miedo a sentirte como un tonto, primero, porque se trata de un trastorno común de ansiedad y segundo, porque el mercado te ofrece diferentes alternativas para controlarlo. Una de ellas es el uso de CBD, una sustancia presente en el cannabis, con la cual no te vas a drogar, pero sí te vas a relajar para que todo fluya mejor.

¿Qué es el CBD y cuáles son sus beneficios?

El Cannabis sativa es una planta de la cual se ha hablado mucho, tanto por su poder psicoactivo como por su función terapéutica. Eso es porque entre los componentes más destacados se encuentran el THC o tetrahidrocannabinol y el CBD o cannabidiol.

El THC es la sustancia más conocida por sus propiedades psicoactivas entre la variedad de productos obtenidos de esta planta. Por su parte, el CBD no tiene estos efectos, razón por la cual se está estudiando el uso medicinal en el tratamiento de diferentes patologías.

Cada vez son más las investigaciones que demuestran que el CBD es beneficioso en el tratamiento de enfermedades como artritis, depresión, epilepsia, fibromialgia, ansiedad, esclerosis múltiple, esquizofrenia, trastorno por estrés postraumático (TEPT), entre otros desórdenes neurológicos. Lo beneficioso y práctico de esta gran variedad de propiedades suele consistir en que el CBD no es un cannabinoide psicoactivo.

¿Por qué el CBD puede ser bueno para la ansiedad?

Tomando en cuenta que el CBD posee propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas, este cannabinoide es considerado como una de las sustancias que pueden ser utilizadas en el tratamiento de trastornos de ansiedad.

Un aspecto importante de por qué el CDB tiene ventajas en comparación con las alternativas farmacológicas actualmente disponibles para tratar el TAS, es que este cannabinoide actúa rápidamente y sus efectos secundarios parecen no ser fuertes ni generalizados. Además, está demostrado que usar repetidamente el CBD de forma medicinal, tampoco desarrolla tolerancia ni dependencia.

De esta manera, al tener un tratamiento sin efectos psicotrópicos o que altere la realidad, y que a su vez tenga altos perfiles de tolerabilidad y seguridad, es muy posible que el CBD sea el cannabinoide con mayores probabilidades de llegar al uso clínico en el manejo de la ansiedad.

¿Qué dicen los estudios sobre el tratamiento de la ansiedad social en el CBD?

Por si todavía dudas de la seriedad con la que se considera beneficioso al cannabidiol, ten en cuenta que ya se han realizado cualquier cantidad de estudios sobre las propiedades del CBD. Más allá de asociarlo con la marihuana, la idea es también tumbar el tabú que muchos aún tienen contra esta planta y sus beneficios.

Así, en el 2017, la Universidad de São Paulo en Brasil, publicó una investigación en la cual se determinó que en aquellos pacientes que sufren de temor o incomodidad en diversas situaciones sociales, el CBD actuó como agente para la disminución de la ansiedad.

También, en otros estudios clínicos, se demostró que el CBD en dosis moderadas puede modificar el flujo sanguíneo sobre ciertas áreas del cerebro. Esto podría causar un efecto ansiolítico en las personas que sufren Trastorno de Ansiedad Social Generalizada.

Propiedades del CBD contra la ansiedad

¿Puede existir alguna fobia a la sociedad? Pues digamos que una de las cosas más parecidas a esto, es un problema mental llamado trastorno de ansiedad social o TAS. Es común que las personas que lo padecen, sientan un temor frecuente y bastante intenso de ser juzgados por los demás. Obviamente, esto afecta directamente tu relación con tu entorno y las personas que te rodean, desde que eras el niño solitario de la escuela, hasta hoy, cuando te cuesta un esfuerzo enorme salir de tu casa a enfrentarte con tus compañeros de trabajo, la cajera de la panadería o el vecino de tu mismo piso.

Pero este trastorno no tiene por qué regir tu vida eternamente. Puedes encontrar una solución en la fuente más inesperada, el cannabis. Entre los más de 60 cannabinoides presentes en esta planta, se sabe que el THC es el que causa más efectos psicotrópicos, ese que te hace a veces alucinar o distorsionar la realidad. Sin embargo, tiene un antagonista, que es el CBD, pues se ha comprobado que este componente no sólo reduce la ansiedad producida por el THC, sino que también regula sus niveles en el cerebro, sirve como analgésico y en procesos inflamatorios, con la ventaja de que no te deja colocado.

Un caso de estudio

Entonces, ¿el CBD puede ayudarme a sentirme más tranquilo, sereno y sin tantas presiones que me puede generar crisis de ansiedad? Los estudios tienen la respuesta a eso. La Revista Springer Nature, publicó un estudio en el que un grupo de científicos comparó los efectos del cannabidiol (CBD) en una Prueba Simulada de Oratoria (SPST, por sus siglas en inglés) en pacientes con control saludable y pacientes con Trastorno de Ansiedad Social (TAS) sin tratamiento. Por razones éticas y económicas,  utilizaron una sola dosis de CBD, esperando que este cannabinoide redujera los efectos de la SPST.

Los voluntarios participaron en una sola sesión experimental, que se realizó en un procedimiento doble-ciego, ya que ni los doctores ni los pacientes conocían los componentes suministrados, siendo así una prueba imparcial y sin errores de sesgo.  En ella, se midieron de los índices subjetivos de la Escala analógica visual del estado de ánimo (VAMS) y Escala de auto-evaluación negativa (SSPS-N). También se consideraron las medidas fisiológicas como presión sanguínea, frecuencia cardiaca y conductancia de la piel.

El resultado del CBD con el grupo de pacientes patológicos fue la disminución significativa de la ansiedad al momento de hablar en público, el cual es uno de los principales síntomas del trastorno de ansiedad social. Asimismo, la autoevaluación negativa de estos voluntarios fue prácticamente  suprimida con el uso del CBD. En el caso de los pacientes que consumieron un placebo, se presentó más ansiedad, molestias y niveles de alerta, en comparación con el otro grupo de pacientes.

¿De qué forma se puede consumir el CBD para la ansiedad?

¿Te ha pasado que la ansiedad no te deja, literalmente, ni respirar? Pues un poco de CBD te puede sacar del aprieto. Hay muchas maneras de consumirlo, pues en el mercado ya se encuentran diversos tipos de productos como vaporizadores, cosméticos, cápsulas, comestibles y aceites.

Puedes probar por ejemplo con el aceite de CBD, porque viene mezclado con otro aceite vegetal y basta con disolver un par de gotas en alguna infusión o aplicarlas debajo de la lengua. También puedes aplicarte una crema o gel de CBD sobre la piel, pues es una forma menos invasiva de utilizar el producto.

Otro punto a favor de estos productos, es que puedes consumirlos en donde te encuentres sin llamar la atención, y en el caso de las cápsulas u otros comestibles, ya contienen una dosis estándar de CBD concentrado y de calidad.

Aunque, si tu onda es más el fumar, puedes usar un vaporizador con aceite de CBD para bajarle la intensidad a los efectos del porro que te dejó alterado. Así también evitas inhalar el humo proveniente de la combustión vegetal.

¿Puede tratarse con CBD la ansiedad en niños?

