Juan Zambrano

Juan Zambrano

Periodista, cronista de la realidad y fanático del conocimiento. Me dedico a analizar temas históricos y de actualidad. En este blog escribo sobre las nuevas perspectivas del Cannabis y CBD.

Información sobre el CBD

¿Cómo el cannabis afecta nuestra memoria?

shutterstock_570241147_1

¿Cuántas veces has escuchado decir que las personas que consumen marihuana pierden la memoria? Seguramente, más de una vez, pues para nadie es un secreto que existe un gran tabú en torno al consumo de esta planta. Muchas de las afirmaciones que se escuchan son ciertas, pero hay otras que hoy en día son un mito, gracias a los diferentes estudios que se han venido realizando.

Ciertamente, el cannabis tiene efectos sobre la memoria de las personas, pero, no es que te vas a quedar sin recuerdos luego de fumarte un porro. Tranquilo. Lo que debes saber es que, dependiendo de la concentración de THC o CBD que tenga la planta que estás consumiendo, tu edad y el tiempo durante el cual consumas cannabis, los efectos pueden ser más o menos evidentes y puedan influir en el correcto cumplimiento de tus funciones cognitivas.

Así como el Ying y el Yang, el cannabis contiene muchos cannabinoides, unos con predominancia de efectos psicoactivos, como es el caso del THC; y otros mejor aceptados por la sociedad, como el CBD. Depende del consumidor la decisión sobre cuál de estos componentes preferir y qué uso darle a la planta, según los resultados que desee obtener

¿Qué es el cannabis?

El cannabis sativa, o simplemente cannabis, es una planta perteneciente a la familia Cannabaceae y es popularmente conocida como marihuana. La mayoría de las personas la conoce porque tiene diversas propiedades medicinales y psicoactivas. Es originaria de Asia, donde era utilizada desde hace varios miles de años en preparaciones psicotrópicas, comestibles, medicinales, textiles, entre muchos otros usos.

Esta planta contiene más de 100 fitocannabinoides, es decir, distintos componentes químicos entre los que destacan el tetrahidrocannabinol o THC y el cannabidiol o CBD. El primero es el responsable de que te drogues porque tiene efectos estupefacientes, mientras que el segundo está siendo estudiado desde hace varios años porque ha demostrado que posee propiedades terapéuticas y medicinales, además de ayudar al cuidado corporal.

Si bien la marihuana es principalmente conocida por dejarte colocado, se han realizado diferentes investigaciones que plantean su uso con fines mucho más benéficos, como el tratamiento de ciertas enfermedades. Sin embargo, dado el halo de ilegalidad y peligro que existe a su alrededor, todavía es muy complicado ofrecerla como un tratamiento eficaz.  En cuanto a sus efectos en la memoria y el desarrollo cognitivo, los estudios reflejan conclusiones contradictorias, pero que dejan espacio para seguir investigando.

¿ La marihuana causa pérdida de memoria?

Se sabe que las personas que fuman marihuana con frecuencia y durante un tiempo prolongado, tienden a presentar una pérdida temporal de la memoria a corto plazo. Es como cuando bebes mucho alcohol y la resaca del día siguiente te impide recordar todo lo que sucedió durante esa fiesta descontrolada, pero está la certeza de que este efecto pasa al cabo de unas horas.

Hay investigaciones que muestran que, si el consumo de marihuana comienza a temprana edad y es frecuente, hay más probabilidades de que al llegar a la edad adulta, la persona tenga un daño en la memoria a corto plazo. Esto podría deberse a que las neuronas y otras células implicadas en el proceso de recordar aún están en desarrollo. En cambio, si el consumo de cannabis ocurre en la adultez, el riesgo de olvidar detalles en un lapso de tiempo reciente es menor o incluso nulo.

¿Por qué se te olvidan cosas luego de darle una jalada al porro? Porque el THC de la marihuana entra al torrente sanguíneo y llega al cerebro. Una vez ahí, altera la información que recibe el hipocampo, que crea memorias en esta área. También, los componentes del cannabis interactúan con el sistema endocannabinoide, que tiene gran relación con las áreas que controlan la memoria. Es por esto que, además de colocarte, puede que olvides lo que estabas haciendo antes de fumar.

¿Cómo actúa el cannabis en el cerebro?

El cannabis actúa en el cerebro, y en todo el cuerpo humano, a través del sistema endocannabinoide (SEC) que todos tenemos. Aunque parezca increíble, nuestro cuerpo produce sus propios cannabinoides. Este sistema está involucrado con la homeostasis, es decir, que es el proceso que mantiene de forma saludable el equilibrio entre todas las funciones de nuestro cuerpo, incluyendo la memoria y capacidad de aprendizaje.

El SEC tiene receptores CB1 y CB2 que responden de forma particular según los diferentes estímulos y se encuentran en el hipocampo, el cual es la región del cerebro donde se almacenan la mayoría de los recuerdos.  El CB1 responde al THC de la marihuana, lo que puede causar problemas para crear nuevos recuerdos o procesar información mientras te encuentras drogado.

Pero, ¿qué hay del CBD? Este otro cannabinoide cumple una función contraria a la del THC, porque, comenzando por el hecho de que no tiene efectos psicoactivos, actúa de manera diferente, ayudando a combatir el deterioro de la memoria y trastornos de la parte cognitiva en algunas personas, ya que tiene propiedades de neuroprotector, sobre todo en individuos de la tercera edad. Entonces, ¿cómo afecta el cannabis a la memoria?

¿El cannabis afecta la memoria a corto plazo?

Es evidente que el cannabis afecta nuestro cerebro y memoria a corto plazo. Sin embargo, el efecto puede variar dependiendo de la persona y su propio organismo. Vale aclarar que la memoria es la capacidad que te permite registrar y conservar las experiencias de tu vida, sean ideas, sentimientos, sensaciones, entre otros. Es importante indicar también que existen distintos tipos de memoria y que el efecto del cannabis varía entre una y otra.

La memoria a corto plazo es una memoria temporal mientras se almacena en un espacio del cual se pueda recuperar. Son las acciones, experiencias, sensaciones y pensamientos recientes, así como la orientación y relación con el entorno cercano. El cannabis puede perjudicar la memoria a corto plazo si se consume una variante rica en THC. Esto se circunscribe generalmente al período en el que estás colocado.

También, el consumo excesivo de cannabis afecta la memoria funcional, que es cuando la marihuana interfiere con las capacidades cognitivas o de interacción en tiempo real con el entorno. Hay estudios en los que se observó que las personas que realizaban test bajo los efectos del cannabis, solían tener peores resultados que cuando no estaban colocados. Sin embargo, también están los que aseguran que justamente en ese estado de psicoactividad, son más creativos o tienen un mejor desempeño físico. Obviamente no todo el mundo reacciona de la misma forma al cannabis.

Otro tipo de memoria que se ve afectada con el consumo del cannabis es la memoria espacial, esta es la que nos permite recordar detalles del lugar en el que nos encontramos, generalmente a través de imágenes. También es la que falla cuando no recuerdas dónde dejaste las llaves por última vez.

Esta memoria también se ve afectada cuando consumes cannabis porque puede alterar tu percepción del espacio a tu alrededor o incluso de tu propio cuerpo, haciéndote pensar que tus movimientos son más lentos o que tus dimensiones son desproporcionadas. No obstante, no hay estudios que hagan ver que el daño en esta memoria sea a largo plazo, sino solamente cuando el cannabis está ejerciendo su psicoactividad.

¿La marihuana afecta la memoria verbal?

Suele pasar que cuando se usa la marihuana de forma recreativa, los consumidores pueden parecer distraídos, les cuesta mantener el hilo de la conversación, o tienen dificultad para pronunciar bien las palabras o incluso recordarlas por un momento. Esto se encuentra también vinculado con la memoria a corto plazo, que se ve afectada en presencia del cannabis.

¿La marihuana afecta a la memoria a largo plazo?

Aunque la mayoría de los estudios se han hecho en ratas, ya podemos afirmar que por las diferentes interacciones que tiene el cannabis con el hipocampo, la memoria se verá afectada. Sucede que la memoria a largo plazo se ve perjudicada por el consumo de cannabis de forma permanente según el momento en el que se inició a consumir.

Por ejemplo, aquellas ratas que han consumido THC durante su adolescencia han mostrado un deterioro a nivel cognitivo de forma importante. Además, también se ha podido concluir que aquellos que consumen cannabis todo el tiempo no mantienen una conectividad neural como la del resto de las personas, pues algunas funciones cerebrales se debilitan, incluida la memoria.

¿El THC sirve para la memoria?

Se ha demostrado que el THC no es útil para la memoria. A diferencia del CBD, los efectos del THC actúan de manera distinta en el cuerpo y en la memoria. El THC altera la forma en la que el hipocampo procesa la información, es decir, incide directamente en el área del cerebro en el que se da la sinapsis neuronal necesaria para que se puedan realizar las actividades cognitivas relacionadas con la memoria. Ese desgaste también sucede cuando envejecemos, como parte de un proceso natural.

Sin embargo, los estudios han permitido determinar que no todos los cannabinoides influyen negativamente en la memoria. Ese es el caso del CBD, que puede amortiguar parcialmente los efectos del THC en la memoria, incluso cuando se consume una preparación que tenga ambos cannabinoides. La incidencia de uno o de otro depende de la concentración de THC o CBD que contenga el producto.

¿Cuáles son los efectos del CBD en la memoria?

CEn diversos estudios se ha comprobado que el CBD puede prevenir o retrasar el deterioro de la memoria, gracias a sus propiedades neuroprotectoras. Esto implica que el cannabidiol puede reducir el daño que sufren las funciones cognitivas, bien sea por causa de la edad, enfermedades degenerativas o ciertos traumas.

Según una investigación que realizó la Organización Mundial de la Salud, el CBD demostró prácticamente ser inofensivo para la salud, al no ser adictivo ni tener consecuencias graves incluso en caso de sobredosis. Si bien es importante consultar con el médico cuál es la dosificación apropiada antes de comenzar a consumirlo, hasta el momento no se han registrado casos que pasen de mareos, náuseas o somnolencia leve en ciertas personas que lo han experimentado con CBD por primera vez.

Este aspecto es muy positivo, porque si tu objetivo es aprovechar el cannabis de forma medicinal o terapéutica en vez de recreativa, el CBD es el cannabinoide ideal para combatir y tratar varias patologías y trastornos, sin el riesgo de colocarse o sufrir efectos secundarios indeseados. Se puede consumir de diferentes maneras según la recomendación de tu médico y de esta manera obtener mejores resultados bajo la supervisión de un experto.

¿Qué hay de los efectos secundarios?

Entre las contraindicaciones del consumo de cannabis, las pruebas han demostrado que consumirlo ralentiza la capacidad cognitiva, reflejada en rendimiento deficiente de las personas que han usado marihuana al momento de realizar algún test en comparación con los no consumidores. Esto se ha manifestado con síntomas como dificultades para recordar algunas palabras, así como problemas para prestarle atención a más de un estímulo al mismo tiempo.

Los resultados de las investigaciones han permitido observar que el uso de la marihuana puede generar deterioro cognitivo, pero de nuevo, es importante tener en cuenta que este daño está muy relacionado con la edad de la persona que consume la planta y el tiempo durante el cual lo hizo. En resumen: quienes durante la juventud y adolescencia son consumidores de cannabis, son propensos a ver perjudicada su memoria a largo plazo. Esto mismo no sucede en personas que comienzan el consumo de marihuana en la edad adulta, todo esto debido al nivel de madurez de las células cerebrales.

Gracias a esto, cuando se trata de cannabis, la mayoría de las personas tiende a asociarla inmediatamente con los efectos psicotrópicos y con adicción. Y aunque no están lejos de la realidad, para los más entendidos las propiedades de la marihuana van mucho más allá, al punto de ser considerada como una alternativa medicinal en muchos países.

Todavía son un misterio para la ciencia los efectos del cannabis y su gran cantidad de cannabinoides sobre el cerebro humano y sobre las funciones cognitivas y relacionadas con la memoria a corto y largo plazo. No obstante, dado que cada vez son más las presentaciones de la marihuana en productos con concentraciones y fines diferentes, puede que el conocimiento de sus efectos esté más al alcance de la mano.

No queda duda de que esta planta afecta la memoria, pero, así como puede ocasionar pérdida temporal de la misma tras los efectos del THC, también puede mejorar esta situación en algunas personas, además de ofrecer otros beneficios terapéuticos y medicinales, como lo hace el CBD.

En vista de los debates y complicaciones que se hacen presentes por temas legales, médicos, éticos y morales, la investigación con cannabis se ha visto frenada en muchos países, causando que una cantidad importante de la información disponible actualmente esté basada en experiencias anecdóticas. Es necesario entonces fomentar el estudio de la planta y sus efectos en aquellos lugares donde se puede trabajar con cannabis medicinal, para así darle mayor visibilidad y oportunidad de ayudar a más personas en el mundo.

Información sobre el CBD

¿Puedo consumir cannabis si sufro de hipertensión arterial?

adult-blood-business-220723_1

Te das cuenta de que la padeces una vez que causa daños al organismo. Puede ser hereditaria o causada por malos hábitos. Se trata de la pandemia silenciosa. Así es como algunas personas catalogan a la hipertensión arterial, una afección que resulta ser de las principales causas de muerte en países desarrollados. Muchas veces se le ha relacionado con el cannabis, tanto de forma positiva, como no tanto.

Este tema ha sido controversial en muchas ocasiones. Hay quienes afirman que puede tratar esta enfermedad con éxito, otros que dicen lo contrario. Para encontrar una respuesta debemos mirar en profundidad cómo se comporta este padecimiento, y también la forma en la que lo hace el cannabis.

En este artículo recorreremos los mitos y realidades detrás del uso de la marihuana medicinal en el tratamiento de la hipertensión. ¿Qué dice la ciencia respecto a la enfermedad y este potencial tratamiento? ¿Podría ser la marihuana una medicación predilecta para este padecimiento en el futuro? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es el cannabis y cómo actúa en el organismo?

El cannabis, con todas su variantes, es una planta considerada sagrada por muchas culturas. Ha sido utilizada con propósitos medicinales, espirituales e incluso de construcción por diversas civilizaciones a lo largo de la historia. Por todo el continente asiático se ha cultivado y empleado en diversas tareas desde que la humanidad comenzó a escribir registros. Se han encontrado cuerdas, papel y ropa hechas con fibras de cannabis. También existen antiguos herbarios que describen sus propiedades medicinales y los efectos sobre el cuerpo.

En esta entrada, nos interesa especialmente su potencial medicinal. Éste viene dado gracias a sus componentes, entre los que destacan el THC y el CBD. El primero es bien conocido por ser el efecto psicoactivo de la planta. En la actualidad, es muy preciado por su uso recreativo. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que a pesar de que te hace estar colocado, también tiene gran valor curativo. Por su parte, el CBD, o cannabidiol, no posee efectos psicoactivos y todas sus propiedades son netamente medicinales.

El CBD es un potente desinflamatorioy relajante muscular, tiene propiedades ansiolíticas y desestresantes. El THC en cambio, aparte de sus cualidades psicoactivas, combate el insomnio, es un relajante tanto muscular como mental y aumenta el apetito en quien lo consume. Ambas sustancias podrían parecer una buena opción a la hora de tratar la hipertensión. Sin embargo, hay varias cosas que tener en cuenta antes de optar por alguna.

¿Qué es la tensión arterial y qué elementos la alteran?

La tensión -también conocida como presión- arterial, es la presión con la que la sangre apunta a las paredes de los vasos sanguíneos al desplazarse a través de estos. Gracias a la tensión arterial es que es posible que la sangre transporte nutrientes y oxígeno a todas las partes de nuestro cuerpo. A su vez, ésta es consecuencia del trabajo de bombeo realizado por el corazón.

Los niveles de presión se ven alterados por diversidad de factores. El simple hecho de estar acostados en nuestra cama tan solo en reposo, hace que nuestra tensión arterial disminuya. La agitación, cualquiera que sea su causa, tendrá el efecto contrario. Basta con salir a trotar por unos cinco o diez minutos para sentir que nuestro corazón late más rápido. ¿Por qué ocurre esto? Porque el cuerpo necesita que el transporte de oxígeno y nutrientes sea más veloz cuando éste está agitado, que cuando está en reposo.

Sin embargo, también pueden observarse algunas alteraciones peligrosas de la presión sanguínea que ocurren sin causa aparente. A estas condiciones se le conoce como hipotensión o hipertensión, siendo la segunda la más común y riesgosa. La hipertensión arterial es un incremento repentino de la presión sanguínea que puede causar problemas cardiovasculares graves. Suele producirse debido a malos hábitos alimenticios, sedentarismo o consumo excesivo de alcohol. Es, además, una de las principales causas de muerte en países como Estados Unidos, Reino Unido y España.

Otra afección relacionada a este tema es el glaucoma, bien conocido por incrementar la presión sanguínea en el ojo y causar dolor y problemas crónicos en la vista. Este aumento significativo en la presión ocular hace que el nervio óptico termine por dañarse, haciendo necesario un tratamiento que consiste en gotas y, en muchos casos, cirugía.

¿Cómo afecta la marihuana la hipertensión?

El cannabis puede subir o bajar la tensión. Nuestro cuerpo tiene su propio sistema endocannabinoide (SEC) y cuando consumimos algún compuesto cannábico, la tensión arterial se ve involucrada. Eso es porque el SEC participa en la regulación de la presión arterial. Técnicamente hablando, el cannabis altera la tensión, puede tanto elevarla como disminuirla, dependiendo del tipo de planta, el método de consumo y del propio metabolismo del consumidor.

En este estudio se concluyó que los endocannabinoides suprimen las contracciones bruscas del corazón que producen los pacientes con hipertensión. Además, se afirma que el receptor endocanabinoide CB1 está directamente involucrado en la vasodilatación, por lo que estimularlo de forma correcta podría conducir en una mejora de los niveles de presión arterial.

En otro estudio practicado en ratas, se encontró que, al inyectar THC en estos animales, se veía una importante reducción en los niveles de presión sanguínea. Este descubrimiento alentó la realización de un segundo procedimiento que reafirmó los resultados iniciales. A pesar de que no existen estudios en humanos aún, los resultados positivos que revelan las prácticas en otros mamíferos son bastante alentadoras

Entonces, ¿si consumo cannabis mi tensión subirá o bajará?