Se ha visto que el CBD tiene muy buenos efectos en el tratamiento de la ansiedad en adultos, pero ¿es seguro su uso en niños? Hasta los momentos, son pocos los estudios que se han hecho de tratamientos con cannabidiol en el campo de la pediatría, por lo que no hay seguridad sobre los efectos que el suministro de esta sustancia pueda causar en los más pequeños de la casa.

No obstante, en algunos países como México y Estados Unidos, se realizaron investigaciones sobre los efectos del CBD en niños con autismo y con epilepsia, obteniendo resultados positivos. Esto es un claro indicio hacia un futuro uso de los cannabinoides para el tratamiento de la ansiedad en todas las edades.

Por otra parte, el CBD puede ser una gran ayuda al momento de la ansiedad, la hiperactividad y déficits de atención, situaciones habituales en muchos niños. Eso sí, antes de pensar en comprarle gomitas con CBD a los chiquillos, consúltalo con el pediatra.

¿El CBD puede generarme efectos contraproducentes en el organismo?

Siempre que introducimos una sustancia en nuestro cuerpo, existe la posibilidad de que además de los efectos que buscamos, haya otros secundarios. Lo mismo aplica para el CBD, por lo que es importante considerar esta posibilidad.

Pero, ¡que esto no te quite el sueño!, porque a pesar de que se han registrado algunos casos de malestar como somnolencia, diarrea o náuseas después de consumir una dosis muy alta de CBD, los efectos son en su mayoría benéficos y no ha habido consecuencias graves de su uso.

En este sentido, tampoco se ha comprobado que pueda haber casos de sobredosis por CBD, ya que el cuerpo humano tolera bien este cannabinoide. Otras investigaciones demuestran que el consumo por personas sanas no genera efectos secundarios graves o toxicidad.

¿Debería consultar con mi médico antes de consumirlo?

Dado que hay muchos casos en los que los resultados terapéuticos del CBD están más basados en anécdotas que en estudios clínicos, todavía hay lagunas en el conocimiento avanzado de las ventajas de este cannabinoide, por lo que es recomendable consultar al médico antes de autoadministrarse productos que contengan CBD.

¿Estás tomando otro medicamento y deseas experimentar con CBD? Entonces es mejor que primero lo comentes con tu médico o farmacéutico de confianza para que éste pueda evaluar los componentes de los otros fármacos y así indicarte si podría haber algún tipo de interacción negativa con el cannabidiol, además de comparar también la dosis del mismo que podrías utilizar. Esta recomendación es más que necesaria si consumes algún fádrogas.

Conclusión

Todo parece indicar que la era del CBD apenas está comenzando y que seguramente será cada vez más próspera. Si con los estudios que se han realizado hasta el momento ya se ha demostrado una lista de beneficios de esta sustancia en el tratamiento de diferentes trastornos y enfermedades, muy probablemente de aquí a unos años y, contando con la legislación y normativa que regule y respalde estos estudios, estemos hablando de los usos del CBD en otros ámbitos.

Hay estados como los Países Bajos, España, Colombia y Uruguay en los que el uso del cannabis medicinal ya es legal, pero aún falta que se sumen más países a esta iniciativa y se establezcan normativas generales del uso de los derivados de esta planta. Pero, ¡ánimo! que ya vamos encaminados.

Si luego de leer este artículo, continúas con curiosidad o dudas sobre el consumo de CBD y las ventajas que puede aportar a tu vida o a la de alguien que conozcas, es cuestión de consultarlo con tu médico y seguir informándote con la gran cantidad de datos que ya se encuentran disponibles en la web sobre esta sustancia que llegó para quedarse.

Información sobre el CBD

¿Qué son los terpenos?

1

Introducción

Una de las formas más fáciles de identificar a la marihuana es por su característico olor. La biología nos ha permitido poder comprender cómo se compone el cannabis: además de los cannabinoides, existen los terpenos. Hoy se estima que entre el 10% y el 30% de lo que compone al olor del cananabis está conformado por terpenos, pero, ¿qué son?

Los terpenos provienen de derivaciones de compuestos del isopreno. Además, su origen está en el ácido mevalónico. Su importancia reside en que son los constituyentes más relevantes de los aceites esenciales de diversas plantas. También fungen de pigmento y sus características son las que conforman a los olores, que sirven para la propia defensa de la planta. El cannabis tiene más de cien terpenos, y gracias a ellos esta planta tiene gran parte de sus propiedades.

¿Qué son los terpenos?

Químicamente hablando, los terpenos son compuestos orgánicos que provienen de derivaciones del isopreno, que es un hidrocarburo con cinco átomos de carbono. Por este motivo, los terpenos también se conocen como isoprenoides. Su antecedente principal es el ácido mevalónico, a su vez proveniente del acetil coenzima A.

La polimerización enzimática de al menos dos isoprenos es el proceso mediante el cual se constituyen los terpenos. Además, cuando los terpenos se modifican químicamente a través de la oxidación o la reorganización de su estructura, su nombre cambia a terpenoides. En cualquier caso, los terpenos son parte de los aceites esenciales de plantas de todo tipo, ante lo que han adquirido relevancia.

¿Dónde se encuentran los terpenos?

El cannabis es una planta y tiene terpenos, por ende, los terpenos forman parte de las plantas, ¿no? Sí, es así, pero también hay terpenos en los animales. Estos compuestos orgánicos pueden conseguirse en muchas plantas y algunos animales, pero en caso de estos últimos, el número de terpenos es mucho menor.

La gran cantidad de terpenos se asocia con las estructuras propias de la planta. Estos se pueden acumular con motivo de generar mecanismos de defensa a través de la conformación de un color o le emanación de distintos olores.

¿Cómo se clasifican los terpenos?

Como te puedes imaginar, los terpenos no tienen una única presentación. Los también conocidos como isopropenos se clasifican en diversos tipos según su estructura, conformada por dímeros de isopreno. Cada unidad terpénica tiene dos isopropenos, y por ende existen ocho diferentes tipos, dependiendo del número de unidades terpénicas que tiene.

Así pues, los hemiterpenos tienen media unidad terpénica, los monoterpenos una, sesquiterpenos una y media, diterpenos dos, sesterterpenos dos y media, triterpenos tres, tetraterpenos cuatro y todos aquellos que tengan más de cuatro unidades terpénicas recibirán el nombre de politerpenos.

La presencia de estas diferentes clasificaciones en función de las unidades terpénicas varía según la planta existente. No todas están presentes en cualquier planta y tampoco suelen mostrarse en las mismas concentraciones. El cannabis, como planta destacada con terpenos, apenas contiene algunas de estas clasificaciones.

¿Cuáles son las funciones de los terpenos?

A todas estas, ¿para qué sirven los terpenos? Si te has preguntado cuál es su utilidad, debes saber que tiene muchas. Estas se aplican directamente en el comportamiento de la planta, pero también pueden servir para diferentes actividades a partir de la extracción. Algunas de ellas son:

Pigmentos

Muchos sabemos desde la escuela primaria que el verde de las plantas puede deberse a la clorofila. Pero, ¿qué tienen que ver los terpenos en esto? Pues existen plantas en las que los terpenos son principalmente pigmentos, al formar parte de la clorofila, además de determinadas hormonas. Los terpenos pueden ser entonces un colorante de las plantas.