Realmente, todo depende del compuesto cannábico que consumas. Es bien conocido entre los consumidores de THC, que, al principio, durante la primera semana de consumo, es común sentir un ligero aumento en la presión arterial.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que este incremento, que dura alrededor de entre 10 y 15 minutos dependiendo de la persona, es similar al que se obtiene durante la práctica sexual. En cambio, el CBD podría generar efectos contrarios, que acabarían en la regulación de la tensión mientras el cuerpo reposa, pero aún la investigación es incipiente en la materia.

Se debe tener en cuenta que el uso prolongado y desmedido de THC podría causar hipotensión crónica. Es por ello que siempre aconsejamos ser responsables con el uso de esta o cualquier otra sustancia recreativa. Con respecto al CBD, no existen registros de ningún efecto secundario por su uso.

¿Qué tiene que ver la presión alta y el CBD?

El CBD no tendría mayor efecto en la subida de la presión en el cuerpo. Los cambios que este cannabinoide produciría, resultan muy positivos para mejorar los niveles de tensión cuando el cuerpo está en reposo. Por este motivo, se puede considerar positivo en el caso de que sea empleado cuando el paciente va a dormir o después de alguna actividad de mucho estrés, como un día de trabajo pesado o una larga jornada de ejercicios. En este caso, el CBD actuaría como regulador del organismo, en beneficio de la estabilidad de la presión arterial.

¿La marihuana se relaciona con muertes por tensión?

Si bien podría ser riesgoso para pacientes hipertensos, es muy poco probable que el consumo de cannabis desencadene un ataque cardiovascular. No obstante, los propios consumidores del cannabis recreativo aconsejan evitar productos que tengan altos niveles de THC si se padece hipertensión arterial.

¿Consumir cualquier tipo de cannabis afectará mi tensión arterial?

Cualquier tipo de cannabis afectará la presión arterial. Esto no debería sorprenderte. Quieras o no, gran parte de los productos naturales que consumimos afectan de determinada manera la tensión arterial. La clave, en verdad, está en saber en qué medida la tensión se ve afectada para saber si, en efecto, el organismo se ve perjudicado.

Dependiendo del nivel de THC, el efecto sobre la tensión será mayor o menor. Para concentraciones bajas de menos del 3%, los cambios no serán para nada bruscos, por lo que hay poco que temer y el consumo de cannabis puede hacerse con relativa confianza. En este caso se incluyen también las presentaciones del cáñamo, que es una variante del cannabis que no genera efectos psicoactivos por su composición.

En cambio, para concentraciones altas de más del 3% de THC, el cambio será mucho más intenso. De nuevo, es importante que sepas que las investigaciones científicas no son abundantes, pero que todo parece indicar que el CBD puede tener un efecto perjudicial en el desequilibrio de la tensión. Por su parte, para las variantes ricas en CBD, o los productos hechos únicamente con base en este componente del cannabis, no existe riesgo cardiovascular de ningún tipo, por lo que cualquier persona puede consumirlo tranquilamente.

¿El aceite de cannabis sirve para la presión alta?

El aceite de cannabis es la manera más común en la que es consumida el CBD, y a lo largo de todo este artículo, hemos recalcado que justo el CBD es lo más beneficioso del mundo cannábico para la presión alta. Este aceite lo podrás mezclar en otros alimentos, podrás colocar unas gotas debajo de tu lengua o podrás buscar algún otro snack que contenga CBD. Lo mejor es consultar con tu médico para que te recomiende las dosis adecuada para tu caso.

Si soy hipertenso, ¿puedo consumir cannabis?

Te recomendamos, en primera instancia, no consumir productos cannábicos ricos en THC si eres hipertenso. Hay mucha información que debes saber y puede no aplicar a todos los casos. Este componente psicoactivo es capaz de alterar los niveles de presión, por lo que, en principio, está contraindicado, a menos que tu médico diga lo opuesto. Por ese motivo, es importante que en caso de que presentes este cuadro, le hables con sinceridad a tu médico y él te indique los posibles pasos a seguir.

Lo que sí puedes hacer es emplear CBD como estabilizador y relajante, sobre todo por las noches antes de dormir o cuando vayas a tomar un descanso durante el día. Recordemos que, según los pocos estudios realizados en la materia, esta sustancia solo será efectiva mientras tu cuerpo esté en reposo. En principio, el CBD no es capaz de alterar tu tensión arterial, pero es conveniente también consumirlo con moderación hasta que conozcas la reacción posible que tendrá en tu propio organismo.

¿Es mejor preguntarle a mi médico?

¡Por supuesto! Siempre, en todas las circunstancias, preguntar a tu médico no estará de más, más aún si conoce bien la composición del cannabis y no tiene prejuicios en la materia. La tensión arterial es un tema muy delicado, ya que estamos hablando de la calidad del transporte sanguíneo en tu cuerpo. Si sufres alguna afección relacionada a la presión arterial, asegúrate de consultar no solo con tu médico de confianza, sino además con un especialista cardiovascular. Quizás él tenga la información exacta de tu caso y pueda decirte cómo y de qué forma consumir cannabis en caso de que sufras de hipertensión.

En el caso de que solo quieras mejorar tus hábitos para prevenir enfermedades cardiovasculares, puedes adquirir productos de CBD legalmente en cada vez más lugares del mundo. El CBD tiene muy pocos efectos secundarios y parece que la tensión arterial no se ve afectada por ellos. Puedes probarlo con moderación y ver que tal te va, recordando siempre que el CBD es un cannabinoide no psicoactivo, y que, por consiguiente, tu organismo se sentirá mucho más relajado tras su consumo, pero no drogado.

Existe relación directa entre el sistema endocannabinoide y la regulación de la presión arterial. Sin embargo, no existen suficientes estudios que respalden el uso del cannabis como potencial tratamiento para alguna de las afecciones derivadas de los desórdenes en la tensión arterial.

El cannabis es una planta increíble que puede ser empleada para muchísimas tareas, entre ellas medicinales. Sin embargo, no es todopoderosa y hay cosas para las que es mejor dejarla de lado, al menos hasta tener la información suficiente en la materia. Si eres paciente hipertenso, lo ideal en tu caso es seguir la medicación tradicional, dado que, si te sobrepasas con las dosis, o tu cuerpo no tolera correctamente el THC, puede llegar a ser muy peligroso. Una pregunta a tu médico siempre será la mejor opción en este sentido.

 

Información sobre el CBD

¿Qué es el THCV? Guía básica de este cannabinoide

Web

Antes de consumir marihuana, ¿piensas en el efecto que realmente estás buscando? Esto es porque más allá de un súper colocón que te deje alucinando por un buen rato, puedes obtener otros beneficios, incluso relacionados con tu salud. El cannabis tiene más de 100 componentes que generan diferentes efectos y actúan sobre distintos aspectos de la salud y el cuidado corporal, entre los cuales se cuentan como principales el THC, CBD, CBG, CBN y THCV.

Todos estos fitocannabinoides se han hecho famosos por sus efectos. El THC es el que te deja drogado pero que tiene muchos beneficios a la salud, mientras que el CBD ha demostrado tener propiedades ansiolíticas, calmantes y analgésicas. Además, el CBG parece ser muy efectivo en el tratamiento del glaucoma, enfermedades de la piel y del sistema digestivo, estos últimos son cannabinoides sin los efectos psicoactivos del THC.

No obstante, aunque el THCV sí tiene cualidades estupefacientes, también se suma a la lista de potenciales héroes sin capa, pues en los estudios que se han realizado hasta ahora, ha revelado tener beneficios para el tratamiento de distintos trastornos como la diabetes y la osteoporosis. Continúa leyendo para saber de qué va esto.

¿Cannabinoides y cannabis son lo mismo?

Son palabras muy parecidas, pero su significado es diferente. El cannabis es una planta originaria de Asia, de la familia Cannabaceae y aunque popularmente se le conoce como marihuana, ésta en realidad es una preparación de la planta de cannabis.

Por su parte, los cannabinoides son compuestos del cannabis, que fueron encontrados en 1964 en el Instituto Científico de Weizmann, Israel, cuando un grupo de científicos consiguieron identificar y aislar al más popular, el THC, momento desde el cual se ha conseguido identificar más de 111 cannabinoides hasta la actualidad.

Desde entonces, se han realizado estudios sobre el THC, CBD, CBG, CBN, THCV, entre otros cannabinoides, buscando los efectos y propiedades que pueda tener cada uno, tanto en el bloque sinérgico (cuando todos actúan en conjunto), como en lo particular, es decir, con el subidón incluido, o sin él, debido a que no todos lo generan.

¿Qué es el THCV?

La tetrahidrocannabivarina o simplemente THCV, es uno de los fitocannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis. Tanto por sus siglas como por sus características químicas, es muy parecido al THC o tetrahidrocannabinol. Sin embargo, sus efectos son distintos y de hecho se considera que puede servir en el tratamiento de enfermedades como el Parkinson o la diabetes.

Aunque la composición molecular del THCV es similar a la del THC y ambos actúan sobre los mismos receptores de nuestro sistema endocannabinoide, que es aquel que nos ayuda a mantener el equilibrio en todas las funciones de nuestro cuerpo, la acción es de forma diferente. Mientras el THC te deja colocado, el THCV limita los efectos de este estado, por lo que la nota puede ser más animada, sin la ansiedad que suele causar el THC.

El THCV, a diferencia de otros cannabinoides como el CBD, el THC o el CBGA no procede de la síntesis del cannabigerol, un compuesto presente en todas las variedades de cáñamo y cannabis. La tetrahidrocannabivarina es el resultado de un proceso químico diferente, y su cantidad en relación con los otros cannabinoides suele ser superior, solo que, por sí mismo, el efecto psicoactivo es muy ligero. Pero así como sucede con el CBD, los efectos del THCV se aprecian mejor en presencia del THC.

¿Cuáles son los beneficios de consumir THCV?

Aunque todavía está en estudio, se considera que el THCV puede resultar una buena alternativa en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, según los resultados que se han obtenido de las investigaciones realizadas en ratas. Todavía están en evaluación los efectos de este cannabinoide en los humanos, pero la evidencia con la que se cuenta deja muy buenas expectativas. En este sentido, el THCV puede ayudar en los siguientes casos:

1. Obesidad

El THCV disminuye el apetito. En esto se diferencia del THC, que sí lo incrementa, generando el llamado “monchis” o antojo después de fumarte un porro. Pero esta situación sucede por la acción que tienen ambas sustancias sobre los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide. Además de eso, tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también se piensa que puede ser utilizado en tratamiento de personas con obesidad y sobrepeso.

2. Diabetes

En muchos casos, los remedios naturales son más eficaces que los provenientes de la medicina alopática, ya que pueden consumirse por más tiempo sin temor a los efectos que puedan generar a largo plazo sobre la salud. Los estudios realizados arrojaron entre sus resultados que el THCV puede regular los niveles de azúcar en la sangre, así como reducir la resistencia a la insulina, lo cual lo convierte en una promesa para los pacientes diabéticos.

3. Crecimiento óseo 

En el interior de los huesos también tenemos receptores CB1 y CB2, los cuales tienen que ver con la regeneración de tejidos y la actividad celular ósea. El THCV favorece el crecimiento de estas células, por lo que se piensa que puede ayudar para tratar la osteoporosis, fracturas y demás enfermedades relacionadas con los huesos.

¿El THCV sirve para la ansiedad?

De la misma forma que el CBD y otros cannabinoides, el THCV ha dado muestras de reducción de la paranoia y ansiedad en casos de pacientes con trastorno de estrés post-traumático (TEPT). Al conseguir esto, la presión arterial también se regula y los estudios han demostrado que también es menor la pérdida de la memoria a corto plazo luego de consumir THCV.

No obstante, debes tener en cuenta que las investigaciones están aún en una fase inicial, por lo que el THCV no debe ser el único tratamiento para el caso.

¿El THCV sirve para el Parkinson y el Alzheimer?

Al parecer, el THCV es útil para los pacientes que sufren de Parkinson, e incluso, aquellos que padecen Alzheimer. Esto se debe a que, tanto el Alzheimer como el Parkinson pueden estar relacionados con la demencia y son dos de las patologías más frecuentes en los adultos mayores. El THCV ha demostrado hasta los momentos ser un importante antioxidante y neuroprotector, reduciendo los temblores y convulsiones. Por este motivo, se cree que puede tratar enfermedades como el Parkinson, la epilepsia y el Alzheimer, retardando los síntomas asociados a ellas.

¿Cuáles son los efectos del THCV?

Este compuesto del cannabis también puede drogarte. Sin embargo, el colocón no durará tanto como si fumaras solo THC. Todo depende de la dosis y de la variedad de cannabis que tengas a tu disposición. Sin embargo, el secreto está en que el THCV se asocia con el THC para potenciarlo, cargando el viaje de euforia y energía, lo cual está genial si no te interesa quedarte pegado al mueble. Tómalo en cuenta si quieres disfrutar tu marihuana en esa fiesta a la que te invitaron, porque hay un cannabis para cada ocasión.

Если вы обеспокоены тем, что вы могли быть опьянены передозировкой, не беспокойтесь, потому  что не было случаев смерти или серьезных последствий употребления марихуаны , хотя в зависимости от дозы и степени ее переносимости у вас могут возникнуть определенные неудобства, такие как тошнота, рвота, раздражительность или беспокойство. Однако, если у вас высокая концентрация CBD или THCV, эти симптомы могут не проявляться.

Что вам следует знать, так это то, что, хотя вы будете ощущать психоактивные эффекты THCV, они не будут длиться так долго, но вы почувствуете их быстрее, если будете употреблять высокую дозу. Как и во всем, мнения различаются, потому что каждый организм реагирует на эти вещества определенным образом, и проведенные до сих пор исследования показывают, что еще один эффект THCV заключается в том, что он уменьшает желание съесть слона, которого оставляет вам «монхис». THC. Таким образом, вы будете усиливать одни ощущения и уменьшать другие.

Как получить THCV?

Если после ознакомления с этими  характеристиками и качествами THCV вы захотите попробовать его, рекомендуем вам приобрести растения каннабиса африканской сативы, которые имеют самый высокий процент этого растения. Другие штаммы имеют очень низкое количество THCV, что затрудняет достижение желаемых терапевтических результатов.

Какие штаммы с высоким THCV?

Как правило, штаммы с высоким TCHV являются штаммами с африканскими гибридами. Получить его – непростая задача, но вы можете спросить, где вы можете его купить или узнать в Интернете о различных брендах, которые в настоящее время работают с этими продуктами. Одними из самых известных в настоящее время являются Durban Poison, Cherry Pie и Jack the Ripper.

Под этими брендами вы можете приобрести цветы или съедобные продукты, масла и испарители, которые содержат более высокую концентрацию каннабиноидов, так что вы можете испытать THCV.

Как THCV для вейпинга?

Если вы хотите использовать vape, имейте в виду, что THCV испаряется при 220 ° C, поэтому вам придется нагревать его больше, чем THC. В любом случае, помните, что для достижения наилучших результатов ключевым моментом является то, что вашими предпочтениями являются африканские сативы. Вам также следует знать о новых опциях, которые появляются на рынке для этого еще мало известного каннабиноида.

Как я могу потреблять THCV?

Как упоминалось выше,  в настоящее время существуют различные способы употребления марихуаны , как для развлекательных, так и для лечебных целей. Традиционный способ – собрать сустав, но если это не ваша вещь, вы можете выбрать испаритель или немного еды.

Есть люди, которые боятся вредного воздействия дыма марихуаны при курении, поскольку, как и в случае с сигаретами, он может нести определенные риски для здоровья. Вот почему, по крайней мере, что касается потребления в терапевтических целях, испарение стало популярной альтернативой, эффективной и без сопутствующего риска, поскольку таким образом основные соединения извлекаются из цветов с помощью тепла, но не сжигая их.

Ahora, si esto de inhalar vapores, sea fumando o no, no es tu interés, sigues teniendo las opciones como aceites o mantequillas con cannabis, de las cuales puedes escoger la concentración del cannabinoide que prefieras, como THC, CBD y THCV. En cualquier caso, recuerda que antes de consumir cualquiera de estas presentaciones debes consultar con tu médico, porque como aún están siendo estudiados estos cannabinoides, las dosis no se han estandarizado y requieren de la observación en cada paciente.

¿El THCV es legal?

Actualmente, el cannabis medicinal es legal en varios países del mundo, siendo Europa y América los continentes que mayor aceptación le han dado a la marihuana con fines terapéuticos y, en algunos casos, con fines recreativos también.

Dado el carácter ilícito del cannabis en muchos países, lo más normal es que los productos que contengan cannabinoides estén penados también por la ley. Esto dificulta las posibilidades de realizar estudios con dichos compuestos incluso si se trata de fines terapéuticos.

La legislación varía entre un estado y otro, como es el caso de los Estados Unidos, y también entre países de la misma región. Así que, antes de comenzar a buscar productos con THCV, CBD o algún otro cannabinoide en particular, revisa cuál es el estado legal del cannabis y sus derivados en tu país y la forma de acceder a ellos. Recuerda que probablemente debas remitirte a temas sobre la legalidad del cannabis, pues el THCV es un cannabinoide muy poco conocido aún, y que las legislaciones no recogen.

Las investigaciones y estudios en torno a la marihuana y sus componentes siguen en desarrollo, con cierta lentitud porque lamentablemente todavía no hay una legislación internacional que regule el cultivo, distribución, uso y fines de la misma, salvo en ciertos países y regiones.

No obstante, dentro de lo poco que se ha logrado estudiar, se puede predecir que los cannabinoides de los que se tiene conocimiento y que han permitido apreciar sus resultados hasta los momentos, se convertirán con el paso del tiempo en herramientas medicinales para el tratamiento de diversas patologías y, que si ya el mercado de la marihuana tiene un gran campo de acción, al contar con el apoyo legal para el uso de las farmacéuticas internacionales, este mercado crecerá aún más. El THCV apunta a ser un cannabinoide beneficioso en diferentes afecciones de la salud.

Затем остается внимательно следить за функционированием этих компонентов марихуаны в организме человека, против различных заболеваний и в присутствии других веществ, чтобы определить возможные взаимодействия с синтетическими или природными лекарствами, а также возможные последствия, которые они могут оказать на организм. , С течением времени THCV будет по-прежнему известен, чтобы помочь миллионам людей. Дорога длинная, но главное, что она выглядит хорошо.

Información sobre el CBD

Beneficios del CBD contra la artritis

shutterstock_713128687_1

La artritis es una afección bastante común, así como difícil de tratar, hasta el punto de volverse crónica. El CBD, componente del cannabis, puede ser un remedio natural muy efectivo contra los dolores y la rigidez, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Llevando un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y actividades físicas como el yoga, pilates o algún otro deporte bajo impacto, y utilizando las dosis de CBD recomendadas por expertos, la artritis puede ser muy llevadera, al punto de que incluso sus síntomas pueden no presentarse en forma aguda por mucho tiempo. ¿Aún tienes miedo de probar el CBD para beneficiar tu salud?