Protección de la planta

La planta tiene depredadores, pero sus armas son los olores y su textura, principalmente. Los terpenos les sirven a las plantas para atraer o ahuyentar a los insectos, así como mantenerse sólidos ante las altas temperaturas. Atrayendo insectos polinizadores fomentan la reproducción, pero ahuyentando a los depredadores garantizan la estabilidad y la sobrevivencia de la planta.

También la función de protección se ve al evitar la desecación de la planta. Al someterse la misma a unas temperaturas sumamente elevadas, los terpenos comienzan un proceso de evaporación con propósito de mantener la temperatura interna de la planta y evitar que se seque a mediano plazo.

¿Cuál es la relación de los terpenos con el cannabis?

Los terpenos son ampliamente conocidos por el papel que juegan en la planta del cannabis. En ella se excretan a partir de la resina, pero son diferentes tipos los que se producen y presentan, al modificarse su presencia según a qué variante del cannabis pertenece la planta.

Los terpenos son los que definen los diferentes olores propios del cannabis. Al ser muchos terpenos y diferentes variantes del cannabis, los olores suelen ser variados. Como pudimos ver en las funciones de los terpenos, en el caso del cannabis estos sirven también para proteger a la planta en caso de que se presenten altas temperaturas.

En ese mismo sentido, los terpenos son capaces de aumentar la humedad de la planta, para evitar también que pueda producirse una situación de sequía. La viscosidad de la resina desde donde se excretan los terpenos permite atrapar insectos que puedan poner en riesgo la viabilidad de la planta de cannabis.

¿Cuáles son los tipos de terpenos existentes en el cannabis?

Son muchos los terpenos existentes en el cannabis. Actualmente y tras numerosos años de investigación se han identificado al menos 100 terpenos en el cannabis. Estos son, principalmente, pertenecientes a dos tipos: monoterpenos y sesquiterpenos.

Entre los monoterpenos tenemos al limoneno, que le otorga un olor similar al limón dependiendo de sus proporciones y variedades, al mirceno, pineno, eucaliptol, linalol, entre muchos otros. Todos ellos tienen nombres referidos a otras plantas y sus tradicionales olores, que se vinculan en este caso con los que existen en el cannabis.

Por otra parte, también se encuentran diferentes terpenos de tipo sesquiterpenos. El más conocido es el cariofileno, que se encuentra presente en las diferentes variedades de la planta. Este terpeno también se encuentra en la pimienta negra y tiene propiedades antiinflamatorias. Algunos de los terpenos más importantes son:

Limoneno

El limón tiene un olor por el que muchos se derriten, y el limoneno tiene mucho que ver ahí. Este terpeno se suele encontrar en las cáscaras de frutas como los cítricos, y a él debe su olor. Además de estas plantas, también se encuentra presente en el cannabis y es el motivo por el que algunos de sus consumidores argumentan que tiene un sabor cítrico.

Diferentes propiedades se le atribuyen al limoneno, como las anticancerígenas y las antifúngicas. Entre sus efectos también se encuentra un posible alivio para la ansiedad y su problema mayor de la depresión. Igualmente, el limoneno puede ser útil para fortalecer el sistema inmunitario del cuerpo.

Pineno

Hay un olor favorito por millones de personas en el mundo: el del pino. Este olor es propiamente el que proviene de su resina, que es de donde surge el pineno. Plantas olorosas como el romero tienen también a este terpeno, que en el caso del cannabis está presente en el cannabis. Su función en esta planta puede verse involucrada en un apaciguamiento de los efectos alucinógenos propios del THC.

Precisamente por la fuerza de su olor, el pineno es usado como expectorante. También se encarga de generar un efecto broncodilatador, y genera la sensación de una respiración más amplia y sin obstáculos.

Eucaliptol

En la lista de olores deliciosos, el eucalipto ocupa un papel destacado en una posición ampliamente superior. Como es evidente, el eucaliptol es el principal responsable. Este monoterpeno se encuentra en un gran número de plantas, aunque adquiere diferentes funcionalidades. Por ejemplo, existen orquídeas donde se produce el eucaliptol para atraer abejas, mientras que en otros tiene características repelentes.

En el caso del cannabis, el eucaliptol prácticamente solo se encuentra en su variante sativa. Sus propiedades son amplias, y se ha considerado para tratar afecciones respiratorias como la sinusitis y la condición asmática. También se ha estudiado una posible vinculación con el THC y sus efectos alucinógenos.

Linalol

La suave y delicada lavanda tiene como principal protagonista al linalol. Este monoterpeno de carácter lineal se usa como una fragancia agradable para todo tipo de productos, y su presencia en la naturaleza vegetal es común. Además, sus propiedades en contra de las quemaduras ya han sido categorizadas, además de su capacidad ansiolótica y aquellas anticonvulsivas.

En el cannabis, el linalol suele actuar de la mano con el THC, al producir efectos analgésicos. Sin embargo, el CBD y el linalol van de la mano en uno de los efectos más conocidos de este componente del cannabis, como es el tratamiento de la epilepsia, al producir un efecto anticonvulsivo.

Cariofileno

El principal terpeno de tipo sesquiterpeno en el cannabis es el cariofileno. En verdad, este consiste en una combinación de tres compuestos: el humuleno, el betacariofileno y el óxido de cariofileno. Este trío químico existe en la pimienta negra y en diferentes variedades del cannabis, y es además uno de los que más está presente en la planta en general. Sus propiedades son vastas y se suelen dividir en función de cada uno de sus componentes.

El cariofileno tiene vastas propiedades anticoagulantes, por lo que beneficia a la circulación. Además, tiene un gran potencial terapéutico en el marco de las propiedades antiinflamatorias. Junto con el CBD, el cariofileno es capaz de activar estas propiedades al actuar en el sistema endocannabinoide.

Mirceno

El terpeno más habitual en el mundo del cannabis es el mirceno. De tipo monoterpénico, se compone de aceite de tomillo principalmente. Su olor es de tierra y puede tener parecido con el del clavo. Sin embargo, su extensión en la naturaleza es vasta, al encontrarse de forma masiva en el mango, así como en otros árboles como el limoncillo. Una de sus funciones principales es la sedativa y por eso se toma en cuenta en tratamientos contra el insomnio.

La variante indica del cannabis, predilecta para obtener CBD, es donde se puede encontrar el mirceno en mayores concentraciones. Por este motivo, sus efectos son más propios de la relajación y la calma de la ansiedad. Además, cuando se combina con el THC podría generar una situación de actividad fuerte.

¿Cómo se comercializan los terpenos?

Es cada vez más frecuente ver productos que provienen de terpenos de cannabis. Pero, ¿realmente lo son? No siempre. En ocasiones, estos productos, denominados perfiles de terpenos, se refieren a terpenos de otras plantas mezclados con cannabis. Aunque la extracción no suele provenir del cannabis como tal, el efecto es bastante similar.

La comercialización de productos cannábicos es un asunto que está en crecimiento constante, por lo que no se debe descuidar la atención en ninguno de estos aspectos. Aunque, en principio, puede parecer complicada la separación y comercialización de algún componente del cannabis, con el tiempo esas barreras se irán rompiendo. También será el caso de los terpenos, que podrán apreciarse individualmente.

¿Qué son los aceites esenciales provenientes de terpenos?