¿Qué es el CBD y cómo te puede ayudar?

El cannabis, con cada una de sus variantes, es un miembro de la familia Cannabaceae originaria de las cordilleras del Himalaya. Ha sido cultivado por infinidad de civilizaciones que le han dado un sinfín de usos diversos; desde fabricación de ropa, pasando por la creación de papel, extracción del aceite de sus semillas y, por supuesto, usos recreativos, místicos y espirituales.

Entre los componentes activos del cannabis, el THC y el cannabidiol (CBD) son los más utilizados, al ser el primero la sustancia psicoactiva, y el segundo la sustancia medicinal. El cannabidiol es estudiado por científicos en todo el mundo, debido a que su consumo proporciona todo tipo de beneficios sin colocar a la persona, lo que la hace ideal para que cualquiera, sin distingo de su edad, pueda utilizarlo como parte de su tratamiento.

El CBD resulta ser eficaz en el tratamiento de las náuseas y vómitos por los procedimientos de la quimioterapia. Además, sirve para tratar el dolor, las inflamaciones, rigidez, espasticidad y otros síntomas de la esclerosis múltiple y la artritis relacionada con algunas alteraciones del movimiento.

¿Qué es la artritis?

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones. Muchas personas se quejan constantemente del dolor que genera esta enfermedad, que suele presentarse en personas de avanzada edad y concentrado en sus articulaciones. Es frecuente dividir a la artritis en dos tipos: artritis reumatoide y artrosis.

La artrosis es el tipo más frecuente de artritis. Se manifiesta a través del deterioro de los cartílagos de las diferentes articulaciones que la padecen. Los huesos acaban, con el tiempo, siendo víctimas de un desgaste constante. En caso de haber infección o tener una lesión adicional, el daño podría ser mucho mayor.

Por su parte, la artritis reumatoide es la otra manifestación de esta enfermedad, de carácter autoinmune. De nuevo, el dolor es el protagonista, pero también existe la inflamación de las articulaciones, así como la gradual pérdida de movilidad y agilidad en ellas. A diferencia de la anterior, este tipo de artritis se manifiesta con frecuencia en la mano y las muñecas, pero también puede afectar a los pulmones o la boca. Ante tal padecimiento, ¿puede ser el CBD una ayuda?

¿Cuáles son las propiedades que tiene el CBD contra los dolores?

La primera gran ventaja de utilizar CBD en tratamientos contra el dolor crónico, es que resulta una alternativa natural a los clásicos analgésicos fuertes que encontramos en la farmacia. Muchos de estos pueden provocar adicción al cabo de unos años de uso. Del CBD, por otro lado, no se tiene evidencia de adicciones a largo plazo: de hecho, algunos estudios revelan que puede ser utilizado para combatir adicciones y síndrome de abstinencia causados por sustancias como el alcohol.

El CBD, además, influye sobre los receptores del sistema endocannabinoide. Esto se debe a que este componente trabaja directamente sobre la anandamida, que es uno de los endocannabinoides que se producen en el organismo y que, según lo que se ha podido investigar, su funcionalidad puede estar vinculada con el dolor. Esas conclusiones podrían hacer pensar que el CBD estaría detrás, a su vez, de la reducción de la inflamación en el cuerpo. Suena bien, ¿no lo crees?

¿Funciona el aceite de cannabis para tratar los dolores articulares?

Pues sí, según los comentarios y anécdotas de personas alrededor del mundo, además de diversas investigaciones, el aceite de cannabis podría ser útil para los dolores articulares. Gracias a sus múltiples propiedades analgésicas, el aceite de cannabis es comúnmente usado para aliviar el dolor y reducir la inflamación, no sólo de las articulaciones, sino de otras afecciones como la migraña y hasta el cáncer.

Ya sea a base de sólo CBD o incluso con cierto porcentaje de THC, el aceite de cannabis puede reducir la inflamación y el dolor de las articulaciones, que es ocasionado muchas veces por enfermedades como la gota, la artritis o la psoriasis.

Al consumir el aceite de cannabis, se logra reducir un poco la ingesta de medicamentos alopáticos, pero sin dejar de percibir el alivio del dolor, mejoría de los problemas del sueño y reducción de efectos secundarios generados por los medicamentos convencionales para la artritis.

¿Puede el CBD ayudarme con mi artritis?

Todo parece apuntar a que el CBD sí puede ayudarte con tu artritis. Como bien sabrás, la artritis produce inflamación en las articulaciones, atrofiándolas poco a poco. El propio dolor causado por esta inflamación hace que tu vida se vea seriamente afectada: habrá actividades que sencillamente no podrás hacer. Utilizar CBD para aliviar estos síntomas te permitirá no solo volver a tus hábitos normales, sino que además evitará que vivas anclado a tus analgésicos que, aparte de ser adictivos, terminan volviéndose menos efectivos con el tiempo, al desarrollar resistencia.

Desde hace ya bastante se ha venido estudiando y aceptando dentro de la comunidad científica el potencial que tiene el CBD en el tratamiento contra la artritis dadas sus propiedades analgésicas y desinflamatorias. No obstante, la investigación científica aún es insuficiente para determinar muchos aspectos. Sin embargo, existen testimonios de personas que afirman haber sentido mejoría en sus síntomas gracias al uso del cannabis en general.

Beneficios del uso del CBD como tratamiento contra la artritis

Ya son de conocimiento de muchos las propiedades que el CBD puede tener para tratar los dolores, inclusive aquellos ocasionados por la artritis. Algunos de los beneficios en esta área son:

1.  Tratamiento contra los dolores causados por enfermedades crónicas como la artritis

Uno de los usos más comunes del CBD es para tratar los dolores, especialmente aquellos como consecuencia del tratamiento del cáncer. Sin embargo, estudios revelan que su potencial no se queda allí. Enfermedades no-oncológicas de diversos tipos también han visto reducción en el daño causado por sus síntomas a quien la padece.

El estudio realizado por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile concluye que su uso terapéutico es una buena alternativa para pacientes seleccionados que padezcan enfermedades crónicas cuyo síntoma principal sea el dolor, como la artritis, gracias a su eficacia y seguridad.

2.  Relación entre el sistema endocannabinoide y los dolores relacionados con la osteoartritis 

Se ha concluido a través de diversos estudios que los receptores del sistema endocannabinoide guardan una relación especial con los nervios que transmiten el dolor en las articulaciones. Algunos de ellos apuntan que los principales medicamentos prescritos para tratar la osteoartritis se limitan únicamente a controlar la progresión de la enfermedad, pero no atacan directamente la fuente del problema.

El sistema endocannabinoide por su parte, tiene una participación activa en esta enfermedad, por lo que su prescripción para tratarla se vuelve una opción bastante prometedora.

3.  CBD como antiinflamatorio potente no-psicotrópico 

El CBD tiene efectos muy positivos como analgésico y antiinflamatorio, pero no te hace sentir colocado como lo haría el THC. Su sensación se limitará a ser relajante, por lo que puede ser utilizado en casos especiales, como la artritis reumatoide o en los muy raros casos de artritis en niños y adolescentes.

Teniendo en cuenta que la artritis reumatoide es una versión de la enfermedad mucho más aguda que la artrosis, y que se presenta tanto en adultos como en niños y jóvenes, se pueden obtener resultados bastante alentadores al utilizar CBD como parte del tratamiento, combinando las recomendaciones de tu médico con el uso de ungüentos con base de cannabidiol directamente sobre las áreas afectadas.

¿Puede ayudar el cannabis para tratar la artrosis de rodilla?

Así es, el cannabis puede ser útil para la artrosis de rodilla. Recuerda que  así como en otras articulaciones, los síntomas de la artrosis de la rodilla son dolor, rigidez, deformidad y pérdida de funcionalidad. Es común en quienes la sufren el tener dolor al levantarse, luego del reposo nocturno, o de pasar mucho rato sentados.

El cannabis y especialmente el CBD, actúa sobre el receptor CB2, que regula la sensibilidad y respuesta al dolor, por lo que en casos de artrosis, osteoartritis y demás afecciones articulares, tiene una función antiartrítica y antiinflamatoria.

Es importante saber que por lo general, la artritis comienza a partir de una sola articulación, usualmente la de la rodilla y que de allí va afectando las demás coyunturas. Pero no te preocupes, pues el cannabis proporciona diferentes formas de tratar efectivamente esta enfermedad.

¿El CBD sirve para la artritis psoriásica?

El cannabidiol es un buen remedio para la artritis producida por la psoriasis. Esto se debe a que actúa como un eficiente antiinflamatorio y ayuda a evitar la proliferación de las enfermedades cutáneas.

Recuerda que la psoriasis es una de las irritaciones de la piel más impredecibles e incómodas de tratar, por sus síntomas como acumulación de escamas, dolor, escozor, y enrojecimiento cutáneo. La buena noticia es que esta enfermedad también puede ser tratada con cremas de CBD.

Ya que el CBD se absorbe tan fácilmente a través de la piel, así como de forma sublingual, los bálsamos y aceites con este cannabinoide pueden ayudar la piel dañada y aliviar los dolores que la psoriasis puede causar en las articulaciones afectadas.

¿Cómo puedo consumir el CBD para enfrentar la artritis?

Como la artritis ataca las articulaciones del cuerpo, la forma ideal de consumo sería la utilización de ungüentos, cremas o bálsamos de CBD directamente sobre el área afectada. Existen diversas presentaciones en el mercado, pero todas ellas comparten una ventaja: además del efecto medicinal, son excelentes para mantener tu piel hidratada, debido a que el CBD cuenta con grandes propiedades para el cuidado de la piel.

Actualmente, se encuentra en desarrollo un medicamento especialmente creado para tratar la artritis reumatoide con base de CBD que ha tenido resultados preliminares muy positivos en el alivio de los síntomas causados por esta enfermedad. Su nombre es Sativex y es presentado en forma de ungüento.

También existen cápsulas de CBD que actúan de la misma forma que cualquier otro medicamento. En este caso, lo recomendable es ingerirlas con un poco de agua y el efecto no debería tardar demasiado en aparecer.

Otros métodos de consumo, como los alimentos e infusiones a base de CBD son igual de efectivos, pero en el caso particular de la artritis, los ungüentos y bálsamos son una gran opción dado que puedes aplicarlos directamente en el área afectada. Lo recomendable es, en esta situación, que consumas productos con CBD de este tipo, aunque también puedes preguntarle a tu médico de cabecera qué es lo que más te conviene.

¿Cuál es la crema de CBD para la artritis?

Hay diferentes marcas de cremas de CBD para la atritis que se pueden encontrar en el mercado, así que es cuestión de que revises cuál se puede adaptar mejor a tus necesidades. Por ejemplo, la marca Kat’s Naturals, tiene tres presentaciones de cremas a base de CBD.

Una de ellas contiene árnica, planta famosa por sus cualidades analgésicas y que ayuda en los procesos de recuperación; otra viene con capsaicina, un componente presente en los pimientos picantes y que proporciona un alivio de las sensaciones de dolor localizado. La otra, es una presentación con una dosis más alta de CBD de lo habitual.

La crema con árnica es una de las más utilizadas de esta marca, porque proporciona un alivio bastante rápido al malestar. Además, en el caso de la crema con capsaicina, por ser un poco más caliente, hay personas a quienes el cambio de temperatura les puede resultar incómodo en la zona afectada, en lugar de mejorar la sensación de dolor.

En general, cuando hay casos de inflamación o dolor focalizado, como la AR, osteoartritis o algún otro dolor articular, las cremas de CBD, al incorporar aceite de CBD y, en ocasiones, otras plantas, brindan un alivio inmediato en la parte del cuerpo donde se aplican, por lo que son bastante populares en el tratamiento de estas afecciones.

¿Y qué hay del aceite de CBD para la artritis reumatoide?

El aceite de cannabidiol también puede resultar de gran ayuda en casos de artritis reumatoide o AR y forma parte de las distintas opciones que has podido leer sobre alternativas a base de CBD.

En el caso del aceite de CBD, la aplicación es sublingual, con ayuda de un gotero o pipeta. La dosis puede variar según la intensidad del dolor, el peso de la persona y las indicaciones generales del médico que lo recete.

Hay quienes prefieren utilizar cremas o ungüentos en lugar de aceite, porque el efecto es localizado en el área de dolor. Sin embargo, queda de parte del paciente y de la asesoría médica la escogencia de uno u otro método.

En el caso del aceite, los resultados analgésicos son igualmente perceptibles, pero al viajar por el torrente sanguíneo, el alivio es general para todo el cuerpo y no sólo para una zona específica.

¿Me voy a drogar si consumo CBD?

¡La respuesta es no! Esta es una de las preguntas que suelen hacerse las personas que apenas se inician en el increíble mundo de la medicina cannábica. Recordemos que la planta tiene diversos componentes con efectos particulares. La principal sustancia que te da la sensación de estar drogado -o colocado- es el THC, dado que ésta es la que cuenta con potencial psicoactivo. El CBD por su parte, no tiene potencial psicoactivo, lo que significa que no cambiará tu estado mental de ninguna forma.

Los medicamentos cannábicos están denotados y dejan muy en claro qué sustancias contienen. Además, es recomendable que sea un experto quien te dé las instrucciones precisas sobre qué crema o ungüento utilizar, y por supuesto, las dosis ideales para tu caso particular.

Entonces, ¿cuál es la dosis de CBD para la artritis?

No hay una dosis única de CBD para la atritis, pues cada persona es diferente y por ende su reacción al CBD puede variar. También depende de la vía de administración, sea tópica u oral, para lo que es importante primero consultar con un especialista.

No obstante, en el caso del aceite de CBD, el promedio de dosificación es de 25mg o 25 gotas si la concentración es del 3%, o unas 6 gotas aproximadamente, si la concentración del aceite de CBD es del 10%. Es importante tomar en cuenta que la dosis puede aumentar si el malestar es muy fuerte.

Existen distintos métodos de dosificación cuando se trata de productos con cannabis, como lo explican Leinow & Birnbaum, en el libro “A patient’s guide to Medical Cannabis”, siendo la microdosis el paso inicial, para luego evaluar la reacción del paciente y la necesidad de mantener o variar la dosis. De todas formas, es mejor que esas dudas se las dejes a tu médico.

¿Es necesario consultar a mi médico?

Siempre es recomendable que, si quieres usar el CBD para un tratamiento específico, recibas asesoría médica. Nadie mejor que tu médico puede darte indicaciones concretas sobre el tipo de producto que vas a consumir, así como las dosis que vayas a utilizar. Además, será él quien monitoree el progreso y los resultados que vayas obteniendo a lo largo del tratamiento.

Por otra parte, el marco legal del uso medicinal del cannabis en muchos países, contempla que el uso de ésta debe estar respaldado por la prescripción de un galeno, así como la compra del producto ha de ser en un establecimiento que cumpla con los requisitos de ley establecidos en el país o ciudad en cuestión.

En lugares donde el uso de la marihuana y cualquiera de sus derivados sea libre y 100% legal, no será necesario tener prescripción médica para hacerte con aceite o productos con base de CBD. Esto no quiere decir que debes dejar de consultar a tu médico, ¡por el contrario! Si vives en alguno de estos lugares será aún más sencillo realizar el tratamiento de la mano con tu doctor.

El uso del CBD como medicamento para controlar los síntomas de los dos tipos de artritis está ampliamente respaldado por la comunidad médica y científica gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, así como por la ausencia de efectos psicoactivos. Esto la hace una alternativa muy llamativa para casos especiales como niños o adolescentes con artritis o personas de muy avanzada edad.

La artritis, con cada una de sus variantes, puede ser una afección muy dolorosa y que sin duda te hará cambiar tu rutina normal. Tratamientos efectivos hay muy pocos y sus efectos a largo plazo son bastante discutibles, por lo que siempre del lado natural tendrás una opción. El CBD se ha venido posicionando no solo como un tratamiento efectivo y seguro, sino además uno que atacará la enfermedad directamente en su raíz, haciéndola mucho más llevadera y ayudándote incluso a recuperar gran parte de tu vida.

 

Información sobre el CBD

¿Puede el CBD ayudar con los cólicos menstruales y el dolor?

shutterstock_686243281_1

El uso del cannabis y específicamente de la marihuana y sus flores con fines terapéuticos para las féminas, se remonta a muchos años atrás, cuando en China se les suministraba esta planta a las mujeres que sufrían de calambres y dolores menstruales. Incluso se ha llegado a afirmar que en el siglo XIX, la reina Victoria del Reino Unido se valía de los efectos calmantes de la marihuana para disminuir sus dolores durante los días de menstruación.

¿Una reina que consumía marihuana? Puede ser. En realidad, hay una buena lista de personalidades de las que se sabe que fueron o son asiduas a esta planta, no solo por los efectos psicotrópicos que puede generar el cannabinoide THC, sino también por sus propiedades medicinales que no implican quedarse drogado, sobre todo cuando la cepa es rica en CBD o cannabidiol.
Entre estos fines terapéuticos, las mujeres le han otorgado al cannabis un sitio especial durante los días en los que ataca el síndrome premenstrual, así como durante la menstruación propiamente dicha. Si bien los efectos son subjetivos y difieren en cada persona, las propiedades analgésicas de la marihuana muchas veces resultan mejores que los de la medicina convencional.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los principales componentes del cannabis, y su utilización principal es en el campo medicinal. ¿Cuántas veces has escuchado hablar de los cannabinoides de la marihuana y sus efectos en el cuerpo? Tal vez no hayan sido muchas, pero lo cierto es que la planta cannabis es rica en fitocannabinoides, unos compuestos que hasta los momentos ya sobrepasan los 100 y de los cuales se han estudiado con mayor interés el tetrahidrocannabinol o THC, el cannabidiol o CBD, cannabinol o CBN entre otros, por sus efectos psicoactivos y terapéuticos que se manifiestan de formas tan diferentes como propiedades analgésicas o ayuda a conciliar el sueño.

El CBD es entonces uno de estos componentes del cannabis, que no hace que te sientas drogado y que más bien contrarresta los efectos del THC. Es un cannabinoide que actúa como antagonista de los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide (SEC), abunda sobre todo en el cáñamo, la parte del cannabis que se usa más comúnmente para fines medicinales.

Entre las características principales del CBD, aparte de que no es psicoactivo, está su acción contraria a los efectos del THC y su potencial efectividad en el tratamiento de diversas enfermedades y trastornos, gracias a sus propiedades ansiolíticas, antiinflamatorias, neuroprotectoras y antioxidantes.

¿Qué son los cólicos menstruales?

Los cólicos menstruales son dolores propios de la menstruación que se presentan en el vientre. Si eres mujer, seguramente en algún momento de tu vida has tenido cierto malestar corporal durante tu menstruación. Puede ser sensibilidad en los pechos, hinchazón estomacal, cambios de humor, entre otros síntomas. Esto comúnmente se conoce como síndrome premenstrual y suele estar acompañado en algunos casos de los temibles cólicos menstruales.

Estos cólicos o calambres menstruales se caracterizan por presentar dolor en la parte baja del abdomen. Esta molestia puede ser de leve a moderada o incluso fuerte, impidiendo realizar otras actividades, así como también se asocia con náuseas, dolor en los muslos y estreñimiento. Los cólicos menstruales, médicamente, son más comunes en mujeres menores de 30 años.

Como es natural, no todas las mujeres padecen esos síntomas y la gravedad puede variar dependiendo de la genética y factores ambientales. Es aquí donde entra en juego el cannabis, como aliado para aliviar los síntomas relacionados con el dolor, pues, entre sus más de 100 cannabinoides, el CBD es uno de los que mejor actúa como antiinflamatorio y analgésico.

¿El CBD sirve para el dolor menstrual y los cólicos menstruales?

El CBD puede ser un analgésico eficaz para aliviar los cólicos menstruales. Según diferentes estudios que se han realizado tanto en ratas de laboratorio como en células y posteriormente en personas, el cannabidiol ha demostrado ser un buen analgésico y sin efectos adversos. Por este motivo, en relación con los calambres menstruales, el CBD no solo alivia el dolor, sino que podría reducir la inflamación, además de funcionar como relajante muscular y ayudar a mejorar los cambios de humor.

La endometriosis es un trastorno que tiene entre sus síntomas cólicos menstruales severos causado por, entre otras razones, un desequilibrio en el sistema endocannabinoide. Existen investigaciones que afirman que la presencia de cannabinoides externos puede ayudar a reducir los síntomas. De esta manera, el CBD puede aportar mucho en el tratamiento de la endometriosis y los malestares propios de la menstruación.

La razón es que el CBD restaura el equilibrio del SEC y como el útero tiene muchos receptores de endocannabinoides, hay muchas probabilidades de que los fitocannabinoides del cannabis permitan la regulación y restauración saludable del útero.

¿Cómo se puede tratar la endometriosis con cannabis?

El cannabis, aunque no es una cura definitiva de la endometriosis, puede aliviar significativamente sus síntomas. Hoy en día el mercado ofrece variedad de productos con cannabinoides en distintas concentraciones para aliviar estos malestares.

Las pacientes pueden escoger entre comestibles como gomitas, infusiones o chocolates; aceites, supositorios y tampones con CBD; cremas y productos cosméticos con cannabidiol; esencias para vaporizadores así como extracciones de CBD. Las opciones sobran y ofrecen ratios de THC en igual proporción a CBD o sólo CBD.

El interés por fomentar el uso de la marihuana medicinal para tratar la endometriosis está en que ya se ha comprobado que el CBD puede estimular el apetito, reducir la inflamación y calmar el dolor, disminuir las náuseas y mejorar el estado de ánimo. Además de esto, es también antiproliferativo, pues detiene el esparcimiento de tejido intrauterino en los espacios donde no debería crecer.

Marihuana y ciclo menstrual

En términos generales, hay diferentes formas en las que la marihuana puede afectar al ciclo menstrual. Algunas de ellas son:

1. Bloqueo de ovulación

Son numerosos los estudios que sugieren que el THC puede bloquear la ovulación en muchos mamíferos. Esto se debe a que reduce la fertilidad suprimiendo la hormona luteinizante, fundamental para realizar el proceso de ovulación.

2. Reducción de la inflamación

Son harto conocidas las propiedades antiinflamatorias que tienen importantes cannabinoides como el CBD. También es público que la dismenorrea o menstruación dolorosa ha sido tratada con el cannabis desde hace siglos y por culturas de todo el mundo, pues tanto el THC como el CBD son capaces de reducir la inflamación y el dolor.

3. Afectaciones en el síndrome premenstrual

Las fluctuaciones y desequilibrios hormonales que ocurren durante el síndrome premenstrual se ven afectados en presencia de fitocannabinoides de la marihuana. Esto se debe a que, así como el THC suprime la hormona luteinizante, los estudios muestran que los niveles de prolactina y cortisol también se alteran.

4. Reducción del ciclo menstrual: ¿la marihuana retrasa la menstruación?

Parece que sí. Para muchas mujeres es un sueño tener un ciclo menstrual más corto. Para otras, todo lo contrario. De cualquier forma, al parecer se han presentado casos en los que el consumo de marihuana puede reducir la duración del ciclo menstrual. Todavía no se tienen pruebas suficientes y falta mucho trabajo para determinarlo, pero según las investigaciones, la duración del ciclo también se puede ver afectada con el cannabis, reduciéndolo en diferente medida.

5. Interferencia en el embarazo

Intentar quedar embarazada puede ser una experiencia sencilla o muy complicada para una mujer El cannabis en el embarazo es un tema polémico sobre el que no se ha llegado a un consenso suficiente. No obstante, poco se dice sobre la influencia que tiene mientras una mujer está buscando quedar embarazada.

Así como en el punto anterior, aún no existe suficiente evidencia. Sin embargo, la que se tiene hasta ahora indica que el consumo de marihuana podría interferir con la implantación del embrión en el útero. Así que, si fumas y te interesa quedar embarazada, es aconsejable que suspendas tu consumo, sea un porro o en cualquier otra presentación, al menos durante las 24 horas previas al acto.

¿El aceite de cannabis sirve para los dolores menstruales?

El aceite medicinal de cannabis podría resultar ser un buen remedio para los dolores menstruales, ya que está compuesto de CBD y en ocasiones contiene un mínimo porcentaje de THC. Todo depende del espectro que se escoja, sin embargo ambos cannabinoides son conocidos como eficaces antiinflamatorios y analgésicos.

Pero ¿por qué duele el vientre en la menstruación? Pues porque cada mes, el endometrio crece en el útero, formando la capa que anidará un óvulo fecundado. Si esto no ocurre, el endometrio se desprende y es expulsado del cuerpo. En este punto, el cuerpo segrega unas sustancias inflamatorias llamadas prostaglandinas, que contraen el útero y esto puede resultar doloroso en mayor o menos intensidad.

Lo bueno es que no sólo los dolores menstruales se pueden aliviar con el aceite de cannabis, pues el efecto del CBD como relajante muscular hace que las jaquecas, dolores crónicos y hasta los cambios de humor asociados a este episodio mensual femenino se reduzcan notablemente, luego de unos días de uso.

¿Cómo puedo consumir CBD para aliviar los cólicos menstruales?

Existen múltiples maneras para consumir CBD con fin de aliviar tus cólicos menstruales, pero entre ellas destacan el aceite de CBD e incluso, supositorios vaginales. Si te interesa probar el CBD para aliviar tus dolores y malestares durante tu menstruación, ten en cuenta que la dosis que consumas depende de la gravedad de los cólicos. Es fundamental que, en este punto, consultes a tu médico especialista, para que te recomiende una dosis adecuada y te ofrezca las opciones de consumo que tienes a tu disposición.

La variante cannabis indica suele ser la más recomendada como medicinal, siendo preferidas aquellas que contengan mayor concentración de CBD. Se puede consumir de diferentes maneras, pero para el efecto que queremos alcanzar, que es reducir y aliviar el malestar del síndrome premenstrual y los cólicos de esos días, el aceite es la opción más recomendable, porque es más fácil de dosificar y no tiene los contras de fumar, como la inhalación del humo o el colocón.

El aceite de CBD tiene todas las ventajas del CBD y lo mejor de todo es que no te droga, porque no contiene al compuesto psicoactivo THC. Se pueden aplicar unas gotas debajo de la lengua para que sea absorbido más rápidamente o también se puede untar en el bajo vientre, realizar un masaje de forma circular en los senos o en la zona lumbar para aliviar el malestar. También puedes conseguir supositorios vaginales con aceite de CBD, fáciles de usar y muy buenos resultados.

¿Puede el CBD aliviar el trastorno disfórico premenstrual  y el síndrome premenstrual?

Gracias a sus propiedades ansiolíticas, analgésicas y antiinflamatorias, el CBD puede ser usado para tratar afecciones como el trastorno disfórico premenstrual (TDPM), que es considerado una prolongación grave del síndrome premenstrual (SPM). Si bien son similares, en el TDPM, al menos uno de los síntomas sobresale.

Signos como tristeza, desánimo, ansiedad, mal humor, irritabilidad y dolores o calambres son comunes para la mayoría de las mujeres durante los días previos a la menstruación, por lo que muchas de ellas son pacientes de antidepresivos y calmantes para controlar estos malestares.

Como se ha mencionado ya, el CBD ayuda a regular los cambios de humor al liberar  hormonas de relajación, controlando de forma más efectiva la irritabilidad y frustración. De la misma forma, el cannabidiol reduce la producción de estímulos que causan dolor, aliviando los calambres y cólicos.

Por si esto no es suficiente, el CBD ayuda a mantener una piel más limpia de acné, pues incrementa el flujo de sangre hacia los poros y elimina las toxinas. Igualmente, el CBD ayuda a dilatar el intestino y aumenta la producción de hormonas digestivas, evitando el estreñimiento que también es característico del SPM.

Si el CBD viene del cannabis ¿causa adicción?

La respuesta es no. Para la mayor tranquilidad y seguridad de las personas interesadas en aprovechar las ventajas del CBD pero sin correr el riesgo de quedarse high, la Organización Mundial de la Salud publicó un informe en el que declara que tras los múltiples estudios realizados, el CBD no es peligroso ni adictivo.

Por ser el segundo cannabinoide más abundante en la marihuana y por tener el precedente del THC y sus efectos estupefacientes, es normal que muchas personas se sientan inseguras y hasta intimidadas ante la posibilidad de probar algún producto que contenga CBD. No hay motivos fundados para que esto sea de esa manera.

La buena noticia sigue siendo que, lejos de causar adicción, hay investigaciones en las que el CBD incluso ha demostrado ayudar a controlar situaciones de adicción a otras sustancias. Por eso, cada vez son más las justificaciones para considerar a este cannabinoide como amigo y no enemigo. Su utilidad está llegando a diferentes campos de la salud, incluidos los cólicos menstruales.

¿El CBD sirve para la menopausia? ¿Puedo seguir consumiéndolo tras ella?

En cualquier caso, puedes seguir aprovechando los beneficios del CBD y el cannabis tras la menopausia, porque incluso en esta etapa más madura de la vida, sus propiedades te pueden ayudar a sentirte más cómoda. Si el reloj biológico está marcando la llegada de la menopausia, con menstruaciones menos frecuentes o ya ausentes, como es el caso de la amenorrea, no es motivo para dejar o no de consumir CBD.

Siguiendo en la línea del CBD, este cannabinoide vuelve a ofrecer efectos positivos en cuanto a los síntomas de la menopausia, como los dolores, cambios de humor o la ansiedad. Diferentes investigaciones apuntan a que el CBD es un poderoso analgésico, antidepresivo y calmante, por lo que puedes mitigar los malestares propios de esta etapa consumiendo un poco de cannabidiol.

Por otra parte, para los calorones o sofocos, el THC puede ayudarte a disminuir la temperatura corporal si se consume en una dosis adecuada. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de experimentar con cualquiera de estas sustancias, para que puedas hacerlo con seguridad y confianza.

El empoderamiento femenino es un fenómeno presente en todos los aspectos sociales y culturales alrededor del mundo, y se hace evidente en mayor o menor medida con acciones como el hecho de que una mujer consuma cannabis. Hay quienes lo consideran “poco femenino”, pero el hecho es que el consumo en mujeres está aumentando y ya no es considerado socialmente como un asunto masculino.

Existe un hecho tan femenino como lo es la menstruación y todo lo que conlleva. Durante esos días de sangrado, un gran porcentaje de mujeres sufre del llamado síndrome premenstrual y cólicos menstruales, situaciones de malestar general en las que el cannabis ha demostrado ser de gran ayuda para aliviar los dolores, la inflamación y hasta los cambios de humor. El CBD, uno de los cannabinoides más importantes, podría proporcionar algunas respuestas incipientes en el estudio de esta área.

На этом фоне многообещающим является тот факт, что медицинская марихуана все больше принимается и включается в число лечебных процедур для улучшения женского здоровья. Признание КБР уже достигнуто в нескольких странах, поэтому каннабис может вновь занять свое место в женской медицине, как это было несколько веков назад. Менструальные спазмы больше не будут прежними в будущем благодаря КБР.

Información sobre el CBD

Testosterona: ¿cuál es su relación con el THC y el CBD?

post-25-head

Para muchos, la testosterona es sinónimo de masculinidad. Esta hormona es la más famosa y reconocida que se identifica con los órganos sexuales masculinos y a las que se le atribuyen muchas de las características propias de los hombres. Pero, ¿es cierto que cannabinoides como el THC y el CBD pueden afectar los niveles de testosterona en el cuerpo?

Aunque la investigación científica sigue siendo escasa, parece ser cierto que el cannabis en general es capaz de disminuir los niveles de testosterona en el organismo. ¿Te has preguntado qué tanto puede influir eso? ¿Será realmente importante? ¿Siempre que se consume cannabis se reduce la testosterona? Si tienes muchas dudas o estás preocupado, no tienes nada que temer. Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre la relación entre la testosterona y los cannabinoides.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es la hormona sexual masculina por excelencia y se encuentra en los organismos de la mayoría de los mamíferos. Has pensado que los hombres tienen testosterona y las mujeres estrógeno, ¿verdad? Pues no es tan sencillo. Varones y hembras producen testosterona, aunque se hace desde diferentes partes del cuerpo y con una amplia gama de cantidades.

La importancia de la testosterona radica especialmente en la pubertad, cuando los hombres comienzan a identificarse de manera definitiva como tal. La pubertad permite el crecimiento de los testículos y la próstata, además de características externas como la aparición de vello corporal.

Pero, ¿por qué se relaciona tanto con los hombres? Simplemente, la testosterona se produce diez veces más en hombres comparado que en mujeres. Esta producción, ¿podría verse afectada por el consumo de cannabinoides? Parece que sí.

¿Qué son los cannabinoides?

Los cannabinoides son los principales componentes del cannabis. Todos sabemos que el cannabis es una planta. Esta se conforma por diferentes partes y componentes. Hasta el momento, se han logrado descubrir más de 113 cannabinoides. Estos cumplen funciones diferentes y generan efectos variados en el organismo.

Dos de los cannabinoides más famosos son el THC y el CBD. Ambos se han comenzado a comercializar por separado y por eso muchas personas conocen sus características individuales. Es cierto que el THC es el cannabinoide que te droga, pues entre sus propiedades está generar efectos alucinógenos.

No obstante, el THC también cuenta con numerosas propiedades que pueden servir con fines terapéuticos. En cambio, el CBD es el componente más utilizado en los tratamientos a base de cannabis para aliviar el dolor crónico, calmar la ansiedad, entre muchas otras cosas valiosas para la vida cotidiana.

¿Cómo se vincula el THC, el CBD y la testosterona?

La vinculación del THC, el CBD y la testosteona se encuentra en el sistema endocannabinoide, que tiene relación con los sistemas nervioso y endocrino. Es importante aclarar primero cuál es el papel que juegan los cannabinoides en el cuerpo humano, y, por ende, qué influencia podría tener sobre las hormonas.

Tanto el THC como el CBD interactúan con el sistema endocannabinoide. El propio cuerpo humano tiene un sistema con receptores de tipo CB1 y CB2 que reciben a los cannabinoides externos, como es el caso del THC y el CBD. El sistema endocannabinoide entra en contacto con el sistema nervioso y posteriormente con el endocrino. Este último es el responsable de la producción de la mayoría de las hormonas, tras la emisión de la orden desde el hipotálamo.

La testosterona es una hormona sexual que se suele producir en los testículos en el caso de los hombres. Pero, al igual que con el resto de las hormonas, el sistema endocannabinoide puede influir al respecto. Pero, ¿existe consenso en si el impacto de los cannabinoides reduce los niveles de testosterona?

¿Cómo afecta el THC a la producción de testosterona?

El THC afecta a la producción de testosterona o de otras hormonas que se relacionan con ella, pero no queda claro en qué manera. De todos los cannabinoides, el THC es el que parece tener una mayor influencia sobre la producción de testosterona. Existen decenas de estudios que se contradicen entre sí, lo que indica que la investigación está aún en una etapa primaria. No obstante, sí existe un impacto directo, a través de la producción de otras hormonas.

Por ejemplo: el THC puede aumentar los niveles de cortisol. Esta hormona es la que se libera cuando el cuerpo presenta grandes situaciones complicadas de estrés. Eso hace que el azúcar en la sangre aumente directamente y el metabolismo se acelere. En esta situación, el cortisol podría entonces reducir los niveles de testosterona.
Por otra parte, los niveles de testosterona podrían verse afectados gracias a la influencia del THC sobre la hormona GnRH. En resumen, el THC podría bloquear la producción de esta hormona desde el hipotálamo. El resultado sería que se generase menos hormona luteinizante y que, por ende, la liberación de testosterona disminuyese.

Hay que hacer una salvedad: la mayoría de los estudios que han determinado esto se han realizado, principalmente, en animales como ratas. Sí existen estudios en humanos, pero de momento, no son concluyentes ni se ha conformado un consenso científico que pueda definir cómo se ve impactada la testosterona tras el consumo de cannabis.

¿Y qué hay del CBD?

El CBD tiene relación con la testosterona en menor medida, y se vinculan también con el cortisol. Hay que tener claro que el principal componente del cannabis que se involucra con la testosterona es el THC. No obstante, eso no implica que el CBD no tenga ningún impacto. La investigación científica no es concluyente, pero da muchas luces sobre el papel que puede jugar un componente de la importancia del CBD sobre la producción de testosterona.

Diferentes estudios igualmente afirman que el CBD podría ser también responsable de la disminución de la producción de testosterona. Sin embargo, su papel podría resultar contradictorio. Además de poder ralentizar la producción de testosterona, el CBD podría disminuir la descomposición de la hormona a nivel de hígado.

Al contrario que con el THC, el CBD podría disminuir los niveles de cortisol. Eso contrarrestaría la disminución de testosterona que podría provenir del cannabinoide antagónico. Los resultados son un indicio de que el CBD sería útil, entonces, para revertir el daño ocasionado por el aumento del cortisol.