Cada vez que veas por la calle algún aceite esencial, seguramente tendrá que ver con los terpenos En el caso de los aceites esenciales de cannabis, no tengas duda de que así es. La marihuana tras ser cosechada, generalmente, tiene un 1% de aceite, que se compone esencialmente de monoterpenos. En cambio, el cannabis seco tiene muchísimo menos aceite, de solo un 0.1%, compuesto esencialmente de sesquiterpenos.

Los aceites esenciales tienen numerosas propiedades de carácter terapéutico. Además, pueden aplicarse en técnicas de aromaterapia con distintos fines. El aceite esencial de cannabis se extrae usando vapor y tiene amplio uso en la parte cosmética, a través de productos estéticos que incluyen cannabis y que puede tener propiedades beneficiosas para el cuidado de la piel.

Conclusión

El sentido del olfato es uno de los más importantes en la vida, pero tiene una importancia mucho mayor a la de sentir un olor particular. Los terpenos así lo demuestran: su variedad y amplitud hacen ver que no se trata solo de olores deliciosos, sino de propiedades concretas que, en plena conexión con el resto de los componentes de una planta como el cannabis son capaces de proporcionar beneficios directos a la salud del ser humano.

Los terpenos en el cannabis juegan un papel fundamental y tienen una importancia suprema en el funcionamiento de la planta. La investigación científica ha dotado de información que ha permitido saber la utilidad de los terpenos en la vida cotidiana. Poco a poco comenzaremos a entender los terpenos como algo cercano y no solamente como parte del cannabis.

 

 

Información sobre el CBD

Cannabis medicinal como tratamiento para el Alzheimer

shutterstock_583124596_1

Introducción

Los aportes de los cannabinoides a la salud son bien conocidos por cada vez más personas alrededor del mundo. Una de las características más importantes de estos compuestos es su capacidad de ser empleados como medicamento para algunos de los padecimientos más complicados de tratar, entre ellos, el Alzheimer.

Esta enfermedad neurológica degenerativa es infame por lo complejo de su tratamiento. De hecho, no tiene cura. Las únicas opciones medicinales disponibles se limitan a retrasar el daño crónico en los pacientes, muchos de los cuales suelen optar por tratamientos alternativos que van desde terapias, hasta plantas medicinales como el cannabis, en aras de mejorar su condición.

A lo largo de esta entrada, estaremos explicando los beneficios del cannabis como tratamiento natural contra el Alzheimer, así como el respaldo científico detrás de los testimonios de pacientes que afirman haber encontrado una excelente alternativa para volver a su vida normal. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el cannabis y qué beneficios puede traer?

El cannabis es llamado por algunos como la medicina del siglo XXI. No obstante, ha sido empleado por muchas culturas a lo largo de la historia y no fue sino hasta mediados del pasado siglo, que fue víctima de una campaña de desprestigio que hizo de esta planta un tema tabú. La buena noticia es que gracias a la información y al esfuerzo de la comunidad científica, el cannabis está siendo muy bien visto por cada vez más personas alrededor del globo.

Esta planta, como cualquier otra, tiene varios compuestos dentro de su estructura química, siendo los principales el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol). El primero es bien conocido como la sustancia psicoactiva, que es esa que te hace estar colocado. El CBD por su parte, es una sustancia netamente medicinal, que no produce ningún tipo de efecto psicoactivo.

Entre los beneficios más remarcados del CBD para nuestro cuerpo, figuran sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, relajantes, el mejoramiento de la calidad del sueño y otros efectos positivos que se dan gracias a los efectos sobre el sistema endocannabinoide.

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa que produce pérdida de memoria, cambios en el comportamiento y, en muchos casos, puede derivar en demencia. Es, en efecto, una de las formas más comunes de demencia, ya que los síntomas, conforme se ven empeorados, interfieren directamente en la vida cotidiana de los pacientes.

Este padecimiento suele presentarse en la vejez, más concretamente después de los 65 años de edad. Sin embargo, esta enfermedad no se limita únicamente a afectar a personas mayores, ya que, aunque es menos común, existen casos de Alzheimer en personas por debajo de este promedio.

Los síntomas más claros para diagnosticarla son aquellos relacionados a la pérdida de memoria. En principio esta es leve y no suele afectar más que los recuerdos inmediatos del paciente, principalmente situaciones que recién acaban de ocurrir).  El problema reside en el hecho de que, si no se comienza el tratamiento a tiempo, los síntomas se agravan progresiva y aceleradamente, llegando incluso a borrar los recuerdos más importantes, como el propio nombre de quien la padece, lo que hizo en su vida, sus hijos e incluso dónde vive. Esto último la hace especialmente peligrosa, dado el riesgo de extravío.

En la actualidad, no existe ninguna cura para el Alzheimer. Únicamente se cuenta con diversos tratamientos, como los inhibidores de la colinesterasa, que pueden frenar su avance, pero que también suelen tener efectos secundarios sobre órganos del sistema digestivo. También existen terapias para estimular la salud cognitiva del paciente que resultan positivas. Pero entonces, ¿podrá el cannabis o alguno de sus componentes ser una alternativa para mejorar la condición de los pacientes con Alzheimer?

¿Por qué el cannabis podría ser beneficioso para tratar la pérdida de memoria?

Como bien dijimos, los tratamientos existentes para esta enfermedad se limitan a frenar sus síntomas y tienen notables consecuencias, dado sus efectos secundarios. Es importante pues que al paciente se le incluyan las también mencionadas terapias y cualquier otro remedio natural que pueda mejorar la calidad de vida de estos. El cannabis figura como una alternativa que se debería tomar en cuenta, gracias a los aportes que nos hacen sus distintos componentes.

En la Universidad de Western Sydney en Australia, se han practicado estudios post-mortem en personas que padecían Alzheimer y se encontró que el sistema endocannabinoide guarda relación con varios de los procesos de esta enfermedad. Asimismo, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el CBD resulta un potencial tratamiento para la neuroinflamación y el estrés oxidativo, causado por el desgaste del cuerpo por la vejez.

Aunado a esto, muchos de los pacientes con Alzheimer presentan otros síntomas en paralelo a la propia enfermedad, que se dan cuando las personas ven disminuida su calidad de vida. Uno de los más comunes es la ansiedad, para la cual también se recomienda el CBD gracias a sus cualidades ansiolíticas. El cannabis también es conocido por sus efectos sobre el insomnio, haciéndolo ideal para tratar las alteraciones del sueño que padecen algunos pacientes con Alzheimer.

¿Cómo actúa el cannabis en el organismo para prevenir la pérdida de memoria?

Para entender esto, primero hay que conocer cómo se comporta la enfermedad. El cuerpo humano, como el de todos los seres vivos, se degenera con el tiempo. A nivel cerebral, el desgaste por vejez suele presentarse a través de la formación de placas de una proteína llamada beta-amiloide, que se crean en torno a las conexiones neuronales. En el caso particular de los pacientes con Alzheimer, estas placas no solo se producen en mayor número, sino además sobre zonas focalizadas como el lóbulo temporal, produciendo así, el daño sobre la memoria.

La situación se agrava por otros factores como el estrés oxidativo propio de la vejez, y la mencionada neuroinflamación, que aceleran la formación de estas placas y disminuyen la calidad de las transmisiones neuronales en el cerebro.

Teniendo esto en mente, podemos afirmar que tanto el CBD como el THC, tienen participación activa al combatir los procesos de la enfermedad, haciéndolos una gran alternativa de tratamiento. El CBD se encargará de disminuir la inflamación neuronal y reducir el estrés oxidativo. El THC, por su parte, será el responsable de estimular la regeneración celular en el cerebro, deteniendo el proceso de formación de las placas de beta-amiloide, y en el camino, reduciendo el daño que sufre a mediano y largo plazo el lóbulo temporal del paciente. Genial, ¿cierto?

Propiedades del cannabis contra el Alzheimer

Ya conversamos un poco sobre las posibilidades del cannabis medicinal como tratamiento alternativo. Ahora te mostraremos algunas de sus increíbles propiedades para controlar esta enfermedad degenerativa.

1. Es un medicamento seguro y eficaz contra la demencia 

Científicos de la Universidad de Tel Aviv realizaron un estudio en el que encontraron que los diez voluntarios que participaron, tuvieron una considerable reducción en la gravedad sus condiciones. También observaron que síntomas como la irritabilidad, apatía, ansiedad y alteraciones de sueño, vieron una significativa mejora.

Además, el estudio reveló que no hubo ningún efecto secundario sobre los pacientes. De esta forma concluyeron que el cannabis medicinal es un potencial medicamento, seguro y eficaz para tratar enfermedades relacionadas con la demencia, como el Alzheimer.

2. Tanto el CBD como el THC pueden resultar beneficiosos para tratar el Alzheimer

En un estudio publicado en la Sociedad Farmacológica Británica, se determinó que el CBD tiene efectos muy positivos sobre el sistema endocannabinoide, y que éste, a su vez, está directamente involucrado con algunos de los procesos del Alzheimer como la neuroinflamación y el estrés oxidativo. El compuesto básicamente permite reducir tanto la inflamación como el estrés, haciendo que el daño tenga una disminución considerable a mediano y largo plazo.

Por su parte, se encontró que el THC reprime la formación de placas proteicas tóxicas (beta-amiloide) en el cerebro. Esta es una característica común en los casos de demencia senil, muy presente en el Alzheimer, teniendo como única contraindicación clínica el efecto psicoactivo propio del compuesto. Quedará pues a escogencia del paciente y de su médico determinar si emplea ambos componentes en su tratamiento, así como la revisión de la legalidad de los mismos en su localidad.

3. Puede ayudar a reducir los síntomas y efectos secundarios de la demencia 

Como ya lo mencionamos, la ansiedad y los desórdenes de sueño están muy presentes en pacientes con Alzheimer -y con cualquiera de las formas de demencia-. El estudio realizado por estudiantes de la Universidad de Medicina de Nueva York, concluye que el CBD es un potencial tratamiento para los padecimientos relacionados con la ansiedad, sin ningún tipo de efecto secundario. Y como hemos reiterado en varias ocasiones, ¡el cannabis resulta ideal para mejorar la calidad del sueño!

¿El CBD puede ser un tratamiento para el Alzheimer?

Por sí solo, el CBD resulta una herramienta muy buena para frenar algunos de los procesos de la enfermedad. No obstante, su efectividad se verá multiplicada si se emplea en conjunto con su hermano, el THC. ¿Por qué? Pues esto se debe a que cada uno de los compuestos ataca la enfermedad en diferentes niveles, todos muy relevantes en el desarrollo de la misma, por lo que utilizar uno y dejar el otro de lado, podría no resultar tan efectivo como quisiéramos.

Recordemos que el THC trabaja “limpiando” el cerebro de las placas que dañan la transmisión neurológica. Paralelamente, el CBD desinflama las neuronas dañadas y reduce el estrés oxidativo.

Como recomendación final, lo ideal es no solo utilizar ambos compuestos medicinales, sino además combinarlos con terapias cognitivas que estimulan el cerebro y los procesos neuronales del paciente. De esta forma, se podrá notar una mejora en su calidad de vida.

¿Debo consultar con un médico antes de consumir cannabis?

Es recomendable consultar con tu médico de confianza, ya que es él quien te dará las dosis adecuadas y las mejores formas de consumo según el caso. Es incluso más importante que el especialista monitoree los resultados que vas obteniendo, dado que estamos hablando de un tratamiento de medio a largo plazo para una enfermedad crónica y degenerativa.

Vale mencionar que el tratamiento recomendado consta tanto del uso de CBD, como de THC. Esta última sustancia está regulada en muchos países en los que solo puede ser adquirida bajo prescripción de un galeno. En el caso del cannabidiol, en muchos países no necesitas ningún tipo de prescripción para comprar productos con la sustancia, pero aún existen muchos territorios donde sigue prohibido por el simple hecho de provenir del cannabis.

¿Qué avances traerá la investigación del cannabis y el Alzheimer en el futuro?

A pesar de que los estudios no abundan, tanto los entusiastas de la medicina alternativa, como los médicos tradicionales, apuntan a que el cannabis podría ser clave en el porvenir de los tratamientos contra la demencia senil y los padecimientos psiquiátricos en general.

La comunidad científica concuerda en que el uso de esta planta puede mejorar la calidad de vida de los pacientes con Alzheimer a mediano y largo plazo, dejando de lado los efectos secundarios que conllevan los tratamientos convencionales. Realizar estudios en conjunto para el Alzheimer, y el uso del cannabis para tratar ésta y otras enfermedades similares, será de gran provecho para la comunidad médico-científica en general.

Conclusión

El Alzheimer es una grave enfermedad degenerativa del cerebro, con pocos tratamientos e imposible de curar. Sin embargo, hoy más que nunca el cannabis está presente como medicamento natural alternativo, seguro y efectivo para tratar los síntomas de ésta y otras enfermedades relacionadas con la demencia senil.

Esta terrible enfermedad ha sido temida no solo por su gravedad, sino además por el hecho de que no tiene un sistema de prevención aparente. Aún hay mucho misterio alrededor del padecimiento y aunque los avances al respecto son significativos, existe mucho terreno por recorrer.

Si bien es cierto que los resultados que se han obtenido en las diversas pruebas son muy positivos, los estudios científicos oficiales son escasos. Al cannabis aún le rodea una sombra de desinformación que buscamos iluminar. Mientras más personas conozcan sus bondades, más estudios se realizarán y más vidas se salvarán, incluidas aquellas de quienes sufren el Alzheimer.

 

 

Información sobre el CBD

¿Puede el CBD ayudar con los cólicos menstruales y el dolor?

shutterstock_686243281_1

Introducción

El uso del cannabis y específicamente de la marihuana y sus flores con fines terapéuticos para las féminas, se remonta a muchos años atrás, cuando en China se les suministraba esta planta a las mujeres que sufrían de calambres y dolores menstruales. Incluso se ha llegado a afirmar que en el siglo XIX, la reina Victoria del Reino Unido se valía de los efectos calmantes de la marihuana para disminuir sus dolores durante los días de menstruación.

¿Una reina que consumía marihuana? Puede ser. En realidad, hay una buena lista de personalidades de las que se sabe que fueron o son asiduas a esta planta, no solo por los efectos psicotrópicos que puede generar el cannabinoide THC, sino también por sus propiedades medicinales que no implican quedarse drogado, sobre todo cuando la cepa es rica en CBD o cannabidiol.