¿Qué relación tiene con la ginecomastia?

No parece que el consumo de cannabis hace que le salgan senos u otros síntomas de ginecomastia a los hombres, pero es complicado afirmarlo. Como todo en este mundo, existen estudios que se contradicen entre sí. La ginecomastia es como se conoce al desequilibrio hormonal que, en hombres, la producción de estrógeno supera a la de testosterona. Esto podría conllevar a la aparición de ciertas características femeninas en el organismo.

No sólo el busto puede crecer anormalmente en los hombres, sino que incluso puede presentarse una disminución del tamaño de los testículos y ciertos cambios en la calidad del esperma. Todo esto como resultado del desequilibrio hormonal.

Desde hace varias décadas, han existido estudios que han observado una posible relación entre la ginecomastia y el consumo de cannabis. Aunque para algunos el consumo prolongado de cannabis puede acabar incidiendo en el crecimiento de senos masculinos, para otros esto no representa realmente un problema que influya.

¿Qué influencia tienen los cannabinoides en la producción de esperma?

Parece que es cierto que la producción de esperma se reduce tras el consumo de cannabis. En este tema sí parece haber más consenso científico. Los investigadores han determinado que consumir habitualmente cannabis puede reducir los niveles de esperma a largo plazo.

En un estudio realizado en Dinamarca se analizaron hombres que no consumieron marihuana, aquellos que solo lo hicieron por una semana y otros que la usaban más de una vez por semana. Pasados tres meses, los que más habían fumado marihuana tenían un 28% menos de esperma que los que no habían consumido, lo que se tradujo también en un 29% menos de espermatozoides.

En resumen: sí, consumir marihuana, independientemente sus componentes, puede reducir el número de espermas que produce tu organismo. Aunque esto no es un problema de salud, sí puede tener consecuencias importantes, especialmente con fines reproductivos.

Estudios que han analizado la influencia de la testosterona tras consumir THC o CBD

Existen decenas de estudios que han analizado el posible impacto que tiene el consumo de cannabis y sus componentes. Algunos tienen resultados que muestran un patrón claro, mientras que otros no son concluyentes o de ellos no se puede extraer algo definitivo. Algunos estudios son:

1. Aumento de la testosterona en un estudio danés 

1215 hombres daneses, de edades comprendidas entre los 18 y 28 años se sometieron a este estudio publicado en el American Journal of Epidemiology. Los hombres fueron aquellos que se presentaron al servicio militar. Al hacerlo, donaron una muestra de semen, sangre e hicieron un examen físico. De igual forma, contestaron si habían usado drogas recreativas, cuáles y hace cuánto tiempo.

Finalmente, el resultado obtuvo que los hombres que habían consumido marihuana tenían más testosterona, aunque menos concentración de esperma. Entonces, ¿la testosterona aumenta o disminuye?

2. Vía intravenosa o marihuana fumada 

En otro estudio, realizado por Barnett, Chiang y Licko, se analizó el impacto del THC y la marihuana en general a través de dos vías. Una de ellas fue por vía intravenosa, a través de la que se inyectaron 10 miligramos de THC. Por 50 minutos, los niveles de testosterona disminuyeron en 36%, al compararse con el grupo que no había recibido THC.

Además, este estudio también analizó la marihuana fumada. Nuevamente, se compararon dos grupos separados. El que fumó marihuana resultó teniendo 66% menos de testosterona que el grupo que no lo había hecho, según los datos que arrojó un control posterior. Según esta vía, los niveles de testosterona se reducen drásticamente justo después de haber consumido THC o cannabis en general.

3. Reducciones de LH y FSH

El proceso de formación de la testosterona no es directo, sino que involucra diferentes predecesores. En este estudio de 1986 se tomaron en cuenta a cuatro varones y sus reacciones tras fumar marihuana con 2.8% de THC. EL plasma LH se redujo significativamente tras el consumo de cannabis por parte de los cuatro varones. No obstante, el cortisol aumentó de forma importante.

Hablando sobre los niveles de testosterona, estos se redujeron de forma suave y no acentuada. Esto mismo también pasó con el FSH, que es otro precursor de la testosterona. Según esta investigación, parece haber un descenso de la testosterona, pero no de una forma tan significativa que pueda ser concluyente.

¿El aceite de cannabis sirve para la eyaculación precoz?

La evidencia que se tiene hasta los momentos en cuanto al efecto de este aceite sobre la eyaculación precoz, refleja que podría llegar a ser un buen remedio para esta condición. La marihuana, así como otras drogas y hasta el alcohol, al retrasar la respuesta corporal ante ciertos estímulos, puede retardar el acto eyaculatorio.

Es importante tener en cuenta que la eyaculación prematura puede estar condicionada por factores biológicos, como impotencia sexual o inflamación, pero también psicológicos, como estrés, baja autoestima, ansiedad y hasta los propios problemas dentro de la pareja. En este, caso, los efectos ansiolíticos, antiinflamatorios y relajantes del CBD pueden ayudar a contrarrestar esas situaciones.

En cualquier caso, la recomendación es que antes de experimentar por cuenta propia los efectos del aceite de cannabis, lo consultes con tu médico de confianza, quien sabrá orientarte de la manera más adecuada, en función de tu condición y de cómo solucionarla.

¿Cómo afecta el consumo de cannabis al deseo sexual?

¿Ha quedado claro que el cannabis es un mundo que comienza a ser explorado y que por eso no existe consenso científico en muchas materias? Pues eso también puede hacer referencia al deseo sexual. No obstante, en esta materia existen nuevas esperanzas. Según un reciente estudio de la Universidad de Stanford, el consumo frecuente de cannabis estaría distante de la eventual disminución del deseo sexual.

Esta investigación va más allá, pues aquellas personas estudiadas que consumieron cannabis con todos sus componentes habrían tenido 20% más de sexo que aquellos que no. Para este estudio se contactaron a 50 mil residentes en Estados Unidos, que reflejaron que la frecuencia de haber tenido sexo aumentaba conforme al consumo del cannabis. Esto se mantuvo en todos los grupos sociales, étnicos y etarios consultados y clasificados.

Este resultado, además, fue único en el caso del cannabis. En el caso del alcohol, por ejemplo, la frecuencia del consumo no aumentó el deseo sexual. Contrario a lo que ha venido pensándose, el cannabis podría ser incluso un aliciente en esta materia.

¿Se puede aumentar el nivel de testosterona con marihuana?

Según diversos estudios, hay hipótesis que indican que la testosterona, así como el esperma pueden verse afectados negativamente por el consumo de marihuana. Sin embargo, recientes investigaciones han mostrado otra luz al respecto.

Dado que la marihuana y sus cannabinoides influyen directamente sobre nuestro sistema endocannabinoide, es de esperarse que la parte hormonal también se vea afectada por sustancias como el THC o el CBD. Eso incluye las hormonas sexuales, como la testosterona y el estrógeno.

En presencia de dosis altas de THC, la testosterona puede disminuir, creando un desbalance hormonal en los hombres consumidores de marihuana y sus derivados. De esta manera, lejos de aumentar los niveles de esta hormona, puede causar el efecto contrario. Esto implica también un posible descenso de la estimulación sexual masculina.

Si consumo THC o CBD una vez, ¿mis niveles de testosterona se verán afectados?

Te hemos mostrado en este artículo diferentes ejemplos en los que pueden existir opiniones y posturas distintas sobre el impacto de la testosterona. Es la pregunta del millón: ¿fumar marihuana o consumir cannabis puede disminuir mis niveles de testosterona? Pero a lo que todo parece apuntar es a que, el consumo de cannabis con THC y CBD puede disminuir los niveles de testosterona, pero a corto plazo.

Ninguno de los estudios muestra un daño largo o a nivel permanente. Este aspecto no ha sido objeto de investigación, por lo que, aunque el cannabis pueda disminuir la testosterona en un período cercano al momento de consumirlo, no parece extenderse en el tiempo ni generar problemas mayores.

Precipitarse es irresponsable, pero según lo que parecen indicar los diferentes estudios, el consumo de cannabis, y especialmente de THC, podría disminuir los niveles de testosterona en el cuerpo. Con el CBD resulta un poco más complicada la situación, pues algunos de sus efectos podrían aumentar la testosterona mientras que otros la disminuirían. Entonces, ¿qué creer?

Ten en cuenta que el hecho de tener menos testosterona en el organismo no es algo que realmente perjudique la salud en la mayoría de los casos. Además, también se han solido descartar posibles implicaciones del cannabis en la ginecomastia, aunque sí tiene efectos en la producción de esperma. El cannabis puede ser útil o necesario para ti, pero saber todos sus efectos siempre tendrá grandes implicaciones.

Información sobre el CBD

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

5

El CBD se erige como un componente versátil, pero que está en un mundo lleno de bondades y miedos. Pocas personas pueden hoy en día negar la amplia utilidad que tiene el CBD en el tratamiento de diferentes condiciones y enfermedades. Sin embargo, muchas personas siguen rechazándolo por miedo o desconocimiento a los efectos secundarios del CBD. Pero, ¿cuáles son?

Es cierto que el CBD tiene efectos inmediatos en el organismo y que son ellos los que contribuyen a relajarte o aliviar tus dolores. Pero ciertos efectos pueden molestar a las personas, y cada cuerpo es un mundo. Los efectos secundarios del CBD existen como cualquier otros y conocerlos no le quita seriedad a este componente del cannabis. Descúbrelos en este artículo para que así, los tengas en cuenta de forma permanente.

¿Cómo me puedo beneficiar del CBD?

Los beneficios del CBD son innumerables y contribuyen a tu salud, tranquilidad y bienestar cotidiano. ¿Estás cansado de ver al CBD en todas partes? Pues, te tenemos noticias… No va a parar. Eso tiene un único motivo: cada vez son más comunes los diferentes productos basados en CBD, que se usan para todo tipo de problemas de salud. El CBD es simplemente uno de los componentes principales del cannabis que no genera ningún tipo de efecto alucinógeno, sino que, por el contrario, es capaz de relajarte y aliviar tu ansiedad social.

Si tienes dolores crónicos, es muy probable que el CBD te pueda ayudar bastante. Además, el CBD también se usa para tratar enfermedades como la epilepsia o la esclerosis múltiple. Conforme avanza la investigación, se descubren nuevas propiedades del CBD. Pero, ¿hay algo en lo que el CBD pueda perjudicarme? ¿Sus efectos secundarios son tan malos?

¿Puede el CBD afectar mi salud?

El CBD genera efectos en el organismo de relajación y calma, pero eso no implica una afección en la salud. ¿Estás preocupado por el posible daño que el consumo de CBD puede hacerle a tu organismo? En primera instancia, no tienes por qué preocuparte. El CBD es un cannabinoide que interactúa con el sistema endocannabinoide, que está en el propio organismo. Su consumo interactúa con los receptores de este sistema y genera los tradicionales síntomas. Eso no debería afectar a tu organismo.

Los problemas pueden surgir en caso de que el CBD tenga una interacción contraproducente con algún medicamento que estés consumiendo. Además, especialmente en personas que no estén acostumbradas, pueden constituirse problemas estomacales. No obstante, nada de esto implica una verdadera afectación de la salud del organismo ante el consumo de este cannabinoide natural.

¿Qué efectos genera el CBD?

El CBD, al tomar unas gotas, puede serenarte profundamente. No se trata de estar drogado o perder el juicio, sino todo lo contrario. Este cannabinoide permite poder lidiar con situaciones de gran estrés al tener la capacidad de calmar al organismo ante la ansiedad, lo que genera una angustia permanente. En ningún momento, tras ingerir CBD, se pierde el conocimiento o la capacidad de comprensión.

El efecto va más allá, pues para muchas personas el CBD implica un importante aliciente para la concentración y la realización de diferentes actividades. Además, sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas contribuyen a solucionar los diferentes síntomas que el cuerpo presenta en esa materia. En cualquier caso, consumir CBD es, en teoría, sumamente relajante y no interfiere con la realización de actividades de rutina.

¿Tiene efectos colaterales del aceite de cannabis?

El aceite de cannabis en general, y de CBD en particular, puede tener efectos colaterales dependiendo de su composición, dosificación y de la tolerancia de cada persona. Entre los productos a base de marihuana, el aceite es uno de los más populares y que incluso se usa con fines medicinales. Dependiendo del país y de la legalidad del cannabis, se puede conseguir un aceite que contenga mayor concentración de un cannabinoide o de otro, como es el caso del THC y el CBD.

Recuerda que el aceite de cannabis contiene mayor cantidad de THC, que es psicoactivo, pero también sirve para aumentar el apetito y es analgésico. Por el contrario, el aceite de CBD no te causa el subidón ni te genera alucinaciones y es súper útil en casos de dolores, epilepsia, ansiedad y depresión, entre otros.

Para hablar de efectos colaterales, es necesario tomar en cuenta la dosis y la tolerancia de quien lo consume, porque una persona que nunca ha probado cannabis o incluso sólo CBD, puede mostrar levemente una sensación de cansancio, somnolencia, mareos o cefaleas en una primera oportunidad.

Si el aceite contiene THC, por lo general es en cantidades que no te causarán mayor desagrado, porque este producto es usado principalmente con fines terapéuticos. Sin embargo, los efectos mencionados anteriormente pueden estar presentes, así como cierta percepción alterada del tiempo y dificultad de concentración. En todo caso, estos síntomas suelen ser muy leves y por un corto período de tiempo, pero debes tenerlos en cuenta y conversarlos con tu médico de cabecera de ser necesario.

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Los efectos secundarios del CBD no se relacionan con la relajación, sino con el excesivo cansancio o los malestares estomacales. Todas las medicinas, hasta los antigripales, tienen efectos secundarios. Entonces, ¿por qué un cannabinoide como el CBD no podría tenerlos? Todas las personas son diferentes: los gustos y las reacciones pueden ser tan variados como el número de consumidores que tiene el propio CBD. Los efectos secundarios son algo normal en cualquier tratamiento, y más aún, si se trata de un cannabinoide de origen vegetal.

Es importante aclarar que el hecho de que se hayan registrado casos en los que se presenten determinados efectos secundarios no implica que esté comprobado que el CBD afecta al organismo de esa forma. Sin embargo, hay que tener en cuenta estas posibles situaciones son útiles para saber a qué atenerse tras el consumo y así, conocer si los síntomas son normales o si se constituyen en una rareza.

Existen muchos efectos secundarios, como es normal. No obstante, algunos de los más conocidos han sido el cansancio, la diarrea y los cambios de apetito. Échale un vistazo a ellos:

1. Interacción con medicamentos en el hígado 

La contraindicación de ciertos medicamentos con el CBD es real y se debe tener en cuenta en todos los casos, porque puede generar problemas graves de salud. El CBD interactúa con enzimas metabolizadoras como aquellas que pertenecen al grupo del citocromo P450. De consumirse, el CBD podría tardar mucho en descomponerse mientras que los otros fármacos harían justo lo contrario.

La aplicación de este tipo de tratamientos junto con el CBD es algo que debería ser motivo de un consejo médico. Los problemas de tipo hepático, con el pasar del tiempo, afectan de gravedad al organismo. Sin embargo, el CBD no tiene problema con la gran mayoría de enzimas hepáticas, por lo que la consulta debe referirse a con cuál enzima se procesa la medicina que se está consumiendo.

2. Cambios de apetito

El cannabis en general es una planta que genera muchos efectos relacionados con el hambre y el apetito. Uno de sus componentes, el THC, es capaz de aumentar el apetito, ante lo que puede ser usado en diferentes situaciones. Sin embargo, el CBD genera efectos contradictorios en este sentido.

Para algunas personas que lo han consumido, el CBD puede generarle cambios bruscos de apetito, que incluso, tienen que ver con la disminución del hambre. En ese sentido, existen investigaciones que avanzan en el estudio del uso del CBD para la pérdida de peso.

3. Boca seca 

¿Has consumido cannabis y eso te ha dejado la boca irremediablemente seca? Esto puede atribuirse, parcialmente, a los efectos del CBD. Especialmente cuando se fuma, el CBD puede dejar una sensación de boca seca motivada a la disminución de la secreción de saliva que produce el cannabis en general.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide y sus receptores, que también se encuentran en las glándulas salivales. Este contacto genera inmediatamente que la saliva no se produzca con la misma rapidez acostumbrada, formándose así la sensación de boca seca. No obstante, este síntoma en específico suele darse cuando el CBD se consume fumado o vapeado y su síntoma puede paliarse simplemente al beber líquido.

4. Efectos en estudio de trastornos del movimiento

Los estudios sobre los efectos del CBD en enfermedades que involucran trastornos del movimiento están aún en una fase primaria y no se pueden obtener de ellos conclusiones absolutas. En un estudio que se aplicó a un grupo de pacientes con trastornos distónicos del movimiento se pudieron determinar diferentes efectos secundarios. Entre ellos se incluyeron la hipertensión, la sensación de estar sedado y el mareo constante.

Las dosis, en este estudio, también influyeron. Por ejemplo, el grupo de pacientes que recibió más de 300 mg de CBD diarios tuvo un aumento en los temblores. De ahí se pudo deducir que el CBD sería contraproducente en el tratamiento de enfermedades como el Parkinson. No obstante, ha habido otras investigaciones que sugieren que el CBD podría ser beneficioso en pacientes de esta enfermedad. Aún queda mucha investigación por hacer.

¿Qué hacer cuando se seca la boca al fumar?

La sequedad bucal al fumar cannabis no es producto del humo en tu boca sino que responde a los efectos neuroquímicos de la marihuana en tu cuerpo. Pero entonces, ¿qué puedes hacer para contrarrestar la sequedad de la boca? Sigue los siguientes tips:

  • Beber agua: además de hidratarte, el agua estimula tus glándulas salivales para que produzcan mayor salivación y humedad en tu boca.
  • Comer caramelos: si es un caramelo ácido, mejor, o incluso puedes chupar un limón. Esto también estimula las glándulas salivales y además te deja un sabor agradable en la boca, según sea tu preferencia.
  • Tomar más vitamina C: esa vitamina hace que tu boca se mantenga hidratada por más tiempo, lo cual puede ser una buena solución a largo plazo.
  • Evitar el café: por muy delicioso que sea, el café te deshidrata, así que no es una buena opción para después de fumar, pues sólo reforzará la sequedad bucal.
  • Evitar el alcohol: este tipo de bebidas también contribuyen con la deshidratación porque, además, son diuréticas, por lo que se debe abstener de su consumo.
  • Comer algo: la comida y más si es una muy buena, siempre te hará salivar, por lo que puedes aprovechar el “munchies” y dedicarte a comer para saciar ese deseo y evitar la sequedad de la boca.
  • Comer anís, perejil o romero: no solo ayudan a restaurar La humedad de la boca, sino que estas hierbas mejoran tu aliento luego de fumar. Otra opción para esto puede ser masticar chicle.
  • Respirar por la nariz: evita lamerte los labios o hacer elongaciones de mandíbula. En vez de eso, respira por la nariz, para que no pierdas la escasa humedad que hay en tu boca respirando por allí.

¿El CBD aumenta el apetito?

El CBD no tiene influencia en el aumento de apetito, pero sí el cannabis. Muchas personas asocian el consumo de cannabis con el llamado “munchies”, o aumento del apetito, pero hay que acotar que el CBD no tiene influencia en este sentido. El verdadero responsable es el THC, pues este cannabinoide incide directamente sobre los receptores CB1 del cerebro, encargadas de, entre otras cosas, el apetito.

Si lo que te preocupa es que puedas aumentar tu apetito y tu peso, puedes probar con un aceite de CBD de espectro completo, con el que aprovecharás todos los beneficios del cannabis, pero con un mínimo porcentaje de THC, lo cual no afectará tu apetito. Esto se debe a que está actuando en sinergia con el CBD y los demás cannabinoides, siempre que se consuma en las dosis recomendadas.

Pero si de plano prefieres olvidarte del THC porque temes que pueda influir en tu deseo de comer, el mercado te ofrece el aceite de CBD de amplio espectro y hasta el de CBD aislado, con los que no percibirás ni lo más mínimo del THC y disfrutarás de los beneficios del CBD y otros cannabinoides, según sea el caso.

¿Debería preocuparme por alguno de los efectos secundarios del CBD?

El hecho de que el CBD tenga efectos secundarios no implica que de ninguna manera deba haber motivos de preocupación. La información es siempre valiosa y puede ayudarte a decidir y preguntar a los expertos. Si lo que te preocupa es la toxicidad, se han realizado estudios a pacientes epilépticos y con otras condiciones de salud en los que se descarta que el CBD pueda devenir en una sustancia tóxica.

Conocer los efectos secundarios no es motivo de alarma. Saberlo es beneficioso para no verse perjudicado por desconocimiento y no debe generar miedo o rechazo al CBD. Este cannabinoide puede ayudar a tu salud en caso de que así lo quieras o lo necesites, y por ese motivo, unos efectos secundarios no deben ahuyentarte.

¿Puede haber sobredosis de CBD?

Hasta el momento, se desconoce que haya casos de víctimas por sobredosis de CBD. Puede que en caso de ingerir altas cantidades de aceite de CBD, la persona sienta malestar estomacal o general, aunque esto no ocurre con la dosis normal.

De todas formas, es muy complicado que ocurra una sobredosis porque sería necesario ingerir al menos un litro de aceite de CBD, que ya es una gran cantidad y que incluso con cualquier otro aceite resultaría dañino, además de costoso. De igual manera, hasta el momento no se ha registrado ninguna sobredosis de este cannabinoide.

Puede que haya personas alérgicas al aceite de CBD, o que durante las primeras ingestas sientan algún leve efecto secundario, que pasará al poco rato y que igualmente puede evitarse con una dosis menor de este aceite.

¿Hay alguna posibilidad de drogarme al consumir CBD?

No debes tener miedo de drogarte por error tras consumir CBD, pero sí debes prestar atención en la calidad del producto. Si estás comprando un producto basado en CBD, este no te drogará de ninguna manera, porque el CBD no está en capacidad de hacerlo.

Ahora bien, ¿has escuchado casos de personas que se han drogado tras consumir CBD? Aunque es complicado definir la causa específica, es sumamente probable que el producto haya sido de mala calidad y que, por consiguiente, haya tenido un porcentaje de THC más elevado del permitido.

Para prevenir esas situaciones, hay que verificar siempre que el producto de CBD sea apto para consumo humano y no de decoración o similares. Existen muchos productos que se comercializan como CBD para decoración y que no han pasado por los controles necesarios para ser ingeridos por humanos. El consumo de estos debe evitarse a toda costa.

¿El CBD tiene efectos psicoactivos?

Debes tener claro que el CBD es un cannabinoide no psicoactivo. Esto es porque no causa euforia ni alucinaciones, o aceleración del ritmo cardíaco, como lo hace el THC. Sin embargo, hay investigadores que señalan que, al actuar como un ansiolítico, antidepresivo y antipsicótico, el CBD igualmente altera el organismo, lo que no implica que adquiera psicoactividad.

En ese caso de estas investigaciones menores, sugieren que en lugar de identificar el CBD como “no psicoactivo”, es más conveniente decir que no lo es tanto como el THC. Incluso si no causa ese estado de alerta, llamado high, o “colocón”, frecuente tras el consumo de cannabis con alta concentración de THC.

Es sabido que el CBD neutraliza ese estado alterado, por lo que muchas personas lo consideran un recurso terapéutico en casos de estrés, ansiedad o dolor, por lo que, según la proporción de THC y CBD en el producto a consumir, las personas pueden lograr un alivio sin sentirse drogados.

¿Puedo volverme adicto al CBD?

La capacidad adictiva del CBD y del cannabis en general es mínima. Entonces es hora de que dejes tus preocupaciones, porque no te podrás volver adicto a él con un consumo regular. El cannabis, planta de donde surge el cannabinoide CBD, es mucho menos adictivo que la nicotina o el alcohol. Solo aproximadamente 10% de los consumidores de marihuana desarrollan dependencia, pero esta situación prácticamente desaparece cuando se habla solo del CBD.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, tras estudiar diferentes aspectos del CBD no se ha detectado potencial de abuso en la población que consume CBD, así como tampoco en los que estuvieron consumiendo placebo. Entonces, ¿le darás una oportunidad al CBD, ahora que sabes que la adicción no está entre sus efectos?

¿Qué puedo tener en cuenta antes de tomar CBD?

No hay una forma real de determinar qué efectos secundarios podrían tocarte tras consumir CBD. Por ese motivo, lo indispensable siempre es comenzar con dosis bajas, especialmente si lo vas a ingerir de forma oral. De esta forma, podrás saber cómo reacciona tu cuerpo ante el CBD y así evitar posibles malos ratos.

También puedes tener en cuenta que, si estás embarazada, el CBD podría generarte problemas. Aunque falta mucho por investigar, algunos estudios sugieren que el cannabis puede aumentar la permeabilidad de la barrera placentaria, lo que podría poner al feto en riesgo.

Si ya identificas los efectos secundarios puedes tenerlos en cuenta en tu tratamiento y decidir si continuar, a pesar de ellos, o suspenderlo. Lo que sí debes saber con anterioridad es todo aquello que se refiere a las contraindicaciones posibles del CBD con diferentes medicamentos. Si debes tomar un tratamiento permanente que se verá afectado por el CBD o por un producto con CBD en específico, no deberías mezclarlos, porque es tu salud la que está en juego.

¿Necesito consultar a mi médico antes de consumir CBD?

Siempre acudir a un profesional de la salud como un médico es un sinónimo de seguridad, incluso en el caso del CBD, que está muy lejos de ser la excepción. Con cada vez mayor frecuencia existen médicos que conocen los efectos y recetan el CBD con diferentes propósitos. Si te sientes más seguro preguntándole a tu médico de cabecera antes de consumir CBD, entonces estarás haciendo lo correcto.
No obstante, ten en cuenta que este paso está muy lejos de ser obligatorio. El CBD es un cannabinoide no psicoactivo por lo que no genera consecuencias graves de salud. Existen diferentes formas de consumirlo, pero en todas ellas serán productos certificados para consumo humano, reduciendo así el riesgo de falsificación.

En cualquier caso, ¿el CBD es seguro?

Con dosis bajas, tu cuerpo debería estar bien y seguro después de consumir CBD. Hasta el momento, no se ha registrado ninguna muerte por sobredosis de marihuana a nivel mundial. Y te podrás imaginar entonces que el CBD es más seguro aún, al no provocar ningún efecto alucinógeno.

En cualquier caso, la seguridad residirá intransferiblemente en ti. Son innumerables los argumentos que muestran al CBD como un cannabinoide cuyos efectos son asombrosos pero que, en ningún caso, perjudica al cuerpo humano. Si tienes algún problema o situación y crees que el CBD podría ayudarte, solo verifica que el producto que quieres comprar cumpla con las normas.

¿Te has dado cuenta que no hay que tenerle miedo al CBD? Los efectos secundarios de este gran componente del cannabis son mínimos y, como es evidente, no aplican en todos los casos. A los investigadores les ha costado sobremanera encontrar cuáles son los efectos secundarios del CBD, pero conocer nuevas propiedades es algo mucho más común.

El CBD es un cannabinoide que ha llegado a los comercios para proporcionarle a millones de personas en el mundo un alivio necesario. Aunque la investigación aún es escasa, los efectos colaterales de una sustancia no psicotrópica como el CBD no pueden ser un obstáculo para no disfrutar de sus beneficios. ¿Aún sigues con miedo? Anímate a conocer el CBD.

Información sobre el CBD

Efectos del cannabis en el desequilibrio hormonal

post-26-head

Pocos sistemas son más complejos que el cuerpo humano. Las hormonas son sustancias que se mueven en el organismo para controlar procesos biológicos de todo tipo. Pero, con el pasar de los años y en determinadas circunstancias se presentan desequilibrios hormonales, que suelen afectar la salud y la estabilidad de todo tipo de personas. El cannabis puede ayudar a regular muchas funciones en el cuerpo, a lo que hay que sumarle los niveles hormonales.

El sistema endocannabinoide está en el cuerpo y los diferentes componentes del cannabis interactúan con él. Componentes del cannabis como el THC están conectados con el hipotálamo, desde donde se conecta el sistema nervioso con el endocrino y se producen las hormonas. Aunque aún continúa en una vasta investigación, el cannabis influye en la regulación hormonal.

Este hecho ha determinado que el cannabis pueda ser utilizado en tratamientos para controlar el desbalance hormonal. Además, también se debe considerar los efectos del cannabis antes de consumirlo para garantizar que no se genere ninguna afectación en el equilibrio hormonal. Descubre más en este artículo.

¿Qué efectos para la salud tiene el cannabis?

Los efectos para la salud del cannabis suelen ser considerados como positivos. Por décadas, el cannabis ha sido una planta satanizada debido a los efectos psicotrópicos que produce. Por prácticamente todos los países del mundo, el cannabis ha sido declarado una sustancia ilegal y se ha equiparado a las drogas. No obstante, desde mediados del siglo XX comenzó una notable investigación sobre el cannabis y sus efectos medicinales.

Existen al menos 113 componentes descubiertos del cannabis. De ellos, los principales son dos: el THC, que es el que genera los efectos alucinógenos y el CBD, que es el principal que se utiliza en tratamientos de enfermedades como la epilepsia o para calmar la ansiedad. Existen muchos más componentes que tienen efectos positivos directos sobre el cuerpo humano.

La interacción de los cannabinoides, como se le conoce a los componentes del cannabis, con el cuerpo humano, se hace a través de los receptores del sistema endocannabinoide. Este se encuentra en una gran cantidad de células y es el que permite activar diferentes procesos químicos en el organismo.

¿Qué es el desequilibrio hormonal?

El desequilibrio hormonal se produce cuando el nivel hormonal se altera tanto que genera consecuencias en el organismo. Es cierto que todo el tiempo, los niveles hormonales se alteran en función de las cosas que sucedan, sean rutinarias o no, y en especial pasa cuando afecta al organismo de alguna forma. Pero el desequilibrio hormonal va más allá, pues altera directamente los procesos corporales y puede traer consecuencias visibles en la salud de hombres y mujeres.

Con frecuencia se piensa que el desequilibrio hormonal es algo exclusivo de las mujeres al relacionarlo con el período menstrual. Nada más lejos de la realidad. Los efectos secundarios del desequilibrio hormonal involucran a hombres y mujeres y pueden transformar radicalmente su vida cotidiana. Asuntos como la pérdida o el aumento de peso, el cansancio extremo, la digestión o la ansiedad pueden ser algunas de estas respuestas.

Cuerpos humanos tienen respuestas distintas a cuestiones orgánicas y eso puede generar desequilibrios hormonales. No obstante, este también puede producirse a raíz de situaciones de estrés, mala alimentación, insomnio, sumado al síndrome premenstrual que sufren muchas mujeres.

¿Cómo puede afectarte el desequilibrio hormonal en tu vida?

Las consecuencias del desequilibrio hormonal pueden ser devastadoras a largo plazo, con enfermedades importantes. Por ejemplo: uno de las enfermedades más comunes que se generan a raíz del desbalance hormonal es el insomnio, lo que a su vez genera ansiedad y puede acabar en depresión.

Las mujeres también sufren de manera particular los desequilibrios hormonales, especialmente durante el síndrome premenstrual. Cambios de humor, dolores de cabeza, náuseas son solo algunos de los síntomas recurrentes que, en caso de no tratarse, pueden expandirse aún más. En los peores casos, las personas pueden desarrollar pérdida de memoria, debido a que, si el nivel hormonal baja demasiado, el cuerpo puede responder de esta manera.

¿En qué influye el cannabis a nivel hormonal?

No en todos los casos el cannabis puede ayudar a regular el nivel hormonal, pero la respuesta a eso está en el sistema endocannabinoide y en cómo los cannabinoides se comportan al entrar al organismo. Hay que entender que el cuerpo humano produce sus propios endocannabinoides que se articulan en un sistema que se ubica en las células. A través de sus receptores, este sistema es el que recibe al THC, al CBD y a muchos otros componentes.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide y este sistema se relaciona con el sistema endocrino, al tener funciones corporales específicas que los vinculan. Además, estudios indican que el THC, otro componente, se relaciona con los neurotransmisores del hipotálamo, que van a su vez al sistema nervioso y de ahí, al endocrino, que es el que acaba produciendo la hormonas.

En resumen: por la relación que mantiene el sistema endocannabinoide con el sistema endocrino que produce hormonas, se puede decir que el cannabis tiene un impacto en esto, en caso de que los cannabinoides entren al organismo. El CBD y el THC tienen influencia directa en el camino que lleva a las hormonas.

Casos en los que el cannabis se involucra con el balance hormonal

Existe un sinnúmero de casos en los que se ha podido determinar que el cannabis interactúa en situaciones de desequilibrio hormonal. Algunos de los que se han registrado y podido estudiar son:

1. Sistema reproductor masculino

La afectación de las hormonas referidas a los órganos sexuales masculinos es una de las manifestaciones principales motivada por los efectivos del cannabis. Hablando prácticamente, diferentes estudios han mostrado que un consumo sostenido del cannabis es capaz de reducir en un 55% el conteo de esperma.

Otras investigaciones muestran también el impacto que tiene el cannabis en la función reproductiva masculina. En el caso de las hormonas reproductivas, el THC previene la liberación de la hormona GnRH, que a su vez es la que estimula la producción de testosterona. A pesar de que el cannabis puede tener influencia sobre la testosterona, eso variará entre cada persona, así como también por el tipo de cannabis consumido.

2. Modificación del nivel de estrógeno 

Las mujeres y su aparato reproductor son protagonistas en la interacción del cannabis con el equilibrio hormonal. Esto estaría motivado a que las mujeres absorberían el cannabis de una forma diferente, basándose en los niveles de estrógeno. En un experimento realizado con ratas, aquellas hembras que estaban ovulando desarrollaron más tolerancia a los efectos del THC.

Las conclusiones de este estudio permiten afirmar que las ratas hembras fueron más fuertes que las ratas machos, y que eso estuvo motivado a la producción de estrógeno. Entonces se podría entender que son las hormonas las que determinarán la potencia y el impacto del cannabis, y específicamente del THC que se está consumiendo.

3. Sistema óseo femenino 

No cabe duda de que el sistema reproductor femenino trabaja de la mano con el sistema endocannabinoide. La relación que existe entre los desequilibrios hormonales del ciclo menstrual y los receptores de endocannabinoides se ha estudiado y demostrado, al igual que la masculina. Este es un aspecto vital, pero con la madurez, las mujeres entran en la menopausia y con ella, diferentes afecciones.

La osteoporosis es una de las enfermedades más comunes entre las mujeres que comienzan a avanzar en edad. Sin embargo, el receptor CB2 del sistema endocannabinoide puede contribuir disminuir la pérdida ósea, que motiva la osteoporosis. Esto implica que tanto el THC como el CBD podrían interactuar con el receptor CB2 para así poder contrarrestar el debilitamiento de los huesos, causado por el desequilibrio hormonal. La investigación científica en esta área no se ha desarrollado ampliamente en este aspecto, pero los indicios científicos están claros.

4. Cortisol y paranoia 

¿Has escuchado hablar del cortisol? Es muy probable que conozcas a esta hormona por su relación con el estrés. En efecto, el cortisol se libera en situaciones de estrés y su respuesta es el aumento del azúcar en el torrente sanguíneo y acelerar el metabolismo de los alimentos consumidos. Pero, ¿cómo se involucra con el cannabis?

Pues, es simple: el THC aumenta los niveles de cortisol. Como has podido observar, la respuesta del cortisol es tratar de aliviar el estrés. Pero el THC puede aumentarlo en exceso y eso, dependiendo de la persona, generaría respuestas diferentes entre la gente. Por ejemplo, si existe un estrés muy fuerte podría hacer crecer la sensación de paranoia.

¿La marihuana disminuye a los espermatozoides?

La relación entre el esperma y el cannabis da para mucho, pero en principio, sí parece ser que la cantidad disminuye tras su consumo. Hasta la fecha se han realizado algunos estudios en los que el resultado muestra una disminución del porcentaje en el esperma en los consumidores de marihuana, así como una morfología anormal de sus espermatozoides. Pero si la influencia del cannabis en el sistema reproductor masculino te generó cierto ruido, sigue leyendo para que estés mejor informado.

Hay investigaciones que sugieren que el espermatozoide de un hombre consumidor de marihuana, requiere de más energía y esfuerzo para poder llegar hasta el óvulo y fecundarlo, pues se torna más lento.

No obstante, recientemente se han llevado a cabo otros análisis en los que contrario a lo que se pensaba, se ha observado que los hombres fumadores de marihuana sometidos al estudio, presentaron un incremento de la concentración de espermatozoides, en comparación con aquellos que nunca habían consumido cannabis. Esto también variará según la cantidad de cannabis consumida y su frecuencia.