Entre estos fines terapéuticos, las mujeres le han otorgado al cannabis un sitio especial durante los días en los que ataca el síndrome premenstrual, así como durante la menstruación propiamente dicha. Si bien los efectos son subjetivos y difieren en cada persona, las propiedades analgésicas de la marihuana muchas veces resultan mejores que los de la medicina convencional.

¿Qué es el CBD?

¿Cuántas veces has escuchado hablar de los cannabinoides de la marihuana y sus efectos en el cuerpo? Tal vez no hayan sido muchas, pero lo cierto es que la planta cannabis es rica en fitocannabinoides, unos compuestos que hasta los momentos ya sobrepasan los 100 y de los cuales se han estudiado con mayor interés el tetrahidrocannabinol o THC, el cannabidiol o CBD, cannabinol o CBN entre otros, por sus efectos psicoactivos y terapéuticos que se manifiestan de formas tan diferentes como propiedades analgésicas o ayuda a conciliar el sueño.

El CBD es entonces uno de estos componentes del cannabis, que no hace que te sientas drogado y que más bien contrarresta los efectos del THC. Es un cannabinoide que actúa como antagonista de los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide (SEC), abunda sobre todo en el cáñamo, la parte del cannabis que se usa más comúnmente para fines medicinales.

Entre las características principales del CBD, aparte de que no es psicoactivo, está su acción contraria a los efectos del THC y su potencial efectividad en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, gracias  a sus propiedades ansiolíticas, antiinflamatorias, neuroprotectoras y antioxidantes.

¿Qué son los cólicos menstruales?

Si eres mujer, seguramente en algún momento de tu vida has tenido cierto malestar corporal durante tu menstruación. Puede ser sensibilidad en los pechos, hinchazón estomacal, cambios de humor, entre otros síntomas. Esto comúnmente se conoce como síndrome premenstrual y suele estar acompañado en algunos casos de los temibles cólicos menstruales.

Estos cólicos o calambres menstruales se caracterizan por presentar dolor en la parte baja del abdomen. Esta molestia puede ser de leve a moderada o incluso fuerte, impidiendo realizar otras actividades, así como también se asocia con náuseas, dolor en los muslos y estreñimiento. Los cólicos menstruales, médicamente, son más comunes en mujeres menores de 30 años.

Como es natural, no todas las mujeres padecen esos síntomas y la gravedad puede variar dependiendo de la genética y factores ambientales. Es aquí donde entra en juego el cannabis, como aliado para aliviar los síntomas relacionados con el dolor, pues, entre sus más de 100 cannabinoides, el CBD es uno de los que mejor actúa como antiinflamatorio y analgésico.

¿Cómo actúa el CBD con los cólicos menstruales?

¿De verdad puede el CBD aliviar los cólicos menstruales? Pues, según diferentes estudios que se han realizado tanto en ratas de laboratorio como en células y posteriormente en personas, el cannabidiol ha demostrado ser un analgésico eficaz y sin efectos adversos. Por este motivo, en relación con los calambres menstruales, el CBD no solo alivia el dolor, sino que reduce la inflamación, funciona como relajante muscular y ayuda a mejorar los cambios de humor.

La endometriosis es un trastorno que tiene entre sus síntomas cólicos menstruales severos causado por, entre otras razones, un desequilibrio en el sistema endocannabinoide. Existen investigaciones que afirman que la presencia de cannabinoides externos puede ayudar a reducir los síntomas. De esta manera, el CBD puede aportar mucho en el tratamiento de la endometriosis y los malestares propios de la menstruación.

La razón es que el CBD restaura el equilibrio del SEC y como el útero tiene muchos receptores de endocannabinoides, hay muchas probabilidades de que los fitocannabinoides del cannabis permitan la regulación y restauración saludable del útero.

Marihuana y ciclo menstrual

En términos generales, hay diferentes formas en las que la marihuana puede afectar al ciclo menstrual. Algunas de ellas son:

1. Bloqueo de ovulación

Son numerosos los estudios que sugieren que el THC puede bloquear la ovulación en muchos mamíferos. Esto se debe a que reduce la fertilidad suprimiendo la hormona luteinizante, fundamental para realizar el proceso de ovulación.

2. Reducción de la inflamación

Son harto conocidas las propiedades antiinflamatorias que tienen importantes cannabinoides como el CBD. También es público que la dismenorrea o menstruación dolorosa ha sido tratada con el cannabis desde hace siglos y por culturas de todo el mundo, pues tanto el THC como el CBD son capaces de reducir la inflamación y el dolor.

3. Afectaciones en el síndrome premenstrual

Las fluctuaciones y desequilibrios hormonales que ocurren durante el síndrome premenstrual se ven afectados en presencia de fitocannabinoides de la marihuana. Esto se debe a que, así como el THC suprime la hormona luteinizante, los estudios muestran que los niveles de prolactina y cortisol también se alteran.

4. Reducción del ciclo menstrual

Para muchas mujeres es un sueño tener un ciclo menstrual más corto. Para otras, todo lo contrario. De cualquier forma, al parecer se han presentado casos en los que el consumo de marihuana puede reducir la duración del ciclo menstrual. Todavía no se tienen pruebas suficientes, pero según las investigaciones, la duración del ciclo también se puede ver afectada con el cannabis, reduciéndolo en diferente medida.

5. Interferencia en el embarazo

Intentar quedar embarazada puede ser una experiencia sencilla o muy complicada para una mujer El cannabis en el embarazo es un tema polémico sobre el que no se ha llegado a un consenso suficiente. No obstante, poco se dice sobre la influencia que tiene mientras una mujer está buscando quedar embarazada.

Así como en el punto anterior, aún no existe suficiente evidencia. Sin embargo, la que se tiene hasta ahora indica que el consumo de marihuana podría interferir con la implantación del embrión en el útero. Así que, si fumas y te interesa quedar embarazada, es aconsejable que suspendas tu consumo, sea un porro o en cualquier otra presentación, al menos durante las 24 horas previas al acto.

¿Cómo puedo consumir CBD para aliviar los cólicos menstruales?

Si te interesa probar el CBD para aliviar tus dolores y malestares durante tu menstruación, ten en cuenta que la dosis que consumas depende de la gravedad de los cólicos. Es fundamental que, en este punto, consultes a tu médico especialista, para que te recomiende una dosis adecuada y te ofrezca las opciones de consumo que tienes a tu disposición.

La variante cannabis indica suele ser la más recomendada como medicinal, siendo preferidas aquellas que contengan mayor concentración de CBD. Se puede consumir de diferentes maneras, pero para el efecto que queremos alcanzar, que es reducir y aliviar el malestar del síndrome premenstrual y los cólicos de esos días, el aceite es la opción más recomendable, porque es más fácil de dosificar y no tiene los contras de fumar, como la inhalación del humo o el colocón.

El aceite de CBD tiene todas las ventajas del CBD y lo mejor de todo es que no te droga, porque no contiene al compuesto psicoactivo THC. Se pueden aplicar unas gotas debajo de la lengua para que sea absorbido más rápidamente o también se puede untar en el bajo vientre, realizar un masaje de forma circular en los senos o en la zona lumbar para aliviar el malestar. También puedes conseguir supositorios vaginales con aceite de CBD, fáciles de usar y muy buenos resultados.

Si el CBD viene del cannabis ¿causa adicción?

La respuesta es: no. Para la mayor tranquilidad y seguridad de las personas interesadas en aprovechar las ventajas del CBD pero sin correr el riesgo de quedarse high, la Organización Mundial de la Salud publicó un informe en el que declara que tras los múltiples estudios realizados, el CBD no es peligroso ni adictivo.

Por ser el segundo cannabinoide más abundante en la marihuana y por tener el precedente del THC y sus efectos estupefacientes, es normal que muchas personas se sientan inseguras y hasta intimidadas ante la posibilidad de probar algún producto que contenga CBD. No hay motivos fundados para que esto sea de esa manera.

La buena noticia sigue siendo que, lejos de causar adicción, hay investigaciones en las que el CBD incluso ha demostrado ayudar a controlar situaciones de adicción a otras sustancias. Por eso, cada vez son más las justificaciones para considerar a este cannabinoide como amigo y no enemigo. Su utilidad está llegando a diferentes campos de la salud, incluidos los cólicos menstruales.

Y si ya no me llega la menstruación, ¿puedo seguir consumiendo CBD?

Si el reloj biológico está marcando la llegada de la menopausia, con menstruaciones menos frecuentes o ya ausentes, como es el caso de la amenorrea, no te preocupes. En cualquier caso, puedes seguir aprovechando los beneficios de la marihuana, porque incluso en esta etapa más madura de la vida, sus propiedades te pueden ayudar a sentirte más cómoda.

Siguiendo en la línea del CBD, este cannabinoide vuelve a ofrecer efectos positivos en cuanto a los síntomas de la menopausia, como los dolores, cambios de humor o la ansiedad. Como se mencionó anteriormente, el CBD es un poderoso analgésico, antidepresivo y calmante, por lo que, con certeza, puedes mitigar los malestares propios de esta etapa consumiendo un poco de cannabidiol.

Por otra parte, para los calorones o sofocos, el THC puede ayudarte a disminuir la temperatura corporal si se consume en una dosis adecuada. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de experimentar con cualquiera de estas sustancias, para que puedas hacerlo con seguridad y confianza.

Conclusión

El empoderamiento femenino es un fenómeno presente en todos los aspectos sociales y culturales alrededor del mundo, y se hace evidente en mayor o menor medida con acciones como el hecho de que una mujer consuma cannabis. Hay quienes lo consideran “poco femenino”, pero el hecho es que el consumo en mujeres está aumentando y ya no es considerado socialmente como un asunto masculino.

Existe un hecho tan femenino como lo es la menstruación y todo lo que conlleva. Durante esos días de sangrado, un gran porcentaje de mujeres sufre del llamado síndrome premenstrual y cólicos menstruales, situaciones de malestar general en las que el cannabis ha demostrado ser de gran ayuda para aliviar los dolores, la inflamación y hasta los cambios de humor. El CBD, uno de los cannabinoides más importantes, podría proporcionar algunas respuestas incipientes en el estudio de esta área.

Ante este panorama, el hecho de que la marihuana medicinal sea cada vez más aceptada e incluida entre los tratamientos para mejorar la salud femenina, resulta prometedor. En varios países ya se ha logrado la aceptación del CBD, así que es posible que el cannabis recupere su puesto dentro de la medicina femenina, como lo tuvo hace siglos. Los cólicos menstruales ya no serán lo mismo en el futuro gracias al CBD.

 

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD contra la artritis

shutterstock_713128687_1

Introducción

La artritis es una afección bastante común, así como difícil de tratar, hasta el punto de volverse crónica. El CBD, componente del cannabis, puede ser un remedio natural muy efectivo contra los dolores y la rigidez, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Llevando un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y actividades físicas como el yoga, pilates o algún otro deporte bajo impacto, y utilizando las dosis de CBD recomendadas por expertos, la artritis puede ser muy llevadera, al punto de que incluso sus síntomas pueden no presentarse en forma aguda por mucho tiempo. ¿Aún tienes miedo de probar el CBD para beneficiar tu salud?

¿Qué es el CBD y cómo te puede ayudar?

El cannabis, con cada una de sus variantes, es un miembro de la familia Cannabaceae originaria de las cordilleras del Himalaya. Ha sido cultivado por infinidad de civilizaciones que le han dado un sinfín de usos diversos; desde fabricación de ropa, pasando por la creación de papel, extracción del aceite de sus semillas y, por supuesto, usos recreativos, místicos y espirituales.

Entre los componentes activos del cannabis, el THC y el Cannabidiol (CBD) son los más utilizados, siendo el primero la sustancia psicoactiva, y el segundo la sustancia medicinal. El cannabidiol es estudiado por científicos en todo el mundo, debido a que su consumo proporciona todo tipo de beneficios sin colocar a la persona, lo que la hace ideal para que cualquiera, sin distingo de su edad, pueda utilizarlo como parte de su tratamiento.

El CBD resulta ser eficaz en el tratamiento de las náuseas y vómitos por los procedimientos de la quimioterapia. Además, sirve para tratar el dolor, las inflamaciones, rigidez, espasticidad y otros síntomas de la esclerosis múltiple y la artritis relacionada con algunas alteraciones del movimiento.

¿Qué es la artritis?

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones. Muchas personas se quejan constantemente del dolor que genera esta enfermedad, que suele presentarse en personas de avanzada edad y concentrado en sus articulaciones. Es frecuente dividir a la artritis en dos tipos: artritis reumatoide y artrosis.

La artrosis es el tipo más frecuente de artritis. Se manifiesta a través del deterioro de los cartílagos de las diferentes articulaciones que la padecen. Los huesos acaban, con el tiempo, siendo víctimas de un desgaste constante. En caso de haber infección o tener una lesión adicional, el daño podría ser mucho mayor.

Por su parte, la artritis reumatoide es la otra manifestación de esta enfermedad, de carácter autoinmune. De nuevo, el dolor es el protagonista, pero también existe la inflamación de las articulaciones, así como la gradual pérdida de movilidad y agilidad en ellas. A diferencia de la anterior, este tipo de artritis se manifiesta con frecuencia en la mano y las muñecas, pero también puede afectar a los pulmones o la boca. Ante tal padecimiento, ¿puede ser el CBD una ayuda?

¿Cuáles son las propiedades que tiene el CBD contra los dolores?

La primera gran ventaja de utilizar CBD en tratamientos contra el dolor crónico, es que resulta una alternativa natural a los clásicos analgésicos fuertes que encontramos en la farmacia. Muchos de estos pueden provocar adicción al cabo de unos años de uso. Del CBD, por otro lado, no se tiene evidencia de adicciones a largo plazo: de hecho, algunos estudios revelan que puede ser utilizado para combatir adicciones y síndrome de abstinencia causados por sustancias como el alcohol.

El CBD, además, influye sobre los receptores del sistema endocannabinoide. Esto se debe a que este componente trabaja directamente sobre la anandamida, que es uno de los endocannabinoides que se producen en el organismo y que, según lo que se ha podido investigar, su funcionalidad puede estar vinculada con el dolor. Esas conclusiones podrían hacer pensar que el CBD estaría detrás, a su vez, de la reducción de la inflamación en el cuerpo. Suena bien, ¿no lo crees?