De forma general, estos resultados contrarios indican que todavía queda mucho por investigar, por lo que no debe darse por sentado ningún estudio y que en realidad debe profundizarse mucho más en la investigación de esta materia.

¿El aceite de cannabis sirve para la eyaculación precoz?

Todo parece indicar que sí. Recuerda que la temida eyaculación precoz es un problema sexual frecuente y ocurre cuando el hombre eyacula de forma prematura durante el coito, lo que genera malestar entre la pareja, en la mayoría de los casos.

Puede ser causada por factores psicológicos como depresión, inseguridad, problemas de pareja o ansiedad. También pueden generarla factores biológicos como disfunción eréctil, problemas hormonales, inflamación en la próstata o algún rasgo hereditario.

La buena noticia es que, gracias a sus propiedades antioxidantes, ansiolíticas, neuroprotectoras y antiinflamatorias, el aceite de cannabis se está usando incluso para tratar esta afección sexual.

Esto se debe a que, como ya es sabido, el aceite de cannabis incide directamente sobre el sistema endocannabinoide, encargado de regular, entre otras cosas, la parte límbica y paralímbica del cerebro, relacionada con la actividad sexual.

¿Por qué el cannabis puede ser usado como tratamiento para el desequilibrio hormonal?

Los desequilibrios hormonales pueden ser puntuales o duraderos, y muchos requieren de tratamiento farmacológico, aunque el cannabis puede ser usado adicionalmente debido a sus propiedades. Cada vez más se han demostrado los efectos del cannabis ante diferentes hormonas y su potencial capacidad para generar un equilibrio hormonal en varias situaciones.

Aunque no es lo mismo hablar de THC y de CBD, el cannabis en su conjunto es beneficioso para el desequilibrio hormonal. No obstante, el desarrollo de tratamientos específicos que consistan en el consumo de cannabis para generar la superación del desequilibrio hormonal aún parece un panorama lejano, que requerirá de asesoría e investigación médica.

¿La marihuana hace crecer los senos?

No existe consenso científico sobre la relación entre el cannabis y el crecimiento mamario, también llamado ginecomastia. Existen estudios que indican que la vinculación es real y sí los afectan, pero también otros, que suelen ser mayoritarios, que indican que no tiene un impacto real importante.

Entre los casos que indican que sí puede generase ginecomastia debido a la acción de la marihuana sobre el sistema endocrino, un estudio de 1972, publicado en el New England Journal of Medicine, los efectos de esta planta sobre las hormonas de crecimiento, las gónadas, la prolactina y la hormona tiroidea, causan un desequilibrio que, en el caso de los hombres, puede ocasionar crecimiento del tejido mamario.

Investigaciones en animales han evidenciado que el THC  puede causar una baja del nivel de testosterona, así como una reducción progresiva del tamaño de los testículos y anormalidades en el esperma. Sin embargo, no son resultados que se puedan confirmar totalmente. Existen otros estudios, que suelen representar gran parte de la comunidad científica, que afirman que la relación entre ginecomastia y cannabis es débil, por lo que no representaría un problema o causante en la aparición de los senos.

¿Qué tiene que ver el CBD y las enfermedades de la tiroides?

Antes de  conocer la influencia del CBD sobre la tiroides, debes saber que se trata de una glándula vital del sistema endocrino. Tiene una forma de mariposa y es fácil de localizar, pues se encuentra en la parte delantera del cuello, justo debajo de la laringe.

La principal función de la tiroides es controlar el metabolismo, administrar el uso de la energía y regular la velocidad de procesos como la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. Por influir en tantos ámbitos, hay varias enfermedades que puede sufrir esta glándula, pero las más comunes son el hipertiroidismo, hipotiroidismo y tiroiditis.

Cualquiera que sea el caso, el CBD ha demostrado ser de ayuda en el tratamiento de estas enfermedades, debido a que, en el caso del hipertiroidismo, puede ayudar a normalizar el peso corporal, restablece el apetito, disminuye la irritabilidad y los trastornos derivados de la ansiedad. Igualmente, el CBD regula la función cardíaca, los temblores y dolores musculares.

En lo que respecta al hipotiroidismo, el aceite de CBD proporciona un alivio a los dolores de cabeza y articulaciones, restaura los ritmos de sueño reparador y ayuda a aumentar la concentración, contrarrestando la depresión y ansiedad. Para las personas con tiroidismo, el CBD despliega su acción antiinflamatoria y ayuda significativamente en la mejoría de los síntomas asociados a esta dolencia.

¿Qué tipos de cannabis pueden ser convenientes para el desequilibrio hormonal?

Algunas variedades de cannabis son las mejores para los problemas de desequilibrio hormonal, como Sweet and Sour widow o Jillybean. Hay que partir de lo esencial: el cannabis es una planta. Como con cualquier planta, las variedades abundan y no todas aplican en los mismos casos. De cualquier manera, existen cepas del cannabis que pueden ser beneficiosas en específico para tratar el desequilibrio hormonal. Sus diferencias se deben a las concentraciones de sus componentes, así como en la variedad de la planta a la que pertenecen. Algunas de estas cepas son:

1. Sweet and Sour widow

El desequilibrio hormonal, en general, es un asunto en el que tanto CBD como THC pueden contribuir. Por ese motivo, la cepa Sweet and Sour Widow tiene una proporción 1:1 entre THC y CBD. Además, es una variedad obtenida principalmente del cannabis indica, que es usada por excelencia en el cannabis no psicoactivo. Su alta concentración de CBD hace que sea una variedad apta para el consumo de personas no acostumbradas al cannabis.

Esta variedad es usada entre personas que sufren de pérdida de apetito. También puede parecer común entre aquellas que padecen de insomnio, aunque las propiedades del cannabis sobre el sueño son vastas.

2. Jillybean

Una combinación entre euforia y calma posterior de la ansiedad es lo que puede traer la variedad Jillybean a las personas que están teniendo algún desequilibrio hormonal. También proveniente del cannabis indica, Jillybean proporciona los tradicionales efectos alucinógenos motivados por el THC, pero también tiene un componente terapéutico.

Muchos utilizan la variante Jillybean para lidiar con situaciones de ansiedad, estrés e incluso depresión, que pueden estar motivadas por desequilibrios hormonales. Los cólicos menstruales y síntomas similares pueden ser aliviados a través del consumo del Jillybean.

¿Debo consultar a mi médico antes de empezar a usar cannabis?

Los desequilibrios hormonales son un asunto serio, y si quieres usar cannabis para el tratamiento, además de investigar, es muy aconsejable que consultes con tu médico de confianza. Aunque la mayoría de los desequilibrios tiene una solución rápida y efectiva, siempre deben tratarse por consejo médico. Los tratamientos farmacológicos siguen siendo la opción más indicada por la mayoría de los médicos, debido a que las investigaciones científicas lo avalan. Sin embargo, el cannabis cada vez se abre más paso en el gremio médico y al ser un tratamiento natural, podría ser ideal su aplicación y no resultaría nociva.

No obstante, debes siempre saber que como los desequilibrios hormonales son un tema complejo, el cannabis no será beneficioso en todos los casos. Es cierto también que la investigación en la materia es escasa, pero que los efectos del THC y del CBD ya son bastante conocidos y, siempre bajo consejo médico, es posible determinar si te serían útiles en tu situación de desequilibrio hormonal.

El desequilibrio hormonal no es un juego de niños. Cuando en el cuerpo algo no está bien regulado, rápidamente el organismo te lo hará saber y puede actuar en tu contra. Existen todo tipo de soluciones farmacológicas para tratar una infinidad de desequilibrios, pero el cannabis se ha erigido como una posible ayuda para el tratamiento y la superación de este problema.

No se trata de un asunto únicamente concerniente a las mujeres y su período menstrual, pues los desequilibrios hormonales se producen todo el tiempo y en diferentes ámbitos. El cannabis, a través de sus componentes y su relación con el sistema endocannabinoide, puede generar efectos positivos en el cuerpo. Nunca descartes a lo natural del cannabis como un aliado en tu vida.

Información sobre el CBD

Cannabis en el tratamiento del cáncer

shutterstock_704247724_1

Si una planta ha generado controversia en los últimos años, es sin duda la marihuana y esta reacción se multiplica más aún cuando se le asocia con funciones terapéuticas o medicinales. Gracias a su reconocido efecto psicoactivo, es ilegal en muchos países, por lo que la investigación en torno a sus propiedades en el tratamiento de ciertas enfermedades o trastornos se ha visto un poco limitada. Pero, ¿es cierto que puede servir en el tratamiento de enfermedades como el cáncer?

En las últimas décadas se han venido realizando estudios en animales, en células aisladas en laboratorios e incluso en personas que han optado por experimentar por sí mismas los efectos que puede ofrecer esta planta y los resultados han sido bastante alentadores. Cada vez es mayor el número de científicos y pacientes interesados en los beneficios que promete el cannabis para la salud en enfermedades dolorosas y tristes como el cáncer. Así que, ¿por qué no sumarnos a esta iniciativa, que puede devenir a futuro en una gran solución?

 ¿Qué es el cannabis medicinal?

La planta que responde al nombre cannabis sativa es lo que comúnmente conocemos como marihuana. El cannabis está compuesto por cannabinoides, sustancias que tienen diferentes funciones y efectos. Algunos de ellos son psicoactivos, como el THC, el responsable de que te drogues al consumir esta planta, pero existen otros cannabinoides que tienen propiedades que pueden mejorar la salud y calidad de vida de muchas personas, dependiendo de cómo se consuman.

¿Marihuana para la salud? Sí. Pero, ¿cómo es que funciona? Sencillo, nuestro organismo también genera cannabinoides, es lo que se conoce como sistema endocannabinoide, el cual se encarga de mantener el equilibrio de nuestro cuerpo y sus funciones. Este sistema está conformado por varios receptores como el CB1 y el CB2, sobre los cuales actúan los cannabinoides que vienen de la planta y permiten obtener ciertos resultados.

En este sentido, existen cannabinoides psicoactivos como el THC que pueden resultar muy beneficiosos en diferentes enfermedades. Además, tenemos cannabinoides como el CBD o el CBG, que han demostrado tener propiedades analgésicas, antidepresivas, como tratamiento de glaucoma y enfermedades intestinales, epilepsia e incluso como tratamiento para algunos tipos de cáncer.

¿Son buenos los cannabinoides para el cáncer?

Se ha demostrado científicamente que los cannabinoides pueden ser beneficiosos en el tratamiento de cánceres. Sin embargo, no todo es mágico. A pesar de que los resultados obtenidos son satisfactorios, los estudios que se han llevado a cabo sobre los efectos del cannabis en las células cancerígenas, han sido en animales o en células cultivadas en laboratorios. Por esto, muchas personas han optado por experimentar con la marihuana y sus derivados como complemento de sus terapias regulares en el tratamiento del cáncer. No obstante, es importante saber que no es un tratamiento sustitutivo ni mucho menos.

Hay investigaciones que han demostrado que diferentes cannabinoides ejercen efectos que inhiben el crecimiento de las células cancerígenas, es decir, la muerte de las células tumorales sin que las sanas se vean afectadas (apoptosis); la inhibición de la metástasis y reducción de la formación de tumores que resulten tras la aparición de nuevos vasos sanguíneos. Sumado a esto, están también los efectos positivos sobre los trastornos del sueño, la pérdida del apetito, las náuseas, la ansiedad y depresión, que pueden ser efectos colaterales del cáncer.

Es por esto que cada vez son más los pacientes oncológicos que se acercan a la marihuana, buscando soluciones a los efectos secundarios de los tratamientos a los que están sometidos y con la esperanza de experimentar los beneficios antitumorales. Algunos de los posibles efectos positivos son:

1. Actividad antitumoral 

Según los estudios que se han realizado en animales y en laboratorios, se ha podido observar que los cannabinoides pueden afectar a las células cancerosas, pero mantienen a salvo a las normales. También evitan la inflamación del colon, por lo que podrían disminuir el riesgo de padecer cáncer de colon y en el caso específico del THC, mantiene estos mismos efectos en células del cáncer de pulmón y cáncer de mama.

 2. Estimulación del apetito

Uno de los grandes problemas del cáncer son los enormes efectos colaterales de los tratamientos que deben hacerse para superar la enfermedad. La quimioterapia trae consecuencias devastadoras, y una de ellas puede ser principalmente la pérdida completa de apetito.

No son pocos los estudios que han concluido que el cannabis aumenta las ganas de comer. La ingesta calórica se ve beneficiada, en este caso gracias al THC, que contrarresta con sus propiedades a la pérdida de apetito. Esto puede ser un aliado importante durante el tratamiento del cáncer.

 3.  Alivio del dolor 

Entre los cannabinoides con mayor efecto demostrado para el tratamiento del dolor, se encuentran el cannabidiol (CBD) y el cannabigerol (CBG), pues su acción incide directamente sobre los puntos donde se genera el dolor, actuando como un analgésico y calmante.

El cáncer, aunque no se hable mucho de eso, es una enfermedad profundamente dolorosa. Las constantes afecciones que genera causan diferentes dolores y una indisposición completa. El cannabis puede servir de ayuda en este caso, ya que tiene propiedades analgésicas que fungen de tratamiento en la fibromialgia, y también en las consecuencias del cáncer.

 

4. Ansiedad

Enfermedades como el cáncer traen consecuencias lamentables en lo que respecta a la tranquilidad del organismo. Por ende, los pacientes son víctimas frecuentes de crisis de ansiedad, que les impiden mantenerse estables en su situación. Precisamente, el tratamiento de la ansiedad es la característica más conocida del CBD, el componente no psicoactivo más famoso del cannabis.

Existen estudios que determinan que la ansiedad social puede ser reducida por el CBD. En un ambiente tan preocupante como el de una enfermedad como el cáncer, este cannabinoide podría resultar eficiente, sin que se generen efectos alucinógenos. Algunos pacientes no pueden relajarse ni siquiera estando acostados, ante lo que el CBD podría generarles un efecto tranquilizante.

5. Sueño

Los trastornos de sueño también son comunes en pacientes de cáncer. Muchas de estas personas están postradas a una cama, pero aun así no consiguen conciliar el sueño. El cannabis es un aliado también en esta materia, debido a que tanto el THC como el CBN tienen propiedades que ayudan a combatir el insomnio.

Por una parte, el THC es el cannabonoide que puede inducir el sueño, al interactuar con los receptores CB1. Este también sería el encargado de hacer que el sueño pudiera perdurar, por lo que consumir cannabis con THC puede derivar en un mejor descanso, a pesar de tener que lidiar con sus efectos alucinógenos.

No obstante, el mejor cannabinoide para tratar el insomnio, incluso en aquel provocado por el tratamiento del cáncer, es el CBN. Este componente es un sedante sumamente fuerte que permite aumentar las horas de sueño, pero que, a su vez, te dopa. Este poco conocido cannabinoide puede ser una solución, pero siempre bajo supervisión médica.

¿El cannabis sirve para las náuseas de la quimioterapia?

Los estudios que se han hecho al respecto han demostrado que el cannabis sirve para aliviar las náuseas causadas por la quimioterapia. De nuevo, el THC, a pesar de ser un componente psicoactivo, resulta ampliamente beneficioso en la inhibición de las náuseas y el vómito, incluso aquellas generadas por la quimioterapia.

El aporte en esta materia es tal que el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos resalta el fruto de las investigaciones que han devenido en la consideración del THC como un aliado en la reducción del vómito en pacientes de quimioterapia. De nuevo, el cannabis se planta como una ayuda a lidiar con los efectos más negativos de esta enfermedad.

¿El cannabis es bueno para la quimioterapia?

Si estás en un tratamiento de quimioterapia, el cannabis podría ser un aliado beneficioso en todo el proceso. De hecho, el cannabis en el cáncer se usa principalmente para combatir los innumerables efectos secundarios provenientes de la aplicación de la quimioterapia.

Dolor crónico, inflamación, insomnio, ansiedad y, especialmente, falta de apetito son síntomas generados principalmente por la quimioterapia y el tratamiento del cáncer en general. El papel del cannabis en este caso es de acompañante, al fungir como una ayuda natural que alivie las consecuencias inevitables del fuerte pero necesario tratamiento de quimioterapia.

¿Cuáles son los beneficios del CBD en el cáncer?

El CBD es un cannabinoide que tiene un beneficio antitumoral y analgésico. Hay científicos que han analizado cómo pueden interactuar cannabinoides como el CBD en conjunto con otros fármacos y tratamientos, y combinados con quimioterapia. De estos estudios se desprende que el CBD por sí solo es un muy buen antitumoral y que además puede potenciar el efecto de medicamentos sintéticos, para poder reducir la dosis tóxica mientras se obtiene el mejor resultado.

Es por esto que el CBD se ha visto como una esperanza al representar una terapia no tóxica que pueda funcionar en ciertos tipos de cáncer. Además, podría servir sin los efectos añadidos de la quimioterapia, que tienden a causar daños indiscriminados en el cerebro y el resto del cuerpo.

¿CBD o THC para cáncer?

Tanto CBD como THC son opciones válidas como ayudantes en el tratamiento del cáncer. Sin embargo, la manera en que se consumen estos cannabinoides también es importante. La verdad, es que la inhalación es una de las formas más populares para consumir marihuana porque así el paso de los cannabinoides al torrente sanguíneo es más rápido y efectivo.

Sin embargo, para el cáncer, el cannabis no necesariamente tiene que fumarse. La ingestión por vía oral puede ser por medio de aceites, gomitas o comestibles, pero también puede ser de forma tópica usando cremas o geles. Cuando se trata de aceites, por ejemplo los de CBD, normalmente se coloca un par de gotas debajo de la lengua o se disuelve en otra bebida para que la absorción sea más rápida y no corra el riesgo de degradación al entrar en contacto con los ácidos estomacales.

Si hablamos de la inhalación de marihuana, sea con porros o vaporizadores, esta es una de las formas menos recomendables para tratamiento de cáncer porque puede haber poco control de la dosificación, así como desconocimiento de la calidad del THC y el CBD en la misma.

En este sentido, también se están estudiando medicamentos en polvo para colocar debajo de la lengua, que contienen extracto de cannabis y dosis específicas de determinados cannabinoides. Así, es posible abastecer el mercado de más productos que puedan adaptarse a los gustos y necesidades de los pacientes, siempre bajo la supervisión médica correspondiente.

¿Cómo es el aceite de cannabis para los tumores?

La información sobre el aceite de cannabis y cannabinoides en general no es la más amplia, pero algunos indicios apuntan a que el cannabis ayudaría a reducir los tumores cancerígenos. El aceite de cannabis es hecho con diferentes cannabinoides, como el THC, y podría estar vinculado con la reducción de tumores, aunque no es un asunto con consenso científico.

El estudio de la reducción de tumores también se ha pormenorizado con respecto a cada uno de sus componentes: THC y CBD. No obstante, aún queda mucho por estudiar.

¿Tendré efectos secundarios al consumir cannabis? 

Siempre que consumamos alguna sustancia, tendremos efectos secundarios.  Lo mismo pasa con el cannabis y en este caso, hay que sumar el hecho de que uno de sus cannabinoides principales, el THC, si bien tiene ciertos efectos terapéuticos, también proporciona una experiencia psicoactiva que puede resultar desagradable  si tu intención al usar esta planta es meramente medicinal.

En términos generales, se puede decir que entre los efectos secundarios que llegan a ser adversos, puede haber taquicardia, baja presión arterial, alucinaciones, los clásicos ojos enrojecidos, paranoia y relajación muscular. Lo más recomendable, y más si se va a usar con fines terapéuticos, es contar con asesoría médica para el consumo de cannabis.

Legalidad del cannabis medicinal en el mundo 

En toda la extensión del globo terrestre, la marihuana es legal en algunos pocos países. Unos la consideran legal sólo para el uso medicinal o consumo individual y en otros más abiertos, se permite su uso recreativo. En el caso de América es permitido el uso recreativo en Canadá, Uruguay y muchos estados de Estados Unidos, pero el uso medicinal es mucho mayor, ampliándose a Colombia, Perú, Argentina, entre otros.

Europa por su parte, ha tomado esta iniciativa en países como España, República Checa, Dinamarca, Croacia, Portugal, Alemania y por supuesto, los Países Bajos. En otras latitudes, se encuentra también Israel, patria fundadora de la investigación del cannabis medicinal, en donde desde 1995, el Ministerio de Salud ha promovido el uso de la marihuana medicinal.

Siguen sumándose países a esta posibilidad de experimentar los beneficios del cannabis medicinal, lo cual es un gran paso para mejorar su aceptación en el mercado. Esto también permitirá el desarrollo de nuevas alternativas dentro de la medicina natural, que pueden abaratar costos y convertirse en aliados de los tratamientos clásicos para tratar patologías como el cáncer.

Dadas las características tan heterogéneas del cáncer y la dificultad que hay en muchos países para realizar pruebas con cannabis en pacientes oncológicos, bien sea por temas legales, económicos o incluso morales, el desarrollo de este campo de estudio se ha visto ralentizado, por lo que aún no se ha podido determinar con una muestra representativa que los cannabinoides puedan usarse como sustitutos eficaces de los fármacos tradicionales en el tratamiento del cáncer.

A pesar de este panorama, gracias a las pruebas que se han hecho hasta el momento, se ha logrado observar que el cannabis y los cannabinoides pueden tomarse en cuenta en tratamientos para ciertos tipos de cáncer, como el de mama, próstata, cerebro y colon, si no para erradicarlos, por lo menos como paliativo de los efectos secundarios que dejan la quimio y radioterapia.

Finalmente, se puede decir que todavía son un misterio con vistas a ser develado, las enormes potencialidades del cannabis contra enfermedades como el cáncer. Lo deseable es que, pese a las limitaciones existentes, se sigan llevando a cabo investigaciones clínicas que permitan depurar los resultados obtenidos en estudios previos del tratamiento de pacientes con cáncer mediante cannabinoides, para que así los médicos y los pacientes puedan sentirse en mayor confianza para recetar y utilizar estas alternativas en pro de una mejor calidad de vida.

 

 

 

Información sobre el CBD

Efectos en el sueño del CBD, CBN y THC

8

Crisis de ansiedad, estrés y falta de concentración son algunos de los síntomas que produce el insomnio. Cuando hay una persona que sufre de insomnio, también toda su familia se ve afectada por las terribles consecuencias que el insomnio genera en la cotidianidad de la persona. La solución parece ser tomar una enrevesada combinación de pastillas pero, inevitablemente, es algo que sigue afectando la vida cotidiana, impidiéndole a muchas personas trabajar o estudiar con normalidad. Sin embargo, se ha demostrado que cannabinoides como el THC y el CBN pueden contribuir a mejorar el sueño, pero, ¿a qué costo? ¿cuáles son los efectos que producen?

Los cannabinoides son diferentes componentes que se encuentran en la planta del cannabis, pero también en el cuerpo humano. Las propiedades terapéuticas del CBD son ya reconocidas a nivel mundial, y cada vez están más en boga cannabinoides como el CBN, que parece ser el mejor para lidiar con el insomnio. A esto hay que sumarle el THC, que aunque es psicoactivo tiene muchas propiedades positivas. El mundo de las propiedades de los componentes del cannabis está cada vez más explorado y tiene mucho que ofrecer. ¿Quieres saber más?

¿Me pueden beneficiar los cannabinoides?

Definitivamente, los cannabinoides traen beneficios al organismo de diversas maneras y son útiles para calmar la ansiedad y tratar algunas enfermedades. Los cannabinoides son componentes efectivos para hacer el día a día de las personas una circunstancia más llevadera. Sin embargo, muchas personas al pensar en estos componentes, creen que sólo se trata de la marihuana y rechazan sus propiedades por completo. La verdad es que no todo es tan simple. El cannabis es una planta rica en todo tipo de componentes, que se llaman cannabinoides y se distinguen de los fitocannabinoides, que son aquellos que están en el cuerpo humano. Cada uno de estos componentes tiene funciones y comportamientos distintos en el cuerpo humano, al interactuar con el sistema endocannabinoide.

Algunos de estos componentes son psicoactivos y estos son los encargados de generar los efectos alucinógenos, comunes de ver cuando la gente fuma marihuana. Otros, en cambio, no lo son en lo absoluto, por lo que resultan ideales en la aplicación del cannabis terapéutico. Estos últimos, se utilizan en enfermedades graves y también en asuntos menores.

¿Qué son el CBD, el CBN y el THC?

El CBD, el CBN y el THC son diferentes cannabinoides, que constituyen al cannabis. Actualmente se han descubierto más de 113 cannabinoides y estos tres forman parte de esos descubrimientos y esta cantidad parece seguir creciendo conforme avanza la investigación científica. Cada uno de estos componentes cumple funciones precisas en la planta y, además, generan diferentes efectos y beneficios distintos a quienes los consumen. A pesar de la gran cantidad, los dos cannabinoides principales y más conocidos son el THC y el CBD.

El más popular en el mundo terapéutico es el CBD. Este es el componente del cannabis no psicoactivo más común y se utiliza en tratamientos de todo tipo. Aunque muchos lo usan solo para relajarse y calmarse, tiene vastas propiedades antiinflamatorias y se aplica en el tratamiento de enfermedades como la esquizofrenia.

Por su parte, el THC es el componente psicoactivo del cannabis. Sin embargo, eso no tiene que ser un aspecto negativo porque, también, el THC es usado para estimular el apetito, combatir las náuseas, entre muchas otras cosas.

Finalmente, el CBN es un componente que se produce a partir de la exposición constante al sol del THC y que, debido a eso, pierde prácticamente todo lo que lo hace psicoactivo. Eso lo ha hecho un componente prioritario que sigue apenas dándose a conocer. Pero, ¿cómo pueden contribuir a mi situación de insomnio?

¿Por qué los cannabinoides me podrían ayudar a dormir mejor?

Los tres componentes cannabinoides mencionados anteriormente son útiles para propiciar el sueño porque inciden directamente en el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo. Por esta razón son útiles para contribuirle a las personas superar un proceso de insomnio y darle la bienvenida a un sueño placentero. Aunque aún falta investigación para aseverar con mucha más precisión qué es lo mejor en estos casos, cada uno de los cannabinoides tiene una función distinta.

Por ejemplo, el CBN ha demostrado ser una gran ayuda en la batalla por dormir mejor mientras que el THC puede ayudarte a profundizar el sueño. Por su parte, el CBD puede beneficiarte en los efectos adversos.

Ahora, es normal que te preguntes, ¿eso no me puede generar otros efectos? En el caso del CBD, no existe posibilidad de que te drogues ni que tengas otro tipo de sensación. En efecto, mejorar el sueño está entre sus efectos, aunque varía dependiendo de cada persona. Con prudencia y un optimismo moderado, puedes acercarte a los cannabinoides y así ver de qué forma pueden ayudarte a regular tu ciclo del sueño.

¿El THC es bueno para dormir?

Debido a que el THC es el responsable de activar e inducir el sueño, este cannabinoide es un gran aliado para las personas que necesitan una mejor rutina de sueño. Esto sucede porque el THC es el componente que interactúa con los receptores CB1 del sistema endocannabinoide, y ellos son los que se encargan de regular el sueño y aliviar el dolor. Entonces, el camino hacia un sueño más tranquilo y prolongado siempre pasa por el THC. Pero, ¿no era que el THC drogaba? Pues sí, pero también puede ayudarte de forma eficaz a dormir mejor. Debes tener en cuenta siempre que la investigación sobre el cannabis no es la más vasta existente, pero hay claros indicios de que los componentes son beneficiosos.

¿No has escuchado de amigos o has experimentado tú mismo que la marihuana puede ser útil para dormir mejor? Es la misma situación. En este caso, un aspecto que hay que tener en cuenta en lo que se refiere a este cannabinoide es la dosis. Puedes consultar a tu médico si tienes dudas, pero lo más recomendable es que comiences por una dosis baja. Se ha demostrado que consumirlo en altas dosis puede aumentar la ansiedad, lo que podría generar un efecto contraproducente.

¿Qué beneficios trae la marihuana para dormir?

El componente principal de la marihuana, el THC ayuda a conciliar un sueño mucho más profundo y reparador. Esto se debe a que el sueño tiene cinco fases diferentes: de la 1 a la 4, van de la más leve a la más profunda. Sin embargo, existe otra etapa sumamente importante, denominada fase REM o movimiento rápido de ojos. Esta se presenta durante poco tiempo en el sueño, pero es la más intensa y en ella, la actividad cerebral es prácticamente la misma que cuando se está despierto.

La fase de movimiento rápido de ojos recibe ese nombre a partir de su característica más importante: movidas rápidas oculares, que muestran una etapa en la que se está soñando. Las personas que fuman marihuana tienden a dormir bien, pero no a soñar. Eso se debe a que el THC se encarga de reducir la fase REM y aumentar la fase 4 del sueño.

Explicándolo sencillamente: a pesar de ser una de las más intensas, en la fase REM casi no se descansa. Uno de los problemas más importantes del insomnio es conseguir un sueño reparador: muchas veces los pacientes duermen por horas y sienten que no han dormido un minuto. El THC permite extender más la fase 4 de sueño profundo y reducir la actividad intensa cerebral de la fase REM, fomentando el descanso.

El sueño profundo permite reconstruir los músculos, favorecer al crecimiento en aquellas personas que se encuentran en esa fase y, además, fortalece el sistema inmunológico. Sin embargo, para el público en general no es recomendable reducir por completo la fase REM del sueño, debido a que esta fase es útil para procesar los recuerdos y estabilizar la memoria. Para los pacientes con insomnio sí es una buena opción a considerar.

¿ Cuál es la variedad de la marihuana para dormir?

La solución para el insomnio y obtener un mejor sueño lo tiene el CBN, componente y variación que se obtiene directamente de la marihuana. Probablemente no has escuchado hablar del CBN, y aunque se parezcan en su nombre, no es lo mismo que el CBD. Este componente del cannabis proviene de la exposición al calor y la luz por tiempo prolongado del THC, lo que le quita su capacidad de drogarte. Pero, ¿por qué es tan bueno?

Es simple: el CBN es un sedante. Y no es cualquier sedante: es un sedante tan fuerte que puede generar el mismo efecto que fármacos como el diazepam con la mitad de sus componentes. El CBN no te drogará propiamente, pero sí puede afectar tu vida cotidiana debido a la fuerza de sus efectos.

La mejor noticia en relación con el insomnio se refiere a que ya comienza a haber un consenso científico que indica que el CBN permitirá aumentar las horas de sueño de las personas. Pero como el problema del insomnio va más allá, el CBN puede también contribuir al alivio de las crisis de ansiedad, presentes en muchos pacientes con insomnio.

¿El CBD sirve para dormir?

El CBD no es lo más apropiado si quieres tener unas buenas horas de sueño. Aunque el CBD es especialmente utilizado para relajarse resulta que la diferencia entre relajarse y dormirse son procesos distintos en el organismo. Si lo que necesitas es estar más tranquilo, el CBD es lo ideal. Pero el insomnio es un problema grave que no solo genera no dormir, sino situaciones como somnolencia en el día, ante lo que el CBD no es muy conveniente.

¿Eso quiere decir que no se debe usar? Claro que no. El CBD te puede ayudar, precisamente, a calmar esas graves crisis de ansiedad que tienes. Además, el insomnio no es un problema que viene de la nada, sino que proviene de la gran carga de estrés a la que muchos pacientes han estado expuestos. El CBD puede, entonces, contribuir a disminuir ese estrés que, a su vez, genera el insomnio.

¿Y cómo lo hace? Simplemente, el CBD interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide, lo que hace que las funciones cognitivas entren en un estado más calmado. Eso conlleva a que el cerebro entre en un estado de serenidad en el que pueda razonar con calma. Esto hace que el ciclo del estrés se corte, y, por consiguiente, termine uno de los principales generadores del problema de insomnio.

¿Cuál es el cannabinoide más efectivo?

Las gotas recomendadas de CBD para cada persona, son distintas, pero el máximo recomendado son 160mg al día. En el mercado, hay aceites con distintas concentraciones y el porcentaje que indica, también habla de la cantidad en miligramos que contiene el aceite. Es recomendable comenzar con un aceite de 5% que, en total, trae 500 mg.

Como lo mencionamos anteriormente, el CBD es útil para entrar en un estado de relajación corporal intenso, no para dormir. Sin embargo, si consumes de 3 a 4 gotas diarias serán suficientes para probar sus efectos en tu propio cuerpo y decidir si te es útil aumentar la dosis o la concentración. Lo más recomendable es escoger una buena marca de CBD porque eso te asegurará la pureza del producto que estás consumiendo.

¿Cuál es el cannabinoide más efectivo?

El cannabinoide más efectivo dependerá del objetivo que se quiera conseguir, pero en el caso del sueño, el más apropiado y eficaz es en CBN. Sus capacidades sedantes son más fuertes y apropiadas con estos casos, pero la forma de conseguir este componente es mucho más complicada.

Se podría probar con el THC porque también brinda un sueño profundo, pero este no es el único efecto que ocasiona: también tiene unas consecuencias alucinógenas a las que muchas personas no quieren someterse. Pero si el paciente lo que quiere es tratar, directamente, las causas y consecuencias del insomnio, el CBD será apropiado y beneficioso para las personas que sufren de estrés y ansiedad. En este caso, todos los componentes se complementan entre sí.

¿De qué forma puedo tomar los cannabinoides?

Hay distintas maneras de consumir cannabinoides, dependiendo de su tipo. El CBD, que es uno de los componentes más populares por número de productos, se puede consumir a través de aceites, lociones, pomadas, vapeadores. Unas gotas de aceite de CBD podrían relajarte. El THC es más complicado, porque ya conoces los efectos alucinógenos que produce. Aunque lo más usual sigue siendo fumar marihuana, hoy existen ya productos basados en THC similares a los del CBD. Muchos se ven desde presentaciones accesibles y comestibles como gomitas o brownies, pero el THC también llega a través de productos más condensados.

El más complicado de todos es el CBN. Esto es motivado a la dificultad existente en obtenerlo, pues se debe procesar el THC o dejarlo expuesto ante el calor por mucho tiempo. La forma más rápida es, entonces, consumir marihuana vieja, pero no es del todo seguro que ya que no hay garantía de que el THC se haya diluido lo suficiente, eliminando sus efectos alucinógenos. Recientemente se han desarrollado otras maneras de acceder al CBN, pero son bastante experimentales y aún falta tiempo para que estén disponibles a todo público.

¿Cómo hacer té de marihuana para dormir?

Para hacer té de marihuana necesitas té, marihuana, mantequilla y si gustas, leche entera, pero si deseas que te ayude con el insomnio, quizás debas combinarlo con valeriana. Esta bebida produce una sensación de estimulación física y mental y dependiendo de su concentración puede ser sólo una bebida ligeramente energizante, o provocar la euforia completa de una persona.

Para preparar el té de marihuana comienza con picar el trocito de marihuana que tengas a la mano. Recuerda que dependiendo de la cantidad que utilices más intensos serán los efectos de tu bebida. En segundo lugar, en un sartén derrite una cucharada de mantequilla y añade la marihuana troceada, déjalo unos cinco minutos. Por otro lado, hierve agua y agrégale el té de tu preferencia (verde, negro, frutal, especiado, rojo, etc) y añade al té ¼ de leche entera.

Inmediatamente, añade la mantequilla con la marihuana a la bebida preparada anteriormente y revuelve: se enlazará bastante bien. Si lo prefieres, con anterioridad podrías colar la mantequilla y evitar los trozos verdes en tu bebida. Por último, puedes añadir miel o azúcar a tu gusto y terminar de darle tu toque personal al té de marihuana.

Recuerda que dependiendo del té que elijas para combinar con la marihuana tendrás un efecto completamente distinto. Si escoges un té negro o estimulante, aumentarás el efecto narcótico del THC. Pero, por otro lado, si lo combinas con una infusión de valeriana u otra parecida, tendrás una combinación sedante y relajante y útil para tratar el insomnio.

¿Cómo será el futuro legal del insomnio con los cannabinoides?

El futuro legal de los cannabinoides parece ser prometedor. Aunque el cannabis ha enfrentado el duro obstáculo de la legalización, las barreras culturales se están superando cada vez más y pronto tendremos mucha más información en lo referente a los cannabinoides y su capacidad de ayudar a pacientes con insomnio, entre otras enfermedades.

Verdaderamente, hay pocas situaciones tan frustrantes en la vida como dormir poco o padecer de insomnio. El hecho de no dormir bien trastoca por completo la vida de una persona y, en los casos más complicados, puede inhibirla completamente de trabajar o hacer sus actividades usuales. Las soluciones a este problema no son precisas ni se muestran como una receta exacta: cada quien tiene su respuesta.

Cannabinoides como el THC, el CBN y el CBD, a su manera, pueden ser una respuesta. Estos tres componentes pueden ayudar en situaciones donde el insomnio exista o esté propenso a presentarse. Aunque falta mucho trecho por recorrer e investigar, es ya un hecho que los cannabinoides son beneficiosos. Si tienes problemas para dormir, esta puede ser una de tus respuestas.