¿Puede el CBD ayudarme con mi artritis?

Como bien sabrás, la artritis produce inflamación en las articulaciones, atrofiándolas poco a poco. El propio dolor causado por esta inflamación hace que tu vida se vea seriamente afectada: habrá actividades que sencillamente no podrás hacer. Utilizar CBD para aliviar estos síntomas te permitirá no solo volver a tus hábitos normales, sino que además evitará que vivas anclado a tus analgésicos que, aparte de ser adictivos, terminan volviéndose menos efectivos con el tiempo, al desarrollar resistencia.

Desde hace ya bastante se ha venido estudiando y aceptando dentro de la comunidad científica el potencial que tiene el CBD en el tratamiento contra la artritis dadas sus propiedades analgésicas y desinflamatorias. No obstante, la investigación científica aún es insuficiente para determinar muchos aspectos. Sin embargo, existen testimonios de personas que afirman haber sentido mejoría en sus síntomas gracias al uso del cannabis en general.

Beneficios del uso del CBD como tratamiento contra la artritis

Ya son de conocimiento de muchos las propiedades que el CBD puede tener para tratar los dolores, inclusive aquellos ocasionados por la artritis. Algunos de los beneficios en esta área son:

1.  Tratamiento contra los dolores causados por enfermedades crónicas como la artritis 

Uno de los usos más comunes del CBD es para tratar los dolores, especialmente aquellos como consecuencia del tratamiento del cáncer. Sin embargo, estudios revelan que su potencial no se queda allí. Enfermedades no-oncológicas de diversos tipos también han visto reducción en el daño causado por sus síntomas a quien la padece.

El estudio realizado por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile concluye que su uso terapéutico es una buena alternativa para pacientes seleccionados que padezcan enfermedades crónicas cuyo síntoma principal sea el dolor, como la artritis, gracias a su eficacia y seguridad.

2.  Relación entre el sistema endocannabinoide y los dolores relacionados con la osteoartritis 

Se ha concluido a través de diversos estudios que los receptores del sistema endocannabinoide guardan una relación especial con los nervios que transmiten el dolor en las articulaciones. Algunos de ellos apuntan que los principales medicamentos prescritos para tratar la osteoartritis se limitan únicamente a controlar la progresión de la enfermedad, pero no atacan directamente la fuente del problema.

El sistema endocannabinoide por su parte, tiene una participación activa en esta enfermedad, por lo que su prescripción para tratarla se vuelve una opción bastante prometedora.

3.  CBD como antiinflamatorio potente no-psicotrópico 

El CBD tiene efectos muy positivos como analgésico y antiinflamatorio, pero no te hace sentir colocado como lo haría el THC. Su sensación se limitará a ser relajante, por lo que puede ser utilizado en casos especiales, como la artritis reumatoide o en los muy raros casos de artritis en niños y adolescentes.

Teniendo en cuenta que la artritis reumatoide es una versión de la enfermedad mucho más aguda que la artrosis, y que se presenta tanto en adultos como en niños y jóvenes, se pueden obtener resultados bastante alentadores al utilizar CBD como parte del tratamiento, combinando las recomendaciones de tu médico con el uso de ungüentos con base de cannabidiol directamente sobre las áreas afectadas.

¿Cómo puedo consumir el CBD para enfrentar la artritis?

Sabiendo que la artritis ataca las articulaciones del cuerpo, la forma ideal de consumo sería la utilización de ungüentos, cremas o bálsamos directamente sobre el área afectada. Existen diversas presentaciones en el mercado, pero todas ellas comparten una ventaja: además del efecto medicinal, son excelentes para mantener tu piel hidratada, debido a que el CBD cuenta con grandes propiedades para el cuidado de la piel.

Actualmente, se encuentra en desarrollo un medicamento especialmente creado para tratar la artritis reumatoide con base de CBD que ha tenido resultados preliminares muy positivos en el alivio de los síntomas causados por esta enfermedad. Su nombre es Sativex y es presentado en forma de ungüento.

También existen cápsulas de CBD que actúan de la misma forma que cualquier otro medicamento. En este caso, lo recomendable es ingerirlas con un poco de agua y el efecto no debería tardar demasiado en aparecer.

Otros métodos de consumo, como los alimentos e infusiones a base de CBD son igual de efectivos, pero en el caso particular de la artritis, los ungüentos y bálsamos son una gran opción dado que puedes aplicarlos directamente en el área afectada. Lo recomendable es, en esta situación, que consumas productos con CBD de este tipo, aunque también puedes preguntarle a tu médico de cabecera qué es lo que más te conviene.

¿Me voy a drogar si consumo CBD?

¡La respuesta es no! Esta es una de las preguntas que suelen hacerse las personas que apenas se inician en el increíble mundo de la medicina cannábica. Recordemos que la planta tiene diversos componentes con efectos particulares. La principal sustancia que te da la sensación de estar drogado -o colocado- es el THC, dado que ésta es la que cuenta con potencial psicoactivo. El CBD por su parte, no tiene potencial psicoactivo, lo que significa que no cambiará tu estado mental de ninguna forma.

Los medicamentos cannábicos están denotados y dejan muy en claro qué sustancias contienen. Además, es recomendable que sea un experto quien te dé las instrucciones precisas sobre qué crema o ungüento utilizar, y por supuesto, las dosis ideales para tu caso particular.

¿Es necesario consultar a mi médico?

Siempre es recomendable. Nadie mejor que tu médico puede darte indicaciones concretas sobre el tipo de producto que vas a consumir, así como las dosis que vayas a utilizar. Además, será él quien monitoree el progreso y los resultados que vayas obteniendo a lo largo del tratamiento.

Por otra parte, el marco legal del uso medicinal del cannabis en muchos países, contempla que el uso de ésta debe estar respaldado por la prescripción de un galeno, así como la compra del producto ha de ser en un establecimiento que cumpla con los requisitos de ley establecidos en el país o ciudad en cuestión.

En lugares donde el uso de la marihuana y cualquiera de sus derivados sea libre y 100% legal, no será necesario tener prescripción médica para hacerte con aceite o productos con base de CBD. Esto no quiere decir que debes dejar de consultar a tu médico, ¡por el contrario! Si vives en alguno de estos lugares será aún más sencillo realizar el tratamiento de la mano con tu doctor.

Conclusión

El uso del CBD como medicamento para controlar los síntomas de los dos tipos de artritis está ampliamente respaldado por la comunidad médica y científica gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, así como por la ausencia de efectos psicoactivos. Esto la hace una alternativa muy llamativa para casos especiales como niños o adolescentes con artritis o personas de muy avanzada edad.

La artritis, con cada una de sus variantes, puede ser una afección muy dolorosa y que sin duda te hará cambiar tu rutina normal. Tratamientos efectivos hay muy pocos y sus efectos a largo plazo son bastante discutibles, por lo que siempre del lado natural tendrás una opción. El CBD se ha venido posicionando no solo como un tratamiento efectivo y seguro, sino además uno que atacará la enfermedad directamente en su raíz, haciéndola mucho más llevadera y ayudándote incluso a recuperar gran parte de tu vida.